JoomlaLock.com All4Share.net

La torre, diseñada por RB-Systems, utiliza un innovador sistema estructural que determina su apariencia. Debido al sitio extremadamente restringido, la opción fue eliminar columnas perimetrales y sustituirlas por un conjunto de cables de acero, que recorren la torre en su altura a la vez que se van torsionando sobre la fachada. Eso permitió obtener una estructura ultraliviana y resistente.

En ese sentido, el cilindro es una de las formas más eficientes para la carga de viento. Los cables están anclados en una base profunda y vinculado al núcleo en el anillo estructural superior. La disposición en espiral de los cables crea una fuerza de tensión superficial, dando como resultado un “corsét”. El concepto es similar a un caramelo que se sostiene dentro de una envoltura porque sus extremos están retorcidos.

Arquitectónicamente, el edificio se convierte simplemente en una expresión de su estructura, con una estética orientada a la tecnología. Una de las características más distintivas del proyecto es un volumen toroide (similar a una dona) que se eleva sobre el área de acceso. Está revestido con vidrio reflectante y paneles de cromo abollonado para reflejar sutilmente el entorno y generar interés al peatón.

El hall que recibe al visitante es un espacio austero de varios pisos, es una aproximación a los interiores híper modernos. Mientras que los niveles inferiores dependen en gran medida de la iluminación artificial, a medida que se asciende, las oficinas se transforman en espacios luminosos.

Además, para ganar eficiencia en el transporte vertical, los ascensores tienen cabina de dos pisos. En lo más alto, nivel 96, una plataforma de observación ofrece vistas panorámicas de la ciudad.

Para resolver la fachada curva se empleó un software paramétrico que permitió descomponerla en paneles planos conformados por triángulos apareados.

Cada panel está inclinado un grado hacia el interior del edificio. Las vainas en las que corren los cables están cubiertas por paneles estampados de aluminio con ventilaciones integradas y controladas por un software que gestiona el acondicionamiento natural. Los extremos cónicos de la losa permiten una mayor penetración de la luz a la vez que el vidrio de alto rendimiento bloquea la ganancia térmica excesiva.

En la parte superior del núcleo, la torre posee un amortiguador de masa con forma de toroide para que ocupe el menor espacio posible en planta y dejar libre el centro para localizar instalaciones y para proporcionar continuidad en las escaleras de evacuación. Por lo tanto, el amortiguador rodea el núcleo con una distribución uniforme de masa y cumple su función para contrarrestar las oscilaciones causadas por los vientos a gran velocidad.

La  arquitectura ha demostrado ser el arte más presente en las sociedades, dándole forma  y sentido a todas las ciudades en todas las  épocas. Por ejemplo, fue en Italia cuando artistas como Miguel Ángel o Francesco Borromini marcaron los cánones de belleza al servicio de la Iglesia durante el Renacimiento. O en Nueva York, cuando se construyó el skyline para mostrar el poderío capitalista con edificios como el Chrysler Building de William van Alen o el Empire State Building de Willliam F. Lamb durante el siglo XX. O en Medio Oriente, para mostrar el poderío de los capitales provenientes del petróleo al construir ciudades de la nada y tornarlas en grandes metrópolis como Dubai.

Como parte de la época en la que actualmente vivimos, tendencias por construir edificios con diseños innovadores, materiales renovables, o simplemente utilizar de mejor manera los recursos disponibles, han resultado en diseños y creaciones completamente distintos, edificios que dicen mucho de la sociedad, y las ciudades, del  siglo XXI.

 

Casa PopUp. El concepto de esta casa se basa en una corriente de arquitectura sustentable llamada construcción pasiva en el cual, las casas que se construyen están bien diseñadas, son de bajo costo y usan modos alternativos de energía. Con estas tres premisas, las casas que se construyen bajo este concepto son casi autosustentables y tienen una huella de carbono muy baja. La casa se construye en aproximadamente cuatro días y solo necesita armarse usando un desarmador ya que se ensambla de manera parecida al Lego. Cada pie cuadrado tiene un costo de entre $1,200 y $1,900 USD y cada casa es personalizable. La construcción de estas casas está disponible únicamente en Francia por el momento, pero la compañía dueña de la patente de este diseño tiene planes de expansión a Estados Unidos e Inglaterra.

