JoomlaLock.com All4Share.net

Los asentamientos informales, los sistemas inadecuados de transporte público y la sostenibilidad medioambiental son los "principales desafíos de resiliencia" que tiene Montevideo, según un diagnóstico realizado por la Intendencia que tomó en consideración la percepción de 1.000 actores de la ciudad, al que accedió el diario El País.

La movilidad es una de las tensiones que más preocupa a los capitalinos. El informe de percepción asegura que el proceso de expansión urbana que tuvo Montevideo generó una "mayor dependencia de los desplazamientos individuales" y una "presión importante" en el funcionamiento del transporte público colectivo. Esta expansión provocó que los barrios tuvieran "menos interacción" entre ellos.

El estudio señala, además, que en Montevideo existen más de 2.000 viviendas abandonadas y que la crisis institucional y económica que afectó al país a mediados de los 70 y 80 agudizó los procesos de expansión territorial y la "expulsión de la población de la ciudad consolidada" y que algunas herramientas de gestión territorial "no han tenido los resultados esperados". En la actualidad, el 6% de las viviendas de Montevideo (30.000 en total) están localizadas en asentamientos informales, ocupando una superficie de 1.144 hectáreas.

También el aumento del parque automotor acrecentó el problema del tránsito en la ciudad. En el texto, se asegura que en materia de viabilidad no se ha encontrado "una adecuada y atractiva alternativa para su desarrollo" y que éste es uno de los rubros que debe motivar la resiliencia. (Es decir, la capacidad de recuperación frente a la adversidad con acciones futuras).

El estudio concluye que si bien en los viajes de distancias cortas, "el transporte a pie tiene una alta incidencia, en trayectos medios y largos se ha acentuado el crecimiento del transporte motorizado, con predominio del vehículo privado individual", lo que viene causando embotellamientos.

La investigación, que toma en consideración a miembros de la academia, del sector privado, sector público y de la sociedad civil,  integra, entre otros insumos, encuestas de opinión pública que realiza en forma bimestral el gobierno departamental y opiniones de diez expertos en diferentes temáticas tras la realización de algunas mesas de trabajo.

El análisis de percepción realizado refleja la sensibilidad de los montevideanos respecto a la contaminación de los recursos hídricos del departamento. "Los asentamientos informales en sus riberas, vinculados a los procesos de segregación socioterritorial, provocan contaminación del recurso, tanto por el vertido directo de efluentes domiciliarios, como por el rol de cuerpo de receptor en puntos clandestinos de clasificación, disposición informal de residuos", agrega el estudio.

 

Desafíos

 

Otro desafío mencionado es el cambio climático. Sus consecuencias (inundación por lluvias, colapso de viviendas, arbolado e infraestructuras) afectan a todo el departamento. Unas 10.000 personas viven o realizan actividades en zonas afectadas por inundaciones con periodicidad.

La ocurrencia de estos eventos climáticos extremos en tramos de los 20 kilómetros de playas del departamento ha provocado pérdidas de arena "por causas naturales o antrópicas" y una pérdida de ecosistemas marinos y terrestres.

Los expertos hablan que los principales cursos de agua urbanos (arroyos Pantanoso, Miguelete y Carrasco) también se ven afectados por estos fenómenos, sobre todo, cuando las precipitaciones son intensas y muchas personas que viven en su entorno deben evacuar.

El informe señala que el accionar del Centro Coordinador de Emergencias Departamentales (Cecoed) y relocalización de viviendas ubicadas en áreas inundables) dan respuesta a estos eventos. Pero estas acciones "no son identificadas" como "iniciativas vinculadas a la gestión de riesgo".

Una de las tensiones más importantes que surgieron en este análisis de la percepción sobre la ciudad es la falta de cohesión social. En el estudio se concluye que "hay una expresión territorializada de desigualdad social". 

"El reconocimiento y el respeto por la diversidad de todos los habitantes se torna fundamental para la construcción de resiliencia; desde trabajadores rurales hasta la población migrante, atendiendo también las diferencias etarias, de género y socioeconómicas", dice el estudio.

