JoomlaLock.com All4Share.net
Viernes, 12 Enero 2018 16:22

Un sauna dentro de un huevo solar

La creación del estudio Bigert & Bergström se inspira en el clima ártico de Kiruna, la ciudad sueca más próxima al Polo Norte, donde las condiciones de luz cambian con las estaciones de manera extrema: 24 horas de oscuridad o de sol pleno según sea invierno o verano.

Una de las últimas creaciones de los arquitectos suecos Mats Bigert y Lars Bergström es el Solar Egg, una gran escultura o un pequeño edificio, como se lo quiera ver, que tiene la forma de un huevo y resultó ser la estrella principal del último festival de diseño y arquitectura Swedish Design Moves que tuvo lugar en París en diciembre.

Desde el punto de vista urbanístico, el Solar Egg es un faro capaz de integrarse al paisaje reflejando los diferentes matices y tonalidades según la posición solar. En efecto, las láminas espejadas que conforman la cáscara del huevo se ensamblan de manera mutifacética, reflejando el sol, la ciudad, el cielo, la nieve y el entorno rural conformado por la actividad minera. La iluminación interior led se alimenta a través de los paneles solares que conforman la envolvente.

El interior del huevo se conforma a partir de paneles de madera de pino y álamo. En el centro del huevo se dispone la estufa a leña, con forma de corazón y terminada en hierro y piedra. Un conducto se eleva hasta lo más alto del huevo atravesando su parte superior, funcionando como chimenea.

El huevo mide 4 metros de alto por cinco de ancho y fue desarrollado por la firma Riksbyggen, una de las principales constructoras suecas, y tiene la doble misión de exhibir los últimos avances del diseño sueco, por un lado, y exponer a partir de esta creación diversas propuestas urbanas. “Estamos orgullosos de representar la arquitectura y el diseño de Suecia", declararon

Pero la propuesta del Huevo Solar también tiene que ver con la posibilidad de discutir el futuro de la planificación urbana y destacar a la ciudad de Kiruna como un ejemplo fascinante de sostenibilidad social.

El Huevo Solar fue recientemente reconocido con el Red Dot y el German Design Award y fue nominado a los Premios Internacionales de Londres y el Premio Sueco de Diseño. Además, Bigert & Bergström están preparando su exposición a gran escala en la galería Artipelag en Estocolmo.

Publicado en Noticias

Un estudio de arquitectura de Hong Kong propone construir viviendas de 10 m2 con tuberías de hormigón  para facilitar el acceso de los jóvenes a la vivienda propia, ante los altos precios en el mercado inmobiliario de esta metrópolis.

Vivir en Hong Kong es muy caro, tanto, que el valor de la tierra es el más alto del mundo. De ahí que al estudio James Law Cybertecture se le haya ocurrido una idea poco convencional: crear una casa de 10 m2 a partir de la unión de dos caños de hormigón, como los que integran el sistema pluvial de cualquier ciudad.

La propuesta se llama OPod Tube Housing y se trata de unidades de cinco metros de largo, dos de ancho y dos de alto que incluyen un cuarto de baño con ducha, una cocina, un salón con sofá-cama, un área de almacenamiento y dos puertas de cristal en cada extremo de las tuberías por donde ingresa la luz natural.

Las “casas-tubo” se pueden apilar hasta alcanzar la altura aproximada de un edificio de cuatro plantas. Su instalación demora sólo dos semanas, lo que asegura “la ventaja de crear espacios residenciales rápidos, a poco coste y fáciles de adaptarse a los entornos”, explicó a la agencia EFE Jonathan Kong, director del proyecto.

Cada vivienda cuesta US$ 15.300, un fuerte atractivo para el público de menos recursos económicos. Según admite Kong, la intención es “ofrecer vías económicas para aliviar la crisis de viviendas asequibles a los jóvenes en Hong Kong, pero también en otras partes del mundo”. Sudáfrica será el primer país en adoptar este modelo habitacional.

La elección de tuberías de hormigón como pieza estructural no reviste mayor misterio. Su material es resistente al calor, la humedad y los fuertes vientos, una buena opción para esta región de la República Popular China de veranos cálidos y muy húmedos e inviernos suaves. Las opciones de ubicación de las casas-tubo son diversas. Desde espacios entre medianeras, hasta el bajo de las autopistas y estacionamientos abandonados.

