JoomlaLock.com All4Share.net

Como si se tratara de un proyecto “hazlo tú mismo” para decorar el hogar, cada vez son más los arquitectos que comparten planos y diseños de viviendas de forma gratuita y desinteresada, ya que el objetivo de este movimiento de casas de código abierto no es otro que el de democratizar el mundo de la construcción de hogares.

De hecho, convertirse en el fabricante de nuestra propia casa puede suponer un importante ahorro económico: la mayoría de proyectos de esta índole persiguen abaratar los costos y  promover prácticas de construcciones accesibles y sostenibles, especialmente dirigidas a aquellos que más lo necesitan.

 

Asequibles y descargables

Al igual que compartir código para que otros programadores puedan acceder a él y modificarlo ha supuesto una revolución en el software, la filosofía de código abierto en la construcción podría cambiar en un futuro la forma en la que construimos casas. Así lo han querido demostrar unos estudiantes de arquitectura daneses, quienes en colaboración con el laboratorio de diseño Space 10 han delineado y publicado los planos de una microvivienda elaborada con materiales sostenibles y asequibles. El primer prototipo se ha instalado en la ciudad danesa de Stevns y su construcción ha costado unos 8.000 euros.

Cualquiera podría descargarse los archivos de este diseño, comprar los materiales y seguir los pasos de fabricación de las distintas piezas que forman este rompecabezas de contrachapado que se ensambla gracias a una fresadora. A partir de este plano base, los dueños pueden mejorar y ajustar el propio diseño de la casa a los materiales disponibles, el clima local (esta cabaña en principio está pensada para un ambiente nórdico) o el estilo de vida de cada uno. Porque una de las claves de esta iniciativa de código abierto es que dichos proyectos sean versátiles y puedan adaptarse a las necesidades de cada cual.

Una de las plataformas que más proyectos de código abierto alberga en su biblioteca digital es WikiHouse. Allí, el estudio japonés Dot Architects ha publicado el diseño de una pequeña vivienda diseñada para espacios urbanos, donde la mayoría de muebles son plegables y cuenta con paredes móviles. Ubicado en un barrio de Pekín, los creadores de este proyecto buscaban un microhogar que pudiese ser transformable, a veces en espacio de trabajo, otras en dormitorio.

“Los límites entre el hogar y la sociedad cada vez se ven más borrosos debido al aumento de la economía colaborativa, los trabajadores nómadas y la tecnología”, argumentaron los diseñadores. Las plantillas de la casa están pensadas para que se puedan reproducir por medio de fresadoras guiadas desde un ordenador, cortando principalmente madera. Esto ha permitido a los arquitectos crear una casa para el ciudadano moderno y urbano de bajo coste y rápida de construir.

 

Grandes casas

Algunos estudios han apostado por abrir al mundo proyectos más ambiciosos que las anteriores microcasas. El estudio francés Studiolada Architects, por ejemplo, ha querido combinar elementos básicos sostenibles y asequibles para diseñar un hogar impresionante y ‘open source’.

Sustituyendo los principales materiales por madera, esta casa ubicada en Baccarat, en Francia, ha conseguido ser rentable y energéticamente eficiente. El resultado es una vivienda moderna con dos pisos, terraza, patio privado: aquí se pueden consultar los planos y estimaciones de coste de forma gratuita. Ahora bien, aunque puedas aprovecharte de diseños como estos, has de tener en cuenta que en España vas a necesitar un proyectista y un director de obra, según lo establecido en la Ley de Ordenación de la Edificación.

Paperhouses también ha decidido centrar su proyecto en diseños más ostentosos. Su objetivo es popularizar a través de la arquitectura de código abierto casas dirigidas a la clase media poniendo especial cuidado en los detalles. Mientras que muchos arquitectos piensan que su obra es única e irreproducible, los muchos profesionales (algunos de renombre) que trabajan para la plataforma Paperhouses creen que la colaboración entre usuario y el arquitecto puede dar resultados distintos e interesantes. La arquitectura de código abierto nace en un clima de compromiso social y medioambiental, ya que hay profesionales que quieren aportar su granito de arena para cambiar el modelo actual. Por ejemplo, las iniciativas Open Source Ecology y Open Building Institute están trabajando en el desarrollo de viviendas ecológicas, modulares, asequibles y de código abierto. Una unión entre arquitectos, ingenieros y agricultores para que la construcción de casas sea un proceso abierto y colaborativo.

