JoomlaLock.com All4Share.net

La  arquitectura ha demostrado ser el arte más presente en las sociedades, dándole forma  y sentido a todas las ciudades en todas las  épocas. Por ejemplo, fue en Italia cuando artistas como Miguel Ángel o Francesco Borromini marcaron los cánones de belleza al servicio de la Iglesia durante el Renacimiento. O en Nueva York, cuando se construyó el skyline para mostrar el poderío capitalista con edificios como el Chrysler Building de William van Alen o el Empire State Building de Willliam F. Lamb durante el siglo XX. O en Medio Oriente, para mostrar el poderío de los capitales provenientes del petróleo al construir ciudades de la nada y tornarlas en grandes metrópolis como Dubai.

Como parte de la época en la que actualmente vivimos, tendencias por construir edificios con diseños innovadores, materiales renovables, o simplemente utilizar de mejor manera los recursos disponibles, han resultado en diseños y creaciones completamente distintos, edificios que dicen mucho de la sociedad, y las ciudades, del  siglo XXI.

 

Casa PopUp. El concepto de esta casa se basa en una corriente de arquitectura sustentable llamada construcción pasiva en el cual, las casas que se construyen están bien diseñadas, son de bajo costo y usan modos alternativos de energía. Con estas tres premisas, las casas que se construyen bajo este concepto son casi autosustentables y tienen una huella de carbono muy baja. La casa se construye en aproximadamente cuatro días y solo necesita armarse usando un desarmador ya que se ensambla de manera parecida al Lego. Cada pie cuadrado tiene un costo de entre $1,200 y $1,900 USD y cada casa es personalizable. La construcción de estas casas está disponible únicamente en Francia por el momento, pero la compañía dueña de la patente de este diseño tiene planes de expansión a Estados Unidos e Inglaterra.

 

Arquitectura cinética. La tendencia por hacer la arquitectura más sustentable se está desarrollando principalmente en Australia. Debido a las sequias que el país tiene en gran parte de su territorio, distintos despachos de arquitectura han creado edificios “inteligentes” que se adaptan al medio ambiente, ya sea para captar agua, usar el sol para generar energía o simplemente para generar brisas o corrientes de aire. Este edificio, el Anz Center en Melbourne, fue diseñado y construido por el estudio del arquitecto Hassell y es uno de los edificios con oficinas abiertas más grande del mundo.

 

Mini casas japonesas. La tendencia por construir edificios pequeños donde puedan caber muchas personas es la propuesta arquitectónica y de diseño japonesa. Cell Brick es un edificio de 108 pies cuadrados pero aprovechado al cien por ciento. Las mismas paredes del edificio sirven para guardar cosas y los simples pasillos fueron eliminados para hacer al edificio más funcional.

Edificios ultra modernos. La desaparecida arquitecta anglo-iraquí Zaha Hadid,  quien se convirtió en la primera mujer en recibir el Premio Pritzker en el 2004, transformó  las barreras de la arquitectura tradicional con diseños vanguardistas. Diseños orgánicos que marcan un compás muy distinto a los que habían sido construidos antes, marcan los skylines de ciudades, principalmente emergentes, para transformarlas en las visiones auténticas del futuro.

 

Arquitectura flotante.  El cambio climático plantea una grave pregunta, ¿cómo afrontarán nuestras ciudades el aumento del nivel del mar? Algunos arquitectos creen que los edificios flotantes son la respuesta, y han creado una rica variedad de diseños para probarlo, desde simples casas prefabricadas hasta barrios completamente anfibios.

Por ejemplo, en Ámsterdam, una nueva generación de casas flotantes ha aparecido por toda la ciudad. Entre éstos se halla una estructura de madera de Framework Architecten y Studio Prototype, que muestra cómo las casas flotantes pueden incluir fácilmente un piso sumergido bajo el agua. También se planeó una propuesta ambiciosa para la capital holandesa a principios de este año. La firma danesa BIG y el estudio Barcode Architects de Rotterdam revelaron diseños para un enorme complejo de viviendas que flotará en el lago IJ. El edificio de 46.000 metros cuadrados será la puerta de entrada a IJburg, un vecindario entero situado en islas artificiales.

