JoomlaLock.com All4Share.net

Noticias

Un edificio puede “crear” persianas o balcones a gusto del usuario

Ubicado muy cerca de Zurich, el edificio Ballet Mécanique está integrado por cinco unidades de viviendas distribuidas en tres pisos. Su autor, Manuel Herz, nombró así al edificio por el movimiento que despliega su fachada. En los cuatro lados del Ballet Mecánico las paredes de los dos niveles más bajos se abren mediante sistemas hidráulicos para formar balcones, pantallas y aleros de colores.

El edificio cuenta con elementos móviles de distintos tamaños. Los más grandes alcanzan a transformarse en balcones enmarcados por barandas plegables y se ubican frente a las salas de estar de cada departamento. En tanto, los paneles más pequeños se pliegan para formar balcones estáticos que funcionan como extensión de las habitaciones o como persianas.

Este sistema de aberturas funciona como protección solar y, al mismo tiempo, genera espacios residenciales más introvertidos cuando están cerrados. Por el contrario, cuando están abiertos, acercan la vegetación del entorno a los interiores. La idea de Herz fue generar un espacio intermedio entre el exterior y el interior, como una especie de ambiente de transición. Con esta intención, el arquitecto diseñó un bloque de viviendas que remite, en su estética, al Museo Heidi Weber de Le Corbusier. El resultado es un edificio que cambia de apariencia, desde un cubo monótono a una forma colorida e irregular, a partir del movimiento de las persianas.

Cada una de las persianas móviles está pintada del lado interno con distintos tonos de rojo y azul pensados en función de su vínculo con el museo, así como con la decoración de los departamentos. De superficies pálidas, los ambientes se tiñen de los tonos de los paneles por acción de su posición y el paso de la luz natural.

Visto 83 veces
Compartir
Top