JoomlaLock.com All4Share.net

Noticias

La reactivación del crédito dinamiza el sector inmobiliario argentino

En un encuentro organizado por el diario argentino La Nación, una decena de especialistas en el mercado inmobiliario expusieron sobre la evolución reciente y el futuro de la actividad en la vecina orilla.

Para hablar sobre el mercado inmobiliario argentino, su desarrollo, la financiación y las perspectivas a mediano y largo plazo, La Nación convocó a varios especialistas del sector  en un evento que se realizó el pasado sábado 16 de setiembre en el Museo de Arte Latinoamericano (Malba),  los expertos analizaron cómo evolucionarán las variables de la actividad y delinearon las diez claves del presente y del futuro de la industria.

El primer módulo fue “Oficinas: poca rentabilidad, mucho potencial”, donde se señaló que hay entre un 5 y un 7% de rentabilidad antes de impuestos. Ése es el porcentaje que, según los referentes del segmento de oficinas, representa el provecho de ese tipo de desarrollos. “Los valores de la renta hoy están prácticamente iguales que durante la convertibilidad, mientras que el precio de venta se ha duplicado o triplicado. Eso explica la baja en la rentabilidad”, apuntó Héctor Salvo, director de la agencia inmobiliaria Raghsa.

El directivo recordó, además, que los impuestos de esa renta son “muy altos” y recomendó a los inversores ver bien la historia de un edificio o de una zona que promete rentas demasiado buenas. “En las épocas de crisis quizás esa propiedad quede desocupada durante siete meses, y otra con renta inferior en ese momento se alquila más fácil”, advirtió. Y añadió: “Esto no deja de ser como un negocio financiero: a mayor riesgo, mayor tasa”.

Otro de los temas, tratados durante el evento, se denominó “El GPS de los desarrolladores y las zonas más calientes”. En este sentido, Alejandra Covello, presidenta en Covello Propiedades, señaló que la ciudad de Buenos Aires no crece en tamaño, por lo que no queda otra opción que reciclar y reinventar zonas. “Gracias al transporte, las zonas calientes están cambiando mucho. La idea del comprador con crédito es que quizá prefiera barrios no tan céntricos, pero con más metros o con mejores vistas”, afirmó la experta.

En este contexto, se detectó que el desarrollo de shoppings se aleja de la ciudad de Buenos Aires y, según Daniel Elsztain, director de Negocios Inmobiliarios del grupo IRSA, podría acercarse a La Plata y a San Miguel de Tucumán y que estos emprendimientos podrían llegar a las zonas sur y oeste del Gran Buenos Aires y a las provincias de Santa Fe y Córdoba.

 

Créditos hipotecarios

Los créditos hipotecarios, fue otro de los puntos que se incluyeron durante la jornada, al hacer hincapié que agosto fue el mes récord para los créditos hipotecarios en la Argentina. Y los préstamos en UVA, la unidad de valor que se ajusta por inflación, fueron los grandes protagonistas: el 84% de las hipotecas fueron de ese tipo. Ese mes se otorgaron, en total, 7.109 millones de pesos argentinos.

 

El resurgimiento de los créditos cambió la estructura del sistema financiero. Daniel Alonso, gerente general de Banco Provincia, explicó que esa entidad reformó su estructura de atención.

“Generamos un micrositio para que los clientes puedan ver cuál es la oferta de créditos. Tenemos un call center que recibe 6000 llamadas por mes y la aceleración fue tremenda en los últimos meses: tuvimos 13.000 trámites, la mitad de Procrear y la otra mitad de créditos en UVA. Hoy cada cuatro minutos tenemos un nuevo propietario con préstamo del banco”, describió el directivo

Iván Kerr, subsecretario de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Nación y presidente de Procrear, se refirió al siguiente paso en materia de créditos. Apuntó que el Gobierno quiere dar seguros hipotecarios para mejorar las condiciones y animar a que más bancos presten más dinero. “La idea es poder generar un swap para que, si existe diferencia de inflación, se pueda cubrir. Queremos ofrecer seguridad jurídica para que el mercado se anime a invertir”, apuntó.