En este sentido, se celebró hace unos años una competición de casas de código abierto para desafiar a profesionales del sector a diseñar una casa asequible y unifamiliar en la región de Ghana. La convocatoria fue un éxito y el ganador fue el estudio Blaanc, que diseñó una vivienda elaborada con materiales locales, ecológica y a un coste de unos 10.500 euros. Después, los planos quedaron a disposición de la población local.

Por otro lado, Alejandro Aravena, arquitecto chileno y ganador del prestigioso premio Pritzker 2016, sorprendió al mundo cuando ese mismo año decidió liberar y dejar en código abierto cuatro de sus proyectos de vivienda social para que todos los usuarios pudieran hacer uso libre de los planos.

Su estudio ELEMENTAL publicó en su web un breve resumen con los principios (la planimetría, cortes, secciones, alzados y detalles constructivos) que apuntalan estos proyectos de vivienda social. Aravena recalcó la necesidad de trabajar todos juntos en el desafío que supone la rápida urbanización alrededor del mundo. En definitiva, la arquitectura de código abierto viene a dar respuesta a un mundo cada vez más interconectado, colaborativo y concienciado. Se trata de una iniciativa aún en cimientos, pero con proyectos bastante ambiciosos y con futuro.

El Centro de Estudios Económicos de la Industria de la Construcción (CEEIC) prevé que la actividad en el sector continuará estancada en 2018, más allá del dato positivo que tuvo en el primer trimestre. En efecto, el informe de Cuentas Nacionales elaborado por el Banco Central (BCU) correspondiente al período enero-mazo (último dato disponible) marcó que la actividad del sector tuvo un crecimiento de 2,1% en la comparación interanual. Ese revirtió el mal resultado de fin de año cuando la construcción cerró 2017 con una caída de la actividad de 6%.

Sin embargo, el CEEIC marcó que el Índice Líder de la Actividad (ILIC), que elabora mensualmente, arrojó un leve deterioro debido a la influencia negativa de los indicadores que lo componen. Con excepción de los costos y la inflación en dólares, que evolucionaron en línea con lo previsto, según el informe, los otros determinantes mostraron variaciones que incidieron de forma negativa en la evolución del índice.

El ILIC indicó que en el plano local la producción de cemento creció menos de lo proyectado y el desempleo quedó por encima de lo previsto. Adicionalmente, las expectativas empresariales del sector evolucionaron en forma desfavorable y fueron revisadas levemente a la baja.

Además, el nivel de la actividad de la construcción en Argentina tuvo un comportamiento por debajo del esperado, un elemento que incide negativamente a nivel local. En ese sentido, el CEEIC señaló que la incertidumbre sobre la economía en Argentina tendrá un impacto en la actividad local.

Tomando en cuenta esos factores, los determinantes del ILIC registraron cambios que inciden negativamente en el indicador. Por tanto, más allá de modificaciones marginales que no alteran diagnósticos anteriores, el CEEIC estimó que la actividad de la construcción registrará variaciones próximas a cero en 2018, manteniéndose estancada.

 

Trabajo y seguro de paro 

El empleo es uno de los indicadores que atraviesa una fase negativa desde hace varios años. Un informe divulgado por la Cámara de la Construcción sostuvo que entre enero de 2013 y el mismo mes de este año se perdieron en el sector más de 25 mil puestos de trabajo. En consonancia con esa realidad también se produjo un descenso en la cantidad anual de jornales.