Para algunos arquitectos, las construcciones flotantes son una oportunidad para viajar fácilmente. Por ejemplo, un equipo de la Universidad de Coimbra en Portugal ha creado una casa flotante prefabricada que se puede enviar a cualquier parte del mundo, permitiendo a sus ocupantes residir en ríos y lagos.

El ministro de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi, anunció que el Plan Maestro 2018-2035 será presentado formalmente a la comunidad portuaria a mediados de este año. “Tenemos que ver cómo desarrollamos una estrategia para que el sistema portuario de Uruguay se posicione en América Latina y en el mundo como centro de distribución en el sur del continente y puerta de ingreso y egreso de la región”, sostuvo el jerarca.

"Es una guía de la actividad para los próximos años", dijo el ministro a la Secretaría de Comunicación Institucional, tras participar el pasado miércoles 11 de abril en la Asociación Latinoamericana de Integración, del  “II Seminario Hemisférico sobre Legislación Marítima-Portuaria: Elementos Claves para la Modernización de Legislaciones Portuarias”, que fue organizado por la Organización de los Estados Americanos, la Comisión Interamericana de Puertos y la autoridad uruguaya del área. 

 

Expansión y servicios

El plan prevé incorporar nueva áreas operativas y comerciales que comprende la construcción de nuevos muelles, expansión portuaria y más servicios. El documento, elaborado por técnicos del organismo, contiene informes de la consultora española Valencia Port, que fue contratada, con ese objetivo, por el Banco de Desarrollo de América Latina-CAF. Rossi afirmó que la iniciativa definirá el rumbo del sistema portuario nacional y del puerto de Montevideo, en particular hasta 2035.

“Tenemos que ver cómo en la región y el mundo vamos desarrollando una estrategia para que Uruguay se posicione como centro de distribución al sur del continente y puerta de ingreso y egreso de mercaderías”, señaló. En tanto, Administración Nacional de Puertos (ANP) anunció una serie de talleres con operadores públicos, privados y del sistema político para ilustrar sobre los contenidos del plan y recibir aportes.

“Nos hemos planteado ese objetivo porque venimos de recorrer experiencias que, en este sentido, han sido positivas. Fijarse una planificación con objetivos y caminos nos ha resultado positivo, no para preestablecer lo que tenemos que hacer en materia portuaria en 10, 15 o 20 años, sino para tener una orientación que le permita a las autoridades portuarias locales y a los distintos actores que son parte imprescindible del sector, saber cuáles son los rumbos”, concluyó Rossi.

 

En Paysandú 

En otro orden,  la demolición de dos depósitos del área sur de la terminal fluvial de Paysandú permitió ampliar la explanada en 3.200 metros cuadrados, para la operativa de contenedores, informó el vicepresidente de la Administración Nacional de Puertos (ANP), Juan José Domínguez. Además, se encuentra en etapa final la refacción del ala norte del edificio en que funcionaron las dependencias de la Dirección Nacional de Aduanas en ese lugar.

Domínguez informó a la Secretaría de Comunicación que en el puerto de Paysandú, situado 373 kilómetros al noroeste de Montevideo, se desarrolla la etapa final de la refacción del ala norte del edificio de Aduanas que se encontraba abandonado y en un estado de deterioro avanzado. Las obras implicaron la realización de un entrepiso de hormigón armado que sustituyó el entrepiso existente de madera y la remoción total del tejado para su reparación total.

Agregó que ya finalizó la demolición de un segundo depósito, también en el sector sur, a fin de ampliar la explanada portuaria en unos 3.200 metros cuadrados. El espacio será pavimentado y se destinará para la operativa de contenedores y carga en general, afirmó.

El material resultante de la demolición ha sido vertido en la zona de altas crecientes, sobre el límite de la explanada. Estas obras se complementan con el mejoramiento de los accesos portuarios.

Con una inversión total de 100 millones de dólares, de los cuales 22 son aporte del Banco de la República y 15 millones del Ministerio de Ganadería, comenzó el jueves 11 de abril la construcción del Parque Agroalimentario de Montevideo, que sustituirá al Mercado Modelo.