“Ya estamos trabajando en la calificación de un banco público específico para poder tener un track record de un lote de hipotecas securitizable”, adelantó. Y agregó: “En muchos países, los subsidios y los seguros terminan haciendo que los bancos bajen aún más el crédito a los sectores que son más vulnerables. Queremos que eso llegue a toda la sociedad y que el sector privado se anime a invertir en todos los sectores”, agregó al final de su ponencia.

Lo expresado por Kerr está en consonancia con lo expuesto por Gabriela Goldszer, directora de Ocampo Propiedades, que  explicó cuál es su visión desde las ventas inmobiliarias: “Desde principios de año, con la irrupción de los créditos y el blanqueo, vimos una dinámica muy cambiante. El perfil pasó del cliente inversor que buscaba en las inmobiliarias un lugar donde refugiar el dinero al consumidor final, y eso hace que sea clave entender cuestiones humanas y emocionales asociadas más a lo social que a lo financiero”, afirmó

 

Créditos intermedios

Desde la perspectiva de los desarrolladores, Christian Bazarian, presidente de Corporación América Inmobiliaria, sostuvo que el crédito ayudará a la transparencia del sector y “tenderá a bajar los costos de la construcción”, porque el sector se alejará del financiamiento de pozo que, dijo, buscaba alargar los plazos de las obras para que los interesados pudieran llegar a pagar las cuotas. “Los créditos acortan los tiempos para hacer la obra y, por lo tanto, saldrá menos porque se edificará más rápido”, sostuvo.

Los desarrolladores se mostraron contentos con las posibles formas de financiación que podrían aparecer en el mercado y los funcionarios hicieron hincapié en las herramientas que harán crecer al sector. Según Kerr, el desarrollo del crédito intermedio -aquel que toma un desarrollador y que luego puede transferir al comprador- será clave para que la rueda gire de manera aceitada.

En tanto, recordó que en junio pasado el Banco Central argentino estableció que los bancos podrían tomar tanto los boletos de compra como las participaciones en fideicomisos como garantías de financiamiento para otorgar créditos individuales, un avance que también ayuda a destrabar operaciones.

“El crédito intermedio es incipiente”, opinó por su parte Miguel Camps, líder de la desarrolladora Argencons. “Fundamentalmente se está trabajando con el Banco Nación y algunas entidades privadas para ver la evolución”.

Camps también explicó que, desde su rol como presidente de la Asociación de Empresarios de la Vivienda (AEV), trabaja junto al sector financiero para generar un mayor conocimiento sobre esta herramienta por parte de los desarrolladores.

 

Financiación

El resurgimiento del financiamiento logró que las grandes desarrolladoras comenzaran a mirar con más atención el segmento de las viviendas. “El déficit en la vivienda es conocido; es triste que no se haya atacado antes. Hoy pareciera ser el momento por el bajo costo de endeudamiento. Nosotros emitimos un bono al 5% en el mercado local”, afirmó Daniel Elsztain, director de la inmobiliaria Irsa.  Por otro lado, predijo “presión de precios” en las viviendas por las hipotecas. Y pidió que la oferta aumente, para que el impulso de los créditos “no haga que se disparen demasiado los precios” y para eliminar el riesgo de una burbuja inmobiliaria. También Kerr señaló que éste es “el momento de los desarrolladores” para la atención de la demanda.

En tanto, Gonzalo de la Serna, de la desarrolladora inmobiliaria Consultatio, dijo que su compañía está intentando entender cómo cada región requiere un método constructivo distinto. Sin embargo, advirtió: “Hay un tema de déficit de infraestructura de servicios para zonas no urbanizadas. Uno no puede hacer patria y desarrollar un lugar donde no hay agua o transporte. Si el proyecto es social, donde además hay rentabilidad más baja, tiene que estar acompañado por el Estado”.

Por su parte, el economista Orlando Ferreres, titular de la consultora homónima, dijo que el país vecino “está en un largo camino al crecimiento, que no se sabe bien dónde puede terminar, pero va para el lado bueno” y proyectó un 3,5% de crecimiento del PBI para 2017 y un 20% de inflación.

Visto 288 veces
Etiquetado como
Compartir
Top