En ese sentido, el año pasado, en la construcción hubo 8,3 millones de días trabajados, lo que marcó una caída de casi 6 puntos porcentuales respecto a un año atrás. Con ese dato, en 2017 se consolidó la cuarta caída anual consecutiva en los días trabajados.

Maldonado fue uno de los departamentos que más sintió el freno de la construcción. Coincidiendo con los datos generales, la actividad del sector comenzó a debilitarse en 2012 luego del boom que había comenzado a atravesar a partir de 2005.Uno de los factores principales fue la retracción de inversionistas argentinos en el mercado inmobiliario de Punta del Este, debido por el cepo cambiario aplicado por el gobierno argentino anterior.

A principios de 2018, la cantidad de obreros de la construcción registrados en la seguridad social correspondientes a obras con domicilio fiscal en Maldonado fue la más baja desde noviembre de 2005 en ese departamento

Por su parte, no se modificó la cantidad de trabajadores en el seguro de paro. Según datos del BPS, en abril de este año había 6.775 apuntados en el subsidio, prácticamente la misma cifra que en el mismo mes de 2017.

Si bien hubo algunas expresiones de preocupación por el impacto visual, ambiental y los eventuales inconveniente viales, la discusión parece haberse saldado de manera favorable para los intereses de la compañía de transporte de pasajeros. Se calcula en 150 millones de dólares la instalación de la terminal y aún no se han hecho públicos los cálculos de la inversión hotelera, según informó la revista Propiedades.

El proyecto de ley que habilita al Estado a enajenar los dos padrones fue aprobado por el Senado y la Comisión de Transporte de la Cámara de Diputados se ha encargado de abrir nuevamente el debate del asunto. De todos modos, los jerarcas invitados por el cuerpo coincidieron en señalar que se requiere de los estudios de impacto que realice la empresa Los Cipreses sobre el emprendimiento. Más allá de esto, el visto bueno es una realidad, de acuerdo a las expresiones recogidas en varias oportunidades dentro de la asesora parlamentaria.

“Ahora estamos en la etapa en la que hay que reunir todos los elementos y precisar el proyecto, para poder realizar el llamado a concurso público definitivo. El ofrecimiento se hará sobre la base de lo que queremos y necesitamos. Tendrá posibilidad de participar el dueño de la iniciativa privada con un pequeño premio, dentro de los márgenes que habilita la ley, pero también estará abierto a la posibilidad de que haya otros interesados que puedan ofertar y participar del concurso”, sostuvo el ministro de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi, de acuerdo a las actas del Parlamento.

 

Estudio de impactos

El secretario general de la Intendencia de Montevideo, Fernando Nopitsch, sostuvo en la Comisión de Transporte que “esta obra tiene que cumplir con las mismas normas que cualquier otra de ese porte, por lo que, en su momento, debe presentar el estudio de impacto territorial y de impacto de tránsito” para que las autoridades lo estudien.

“Nos parecía bien darle un destino a un terreno que está abandonado, ubicado en una zona privilegiada de Montevideo, en la que, además, la Intendencia  al igual que el gobierno central y otros organismos  viene haciendo una inversión importante. Me refiero a que la recuperación de la Casa de Gobierno, la recuperación del Teatro Solís, la construcción en un terreno cedido por la Intendencia a la CAF en el que estaba el Mercado Central, hacen que esa sea una zona privilegiada, y esto es lo que está quedando en un estado de deterioro muy grande”, apuntó el jerarca, de acuerdo a las versiones taquigráficas.

Nopitsch y las otras autoridades consultadas por los legisladores coincidieron en destacar la importancia de la concreción del llamado Museo del Tiempo en el edificio que cuenta con un reloj y cuya estructura fue declarada patrimonio histórico nacional.

Por otra parte, el jerarca departamental destacó que en la iniciativa esté involucrado el arquitecto británico Norman Foster y su equipo. Según explicó hay un “ida y vuelta” con el profesional para poder delinear las características del proyecto.