 

Arquitectura cinética. La tendencia por hacer la arquitectura más sustentable se está desarrollando principalmente en Australia. Debido a las sequias que el país tiene en gran parte de su territorio, distintos despachos de arquitectura han creado edificios “inteligentes” que se adaptan al medio ambiente, ya sea para captar agua, usar el sol para generar energía o simplemente para generar brisas o corrientes de aire. Este edificio, el Anz Center en Melbourne, fue diseñado y construido por el estudio del arquitecto Hassell y es uno de los edificios con oficinas abiertas más grande del mundo.

 

Mini casas japonesas. La tendencia por construir edificios pequeños donde puedan caber muchas personas es la propuesta arquitectónica y de diseño japonesa. Cell Brick es un edificio de 108 pies cuadrados pero aprovechado al cien por ciento. Las mismas paredes del edificio sirven para guardar cosas y los simples pasillos fueron eliminados para hacer al edificio más funcional.

Edificios ultra modernos. La desaparecida arquitecta anglo-iraquí Zaha Hadid,  quien se convirtió en la primera mujer en recibir el Premio Pritzker en el 2004, transformó  las barreras de la arquitectura tradicional con diseños vanguardistas. Diseños orgánicos que marcan un compás muy distinto a los que habían sido construidos antes, marcan los skylines de ciudades, principalmente emergentes, para transformarlas en las visiones auténticas del futuro.

 

Arquitectura flotante.  El cambio climático plantea una grave pregunta, ¿cómo afrontarán nuestras ciudades el aumento del nivel del mar? Algunos arquitectos creen que los edificios flotantes son la respuesta, y han creado una rica variedad de diseños para probarlo, desde simples casas prefabricadas hasta barrios completamente anfibios.

Por ejemplo, en Ámsterdam, una nueva generación de casas flotantes ha aparecido por toda la ciudad. Entre éstos se halla una estructura de madera de Framework Architecten y Studio Prototype, que muestra cómo las casas flotantes pueden incluir fácilmente un piso sumergido bajo el agua. También se planeó una propuesta ambiciosa para la capital holandesa a principios de este año. La firma danesa BIG y el estudio Barcode Architects de Rotterdam revelaron diseños para un enorme complejo de viviendas que flotará en el lago IJ. El edificio de 46.000 metros cuadrados será la puerta de entrada a IJburg, un vecindario entero situado en islas artificiales.

Para algunos arquitectos, las construcciones flotantes son una oportunidad para viajar fácilmente. Por ejemplo, un equipo de la Universidad de Coimbra en Portugal ha creado una casa flotante prefabricada que se puede enviar a cualquier parte del mundo, permitiendo a sus ocupantes residir en ríos y lagos.

El país ibérico ocupó en 2017 el cuarto lugar a nivel mundial, sólo por detrás de Estados Unidos, Reino Unido y Alemania. Con 10.500 millones de euros desembolsados, el real estate español superó el pasado ejercicio a países como Francia, Japón u Holanda, según el informe Global Investment Atlas 2018 que ha presentado la consultora internacional.

El estudio de Global Investment Atlas 2018, que revisa los modelos de inversión internacionales desde 2017 y anticipa el rendimiento del mercado para el próximo año, apunta que, el año pasado, el mercado inmobiliario mundial alcanzó un nuevo máximo con una inversión de 1,6 billones de dólares, mejorando los 1,4 billones de dólares que se desembolsaron durante 2016. Además, la consultora prevé que esta cifra registre una mejora este año. Uno de los grandes actores del sector inmobiliario a día de hoy es el inversor asiático.

No obstante, la mitad del capital total invertido en todo el mundo en este mercado en 2017 provino de este continente.