 

Estrategia

 

Tras este diagnóstico, la Intendencia de Montevideo dio a conocer  la Estrategia de Resiliencia, que busca dar respuesta a todos estos temas. Las iniciativas buscan que la capital del país sea "conectada y dinámica, inclusiva y solidaria, innovadora y cocreativa y comprometida y preparada". Estos planes están definidos en cuatro pilares, 14 objetivos, 45 iniciativas y tres procesos estratégicos denominados "laboratorios de resiliencia". 

Estas acciones se dan dos años después de que la ciudad fuera seleccionada para integrar la Red de 100 Ciudades Resilientes, impulsada por la Fundación Rockefeller.

La madera es por su naturaleza un material heterogéneo que presenta importantes variaciones en sus propiedades. Para ser utilizada como elemento estructural debe clasificarse con el objeto de posibilitar su uso en diferentes aplicaciones.

La clasificación visual de la madera está muy relacionada con las características de crecimiento de los árboles, las cuales dependen de las especies forestales y de sus condiciones de crecimiento.

La caracterización de las propiedades resistentes y elásticas de los materiales de uso estructural en la construcción es un requisito para el cálculo de estructuras con criterios de seguridad.

Es por esta razón que el Instituto Uruguayo de Normas Técnicas (UNIT) se encuentra desarrollando un programa de Normalización para la generación de normas técnicas sobre el uso estructural de la madera.

Como actividad inicial en agosto de 2017 se convocó a las partes interesadas a  un Taller denominado “Normalización de estructuras de madera” con el propósito de presentar y discutir una propuesta para la elaboración de normas técnicas UNIT relacionadas a las estructuras y construcciones en madera.  En ese ámbito, se expusieron diferentes metodologías que podrían utilizarse para el desarrollo de una norma UNIT de cálculo estructural en madera. Asimismo, se realizaron exposiciones para promover el debate e intercambio de opiniones entre los panelistas y los asistentes al taller con la finalidad de definir una estrategia a seguir.

Como resultado de este taller se decidió conformar el Comité Especializado UNIT de Madera de uso estructural con el propósito de llevar adelante un programa de normalización para elaborar un conjunto de normas aplicables al uso de la madera en estructuras. Para ello se solicitó designación de delegados a diferentes organizaciones reconocidas a nivel nacional relacionadas a esta temática. Este comité ha tenido la participación activa de delegados de MVOTMA, MTOP, ANV, LATU, UTE, ADIMAU, SAU, SPF, FAGRO-UDELAR, FADU-UDELAR, FING-UDELAR, Facultad de Arquitectura– Universidad ORT, CUT UDELAR, CETP, LUMIN, STEKO Uruguay S.A., PERCAT Adhesivos, Forestal Caja Bancaria, entre otros.

La base para la elaboración del conjunto de normas UNIT fue un informe denominado “Documentos técnicos base para la normalización de estructuras y construcción con madera”. Este informe fue promovido por el Ministerio de Industria, Energía y Minería y elaborado por un equipo interinstitucional conformado por el Instituto de Estructuras y Transporte de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de la República, la Facultad de Arquitectura de la Universidad ORT Uruguay y el Departamento de Proyectos Forestales del Laboratorio Tecnológico del Uruguay.

El comité especializado UNIT de Madera de Uso Estructural comenzó su actividad con la elaboración de normas sobre clasificación visual de la madera aserrada para uso estructural.

La primer norma elaborada fue la  Norma UNIT 1261, Madera aserrada de uso estructural – Clasificación visual – Madera de pino taeda y pino ellioti (Pinus taeda y Pinus elliottii). Este documento establece un procedimiento de clasificación visual aplicable a la madera aserrada para uso estructural, de sección rectangular, de las especies pino taeda y pino ellioti cultivadas en Uruguay. Asimismo, contiene valores característicos de algunas de sus propiedades físicas y mecánicas y su correspondencia con la asignación a una clase resistente.

