JoomlaLock.com All4Share.net

La Maison Bernand, edificada en la Costa Azul, próximo a Cannes, es una de los ejemplos más llamativos de la arquitectura de mitad de siglo XX.  Construida en 1971, parece más un submarino o una representación cinematográfica retro-futura, que un edificio real, que fue renovado, tras una gran reforma que duró cinco años. La particularidad de esta construcción,  creación del arquitecto búlgaro Antti Lovag, es la de una casa parecida a un hormiguero en la que son humanos los que pasean a través de sus túneles y cavidades.

Con una visión única Lovag llamó a su proyecto “Habitologist”,  y lo definió como “una casa envoltorio que abarcaba las necesidades del hombre”. Edificada en la región de la Provenza junto a los Alpes y la Costa Azul es el primer trabajo del arquitecto húngaro a la cual se le sumarían posteriormente otras logradas construcciones como, Le Palais Bulles, un proyecto para el diseñador Pierre Cardin.

En concreto, Maison Bernad se construyó para un empresario francés con unas formas orgánicas que posiblemente fueran destinadas más a llamar la atención, que para vivir en ella.

En “Habitologist”, las paredes revestidas con extraños orificios sustitutivos a los ventanales de una casa convencional y sus pasillos recuerdan a un pasadizo de hormiguero realizado a escala humana. Sus impresionantes vistas al mar Mediterráneo es otro de su atractivo principal, realmente sorprende encontrar en plena Provenza una casa con un diseño tan singular y construida hace 46 años.

Antti Lovag concibió esta casa encuadrando las vistas más espectaculares con las zonas principales de la vivienda, a partir de ahí se conectaron las habitaciones mediante largos pasillos de metal. Las renovaciones de la Maison Bernad han sido supervisadas por la arquitecta Odile Decq, cosa que a la profesional le ha deleitado entre tanto arte y excentricidad. Estoy convencida que ha colmado el trabajo de Lovag dando ese punto extravagante y actual que le faltaba por completar en nuestros tiempos y que al gran arquitecto no le habría importado en absoluto.

 

Arquitectura orgánica

Antti Lovag, quien falleció en el 2014, fue uno de los altos exponentes de lo que se denominó como “arquitectura orgánica”. De hecho, en la década de 1960, trabajó con Jacques Couëlle, uno de los primeros arquitectos en desarrollar ese estilo de arquitectura en Francia. A principios de los años setenta inició la construcción de la casa Bernard donde implementó su radical e innovador diseño de viviendas.

La arquitectura orgánica u organicismo arquitectónico es una filosofía de la arquitectura que promueve la armonía entre el hábitat humano y el mundo natural. Mediante el diseño busca comprender e integrarse al sitio. El estilo orgánico es un movimiento arquitectónico que se deriva del funcionalismo o racionalismo y que puede considerarse promovido fundamentalmente por los arquitectos escandinavos en la década 1930-40 y por el arquitecto estadounidense Frank Lloyd Wright.

Lo que deseaba transmitir con la mansión su diseñador  Antti Lovag  era el círculo, en materia de construcciones,  como una forma simple y básico de cualquier vida, por lo que él, antes que arquitecto, se definía a sí mismo como “habitólogo” y preconizaba la “democracia de proximidad” como principio de urbanización.

Lo cierto es que la Mansion Bernard sigue cautivando por su estructura de “hormiguero”,  sus colores exteriores e interiores que recuerdan a la década del setenta. Hoy es una visita obligada para quienes se maravillan por los estilos arquitectónicos no tradicionales, pero, para preservar el misterio y su encanto, las visitas guiadas se realizan con los móviles en modo silencioso, los animales no están permitidos, los videos y fotografías están prohibidos desde cualquier dispositivo y no se facilita la ubicación real de la casa, ni siquiera en el mapa aparece su lugar específico, sólo una señas donde más tarde el trayecto se desvía.

Publicado en Noticias

La  arquitectura ha demostrado ser el arte más presente en las sociedades, dándole forma  y sentido a todas las ciudades en todas las  épocas. Por ejemplo, fue en Italia cuando artistas como Miguel Ángel o Francesco Borromini marcaron los cánones de belleza al servicio de la Iglesia durante el Renacimiento. O en Nueva York, cuando se construyó el skyline para mostrar el poderío capitalista con edificios como el Chrysler Building de William van Alen o el Empire State Building de Willliam F. Lamb durante el siglo XX. O en Medio Oriente, para mostrar el poderío de los capitales provenientes del petróleo al construir ciudades de la nada y tornarlas en grandes metrópolis como Dubai.