La obra, que demandará dos años, es creada con los objetivos de fortalecer el proceso de formación de precios y reducir los costos en el sistema de distribución.

 “En Uruguay, hablamos mucho de la importancia de exportación de soja, carne, leche, arroz; y hablamos relativamente poco de los alimentos que consumimos. Este emprendimiento, que tiene que ver con la producción intensiva de frutas y hortalizas, permite mejorar la integración en la cadena de miles de productores de menor escala”, valoró el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Enzo Benech, en la colocación de la piedra fundacional del Parque Agroalimentario de Montevideo acompañado por el intendente de Montevideo Daniel Martínez, el presidente del BROU, Jorge Polgar, y demás autoridades.

 

Características y ubicación

El parque de 95 hectáreas se ubica sobre la ruta nacional N°5, kilómetro 11.500, Camino Luis Eduardo Pérez, Camino Las Higueritas y el Arroyo Pantanoso en la zona de La Tablada. Una vez en funcionamiento sustituirá al actual Mercado Modelo, que ocupa 7 hectáreas ha funcionado durante 80 años en el centro geográfico de la capital uruguaya.

La nueva instalación será la plataforma logística más importante del país en comercialización mayorista de producción de alimentos. La obra se inició el jueves 12 de abril, tardará en concretarse entre 24 y 30 meses, con una inversión de 100 millones de dólares, de los cuales el Banco de la República aportará 22 millones en unidades indexadas, el Ministerio de Ganadería, a través del Fomento de la Granja,15 millones de dólares, la Intendencia de Montevideo, 30 millones de dólares. El resto se financiará con aportes privados.

El parque incluirá sectores diferenciados para frutas y hortalizas, en actividades logísticas como lavado, empaque, selección o congelados. También poseerá un mercado de quesos, lácteos, pescados, carnes, fiambres y huevos, un centro de servicios y zona de actividades complementarias industriales.

Se instalarán más de 600 empresas, que generarán empleo para 7.000 familias y diariamente circularán aproximadamente 15.000 personas y más de 1.000 toneladas de alimentos.

“El gobierno siempre persigue que los consumidores internos gocen de la misma seguridad e inocuidad alimentaria que tiene los habitantes donde se coloca la producción nacional y este emprendimiento refuerza ese camino. Además, y ojalá permita que los productores gocen de mayor ganancias en la venta de su producción”, enfatizó Enzo Benech.

La torre, diseñada por RB-Systems, utiliza un innovador sistema estructural que determina su apariencia. Debido al sitio extremadamente restringido, la opción fue eliminar columnas perimetrales y sustituirlas por un conjunto de cables de acero, que recorren la torre en su altura a la vez que se van torsionando sobre la fachada. Eso permitió obtener una estructura ultraliviana y resistente.

En ese sentido, el cilindro es una de las formas más eficientes para la carga de viento. Los cables están anclados en una base profunda y vinculado al núcleo en el anillo estructural superior. La disposición en espiral de los cables crea una fuerza de tensión superficial, dando como resultado un “corsét”. El concepto es similar a un caramelo que se sostiene dentro de una envoltura porque sus extremos están retorcidos.

Arquitectónicamente, el edificio se convierte simplemente en una expresión de su estructura, con una estética orientada a la tecnología. Una de las características más distintivas del proyecto es un volumen toroide (similar a una dona) que se eleva sobre el área de acceso. Está revestido con vidrio reflectante y paneles de cromo abollonado para reflejar sutilmente el entorno y generar interés al peatón.

El hall que recibe al visitante es un espacio austero de varios pisos, es una aproximación a los interiores híper modernos. Mientras que los niveles inferiores dependen en gran medida de la iluminación artificial, a medida que se asciende, las oficinas se transforman en espacios luminosos.

Además, para ganar eficiencia en el transporte vertical, los ascensores tienen cabina de dos pisos. En lo más alto, nivel 96, una plataforma de observación ofrece vistas panorámicas de la ciudad.

Para resolver la fachada curva se empleó un software paramétrico que permitió descomponerla en paneles planos conformados por triángulos apareados.