En un principio el Comité Especializado consideró la definición de una única calidad visual de madera estructural, pero finalmente se decidió incluir una segunda calidad visual, con el objetivo de disminuir el porcentaje de madera que fuera rechazada en el proceso de clasificación.

Recientemente, se complementó el trabajo antes realizado con la publicación de la Norma UNIT 1262, Madera aserrada de uso estructural – Clasificación visual – Madera de eucalipto – (Eucalyptus grandis). Esta norma establece un procedimiento de clasificación visual aplicable a la madera de uso estructural, de sección rectangular, de la especie eucalipto cultivada en Uruguay. Además, se incluyen valores característicos de algunas de sus propiedades físicas y mecánicas y su correspondencia con la asignación a una clase resistente. La Norma UNIT 1262 es aplicable a la clasificación de madera para uso estructural formada por una única pieza.

Ambas normas refieren a la madera clasificada en seco, perteneciente a un lote y que ha sido clasificada intencionalmente con un contenido medio de humedad inferior o igual al 20%, sin que ninguna medida exceda del 24%.

Estas normas  permitirán clasificar una pieza de madera aserrada asignándole una calidad visual mediante la evaluación de la presencia, tamaño, ubicación y frecuencia de las distintas singularidades de la madera, y los defectos generados en los procesos de  manufactura. A partir de la asignación de la calidad visual, es posible atribuir a una pieza de madera ciertas características físicas y mecánicas que luego podrán ser utilizadas en las futuras normas de cálculo estructural.

Se prevé continuar los trabajos de normalización con la preparación de normas referidas a productos derivados de la madera y al cálculo estructural. 

Es importante que en Uruguay se desarrolle un cuerpo normativo que incluya desde especificaciones de fabricación de productos y componentes hasta criterios para el diseño, cálculo y ejecución de estructuras en madera. El contar con normas técnicas UNIT  facilitará la labor de los profesionales locales que hasta el momento deben realizar sus cálculos en base a su propia experiencia o extrapolando datos de normas extranjeras.

Las fachadas son, sin dudas, los principales atractivos de un edificio o de una construcción. Un claro ejemplo es el Museum Garage de Miami, un complejo de siete pisos, que concentra espacios comerciales, áreas públicas, y un estacionamiento con capacidad para 800 vehículos. Inaugurado hace unos meses, sus fachadas generan una imagen surrealista como consecuencia de la combinación de cinco intervenciones artísticas.

La historia de este edificio se remonta a 2015, cuando el promotor del Distrito del Diseño de Miami, Craig Robins, encargó al arquitecto Terence Riley desarrollar conceptualmente el proyecto, quien tuvo la idea de invitar a cinco estudios de arquitectura de todo el mundo: WORKac, J Mayer H, Clavel Arquitectos, Nicolas Buffe y K / R. A. A. cada uno le asignó un área para que crearan libremente y como resultado quedó esta verdadera obra de arte.

El estudio J Mayer H, con sede en Berlín, diseñó una fachada titulada XOX (abrazos y besos en inglés) que se encuentra en la esquina del edificio. La intervención se compone de grandes volúmenes de formas sinuosas con rayas rojas y azules, que se mezclan con pantallas metálicas lacadas en blanco. Las piezas parecen un rompecabezas que flota por encima del edificio. Un detalle, además, es que de noche las pantallas blancas se retroiluminan.

La intervención del equipo de WORKac, fue más allá de una simple piel, su fachada adquiere un cierto volumen pero alberga en altura una auténtica Granja de Hormigas (así es el título de la intervención). Se trata de espacios en miniatura que recrean un jardín, una biblioteca, un espacio de arte y un patio de recreo. Las áreas de circulación aparecen y desaparecen detrás de una pantalla de metal perforada.

Otra de las intervenciones que se destacan es la que diseñó la firma española Clavel Arquitectos. Se trata de una cuadrícula de 45 vehículos pintados en tonos dorados y plateados. Con el título Atasco urbano, esta obra se inspira en el renacimiento de la vida urbana en el Distrito del Diseño de Miami, donde las estructuras antiguas se convierten en espacios revalorizados.