Como parte de la época en la que actualmente vivimos, tendencias por construir edificios con diseños innovadores, materiales renovables, o simplemente utilizar de mejor manera los recursos disponibles, han resultado en diseños y creaciones completamente distintos, edificios que dicen mucho de la sociedad, y las ciudades, del  siglo XXI.

 

Casa PopUp. El concepto de esta casa se basa en una corriente de arquitectura sustentable llamada construcción pasiva en el cual, las casas que se construyen están bien diseñadas, son de bajo costo y usan modos alternativos de energía. Con estas tres premisas, las casas que se construyen bajo este concepto son casi autosustentables y tienen una huella de carbono muy baja. La casa se construye en aproximadamente cuatro días y solo necesita armarse usando un desarmador ya que se ensambla de manera parecida al Lego. Cada pie cuadrado tiene un costo de entre $1,200 y $1,900 USD y cada casa es personalizable. La construcción de estas casas está disponible únicamente en Francia por el momento, pero la compañía dueña de la patente de este diseño tiene planes de expansión a Estados Unidos e Inglaterra.

 

Arquitectura cinética. La tendencia por hacer la arquitectura más sustentable se está desarrollando principalmente en Australia. Debido a las sequias que el país tiene en gran parte de su territorio, distintos despachos de arquitectura han creado edificios “inteligentes” que se adaptan al medio ambiente, ya sea para captar agua, usar el sol para generar energía o simplemente para generar brisas o corrientes de aire. Este edificio, el Anz Center en Melbourne, fue diseñado y construido por el estudio del arquitecto Hassell y es uno de los edificios con oficinas abiertas más grande del mundo.

 

Mini casas japonesas. La tendencia por construir edificios pequeños donde puedan caber muchas personas es la propuesta arquitectónica y de diseño japonesa. Cell Brick es un edificio de 108 pies cuadrados pero aprovechado al cien por ciento. Las mismas paredes del edificio sirven para guardar cosas y los simples pasillos fueron eliminados para hacer al edificio más funcional.

Edificios ultra modernos. La desaparecida arquitecta anglo-iraquí Zaha Hadid,  quien se convirtió en la primera mujer en recibir el Premio Pritzker en el 2004, transformó  las barreras de la arquitectura tradicional con diseños vanguardistas. Diseños orgánicos que marcan un compás muy distinto a los que habían sido construidos antes, marcan los skylines de ciudades, principalmente emergentes, para transformarlas en las visiones auténticas del futuro.

 

Arquitectura flotante.  El cambio climático plantea una grave pregunta, ¿cómo afrontarán nuestras ciudades el aumento del nivel del mar? Algunos arquitectos creen que los edificios flotantes son la respuesta, y han creado una rica variedad de diseños para probarlo, desde simples casas prefabricadas hasta barrios completamente anfibios.

Por ejemplo, en Ámsterdam, una nueva generación de casas flotantes ha aparecido por toda la ciudad. Entre éstos se halla una estructura de madera de Framework Architecten y Studio Prototype, que muestra cómo las casas flotantes pueden incluir fácilmente un piso sumergido bajo el agua. También se planeó una propuesta ambiciosa para la capital holandesa a principios de este año. La firma danesa BIG y el estudio Barcode Architects de Rotterdam revelaron diseños para un enorme complejo de viviendas que flotará en el lago IJ. El edificio de 46.000 metros cuadrados será la puerta de entrada a IJburg, un vecindario entero situado en islas artificiales.

Para algunos arquitectos, las construcciones flotantes son una oportunidad para viajar fácilmente. Por ejemplo, un equipo de la Universidad de Coimbra en Portugal ha creado una casa flotante prefabricada que se puede enviar a cualquier parte del mundo, permitiendo a sus ocupantes residir en ríos y lagos.

Publicado en Noticias

La Comisión del Patrimonio Cultural de la Nación y el Ministerio de Educación y Cultura definirán cinco o seis de las construcciones de valor universal del ingeniero Eladio Dieste  (1917-2000), de una preselección de 14, para integrar el expediente que se presentará en febrero de 2019. La documentación será entregada a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) para que las declare Patrimonio Mundial.

Las obras de Dieste se caracterizan por la optimización de recursos, destacó el director de la Comisión del Patrimonio, Nelson Inda.

