JoomlaLock.com All4Share.net
La situación en la industria de la construcción: Marcelo Díaz, encargado de Prensa del SUNCA

“Cada cien pesos que se invierten en la industria de la construcción, solo 17 pesos equivale al salario de los trabajadores”

 

La situación que atravesó el sector durante este año y lo que se espera para el 2017, fueron algunos de los puntos abordados por Marcelo Díaz, encargado de Prensa y Propaganda del Sindicado Único Nacional de la Construcción  y Afines (SUNCA).  El dirigente gremial se refirió a la pérdida de puestos en la industria, aunque recalcó que se ha frenado la caída y que, actualmente, se está en una “especie de meseta”.

Una de las causas del descenso de puestos de trabajo ha sido la migración de capitales, extranjeros y nacionales, a otros mercados como el paraguayo, así como el avance de la tecnología y los nuevos procesos de construcción.  De todas formas, el sindicato espera una reactivación en el primer cuatrimestre del 2017, teniendo en cuenta el anuncio de la instalación de una nueva planta de celulosa. Por último, Díaz se refirió a la productividad, donde no hay acuerdo entre cámaras empresariales y sindicato, al señalar que el diferendo es un tema “conceptual” y ahí radica la diferencia con la visión que tiene el empresariado al respecto. 

Como balance de este 2016, Marcelo Díaz dijo que “ha sido un año bastante complejo en función de la caída de los puestos de trabajo, dentro de un contexto de recesión económica en América Latina. En ese sentido, no hemos sido la excepción, pero también podemos decir que una de las causas de esta situación en nuestro país ha sido la fuga de capitales de inversión, tanto extranjeros como nacionales. Creo, y esto lo digo a modo personal, que estamos en una etapa de especulación. Varias ramas de la actividad están pasando por una situación compleja. Esto explica la caída de puestos de trabajo en la construcción. Hoy estamos en una suerte de meseta, donde se ha frenado la caída de puestos de empleo registrada meses atrás”..

El integrante del SUNCA agregó que muchos inversores, inclusive empresas nacionales, optaron por otros mercados, como es el caso del Paraguay. “Hay empresas nacionales que no se fueron del país, pero sí se fueron a invertir a otros países. Por ejemplo, Paraguay está pasando por un auge de la construcción”, señaló. Y descartó de plano que el costo de la masa salarial, tal como aducen algunos empresarios, sea uno de los motivos. “Eso no es así. Los números están clarísimos. Por cada cien pesos que se invierten en la industria de la construcción, solo 17 pesos llegan a significar en salarios del trabajador.  El 52% de esos cien pesos corresponde a materia prima que se utiliza. Hoy se mantiene todavía una condición de plusvalía importante, de mantener una rentabilidad en función de la inversión que se hace. Está claro que en Paraguay, y sin desmerecer a los trabajadores de ese país, están hoy en una situación muy compleja. No tienen organización, ni condiciones de pelear por una mejor distribución de la riqueza que se genera a partir del trabajo que generan ellos mismos. Actualmente nosotros estamos discutiendo que hay condiciones para mantener los niveles salariales que estamos teniendo y, puntualmente ubicar la condición de poder discutir en estos Consejos de Salarios una mejora salarial. No se puede hablar de una crisis en el sector, sí de un enlentecimiento de la economía del país porque hay inversores que invierten donde su capital le da más rédito”.   

 

Lo que se espera

En este aspecto, y en coincidencia con otros sectores de la industria, Díaz dijo que actualmente se está cerca de los 48 mil trabajadores aportantes al Banco de Previsión Social (BPS) y que la pérdida ronda los 10.000 puestos de trabajo. Recordó además que en 2013 se registró un record histórico de 73.000 trabajadores, respaldados en algunas obras de gran porte como la construcción de la planta de celulosa de UPM.  “Estamos de acuerdo que es muy difícil llegar a esa cifra de trabajadores en la industria. Al menos, no se ve a mediano plazo ese tipo de inversión para alcanzar esos números. Pero también tenemos que decir que seguimos manteniendo un nivel histórico de compañeros dentro de la rama de la construcción, a sabiendas que la industria ha cambiado mucho en tecnología y en procesos de construcción.  El avance de la tecnología ha llevado a menos puestos de trabajo y esos procesos de construcción son muchos más acelerados”, señaló.

Otro de los temas planteados fue la reactivación del sector de cara al próximo año. Para el dirigente gremial, es probable que para el primer cuatrimestre del 2017 empiecen a verse mejoras en materia de inversión. “Creemos que puede haber alguna inversión que haga crecer el sector. Estamos pensando en la nueva planta de celulosa, por ejemplo. También aspiramos a la inversión pública en obra pública, pero estamos de acuerdo que, si no se puede en este momento por la situación, vengan privados a invertir en el sector público y en infraestructura. De lo contrario, seríamos unos necios”, afirmó Díaz.

En cuanto a la productividad, dijo que el tema es “conceptual”, dejando en claro las diferencias con las cámaras empresariales. “Para nosotros la productividad no significa tener más producción solamente. Significa mucho más: invertir en capacitación, generar infraestructura y, sobre todo, condiciones laborales que permitan generar esa medición que es la productividad. Puntualmente, es un tema donde cada uno tiene su librito en función de sus intereses. Y nosotros tenemos el nuestro, lo vamos a defender y estamos dispuestos a dialogar como siempre y encontrarle una vía que sea favorable para ambas partes. Estamos dispuestos a discutir el tema productividad, pero no producción que genere más explotación.  Por eso digo que la capacitación de la mano de obra es algo central para nosotros. La mano de obra debe ser cada vez más calificada. Estos son los ejes centrales. Después tenemos algunas diferencias en cuanto a cómo tomamos cada una de las partes lo que es la productividad. El sector empresarial tiene como concepto de productividad generar más producción en el mismo horario de trabajo. Nosotros decimos que estamos en condiciones de generar acuerdos, siempre y cuando se contemplen mejoras para los trabajadores.  Lo primero para nosotros es la capacitación y, en segundo lugar, si hay una riqueza generada en función de nuestro trabajo, pretendemos una equidad a la hora degenerarse los niveles de productividad que se pretende en la industria.

Visto 534 veces
Etiquetado como
Compartir
Top