JoomlaLock.com All4Share.net

Con cada temporada estival, el flujo de automóviles en la ruta Interbalnearia aumenta significativamente, por lo que el gobierno nacional, desde el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) busca, a través de varias obras, hacer más dinámico el tránsito en esa arteria vial.

Durante 2018 la ruta 15, que une la ciudad de Rocha con La Paloma se preparará para la siguiente temporada con ensanches de puentes y nuevas rotondas. El director de Vialidad, Leonardo Cola, explicó que las obras para ensanchar los tres puentes y poner nueva capa asfáltica ya fueron adjudicadas, y comenzarán en marzo. También se construirá una rotonda de ingreso a La Pedrera, que ahora es un empalme, otra en el ingreso a La Paloma, y una tercera en el Barrio Obrero.

"Lo que estamos haciendo es apostar a rutas alternativas que se utilizan también para el traslado de producción y que, al tener un doble propósito, es rentable invertir", explicó al diario El Observador el director de Vialidad. Insistió, además, acerca de que es "impensable" diseñar una nueva ruta Interbalnearia, lo que conllevaría realizar expropiaciones y desalojar a las poblaciones cercanas, solamente para desagotar el tránsito durante cuatro fines de semana al año -Navidad, Año Nuevo, y los cambios de quincena en enero-.

El jerarca señaló que se busca concebir el flujo de tránsito hacia los balnearios del Este con "mentalidad sistémica", es decir, dando nuevas opciones al usuario para viajar. Desde el Estado quieren que los turistas tengan la posibilidad de llegar al mismo destino con mayor fluidez, aunque deban recorrer algún kilometro más.

Así, la opción para descongestionar el tránsito entre el arroyo Pando y Piriápolis -el tramo más colapsado del país por estas fechas- se encontró en la mejora de las rutas 101 y 8. Es decir, en el acondicionamiento de las vías que corren en paralelo a la Interbalnearia desde el norte, explicó Cola.

El ministerio de Transporte comenzó dos obras para transformar en doble vía la ruta 101 desde Colonia Nicolich, cerca del aeropuerto de Carrasco, hasta Pando, y la 8 desde Pando hasta la intersección con ruta 11.

En ambos casos, lo que se busca es, esencialmente, "bajar el flujo de la interbalnearia", agregó el jerarca del MTOP.

De esa manera, luego de transitar por la avenida de las Américas, en vez de seguir por la Interbalnearia, los conductores podrán optar por tomar la ruta 101 y luego la 8, evitando así las colas en el peaje de Pando. Transitando esa alternativa y luego la ruta 9, el viaje desde Montevideo hasta Punta del Este demanda, un viernes al medio día y según Google Maps, dos horas y 18 minutos con un recorrido de 145 kilómetros.

 

Menos tiempo                       

En tanto, por la ruta Interbalnearia se demoraría solo ocho minutos menos, con una distancia de 134 kilómetros. Según dijo Cola al diario El Observador, esas rutas están en buen estado y ya son utilizadas por una gran cantidad de vehículos para llegar a los balnearios del Este desde Canelones o desde el Norte de Montevideo. "Lo que queremos es dar facilidad para que se convierta en otra ruta turística", puntualizó y agregó que "con esta mecánica podríamos bajar un poco la presión en ese mes y medio o dos meses de verano", señaló el director de Vialidad. De todas maneras, el ministerio no descarta, a mediano plazo, la posibilidad de aumentar la capacidad de tránsito de la ruta Interbalnearia. Ya en 2016 y 2017 el MTOP invirtió US$13,4 millones para mejorar la fluidez en la Interbalnearia. Se realizó un recapado de la ruta, y se clausuraron 22 entradas irregulares de vecinos o comercios para restringir los accesos a la ruta por los cruces semaforizados.

Por otra parte, se ensanchó el puente de Pando, se cambiaron las sendas de telepeaje para los carriles centrales y se mejoró la programación del semáforo de Salinas, lo que mejoró la fluidez en esos tramos.  Se instaló, además, un nuevo semáforo en Marindia, y en febrero quedará activo uno en el kilómetro 49, en Parque del Plata.

 

Otras rutas

Generalmente cuando se habla de rutas turísticas, es decir, en aquellas que canalizan el flujo de automovilistas en temporada de vacaciones, se piensa solo en las que van al Este desde Montevideo.   Como muchos turistas que llegan desde Argentina transitan por las rutas 2 y 3, y luego por la 11 hasta la Interbalnearia. En esas vías también se han realizado mejoras, y también se piensa en rutas alternativas para descongestionar el tránsito en esa zona. Uno de los tramos más críticos para quienes van a Maldonado o Rocha por la ruta 11 es el que atraviesa las ciudades de Santa Lucía y de Canelones.