“Es decir que ellos no plantean un proyecto acabado. Por tanto, la actuación de Foster, que es una personalidad a nivel de la arquitectura mundial, para Montevideo, particularmente, significa volver a la época del desarrollo con técnicos de mucha jerarquía a nivel internacional. Así como en el siglo XIX hubo un desarrollo importante, con muchos técnicos, me parece que éste también sería un aporte desde el punto de vista de la arquitectura y con un equipo técnico de renombre”, manifestó Fernnado Nopitsch.

 

Proyecto necesario 

Por su parte, el alcalde del Municipio B, Carlos Varela, afirmó que desde ese nivel de gobierno se mantiene una “visión positiva” del proyecto debido a que colaborará con la transformación de una zona “deprimida” de la ciudad.

“Esta zona no tiene actividad y, por tanto, ese vacío urbano genera un deterioro en la trama física de toda la rambla. Tal vez sea el único punto de la rambla, en toda su extensión, en la cual nos falta un proyecto para desarrollar”, opinó.

“En términos de desarrollo local, sentimos que este proyecto es necesario. El puerto de Montevideo ha tenido un desarrollo importantísimo, y sigue desarrollándose. Este proyecto genera una mejora en la calidad de los servicios portuarios y los lleva hacia otra zona de la ciudad. Además, nos permite conjugar la unión del casco histórico con la ciudad nueva ya que la calle Ciudadela desemboca en la plaza Independencia e, inclusive, llegar al barrio Sur. El proyecto va más allá de la terminal fluvio-marítima, ya que tiene otros conexos, lo que va a permitir un desarrollo turístico cultural muy importante. Será una carta de presentación de la ciudad hacia el mundo, particularmente hacia nuestros vecinos más cercanos, de Argentina”, afirmó el alcalde.

Con este proyecto, añadió el jerarca, la ciudad recuperará la perspectiva del espacio público, en tanto se unificaría esa zona de la rambla en los espacios verdes de uso público. Asimismo, la existencia de una playa de estacionamiento mejoraría la movilidad de la zona.

Por otra parte, según da cuenta Varela, la iniciativa no podrá contener un edificio de altura porque no se autorizará la construcción de una torre que pueda alterar la visión de los edificios ubicados en la primera línea frente al Río de la Plata.

 

Advertencias

Algunos catedráticos especializados en urbanismo se manifestaron en contra de la iniciativa, al igual que el edil del Frente Amplio Mariano Arana, dos veces intendente de Montevideo. En una carta pública, Arana cuestionó el proyecto y transmitió que le “sorprendió mucho que en una decisión del ámbito oficial se comprometan y enajenen predios costeros”. Si bien aclaró que no ve mal que una empresa privada como Buquebus pueda tener una concesión por algunos años, no le parece acertado concebir como propiedad costera un ámbito particular.

En tanto, la directora del Instituto de Teoría y Urbanismo (ITU) de la Facultad de Arquitectura, Mercedes Medina, dijo a Búsqueda que el emprendimiento tendrá un fuerte impacto en el tránsito, así como en el paisaje de la rambla. “Es una zona en donde ya se han querido aplicar otros proyectos y que está cambiando muchísimo. Tenemos la ampliación de la Torre Ejecutiva, la obra del Banco de Desarrollo de América Latina y el proyecto de la Intendencia sobre el barrio de las artes, todo coexistiendo en esa porción de ciudad”, afirmó Medina.

En 2015 el Paisaje Industrial Fray Bentos fue promovido como patrimonio mundial por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés). En ese marco, la ministra Kechichian presentó los avances del proyecto del futuro Centro de Visitantes del Paisaje Industrial Fray Bentos

 

Proyecto 

La actividad se desarrolló en las instalaciones del enclave industrial del siglo XIX. Además de Kechichian, participaron los ministros de Educación y Cultura, María Julia Muñoz, y de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi, los intendentes de Río Negro, Óscar Terzaghi, y de Montevideo, Daniel Martínez, y el presidente de la delegación uruguaya de la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande, Gabriel Rodríguez. También estuvieron presentes el secretario general de la Jurisdicción Departamental, Guillermo Levratto, y la representante del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Verónica Adler.