El estudio neoyorkino K / R. A. A. ha diseñdo una fachada estampada en naranja y blanco que toma su forma de las barreras de trafico de EEUU. Bautizada como Barricada, en la obra sobresalen grandes cubos de hormigón que parecen volar sobre la acera.

Por último, el artista francés Nicolas Buffe, creó una composición con enigmáticas figuras en chapa negra cortada con láser y plástico de resina de fibra. A nivel de calle, como si de un edificio renacentista se tratara, el diseñador colocó cuatro cariátides (figura femenina esculpida, apoyada sobre una columna, con un entablamento que descansa sobre su cabeza), con función de columna de siete metros de altura a la entrada y a la salida del garaje. La instalación denominada “Juego serio” es el resultado de la yuxtaposición de las dos obsesiones del autor: el anime japonés y la arquitectura barroca y rococó.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la ansiedad y la depresión son enfermedades muchas veces relacionadas con el trabajo, lo que genera menor productividad y mayor ausentismo. Es por eso que las empresas están cada vez más preocupadas por generar ambientes laborales saludables. Sin embargo, mientras las oficinas modernas, de espacios abiertos, promueven la comunicación en los lugares de trabajo, el ruido y las distracciones producen una gran cantidad de molestias.

Una encuesta de la Universidad de Sydney, Australia, el 50% de las personas que trabajan en una oficina abierta critican la falta de privacidad acústica, la condición que encuentran como la más molesta de su entorno de trabajo. Por otro lado, investigaciones de la Universidad de Estocolmo, Suecia, muestran que la gente que trabaja en oficinas abiertas tiene mayor tendencia a pedir licencias médicas. Otros estudios demuestran que el ruido puede reducir la productividad en un promedio del 10%.

 

Avances tecnológicos

Consultado por el suplemento ARQ del diario Clarín, Gabriel Caruso, arquitecto y director del área de Project Management para Argentina y Uruguay de Colliers International, señaló que por esas razones, hoy, las corporaciones se enfocan en el análisis de la forma de trabajo, el cambio generacional y las nuevas necesidades.

Uno de los factores que facilitan este cambio son los avances tecnológicos. “El uso de la tecnología provee soluciones innovadoras que integran el movimiento y la adaptabilidad al mobiliario de trabajo, como la inclusión de sensores que nos informan el uso y respuestas del usuario, recomendando mejores posturas y evitando así el sedentarismo”, sostuvo el especialista.

Caruso señaló que durante el NeoCon 2018, una convención que tiene lugar en Chicago desde 1969, donde se presenta lo más nuevo en diseño para usos comerciales e industriales e ideas innovadoras del ámbito corporativo, se vio como novedad la incorporación de los phonebooth,  cabinas de buena acústica que ofrece al empleado un espacio para mantener una llamada sin generar molestias al resto de los colaboradores.

 

Cabinas

En la muestra, la firma Framery, una compañía dedicada a la fabricación y desarrollo productos acústicos, también presento su cápsulas acústicas que vienen en tres modelos. La más pequeña de sus cabinas, Framery O, es un receptáculo cerrado para uso individual, ideal para hablar por teléfono o mantener video conferencias. La 2Q permite reuniones de cuatro a seis personas y la Q es perfecta para reuniones de dos personas. La gran ventaja de estas cabinas es que se pueden instalar y usar en el mismo día sin comprometer el funcionamiento de una oficina de planta abierta. Pueden ubicarse en lugares estratégicos sin demandar grandes reformas.

Productos como estos buscan solucionar los problemas que generan las distracciones en el entorno laboral, las que se deben principalmente a llamadas telefónicas y las típicas reuniones informales que suceden en las oficinas abiertas. Está comprobado que las conversaciones de terceros son las que producen la mayor interrupción en el flujo de trabajo. De hecho, estudios de la Universidad de California muestra que los empleados necesitan cerca de 20 minutos para volver a concentrarse luego de una pequeña distracción.