“Toma el ladrillo, que debe ser el elemento prefabricado más antiguo que tiene la arquitectura, y lo lleva a su máxima liviandad en la creación de superficies curvas a partir de una nueva tecnología que denominó cerámica armada. Sus creaciones se expresan en  construcciones abovedadas realizadas con ladrillo, armadura de acero y un mínimo de hormigón”, afirmó Inda

Son más de 150 construcciones dispersas en distintos puntos de Uruguay, producidas por la empresa constructora fundada en 1954 por Dieste y el también ingeniero Eugenio Montañez, con sede en Montevideo. Las obras tuvieron la participación de ambos profesionales, junto con otros colegas y arquitectos.

 

Propuesta y preselección

Si bien la declaratoria de la agencia especializada de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sería genérica de la obra de Dieste, la propuesta que realizará Uruguay consta de una selección de cinco o seis casos representativos, de una preselección de 14 que fueron reconocidos o están en proceso de ser declarados Patrimonio Nacional de Uruguay.

Esas cinco o seis obras deberán incluir un plan de gestión, es decir, que esté asegurado su mantenimiento, que se consideran indispensables y en las que el autor tuvo una participación excepcional.

El expediente, cuya coordinación está a cargo de Marta Dieste, hija del autor, irá acompañado de los elementos gráficos, literarios e históricos que fundamentarán la candidatura del influyente ingeniero.

En la preselección de 14 obras figuran las iglesias de Cristo Obrero, en Atlántida, y de San Pedro, en Durazno, el Depósito Montevideo, en el recinto portuario homólogo, y su vivienda familiar, en la calle Mar Ártico 1227, en la capital del país.

En Maldonado, se incluyen la casa Berlingieri, en Punta Ballena, la torre de Canal 9, en la capital de ese departamento, y el gimnasio polideportivo de San Carlos. Otras obras destacadas son el gimnasio municipal de Artigas, la ex estación de ómnibus y parador Ayuí, ambos en Salto, el edificio de la planta embotelladora de refresco Fagar, en el paraje coloniense de San Juan, el silo de la cooperativa Copagran, en la ciudad rionegrense de Young, y la escuela pública n.º 27 La Macana, en Florida.

Con anterioridad, Colonia del Sacramento fue inscripta en la Lista del Patrimonio Mundial en 1995 y el Paisaje Cultural e Industrial de Fray Bentos, que tiene como núcleo al ex frigorífico Anglo, fue reconocido por la Unesco en 2015.

Dieste, oriundo de Artigas, egresó de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de la República en 1943 y es uno de los grandes arquitectos uruguayos reconocido a nivel internacional, creador de edificios emblemáticos como la Iglesia Cristo Obrero, en Atlántida; laIglesia San Pedro, en Durazno; edificio del Banco de Seguros del Estado; Mercado en Porto Alegre y el Mercado de Maceio, ambos en Brasil.

El 2005 fue designado como “Año Eladio Dieste” por parte del Museo de Arte Moderno de Nueva York, la Universidad de Princeton y el MIT de Massachusetts, como forma de homenajear a su obra y en el 2006 se celebró en Uruguay el Día del Patrimonio bajo el lema “Tradición e Innovación. Eladio Dieste: el señor de los ladrillos”.

Publicado en Noticias

Un estudio llevado a cabo por la arquitecta Sharon Recalde propone generar conocimiento sobre la precariedad habitacional dispersa de Montevideo y estudiar medidas que permitan revertir la situación.  El estudio es la tesis de doctorado presentada ante la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de San Pablo y recibió una mención en la última edición del Premio Nacional de Urbanismo.

Según el trabajo, “en este nuevo siglo se produce una polarización entre las condiciones de vida de los distintos estratos sociales, que tiene su reflejo en el territorio” y que se materializan en la “segmentación social, segregación residencial y exclusión urbana”.

De manera paralela “se manifiestan nuevas formas de habitar en el tejido formal de la ciudad, asociadas a nuevas formas de pobreza y vulnerabilidad”. Se trata de la precariedad habitacional dispersa y es “la menos visible, subdiagnosticada y atendida por las políticas públicas”, afirmó Recalde.

 

Precariedad habitacional

Se considera precariedad habitacional, entonces, a la manifestación física de pobreza o vulnerabilidad en el hábitat residencial. La precariedad dispersa es la precariedad física y social que caracteriza localizaciones puntuales dentro del tejido formal. En tanto, la precariedad habitacional concentrada hace referencia a la precariedad física y social que caracteriza porciones homogéneas de la ciudad, como parte de procesos de fragmentación urbana.