El proyecto abarca cuatro áreas de intervención: la recuperación de la antigua carnicería que realizaba el expendio de carne a los trabajadores de la fábrica, una construcción nueva que se levantará junto a ese edificio para información turística, un área de estacionamiento de cortesía y enjardinado, y la recuperación de un viejo galpón para otros servicios, incluidos baños públicos. Todo el conjunto ofrecerá accesibilidad universal para personas con discapacidad.

El local de la antigua carnicería hoy está ocupado por el Centro de Acceso a la Información, que será trasladado a otro edificio del sitio patrimonial  y mantendrá los servicios y actividades que ofrece.

La secretaría de Estado adelantó que el ministerio “resolvió implementar el Plan Maestro de Interpretación, que contribuirá a ordenar y pensar una nueva forma de visitar este sitio, con el que estamos comprometidos, para un mejor aprovechamiento para los visitantes”.

La cartera adjudicó la realización del Plan Maestro de Interpretación y la construcción del Centro de Visitantes a la empresa Súbito Red Desarrollos SRL. Demandarán una inversión total de 525.000 dólares, que serán financiados por el Programa de Desarrollo de Corredores Turísticos Ministerio de Turismo-Banco Interamericano de Desarrollo (Minutr-BID). Ambos proyectos “cambiarán radicalmente el uso desde el punto de vista turístico para los visitantes nacionales y del exterior”, apuntó la jerarca.

En otro pasaje de su alocución, Kechichian reiteró que “para diseñar buenas políticas públicas son necesarias cifras de calidad” y, en ese sentido, anticipó que la cartera a su cargo avanzará en la implementación de un observatorio. La iniciativa permitirá “reunir datos científicos que contribuirán a una mejor gestión del sitio”, aseguró.

 

Recuperación del muelle

Por su parte, el ministro de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi, aseguró que antes de fin de año la cartera realizará un llamado a licitación para la recuperación del viejo muelle de madera del ex frigorífico Anglo, en Fray Bentos. La obra permitirá integrar la nueva infraestructura turística a los circuitos náutico-deportivos e incorporar la operación de embarcaciones de tráfico de pasajeros en el río Uruguay.

 “Este año realizaremos el llamado (a licitación) para la reconstrucción del muelle de madera del ex frigorífico Anglo”, adelantó Rossi, en rueda de prensa, antes de iniciar el acto de celebración del tercer aniversario de la declaración del Paisaje Industrial Fray Bentos como Patrimonio Mundial.

La Dirección Nacional de Hidrografía del ministerio planifica la recuperación de un tramo de 50 metros del muelle de 230 metros de longitud total, en atención a su valor patrimonial y su integración a la actividad náutica y turístico-deportiva del río Uruguay, señaló un audiovisual de la cartera de Transporte. 

Además, se prevé la recuperación de una pasarela de madera respetando su diseño original. El resto del muelle y la segunda pasarela se mantendrían en su estado actual. La estructura habilitada será apta para ser transitada, por lo que podrá ser integrada a los paseos turísticos que se ofrezcan a los visitantes. El proyecto contempla la iluminación del muelle y la pasarela recuperada, la colocación de bancos y la restauración de las dos antiguas grúas del muelle.

Una vez finalizadas las obras, el muelle será integrado a los circuitos náutico-deportivos y de operación de embarcaciones de tráfico de pasajeros. Con este fin, se adosará al frente del antiguo tramo de muelle de hormigón una marina flotante que facilitará su uso por las embarcaciones.