La idea que maneja el Ministerio de Transporte para esa vía es canalizar el tránsito por la ruta 81 y evitar así que tanto turistas como camiones pesados circulen dentro de las plantas urbanas. Las modificaciones en ese sentido comenzaron en 2017.

"Lo que vamos a hacer es iniciar una rotonda en la intersección de las rutas 81 y 5 para mejorar el ingreso de camiones", afirmó el jerarca del MTOP, lo que puede ser un beneficio también para el turismo.

Asimismo, durante 2017 el Ministerio de Transporte rellenó las zanjas producidas por el pasaje de camiones en unos 150 kilómetros de la ruta 3 e invirtió US$ 27,9 millones en rehabilitar la ruta 2 desde Fray Bentos a Cardona, que está ahora a nuevo, y en el ensanche de otros 40 kilómetros entre Rosario y Cardona, tramo que sigue en obra.

Publicado en Noticias

En el 2017, el Ministerio de Transporte y Obras Públicas duplicó la ejecución de recursos destinados a la construcción y refacción de rutas y carreteras, en relación al 2016, y alcanzó unos 460 millones de dólares, confirmó el ministro Víctor Rossi. Esta cifra aumentará en 2018 a unos 500 millones de dólares. En referencia a las inversiones con participación público-privada, dijo que la aspiración es iniciarlas en 2019.

“El año pasado se logró un récord de inversión en carreteras en la historia del ministerio”, destacó Rossi en declaraciones a la Secretaría de Comunicación Institucional.

El jerarca consideró fundamental la mejora de las condiciones de infraestructura vial, debido “a los puntos críticos que se habían generado como consecuencia del importante aumento de carga que se transporta por las carreteras nacionales”.

En otro orden, anunció, para mediados de 2018, la concreción de un plan maestro para el puerto de Montevideo, con una proyección de largo plazo hacia 2035 y aportes de todos los actores involucrados. “Se trata de una partitura, una orientación, que tienen todos los operadores portuarios, pero la responsabilidad es del Gobierno y de las autoridades del sistema de puertos”, explicó.

El ministro adelantó que en abril de este año se concretará un encuentro con todos los actores de la aviación comercial y civil del Uruguay “para procurar fortalecer la participación”. “Es necesario continentar un ámbito donde todos los que se sienten parte de esta comunidad puedan realizar sus aportes, ser tenidos en cuenta, definir objetivos comunes”, precisó.

Por último, confirmó el avance de los proyectos ejecutados a través de la modalidad de participación público-privada y aseguró que la aspiración es iniciar los trabajos en 2019.

“Estamos en condiciones de ir avanzando a la meta que nos habíamos establecido en materia de infraestructura vial en el país”, indicó.

 

Licitación pública internacional 

En otro orden, el martes 5 de diciembre, el Ministerio de Transporte y Obras Públicas difundió las bases de contratación del proyecto Ferrocarril Central Montevideo-Paso de los Toros. Durante el evento, el titular de la cartera de Transporte  y Obras Públicas, Víctor Rossi,  informó que el plazo para recibir las ofertas es el 9 de abril de 2018 y se espera adjudicar las obras el 1º de noviembre.

 “Críticas siempre hay, si se hace o no se hace”, señaló Rossi al ser consultado por la prensa sobre opiniones acerca de la obra esbozadas por algunos dirigentes de la oposición. El jerarca detalló que desde la presentación del llamado se recibirán ofertas hasta el 9 de abril del este año, y, “a partir de ahí, comenzará una fase exigente para realizar las adjudicaciones, que se espera estén prontas el 1º de noviembre”.

El jerarca hizo hincapié en que “si bien la proyectada planta de UPM reavivó la importancia de la recuperación del modo ferroviario y brindaría un respaldo de dos millones de toneladas anuales, se realizaron los estudios que demuestran que, una vez generada la infraestructura, habrá millones de toneladas de los rubros tradicionales que produce el país”.

Agregó que "se transportaban por este modo y que, a medida que el tren no ofrecía seguridad, se fueron cambiando a otros medios”.

Ese mismo día, la secretaría de Estado publicó el llamado a licitación para el financiamiento, diseño, construcción, rehabilitación y mantenimiento de la infraestructura ferroviaria del tramo puerto de Montevideo-estación Paso de los Toros. El proyecto fue presentado el 15 de agosto a los empresarios, en un acto encabezado por el presidente de la República, Tabaré Vázquez.

Publicado en Noticias

En el marco del XXVI Congreso Latinoamericano de Puertos, el ministro de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi, afirmó que una de las metas de la cartera es posicionar a Uruguay como nodo logístico entre la región y el mundo. El jerarca sostuvo que el plan maestro para el Sistema Portuario Nacional permitirá a todos los operadores del sector conocer las líneas estratégicas para las próximas décadas.