Cada panel está inclinado un grado hacia el interior del edificio. Las vainas en las que corren los cables están cubiertas por paneles estampados de aluminio con ventilaciones integradas y controladas por un software que gestiona el acondicionamiento natural. Los extremos cónicos de la losa permiten una mayor penetración de la luz a la vez que el vidrio de alto rendimiento bloquea la ganancia térmica excesiva.

En la parte superior del núcleo, la torre posee un amortiguador de masa con forma de toroide para que ocupe el menor espacio posible en planta y dejar libre el centro para localizar instalaciones y para proporcionar continuidad en las escaleras de evacuación. Por lo tanto, el amortiguador rodea el núcleo con una distribución uniforme de masa y cumple su función para contrarrestar las oscilaciones causadas por los vientos a gran velocidad.

El Banco Hipotecario del Uruguay ofrecerá préstamos a particulares para la construcción de viviendas en todo el país. Además, lanzará nuevos productos y actualizará los existentes para incentivar el ahorro, según anunció su presidenta Ana Salveraglio.

La información fue proporcionada por la jerarca al periodista Andrés Oyenard, del diario El Observador, al tiempo que adelantó que una de las mayores innovaciones para este año será el retorno del principal agente hipotecario del mercado uruguayo al segmento de préstamos para la construcción de vivienda desde cero, es decir, sin ahorro previo e incluso contemplando la posibilidad de otorgar recursos para la compra del propio terreno. Hasta ahora, el BHU solo tenía operativa una línea de crédito para reforma de inmuebles.

Salveraglio explicó que este producto será “muy flexible”, con la condición de que debe hipotecarse un inmueble que no podrá ser el que se planea construir. La propiedad puede ser del propio cliente o de un tercero. Antes de 2002, el BHU no exigía una garantía sino que lo era el propio inmueble a construir, algo que implicaba un riesgo mayor que el mecanismo actual. En este caso, el tope del crédito que otorgará el BHU será de hasta US$ 160 mil con un plazo para el repago máximo de 20 años.

 

Tipos de construcciones

En el área comercial del banco informaron a El Observador que el organismo no pondrá “ningún tipo de reparos” sobre el tipo de construcción que el particular pretenda utilizar. Esto porque en los últimos años han surgido métodos más económicos que el tradicional de cemento como el steel framing, casas prefabricadas de madera o yeso, entre otras. El BHU recibirá la propuesta que lleve el particular y luego la analizará con sus técnicos para su aprobación.

La necesidad de lanzar este producto surgió luego de un relevamiento que hizo el banco estatal sobre todo apuntando al interior del país, donde acceder a terrenos para construir suele no ser algo tan complejo como en Montevideo, donde la oferta es bastante acotada. “Esto también surgió de las miles de consultas que distintas personas que han pasado por el banco han realizado en los últimos años. En base a ello fue que estamos lanzando esta nueva batería de productos”, justificó la presidenta del BHU.

 

En Unidades Indexadas 

En el marco de los 10 años del programa Podés, con el que en marzo de 2008 el BHU volvió al mercado de préstamos luego de seis años, se lanzará una promoción para los préstamos tanto de compra como de construcción de vivienda denominado Podés Más.

El programa implica que por un monto menor a los límites actuales y menor plazo máximo de 15 años, se podrá acceder a un crédito con una tasa en unidades indexadas (UI) de 6% anual para la compra de vivienda, y de 6,5% para la construcción. “Esto tiene un límite de un equivalente a US$ 20 millones en total en principio. Veremos a ver cómo reacciona el mercado, pero estamos con muy buenas expectativas para lo que pueda pasar este año”, dijo la presidenta del BHU, Ana Salveraglio.

Ese plan está pensado para aquellos propietarios que piensen en cambiar de inmueble y acceder a otro, lo que implicaría un crédito menor que el de una primera vivienda, por ejemplo. El banco pudo bajar la tasa producto de que accedió a fondeos en UI a un costo menor que en el pasado.

 

Mejoran las condiciones

El plan de cambios del BHU abarca también una mejora en las condiciones de crédito para la compra de vivienda destinada a profesionales universitarios. En ese segmento el banco decidió mejorar la relación cuota/garantía y también el ratio cuota/ingreso tope.