A pesar de los problemas acústicos, en términos de arquitectura, las plantas flexibles son beneficiosas en muchos sentidos. “Permiten mejor aprovechamiento del metro cuadrado y por lo tanto el aspecto económico del usuario”, explicó Caruso, y agregó: “Su auge se debe, en parte, al cambio generacional que modificó la forma de trabajo, a la vez que se generaron nuevas dinámicas laborales por el cambio tecnológico en donde se facilitó más el trabajo colaborativo”.

En las oficinas abiertas, al tener espacios diseñados acorde a cada tipo de área, se facilita el desempeño del empleado con mayor comodidad para el desarrollo de las tareas. “El espacio flexible también promueve la comunicación. Es por eso que pequeños equipamientos como los phonebooth pueden mejorar su mayor debilidad”, añadió el especialista a ARQ.

En esa búsqueda de privacidad, la firma De Vorm tiene su Pod PET Felt Privacy Chair, creada por el diseñador Benjamin Hubert.  Esta “silla de privacidad”, tal como se la ha bautizado, está pensada para áreas de descanso en oficinas y aún en viviendas. Sus altos laterales amortiguan los sonidos y aumentan la sensación de privacidad aún en lugares llenos de gente. Material y diseño aíslan a los usuarios de su entorno, y le permite trabajar de manera relajada y concentrada.

 

Sillas “capullos”

En el mismo rubro se inscriben otros productos como la silla Busby de Naughtone pensada como un “cocoon” (capullo) que sirve de refugio para los empleados que trabajan en oficinas abiertas, adecuado para que una persona haga llamadas telefónicas confidenciales, y con la capacidad de juntar dos o más piezas para un espacio más colaborativo. “Hay que tener en cuenta que el diseño de los espacios de trabajo ha ido mutando en relación con los cambios generacionales y la evolución de la tecnología”, afirmó Caruso y agregó que las oficinas se “democratizaron en pos de un bienestar general”.

En cuanto a lo que se viene en el futuro, el especialista afirma que el el diseño y las soluciones técnicas continuarán acompañando al cambio generacional y la versatilidad en la que se trabaja. “Creemos que se perderán aún más los límites de horarios y espacios, que la componente tecnológica tendrá mayor peso y que, de esta manera, se acortarán las distancias”, sostuvo.

Ubicado muy cerca de Zurich, el edificio Ballet Mécanique está integrado por cinco unidades de viviendas distribuidas en tres pisos. Su autor, Manuel Herz, nombró así al edificio por el movimiento que despliega su fachada. En los cuatro lados del Ballet Mecánico las paredes de los dos niveles más bajos se abren mediante sistemas hidráulicos para formar balcones, pantallas y aleros de colores.

El edificio cuenta con elementos móviles de distintos tamaños. Los más grandes alcanzan a transformarse en balcones enmarcados por barandas plegables y se ubican frente a las salas de estar de cada departamento. En tanto, los paneles más pequeños se pliegan para formar balcones estáticos que funcionan como extensión de las habitaciones o como persianas.

Este sistema de aberturas funciona como protección solar y, al mismo tiempo, genera espacios residenciales más introvertidos cuando están cerrados. Por el contrario, cuando están abiertos, acercan la vegetación del entorno a los interiores. La idea de Herz fue generar un espacio intermedio entre el exterior y el interior, como una especie de ambiente de transición. Con esta intención, el arquitecto diseñó un bloque de viviendas que remite, en su estética, al Museo Heidi Weber de Le Corbusier. El resultado es un edificio que cambia de apariencia, desde un cubo monótono a una forma colorida e irregular, a partir del movimiento de las persianas.

Cada una de las persianas móviles está pintada del lado interno con distintos tonos de rojo y azul pensados en función de su vínculo con el museo, así como con la decoración de los departamentos. De superficies pálidas, los ambientes se tiñen de los tonos de los paneles por acción de su posición y el paso de la luz natural.

Página 2 de 58
Top