Existen ambos tipos de precariedad habitacional, pero en la tesis doctoral se recuerda un trabajo estadístico previo que daba cuenta que existen tres familias pobres en el tejido formal por cada una que vive en asentamientos irregulares en Montevideo. Ello, sostuvo Recalde, “evidencia la existencia de situaciones de vida críticas diseminadas por ese tejido formal que no necesariamente son conocidas y mitigadas por la acción estatal”.

Los barrios de las zonas centrales de Montevideo fueron identificados como poseedores de algunas situaciones de precariedad habitacional. Es más, en el trabajo se indica que existen “niveles críticos (altos) en las zonas centrales e intermedias o que presentan particularidades que implican la necesidad de profundizar el análisis en las zonas de interés”.

 

Cambio de paradigmas

Según Recalde, en los últimos años se observa un “real interés en innovar en la búsqueda de soluciones para las problemáticas habitacionales existentes, tanto a nivel legal como institucional, como en el diseño e implementación de los programas”. Cree que “existe un evidente viraje del paradigma del acceso a la vivienda al de permanencia en ella” y que la diversificación de los programas “ha permitido comenzar a atender el stock habitacional existente” en el que se evidencia la precariedad.

De todos modos, pese a la existencia de diagnósticos y la aplicación de planes desde el Estado, la especialista entiende que “aún existe desconocimiento de situaciones de precariedad, mayormente de la precariedad dispersa, tanto de su localización como de su caracterización”.

 

Formales y precarios

La tesis doctoral afirma que se desarrollaron programas estatales “de aplicación concentrada y dispersa” y que las medidas aplicadas sobre la precariedad dispersa “tienen menor inversión ya que se limitan a mejoras en la vivienda, han tenido menor evaluación, van en aumento (diversificación), aunque no están aún consolidadas”.

Asimismo, señaló que “su gestión no es simple, debe atenderse caso a caso“, y que los beneficiarios son los protagonistas ya que son los que deben procurar el programa habitacional más adecuado a sus necesidades y posibilidades”.

Recalde sostuvo en el trabajo que “los programas que atienden las situaciones de precariedad concentrada tendrán un mayor impacto a nivel urbano, por un lado por la propia concentración de los resultados y porque incluyen acceso a servicios de infraestructura y equipamientos sociales y culturales. También será mayor la cantidad de beneficiarios”.

Sobre los programas de aplicación dispersa, señaló  que “se limitan a intervenciones en las viviendas y su alcance es aún limitado”. Y explica: “Pueden atender situaciones que promuevan la conservación del stock construido, salpicando de mejoras el tejido formal en proceso de deterioro. Esos programas a pesar de no proponer el mejoramiento del espacio público, en algunos casos contribuyen a la imagen urbana a partir de las mejoras de los inmuebles”.

 

Conclusiones

Entre las conclusiones del trabajo se encuentra la necesidad de generar más información acerca de la precariedad habitacional dispersa. “La falta de información es el primer obstáculo a superar para revertir esa problemática. La investigación realizada propone una metodología para su reconocimiento, define zonas donde comenzar un análisis más profundo y genera un sistema de información geográfica que queda disponible para continuar con la manipulación de los datos e indicadores utilizados”, indicó Recalde.

Además, sostuvo que la visibilidad de los distintos tipos de precariedad habitacional es diferente, “siendo mayor el reconocimiento en el caso de los edificios ocupados, luego el caso de los terrenos formales con ocupación precaria y finalmente el de las pensiones”.

“Los edificios ocupados se encuentran en toda el área estudiada, los terrenos formales con ocupación precaria se localizan en la parte más periférica de esa zona y las pensiones en la zona más central”, explicó la profesional.

Desde su perspectiva, “es necesario coordinar y articular, hacer sinergia entre programas de distintos sectores (urbano, habitacional y social) y entre distintos organismos, potenciar la autogestión, autoproducción, autoconstrucción e intensificar el apoyo técnico; facilitar las acciones y aproximar los programas a los usuarios”. En línea con lo que trabaja el gobierno, Recalde  manifestó que en el caso de terrenos formales con ocupación precaria los principales aspectos a resolver son las condiciones de habitabilidad y las condiciones legales de las viviendas.

“Las intervenciones físicas a realizar incluyen el mejoramiento de las condiciones materiales y apoyo a la autoconstrucción. Las estrategias a desarrollar deben tender a potenciar las acciones a través, por ejemplo, de la cooperación entre familias y coordinación entre beneficiarios para hacer más eficiente la acción de las instituciones, valorando las intervenciones grupales sobre las individuales”, enfatizó la arquitecta.