En el primer caso, permite hasta 30% de la retención de los ingresos mensuales y accede a financiar hasta el 90% de la vivienda con un plazo de 25 años y una tasa general de 7% anual en UI o de 6,5% si son ahorristas de la institución. Esos préstamos tienen un tope fijado en 2,8 millones de UI (unos US$ 280 mil).

Dentro de los cambios en el régimen de ahorro, el BHU sacará un nuevo producto denominado Yo Ahorro Alquilando. El banco estatal cuenta con un servicio destinado a la garantía de arrendamiento de inmuebles, que no ha sido muy promocionado dentro de su cartera de productos. Por este sistema, un inquilino acuerda con el propietario determinados meses de garantía como depósito en UI, y el BHU cobra una determinada comisión por oficiar como garante.

“Ahora, en el momento en que el cliente abre una cuenta de garantía de arrendamiento, en paralelo, le vamos a abrir otra cuenta del programa Yo Ahorro”, indicó Salveraglio.

Esto porque, en general, uno de los argumentos es que las personas que alquilan tienen poco margen para poder mantener una conducta de ahorro constante durante todos los meses del año. Por ello el BHU no exigirá un mínimo de 18 meses de depósito consecutivo como pauta el programa Yo Ahorro vigente, sino que dará la posibilidad a estos inquilinos de que depositen en esa cuenta cuando tengan disponibilidad para hacerlo. Además, el BHU le tomará el depósito que tiene como garantía de alquiler como parte de saldo de la cuenta del Yo Ahorro.

Este programa ofrece a los clientes una bonificación en la tasa de interés en UI de 0,5 puntos porcentuales respecto al régimen general (hoy está 6,5% o 6,75% en UI anual según el tipo de cliente), y en la relación deuda/garantía, ya que permite financiar hasta el 90% del inmueble frente al 80% de la hipoteca tradicional.

Acá se exige un saldo inicial para la apertura de la cuenta de 500 UI ($ 1.914) y depósitos mensuales por el mismo monto aunque no tienen que ser consecutivos.

Por otro lado, para aquellas personas que alquilan y pretenden sacar un crédito hipotecario cuya cuota es inferior al alquiler y demuestran que fueron buenos pagadores, el BHU accede a afectar hasta el 35% del ingreso líquido de los hogares, hoy los máximos van desde 20% hasta 30%.

También en este caso permite financiar hasta el 90% del inmueble con un tope de 2,8 millones de UI (unos US$ 280 mil). El BHU decidió también reducir las exigencias mínimas para el programa Yo Ahorro tanto en depósito mínimo para la apertura de la cuenta como de los 18 depósitos mensuales que se exigen para acceder a un préstamo hipotecario. Antes para abrir la cuenta se exigían 4.000 UI (unos $ 15.314), ahora son 1.000 UI (unos $ 3.828), mientras que los depósitos mensuales que tenían que llegar como mínimo a 700 UI ($ 2.678), ahora bajan a 500 UI ($ 1.914).

 

Perspectivas para 2018

Por otra parte, se busca atender la necesidad que en un futuro tendrán las nuevas generaciones de acceder a un vivienda, el BHU lanzará el programa Yo Te Ahorro, para que padres y abuelos puedan abrir una cuenta para sus hijos o nietos.

“Este fue un producto muy pedido, sobre todo para aquellos que tienen sus hijos en el interior y luego vienen a Montevideo a estudiar y se genera un problema para ver dónde viven”, comentó Salveraglio. Esta opción está destinada a menores de 18 años, y ofrece una bonificación de la tasa de interés de un futuro préstamo de 0,5 punto porcentual.

El organismo  tiene previsto aprobar préstamos hipotecarios este año por un piso de unos 900 millones de UI (unos US$ 122 millones) en línea con el resultado del año anterior. Ese año el banco otorgó 1.500 créditos. “No tenemos un estudio de mercado del impacto de estas nuevas líneas, pero esperamos superar el 2017. La morosidad ha ido bajando a contrapelo del todo el sistema financiero. Estamos con una tasa total de 1,5%, mientras que si se contempla los nuevos préstamos estamos con 0,6%”, afirmó la titular del Banco Hipotecario del Uruguay, Ana Salveraglio.

Página 7 de 52
Top