 “Posicionar a Uruguay como nodo logístico entre la región y el mundo, en función del desarrollo productivo-sustentable en el país, ha sido un objetivo en los últimos años y sigue siendo una meta que orienta el trabajo del ministerio”, señaló Rossi.

 “Estamos proponiéndonos la definición de lo que llamamos un plan maestro para el Sistema Portuario Nacional, (de modo que) todos los actores de la comunidad sabrán qué esperar del mismo en las próximas décadas, porque serán partícipes en estos lineamientos estratégicos que nos proponemos para avanzar en el año 2018”, adelantó el jerarca.

La conferencia “Uruguay y su potencial logístico y portuario”,  a cargo del secretario de Estado,  tuvo lugar el pasado 7 de noviembre en el marco del XXVI Congreso Latinoamericano de Puertos, organizado por la Asociación Americana de Autoridades Portuarias (AAPA, por sus siglas en inglés) y la Administración Nacional de Puertos (ANP)

 

Proyectos ferroviarios

Rossi se refirió a una agenda 2018-2035 en la cual la conectividad del país ocupa un lugar importante, que incluye proyectos ferroviarios, como la modificación de accesos en esta modalidad de transporte y la circulación interna en el puerto de Montevideo. “El proyecto de Ferrocarril Central (que impulsa la cartera) fortalecerá la columna vertebral del ferrocarril en el Uruguay”, aseguró. En ambas iniciativas, el plazo de realización es 2022.

En materia de conectividad marítima y fluvial, “estamos trabajando en el proyecto de profundización del canal de acceso del puerto de Montevideo, de los muelles a los 14 metros y mantener la profundidad en el río Uruguay”, dijo, también, con meta a 2030.

En cuanto a conectividad terrestre, Rossi citó los planes para establecer zonas de preembarque, obras en el acceso norte y explanadas de la bahía, construcción de un viaducto en la rambla Edison, en Montevideo, y accesos a los puertos de Nueva Palmira y Paysandú, entre los años 2020 y 2023.

 

Construcciones portuarias

El jerarca afirmó que en 2035 los puertos uruguayos deberán proporcionar espacio para atender la mayor cantidad de negocios posible. Esto implica construir un muelle e instalaciones pesqueras en el puerto Capurro en los próximos cuatro años y otro muelle y explanada para derivados forestales en un punto a determinar.

En el mencionado período, el Ministerio de Transporte y Obras Públicas también procurará incorporar nuevas áreas operativas y comerciales. En ese sentido, el titular ministerial citó la consolidación del puerto logístico Punta Sayago y la terminal multimodal Puerto Seco, de Rivera, además de relocalizar las reparaciones navales en la zona de Capurro.

 

Infraestructura y equipamiento

En la agenda de la secretaría de Estado también está contemplado el desarrollo del Sistema Nacional de Puertos. En esa esfera de la actividad ministerial, Rossi citó la proyectada dotación de infraestructura y equipamiento a los puertos de Nueva Palmira y Fray Bentos, así como el desarrollo de obras, expansión y accesos de Paysandú. Además, el ministro mencionó la necesidad de nuevas conexiones e infraestructura en Juan Lacaze, el acondicionamiento de muelle, dragado, relleno y explanada en el puerto de La Paloma y la realización de obras en la terminal de pasajeros de Colonia.

Publicado en Noticias

El gobierno quiere adjudicar las obras de refacción de las vías férreas en el tramo Montevideo-Paso de los Toros, necesarias para que la nueva planta de UPM traslade pasta de celulosa al puerto montevideano en abril del próximo año y que las obras comiencen entre julio y octubre de 2018, según supo El País de fuentes al tanto de los detalles del pliego de condiciones que se difundirá en los próximos días.

Como recordarán UPM planea invertir US$ 4.000 millones, y requeriría US$ 1.000 millones adicionales que debería aportar el Estado para obras complementarias de infraestructura. La planta se ubicará cerca de Centenario (Durazno), frente a Paso de los Toros, y captará la madera proveniente de departamentos del este y norte (Tacuarembó, Treinta y Tres y Cerro Largo). Se requerirá mejorar el estado de la Ruta 14 que atraviesa el país de oeste a este y seguramente se construya otro puente sobre el río Negro, ya que se ha descartado que la madera llegue para su procesamiento en barcazas.

