JoomlaLock.com All4Share.net
El contador, promotor inmobiliario y asesor financiero de la Asociación de Promotores Privados de la Construcción…

El director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), Álvaro García señaló que  “el Plan Nacional de Infraestructura presentado por el presidente Tabaré Vázquez en 2015 lleva un 59% de cumplimiento”, al tiempo que recordó que su financiamiento proviene de privados, de fondos fijados en el Presupuesto Nacional, y de empresas estatales y la Corporación Vial del Uruguay. “Es la mayor inversión en la historia del país”, enfatizó el jerarca.

 “La inversión es un pilar básico para el crecimiento económico y, por eso, Uruguay tiene varios instrumentos para su fomento”, dijo García en una puesta a punto del Plan Nacional de Infraestructura lanzado en 2015, presentada en el foro realizado en el marco de la misión económica oficial encabezada por la princesa Astrid de Bélgica.

García, acompañado del ministro de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi, aclaró que, como en todo plan, ha habido ajustes y que hoy la inversión prevista pasó de los 12.370 millones de dólares calculados originalmente a 12.349 millones.

En cuanto al cumplimiento del plan, informó que en mayo se alcanzó a cumplir el 56% de las obras programadas y, si se consideran los proyectos de participación público-privada (PPP) en etapa de cierre financiero o evaluación de ofertas, se llegó al 59%. “Es un número muy satisfactorio, sobre todo si se tiene en cuenta que lleva tres años”, sostuvo.

Especificó que el avance del plan alcanza el 73% en las áreas de energía y también en comunicaciones, 72% en puertos, 63% en vialidad, 54% en vivienda, 53 % en infraestructura social y 45% en agua y saneamiento. Añadió que el 66% se financia con fondos públicos y el resto por privados.

García detalló que 13 de los de 15 proyectos por realizar por el sistema de PPP han sido licitados. Agregó que uno de ellos, el establecimiento penitenciario de Punta de Rieles, ya opera; otro, en las rutas 21 y 24, se encuentra en ejecución; cinco, en etapa de cierre financiero, y otros cinco, en evaluación de ofertas para vialidad e infraestructura social para construir centros de primera infancia y liceos.“Uruguay está aprendiendo en este tema, no solamente el Estado, que busca agilitarlo, sino también el sector privado”, dijo el titular de la OPP. Manifestó que “las PPP implican un cambio importante en los criterios, porque hasta este momento se pagaba por avance de obra, pero con el nuevo mecanismo se construye la obra y se paga cuando está lista”, enfatizó García.

“Es una inversión récord en la historia del país”, había afirmado el presidente Tabaré Vázquez al anunciar, en julio de 2015, que se había dispuesto destinar más de 12.000 millones de dólares al Plan Nacional de Infraestructura, para realizar a lo largo de su período de gobierno (2015-2020). “La inversión es condición necesaria para sostener el crecimiento que el país ha tenido en los últimos 10 años”, enfatizó el mandatario entonces.

 

Modernización del transporte

En sintonía con lo expresado por el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, el ministro de Transporte y Obra Pública, Víctor Rossi, se refirió a la modernización del transporte al señalar que el Instituto Nacional de Formación Profesional capacitará en especialidades ferroviarias.

“La revitalización del transporte por vía férrea en Uruguay llevó al Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop) a incorporar cursos de capacitación en la materia, que contarán con el asesoramiento de técnicos belgas, informó el titular de la cartera de Estado.

“Uruguay tiene un desafío ferroviario muy importante por delante”, aseguró el titular de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi, quien agregó que el gobierno trabaja en la instalación de un ámbito de formación ferroviaria que estará en la órbita del Inefop.

Según indicó, mientras se avanza hacia la concreción del Ferrocarril Central, el Gobierno coordina con técnicos belgas, quienes asesorarán en distintas especialidades del área a los trabajadores uruguayos. “Es indudable que necesitamos preparar a muchos trabajadores para el ferrocarril de este siglo y agregar los conocimientos que la tecnología impone”, agregó, en declaraciones realizadas en la puesta a punto del Plan Nacional de Infraestructura lanzado en 2015 y presentada durante el referido foro, en el marco de la misión económica oficial que encabeza la princesa Astrid de Bélgica.