Por otro lado, se plantea en la tesis doctoral que “hace falta facilitar la formalización de las viviendas lo que implica posibilitar la subdivisión de los terrenos originales, la regularización de las construcciones -impedida por el incumplimiento de las condiciones físicas-, permitiendo en ambos casos la incorporación a propiedad horizontal”.

En el caso de los edificios ocupados, plantea que antes de cualquier otra acción se deben resolver los problemas de tenencia, y sostiene que el caso de las pensiones y casas de inquilinato “debe ser reconocido como un problema a atender” ya que “apenas se conocen las condiciones de vida de los locales habilitados”, señala el estudio de la arquitecta Sharon Recalde.

Publicado en Noticias

Rupturistas, imaginativos y, por qué no, polémicos, los popes de la arquitectura moderna parecen no tener límites a la hora de proyectar sus creaciones y convertirlos en realidad. La web de arquitectura arkplus.com hizo una lista de los doce edificios más innovadores del mundo que inspiran verdadera admiración y se han convertido, por sí mismos, en un  centro de atracción para turistas.

Edificio Infosys. La casa central de Infosys, ubicado el Hinjewadi, provincia de Pune, en la  India, es un precioso edificio de alta tecnología. La estructura entera parece una aeronave y esta ilusión es creada por su forma: una estructura elipsoide con inclinado en, aproximadamente, 10 grados de ángulo. El edificio fue el primer ocupante del parque IT llamando Parque Rajiv Gandhi Infotech. En este parque, hay aproximadamente 20 compañías de software como Mindtree, Tata Technologies, Tech Machindra and CISCO. Este edificio construido en base a los diseños del arquitecto Hafeez Contractor, un importante y respetado arquitecto indio, conocido por su compromiso por los diseños “verdes”. El edificio es una combinación de acero, vidrio y aluminio.

 

Museo de Arte Milwaukee.  El Museo de Arte Milwaukee, en el estado de Wisconsin, en Estados Unidos, es un espectacular edificio que se divide en 3 partes: el Centro para la memoria de la guerra, el pabellón Quadracci y los jardines Cudahy. Este es uno de los museos modernos más interesantes. El Museo de Arte de Milwaukee tiene más de 30.000 metros cuadrados. Emula a las embarcaciones que se pasean por el lago y el edificio tiene en su arquitectura: mástil, proa y una especie de velas. Fue diseñado por los arquitectos Santiago Calatrava, David Kahler y Eero Saarinen. El pabellón Quadracci es el más impresionante a nivel visual, construido bajo el estilo posmoderno de acuerdo a los planos de Calatrava. El Hall Windhover es la estructura arquitectónica de mayor atracción, y tiene un cielo de vidrio de 90 pies de altura. La nueva ala del museo diseñado por Calatrava es un enorme juego de arcos de fibra de carbono que se ajustan para modular la entrada de luz y de calor del museo. El MAM está situado sobre el puente de agua, en el gran lago de Michigan.

 

Instituto holandés de sonido y visión. El efecto general del edificio, es fascinante: colorido y con paneles de vidrio traslúcidos, muy alegres, lujosos y opulentos. El edificio, situado en Hilversum, Holanda,  fue diseñado por Neutelings Riedijk Architects, y tiene 5 niveles subterráneos y otros tantos sobre el suelo. Los niveles subterráneos contienen los archivos y materiales, mientras que los superiores es donde se encuentra el museo de medios abierto a los visitantes. Los paneles de vidrio en la fachada es muy característico de un collage de cuadros famosos y fotos de las películas holandesas y series de televisión.

 

Museo de Arte de Denver. El edificio de la ciudad homónima norteamericana comenzó a construirse a  principios de 1948, cuando el diseñador Burnham Hoyt diseñó lo que se conoció como la Galería Schleier. A través de los años, le han hecho numerosas ampliaciones ya que el museo necesita más espacio para guardar sus tesoros. Dos de las más famosas anexiones fueron el Edificio Frederick C. Hamilton  y el North Building. La primera de ellas, el edificio  Frederic C. Hamilton, fue proyectado por el arquitecto Daniel Liebeskind, y el diseño se asemeja a los hermosos picos de las montañas Rocky y todos los tipos de formaciones rocosas geométricas típicas de la geología de Denver. El edificio entero se recubrió de enormes paneles de titanio que de acuerdo al arquitecto “reflejan el brillo del sol de Colorado”.