Las ofertas de los interesados se recibirían en febrero. El objetivo es que las vías estén operativas 350 días al año, bastante más de lo que hoy ocurre, explicaron las fuentes. Esto supondrá que operen trenes los domingos, algo que hoy no ocurre debido a la reducción de la operativa de transporte de carga y de pasajeros. Las obras demandarán 36 meses y supondrán, entre otros aspectos, el tendido de 510.000 durmientes de hormigón (no está resuelto si se fabricarán en Uruguay o si se importarán), la instalación de 104 barreras de seguridad nuevas en los pasos a nivel, 75 sistemas fotoluminosos que actúen a modo de semáforos y 44 “cruces de San Andrés” (en los cruces). “Si no hay ningún atraso, si llegan todos los insumos y los materiales, la obra estaría terminada a fines de 2021. Los trabajos abarcarán 273 kilómetros”, dijeron las fuentes a El País.

Por su parte, la comuna capitalina pretendía enterrar toda la vía desde la salida del puerto de Montevideo hasta el límite con Canelones, pero esa posibilidad se descartó por su elevado costo, aunque sí se enterrará la vía en Las Piedras, a lo largo de 800 metros, y se considera que esta obra será una de las más caras de todo el proyecto. UPM quiere utilizar su propio sistema de autorización de uso de vía y a esto ya accedió el Ministerio de Transporte. AFE seguirá aplicando su sistema que coexistirá con otro de estándares europeos que traerá UPM.

 

Inversionistas piden certezas

Los inversionistas interesados han planteado en varias oportunidades  al gobierno que necesitan seguridad de que recuperarán su inversión a lo largo del plazo de 22 años que está previsto. “Se les transmitió que Uruguay es muy serio y tiene una política de pagos que supone cumplir, con independencia de los cambios de signo partidario en el gobierno que pueda haber”, dijeron las fuentes. Todavía no está establecido lo que se define como “pago por disponibilidad de uso de vía”, o sea, lo que el Estado pagará al privado una vez que termine las obras. Las grandes líneas de lo que se pretende fueron presentadas a inversores en una reunión realizada el 15 de agosto.

Un aspecto que preocupa a nivel de AFE es la detención de actividades que habrá en las vías mientras se desarrollan las obras porque tendrá un efecto inevitable sobre el nivel de actividad de su operadora de carga. Se verá afectado el transporte de combustible a Durazno, y el de madera procesada y de arroz desde Tacuarembó a Montevideo (en este caso los clientes son las empresas Saman y Weyerhaeuser). “¿Cómo se va a instrumentar? ¿Va a haber un sistema logístico donde, por ejemplo, se va a parar en Canelones, y ahí se va a hacer un transbordo? ¿Se va a detener la operativa y se le va a decir a los clientes que utilicen el sistema de camiones? ¿Qué va a pasar con el sistema de pasajeros? ¿Se va a hacer algún transbordo a ómnibus? Eso tampoco está resuelto”, dijo una de las fuentes consultadas por el diario.

También se vería afectada el comienzo de la línea a Minas y, por ejemplo, los cargamentos de combustible que van a Treinta y Tres, vía Nico Pérez. Y se puede afectar la llegada de piedra y “clinker” desde la capital de Lavalleja. “Esto va a afectar los ingresos de la operadora que tiene en su presupuesto determinados ingresos económicos por determinada carga”, explicaron las fuentes.

Publicado en Noticias
Martes, 31 Octubre 2017 16:15

Rehabilitación de ruta 7

Luego de recorrer las obras de ampliación del puente ubicado en el kilómetro 38,100 de la ruta 7 y las del empalme y el puente sobre el tendido ferroviario de Nico Pérez, el ministro de Transporte y Obra Pública, Víctor Rossi, informó que en febrero de 2018 comenzarán las obras de rehabilitación del pavimento de la ruta 7 desde Casupá.

Rossi reconoció, en un encuentro con vecinos en Nico Pérez, que, salvo los primeros 100 kilómetros rehabilitados recientemente, "la ruta 7 está mal y las obras de rehabilitación del pavimento están atrasadas". Explicó que en este momento se reciben ofertas de llamados a licitación para tres tramos de 92 kilómetros, a fin de comenzar las obras de recuperación, en febrero de 2018, entre Casupá y esta localidad.

Detalló que “la base de la ruta y el pavimento actual no están preparados para la cantidad de camiones que circulan y, por lo tanto, hay que reforzar el piso para luego hacer las obras”.

Por su parte, el director de Vialidad, Leonardo Cola, dijo que actualmente hay un “proceso de obras que comenzó con los proyectos hace dos años y alcanza a la totalidad de la ruta 7, desde el kilómetro 90 hasta la ruta 26. Esta rehabilitación de pavimento será adecuada para soportar las cargas que hoy en día se mueven en las rutas”. Además, destacó que se trabaja en el puente de Sarandí del Quebracho, en un 90 %. “Estas obras sustituyen puentes que tienen 100 años”, subrayó el jerarca de Vialidad del MTOP.

Publicado en Noticias
Página 1 de 3
Top