Además, con el rango de fuentes de capital, aun creciendo, es probable que el mercado esté entrando en un período de dominio sostenido por los actores asiáticos, destaca el informe.  El sector inmobiliario alcanzó un volumen de inversión de 1,6 billones de dólares en 2017, en gran parte, justamente, por el capital asiático.

En el caso español, la consultora Cushman&Wakefield augura un año de crecimiento para el mercado de ese país apoyado en una economía en crecimiento y un consumo privado en expansión, que incrementan las necesidades de espacio inmobiliario y apoyan la visión de los inversores de retornos crecientes.

En este entorno, se espera un 2018 con niveles similares, aunque se podría limitar por la escasez de producto disponible.  Reno Cardiff, socio y director de Cushman & Wakefield en España, ha afirmado que el gran año del sector inmobiliario global impulsa a que el “equilibrio de precios, oferta y demanda” generen “otro año saludable”.

Por su parte, Orio Barrachina, consejero delegado de la consultora en España, prevé “mayores volúmenes de inversión globales gracias a un mayor desarrollo y una mayor actividad empresarial”.    Estados Unidos mantiene el número uno en inversión.

 

EEUU, primer objetivo

El informe de Global Investment Atlas 2018 da cuenta que Estados Unidos fue en 2017 el principal objetivo para los inversores internacionales, aunque advierte que su ventaja ha disminuido. Por capitales, Londres se mantiene también como la ciudad más buscada por el capital global y las dudas por el cercano Brexit han sido disipadas por la visión a largo plazo del rendimiento de la ciudad, así como una libra esterlina actualmente menos fuerte.

Europa, por su parte, registró su tercer mejor año en inversión en su reciente historia, con Reino Unido y Alemania como principales mercados para el inmobiliario mundial. Mientras, siempre según el referido informe, América Latina vivió un mal año para el real estate, con su segundo peor registro de inversión inmobiliaria, impulsado por una disminución del 29% en la inversión proveniente de Norteamérica. Sin embargo, las previsiones para 2018 son alentadoras en esta región ya que los mercados emergentes en general, y Brasil en particular, tendrá mejor rendimiento.

De acuerdo con la Asociación de Fabricantes de Cemento Portland (AFCP) de Argentina, en febrero el despacho de cemento por las empresas del país sumó 916.019 toneladas, lo que representa un 14,2% de crecimiento en comparación con el mismo mes del año pasado.

Y aunque el número sea un 11,1% menor que el mes inmediatamente anterior, la situación es de un despacho acumulado de cemento en Argentina por 1.946.380 toneladas (contando exportaciones), crecimiento interanual de un 15,9% comparado con los dos primeros meses de 2017.

El número argentino de consumo también crece muy positivamente en Argentina. Sumándose los despachos nacionales y la importación, se consumieron entre enero y febrero en Argentina 1.967.807 toneladas, lo que fue crecimiento de un 17,6%.

Mientras tanto, de acuerdo con el Sindicato Nacional de la Industria del Cemento (SNIC) de Brasil, la venta interna en febrero fue de 3,9 millones de toneladas, mostrando caída de un 0,8% en comparación con el mismo mes del año pasado.

En el acumulado de enero y febrero de este año, la industria brasileña despachó 8,2 millones de toneladas, lo que representó caída de un 0,4% en la comparación con enero febrero de 2017.

El Sindicato Nacional de la Industria del Cemento brasileño  hace comparaciones de los acumulados de los últimos 12 meses. La venta anotada entre marzo de 2017 y febrero de 2018 fue de 53,7 millones de toneladas, un 5% menos que lo anotado entre marzo de 2016 y febrero de 2017.

Sin embargo, la reactivación relativamente buena de la construcción inmobiliaria en Brasil hace que SNIC prevea un 2018 de recuperación para el sector cementero, con aumento en el consumo de entre 1% y 2%. Aunque esto suceda, el Sindicato Nacional de la Industria del Cemento afirma que la capacidad ociosa de la industria quedaría en cerca de 45%.

Página 14 de 58
Top