 

Federation Square. La Plaza de la Federación (Federation Square) es la segunda atracción turística de la ciudad australiana de Melbourne,  después del Crown Casino. El proceso de construcción de la plaza tuvo gran controversia a pesar de que hoy es una de las estructuras más admiradas del mundo. El edificio está construido según el deconstructivismo, ofreciendo un sentido de fragmentación y una estética minimalista. Las fachadas están cubiertas por vidrio y lajas de arenisca, zinc y marcos de metal con lo cual conformaron interesantes patrones geométricos. Los diseñadores del proyecto fueron los integrantes de Lab Architecture Studio con el maestro Donald Bates y Peter Davidson a la cabeza junto con la firma local Bates Smart.

 

La Tete-au-Carre. La Tete au Carre  es un edificio muy visual, donde funciona  la biblioteca central ubicada en el corazón de Niza, Francia. Es la primera escultura habitada del mundo, y está construida enteramente en aluminio. El famoso escultor y pintor Sacha Sosno junto con los arquitectos Yves Bayard y Francis Chapuis fueron los creadores. La traducción literal de Tete au Carre es “Pensando dentro de la caja”. Dentro de la cabeza hay 3 pisos de la biblioteca llenos de documentos digitales y en papel y libros. El edificio tiene  26 metros de alto y es uno de los edificios-escultura más interesantes y modernos del mundo.

 

Biósfera Montreal. Biósfera Montreal,  es un museo dedicado íntegramente al medio ambiente. El diseñador de esta particular estructura fue el arquitecto Richard Buckminster Fuller. La estructura es de 61 metros de alto y el diámetro de la esfera es de 78 metros. El marco principal está hecho de tubos de acero y utiliza alrededor de 1900 paneles de acrílico para las fachadas. Hoy, la esfera sirve de locación para numerosas exhibiciones interactivas para niños y muchos otros programas culturales y de entretenimiento para todas las edades.

 

Edificio Peter B Lewis.  Este edificio fue diseñado por el famoso arquitecto Frank Gehry y hoy es la sede de la Weatherhead Escuela de Management. El edificio tiene líneas curvilíneas y a pesar de que luce extraño, es un trabajo artístico muy importante en la ciudad de Cleveland, en Estados Unidos. La estructura fue llamada así después de que el Presidente de Progressive Insurance, una compañía de seguros donó 37 millones de dólares para su construcción. El costo total fue de 62 millones y mide casi 152.000 metros cuadrados. El estilo y la estructura es una clara reminiscencia del Museo Guggenheim de España que también fue construido por el maestro de la arquitectura pop Frank Gehry.

 

Biblioteca Alexandrina. En la egipcia ciudad de Elshtaby se levanta la Biblioteca Alexandrina, una de los más famosos centros culturales del mundo. El estilo de construcción responde a un espacio contemporáneo, simulando el disco titilante debajo del sol. La biblioteca puede albergar 8 millones de libros, la sala principal de lectura es enorme (70.000 m2) y tiene 11 niveles armoniosamente en cascada. En las paredes exteriores se pueden ver inscripciones caligráficas en la pared de granito y el techo de la sala de lectura tiene 32 metros de alto. Los arquitectos y planificadores fueron profesionales de Hamza Asociados y el estudio Snohetta. La biblioteca y el centro cultural recibieron el Premio Aga Khan de Arquitectura en 2004. Ocupa el mismo lugar que la antigua biblioteca de Alejandría.

 

Casa domo. Esta estructura, ubicada en Pensacola Beach, Florida en Estados Unidos, es un domo (o cúpula) geodésica que es extremadamente confortable, muy sólida y resistente a todas las condiciones climáticas. Desde el interior los invitados tienen una vista al océano, ya que al ser una estructura esférica se puede tener una vista panorámica muy original.  El arquitecto que la construyó es Bob Bissett.

 

Parc Guell. Este parque está lleno de maravillosas piezas de arquitectura del maestro Antonio Gaudi. Está ubicado en Barcelona y fue construido entre 1900 y 1914. Algunas de las más notables piezas de este parque incluyen la entrada, que da la sensación de que uno entra a un castillo.

 

Panal de abejas. Este edificio residencial, ubicado en Jerusalén,  ha roto todas las reglas de la arquitectura tradicional. Fue construido en 1970 basado en los planos del arquitecto Zvi Hecker para el Ministerio Nacional de Vivienda que quería un diseño que rompiera con los patrones arquitectónicos de la ciudad.

Publicado en Noticias
Página 1 de 3
Top