Tel Aviv fue el refugio de muchos estudiantes de arquitectura que huyeron de la Alemania nazi. Con ellos se llevaron la influencia de la Bauhaus, y es por eso que la UNESCO reconoció a esta ciudad con más de 4000 edificios que reflejan esta corriente, como Patrimonio de la Humanidad. Allí se erige el proyecto Tel Aviv Arcades, un edificio residencial de 116 metros de altura en esa ciudad de Israel, donde se cruzan factores de distintos universos como el clima, la historia y la cultura del lugar

El respeto por este legado y las fuertes temperaturas de la región inspiraron al estudio Penda, con sedes en Austria y China, para la realización de un edificio con fachadas de arcadas pronunciadas y amplios balcones - terrazas. En rigor, esta estrategia es parte de una adaptación ya probada en la región. Mientras que en Europa uno de los elementos que definen a las obras Bauhaus son las grandes superficies acristaladas, en Tel Aviv se presentan con largos balcones que generan sombras hacia los niveles inferiores. En el caso del proyecto de Penda, la singularidad está, no solamente en el uso de las arcadas, sino también, en los retiros, que demuestra la intención deliberada de generar un espacio para que los vecinos disfruten del sol y al mismo tiempo tengan mayor intimidad.

Dos tipos de plantas diferentes se apilan en un patrón repetitivo para crear un plano de arcos "en cascada" que sobresalen para crear entradas a los balcones -terrazas de cada departamento. Esta configuración produce una alternancia de lugares sombreados y soleados.

Tel Aviv Arcades tendrá 18 pisos con unidades que van de dos ambientes a 5, mientras que los penthouse tendrán doble altura. En el basamento, un espacio que los autores describen como "tipo cueva" albergará una pileta y un área de spa, con espacios comunitarios que incluyen un estudio de yoga y un restaurante ubicados en el segundo piso. La construcción hará referencia a la mampostería tradicional de la región, mientras que la repetición de las líneas rectas y las curvas remiten a los edificios construidos entre los años 30 y 60.

"Las terrazas son como un vecindario en vertical. Permiten la interacción entre los habitantes del edificio y revitalizan la ciudad", afirmaron desde el estudio. Para sus autores, habría sido inadmisible proyectar una torre vidriada desconectada del entorno. Por el contrario, un proyecto debe tener "un sentido del lugar, respetar el medioambiente, la historia y la cultura".

Por último, el desarrollo se construirá con estructuras prefabricadas para acortar el tiempo y los costos. Además, según sostienen en el estudio, de esta manera "será más fácil de mantener a largo plazo".

 

La Bauhaus

Tel Aviv Arcades es uno de los tantos homenajes previstos para el próximo año, cuando se cumpla el centenario de la Staatliche Bauhaus (Casa de la Construcción Estatal), o simplemente Bauhaus, la escuela de arquitectura, diseño y arte fundada en 1919 por Walter Gropius en Weimar, y que revolucionó el mundo de las artes. El nombre Bauhaus deriva de la unión de las palabras en alemán Bau, "construcción", y Haus, "casa"; irónicamente, a pesar de su nombre y del hecho de que su fundador fue un arquitecto, la Bauhaus no tuvo un departamento de arquitectura en los primeros años de su existencia.

Sus propuestas y declaraciones de intenciones participaban de la idea de una necesaria reforma de las enseñanzas artísticas como base para una consiguiente transformación de la sociedad de la época. La primera fase (1919-1923) fue idealista y romántica, la segunda (1923-1925) mucho más racionalista y en la tercera (1925-1929) alcanzó su mayor reconocimiento, coincidiendo con su traslado de Weimar a Dessau. En 1930, bajo la dirección de Mies van der Rohe, se trasladó a Berlín donde cambió por completo la orientación de su programa de enseñanza.

La importancia de la Bauhaus radica en que sentó las bases normativas y patrones de lo que hoy conocemos como diseño industrial y gráfico; puede decirse que antes de la existencia de la Bauhaus estas dos profesiones no existían como tales y fueron concebidas dentro de esta escuela.

Sin duda la escuela estableció los fundamentos académicos sobre los cuales se basaría en gran medida una de las tendencias más predominantes de la nueva Arquitectura Moderna, incorporando una nueva estética que abarcaría todos los ámbitos de la vida cotidiana. Dada su importancia, las obras de la Bauhaus en Weimar y Dessau fueron declaradas como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1996.

Página 6 de 58
Top