Además, evaluó que el proyecto Ferrocarril Central es una obra de infraestructura relevante para el sistema multimodal de transporte de Uruguay y la más importante del modo ferroviario de los últimos años. Al respecto, indicó que la construcción y mantenimiento de 273 kilómetros de vías férreas entre el puerto de Montevideo y la ciudad de Paso de los Toros, para llevarlas a un estándar superior que permita la circulación de trenes de carga a una velocidad de 80 kilómetros por hora y 22,5 toneladas por eje, representa una oportunidad inmejorable para sumar el ferrocarril al sistema de transporte de carga del país.

Rossi recordó que cuando se cumpla un mes de la apertura de las ofertas presentadas por los interesados en concretar ese proyecto, el MVOTMA recibirá los comentarios o descargos de esas empresas y, luego de un mes, aproximadamente, se pasará a la etapa de apertura de la oferta económica. “Estamos cumpliendo con los plazos previstos y el desenlace será en los próximos días”, apuntó. En referencia a la construcción de un viaducto para facilitar el ingreso de los camiones al puerto de Montevideo, el ministro recordó que está en curso la licitación para empresas interesadas y que es posible que estas obras se inicien antes de las del propio Ferrocarril Central.

Según  datos  de  las  empresas  nacionales  fabricantes  de  cemento,  en  el  primer  trimestre de 2018, las ventas de cemento ascendieron a 219 mil toneladas, verificando un aumento del  18%  en  relación  a  igual  trimestre  del  año  anterior.  De  ese  total,  el  26%  tuvo  la exportación  como  destino  (57  mil  toneladas)  y  el  restante  74%  se  comercializó  en  el mercado interno (162 mil toneladas).

El informe señala que dichas ventas  de  cemento  en  Uruguay  tienen  una  elevada orientación  al  mercado  interno  y  en  términos  generales  se  observa  una  alta  correlación entre  las  ventas  plaza  de  cemento  en  toneladas  y  la  actividad  de  la  construcción.  En  este  sentido,  en  el  primer  trimestre  del  año,  las ventas  de  cemento  con  destino  al  mercado  doméstico, medidas  en  toneladas, verificaron una caída del 3% en comparación a enero – marzo de 2017.

En  cuanto  a  las  exportaciones,  se registró  una  suba  del  220%  en  comparación  a  igual período  de  2017,  siendo  Argentina  el  principal  destino  de  las  colocaciones  externas  de dicho producto (86%), seguido por Paraguay (9%) y Brasil (5%). En  cuanto  a  la  evolución  de  las  importaciones  de  cemento,  se  aprecia  que  a  partir  2015 registraron  un  importante  crecimiento,  alcanzando  el  máximo  en  el  año  2016  (51.830 toneladas). Asimismo, se destaca que en  el  primer  trimestre  del  año,  se  registraron  importaciones  por US$ 1,9  millones,  correspondientes  a  25.041  toneladas,  mientras  que  en  mismo  periodo de  2017  fueron  casi  nulas.  La  principal  empresa  importadora  fue  Compañía Industrializadora de Minerales, y Turquía el principal país de origen.

El  consumo  aparente  aumentó  12%  en  el  primer  trimestre  del  año  (producción  más importaciones,  menos  exportaciones),  situándose  en  187  mil  toneladas.  El  cemento importado  habría  representado  el  13%  del  mercado  considerando  las  importaciones  del período, representación que es creciente en los últimos años.

 

Expectativas empresariales

Por otra parte, la Cámara de Industrias del Uruguay, hizo un relevamiento sobre las expectativas empresariales industriales señalando que las mismas, en los últimos meses, se mostraron a la baja con respecto a la economía y la empresa se mostraron a la baja. En tanto, las correspondientes al comportamiento futuro de las ventas repuntaron levemente, aunque siguen en terreno negativo o neutro. Esta visión empresarial está sustentada en el comportamiento de ventas en el mercado interno y exterior. Por ejemplo, en el primer trimestre de 2018, las ventas en volúmenes físicos del núcleo del sector industrial verificaron una contracción del 1,7% en relación a igual trimestre de 2017, descendiendo por cuarto trimestre consecutivo. En este sentido, considerando el acumulado de los doce meses cerrado a marzo, las ventas del sector cayeron 3,5%.

Por otro lado, las ventas industriales en volúmenes físicos con destino al mercado interno presentaron una caída del 4,1% en el primer trimestre de 2018 en la comparación interanual.

En ciclo tendencia, es decir, excluyendo factores estacionales e irregulares, las colocaciones en el mercado interno han mostrado un comportamiento de relativa estabilidad desde el segundo trimestre de 2017, y se mantienen en niveles históricamente reducidos.

Por su parte, el empleo industrial es una de las variables que más se ha deteriorado en los últimos años, sostiene el informe. En el primer trimestre de 2018 el personal ocupado registró una variación interanual negativa de 0,6%, permaneciendo relativamente estable en los últimos doce meses cerrados a marzo (-0,1%), y ubicándose en niveles muy bajos en la comparación histórica.

En el marco de una reunión solicitada por la Asociación de Promotores Privados de la Construcción (APPCU)a la vicepresidente de la República Lucía Topolansky y al expresidente José Mujica, representantes de la asociación plantearon nuevamente la necesidad de modificar la normativa que regula el régimen de viviendas promovidas para reactivar la inversión.

 

Planteo

En concreto, el planteo de la gremial empresarial fue que si se retorna a la ley original de 2011, (ley 18.7952) se comprometen a impulsar proyectos para la construcción de más de 100.000 metros cuadrados, que implican la generación de unos 4.000 empleos directos.

Como se recordará, en  2011, con el apoyo de todos los partidos políticos se aprobó una ley que otorgaba una serie de beneficios fiscales a los inversores privados buscando promover el acceso a la vivienda (a través de la compra o el alquiler) de los sectores de ingresos medios y medios bajos.

El mercado respondió y se reactivó la construcción en especial en zonas alejadas de la costa, donde solían concentrarse los proyectos inmobiliarios.

Como se recordará, en el 2014 el Ministerio de Vivienda (MVOTMA) impulsó una reglamentación de la ley que topeó el precio del 25% de las unidades construidas dentro del régimen, un cambio que si bien limitaba la rentabilidad imponía “un tope que estaba por encima del costo de construcción y dejaba al promotor vender a quien quiera”, según explicó al diario El País, el consultor y operador inmobiliario Julio Villamide.

La mayor complicación llegó después, a principios de 2017, cuando un nuevo decreto del MVOTMA topeó el precio de arrendamientos a los empresarios que invierten en viviendas para alquilar, si supera los valores fijados por el Ministerio, la exoneración es del 40% y no del 100%,  y además estableció que en determinados proyectos el 10% de las unidades deberán venderse a un precio fijado por la cartera.

Los nuevos topes “están por debajo del costo de construcción y entonces el promotor pierde totalmente”, sostuvo Villamide. Las modificaciones impactaron en el sector, pasando las viviendas promovidas “de 300 o 400 por mes antes a unas 80 por mes este año”, subrayó el consultor y asesor de Appcu.

Según se informa en la web de la Agencia Nacional de Vivienda (ANV), desde 2011 a la fecha se presentaron 703 proyectos para acceder a beneficios, de los cuales 608 fueron promovidos, lo que significó más de 16.600 viviendas construidas.

Las cifras en la web del MVOTMA muestran que mientras en todos los años previos (2012-2016) las unidades edificadas bajo el régimen superaron las 2.000, en 2017 fueron 1.571 y este año van 862.

 

En busca de apoyo 

En este contexto se llegó a la referida reunión, donde los promotores buscaron el apoyo de los dos líderes político del MPP, sector  al que pertenecen la ministra de Vivienda, Eneida De León, y el presidente de la ANV, Francisco Beltrame. “La ministra y Beltrame se oponen porque dicen que los promotores ganan mucho, pero le mostramos a Mujica y Topolansky  que eso no es así. Vieron con buenos ojos nuestro planteo, lo que más le gustó es que el Estado no pone dinero, es todo de los privados”, dijo a El País el secretario ejecutivo de APPCU, Aníbal Durán.

Julio Villamide afirmó que  el Ministerio de Economía y Finanzas “siempre tuvo una postura muy clara a favor de promover inversiones y generar mayor cantidad de estímulos y quitar trabas para concretar proyectos que puedan sumar mano de obra”; pero el MVOTMA ha impulsado “una política mucho más ideologizada, que no ha priorizado la ocupación, ni la recuperación de la actividad ni de los niveles de inversión, sino otras cosas que no sé cuáles son”.

 

Imposición de topes

El asesor inmobiliario agregó que conoce “varios casos (de inversores) que han vendido incluso los terrenos que tenían y otras empresas que se están reorientando hacia la costa” por la imposición de los topes. “Es que limitan la rentabilidad en un momento complicado por las turbulencias del tipo de cambio en Argentina y Uruguay, y hacen que el mercado esté bastante parado”, indicó.

Por su parte, la Cámara Inmobiliaria respalda la posición de la Asociación de Promotores Privados de la Construcción del Uruguay. “La inversión se ha frenado bastante, no existe prácticamente la vivienda promovida” porque los cambios legales “no fueron atractivos para los promotores y se fueron para otro lado, así de sencillo”, dijo su presidente Wilder Ananikian ante la consulta del diario.

¿Cómo diferenciarse y resaltar características propias? ¿Cómo pegar el salto y llegar a mercados internacionales? Con estas dudas y otras certezas, los diseñadores industriales compatriotas Agustín Menini y Carlo Nicola comenzaron con su estudio hace 10 años. Egresados de la Escuela Universitaria Centro de Diseño de Montevideo, transitaron el camino de la búsqueda y el posicionamiento. Hoy, después de varias escalas exitosas en Brasil y Milán, forman parte de las voces emergentes del diseño de la región.

En la última edición del Salón Satélite de Milán representaron a Uruguay en la muestra “África & Latinoamérica, Diseño Emergente”, aunque ya habían recibido premios, menciones y licencias a partir de sus presentaciones en High DesignExpo, en la ciudad de San Pablo, y fueron finalistas del Premio Salão Design, uno de los más importantes de la región.

 

Mobiliario y equipamiento

 Socios y fundadores de la Cámara de Diseño de Uruguay, Menini y Nicola llevan adelante una tarea tan difícil como necesaria: lograr que empresas y diseñadores se pongan de acuerdo y sienten las bases de un programa de fortalecimiento con conglomerados incipientes. Comercializar y fabricar es el otro desafío. Y en eso están. A partir de identificar el adn uruguayo en texturas y materiales, Menini y Nicola definen el futuro del estudio. “A nuestra formación en diseño le faltaba la pata comercial, por eso nos capacitamos, participamos de incubadoras y programas de desarrollo”, comentaron a la publicación ARQ del diario argentino Clarín.

Así, lograron obtener la licencia de 45 productos y ampliaron servicios: interiorismo y desarrollos integrales se sumaron a las colecciones de mobiliario y equipamiento. Además, avanzan con la presentación en la feria Design Junction, a realizarse en setiembre en Londres. “Aprendimos a entender nuestras fortalezas: un gran vínculo con la industria y la venta de licencias. Estamos obsesionados con la identidad uruguaya o rioplatense, cómo nos ven desde afuera”, señalaron.

El vínculo, cada vez más estrecho con Brasil, los inspiró para el lanzamiento de la colección Sueño Tropical, donde reconocen la influencia vegetal, gastronómica y hasta el particular “estado de ánimo y el optimismo que nos transmiten”.

Entre los materiales, exploran las posibilidades del cuero, el metal y la madera. En el proyecto Paisaje Oriental trabajaron junto a Malabrigo, fabricante de hilados de lana merino teñidos en forma artesanal.

 “Buscamos recrear de forma explícita paisajes uruguayos a través de colores y formas, donde la lana es el gran interlocutor”. Esta línea de ondas suaves, montes de especies autóctonas y dunas los llevó a Milán para representar a nuestro país. “Es representativa de esos gestos geográficos que nos interesa mostrar y que, fuera de la región, resultan particulares. Reivindicamos lo local y el diseño plural del hábitat desde países emergentes, que empiezan a cuestionarse la universalidad y la homogeneidad del diseño”, afirmaron Menini y Nicola.

Página 5 de 58
Top