Publicado en Noticias

Luego de un crecimiento nulo en 2014, y contracciones en su PIB del 3,8% y 3,6% en 2015 y 2016, respectivamente, de alcanzar una tasa de desempleo de casi un 13% el país norteño busca la reactivación del sector con la construcción de 7.439 obras.

En lo que se refiere al sector, se notan señales de reactivación del mercado inmobiliario, con un crecimiento interanual del 69% en las ventas de las seis mayores empresas del rubro. Esta cifra corresponde al potencial de venta de los proyectos lanzados al mercado, y su crecimiento indica que la creación de nuevas unidades son una realidad, según se desprende del informe elaborado por el sitio www.construccionlatinoamericana.com. 

La tendencia optimista se confirma por la expectativa de crecimiento para este 2018. El índice del Banco Central, el IBC-Br, anotó su tercera tasa positiva consecutiva: 0,58% en el tercer trimestre, después de un 0,39% en el segundo y 1,1% en el primer, siempre en comparación con 2016.

Finalmente, la mayoría de los actores de la economía prevé para este año un crecimiento de entre un 0,4% y un 0,9% mientras que para 2018, importantes bancos apuestan un crecimiento aún más consistente. El brasileño Bradesco, por ejemplo, pronostica un 2,8%, el estadounidense Goldman Sachs estima un 2,7%.

 

Dudas 

Para aumentar la claridad luego de la tormenta, los planes de infraestructura del gobierno federal también se están llevando adelante. La última novedad fue el anuncio de un programa de obras públicas para la finalización de proyectos que fueron paralizados durante la crisis de la deuda pública. El programa Avanzar tiene un presupuesto confirmado de cerca de US$ 40.000 millones para la conclusión de 7.439 obras.

El listado tiene de todo: 57 obras viales, dos ferroviarias, 16 recuperaciones de aeropuertos, 11 obras portuarias, 50 obras de saneamiento, 150.000 viviendas sociales del programa “Mi Casa Mi Vida”, además de docenas de obras comprometidas en escuelas, centros deportivos y unidades de salud pública.

El gobierno se ha comprometido a tener todo, o al menos una etapa de cada proyecto, terminado para finales de 2018. Ahora, el objetivo es terminar las obras, en lugar de iniciar nuevas.

Tiene sentido, incluso porque el programa, anunciado como una gran iniciativa de concreción infraestructura y privatizaciones, avanza lentamente debido a su naturaleza más compleja. Hasta el momento, este programa logró en concreto exitosas concesiones de cuatro aeropuertos, la vuelta a la subasta de campos de exploración de petróleo, y el anuncio de la privatización de la estatal de energía Eletrobrás. Pero es improbable que todo su enorme listado de iniciativas avance de manera consistente en lo que resta del año de gobierno.

Según los analistas, dependiendo de lo que pase en las elecciones de 2018, Brasil puede verse entrampado nuevamente en políticas de carácter estatista y populista. En lo que respecta a la construcción, la reconfiguración del sector puede verse impactada por decisiones que podrían paralizar las reformas estructurales y mover el país de vuelta a la era de los subsidios irresponsables.

Es así como el momento actual involucra sentimientos mixtos: por una parte, se celebra alguna recuperación económica producto de esfuerzos fiscales e iniciativas correctas, pero por la otra su continuidad está supeditada a una confirmación en las urnas en 2018.

 

Cambio cultural

En entrevista con www.construccionlatinoamericana.com, el empresario y presidente de la Cámara Brasileña de la Industria de la Construcción (CBIC), José Carlos Martins, habló de un aspecto menos considerado, pero de potencial explosivo para el desarrollo de la infraestructura en el país, su enorme burocracia.

“Quien trabaja en el día a día de la construcción sabe que si un fiscal aparece en su sitio de trabajo y resuelve que su ascensor de servicio está mal, la obra queda clausurada y no hay superior que la libere”, afirmó Martins.

El representante sectorial hizo un llamado a un cambio cultural, que sabe será lento, pero necesario. Y ejemplifica con detalles los problemas vividos por la construcción brasileña a diario. “No se puede embargar una obra porque el tipo de camión que está en el sitio no es igual al que estaba especificado en la licitación inicial”, sostuvo.

El representante máximo de las constructoras de Brasil confía que el actual momento es más sano que lo vivido en los años anteriores. Reconoció también que los esfuerzos macroeconómicos son positivos y tienen resultado, además de percibir ventajas en programas como “Avanzar” y las concesiones y privatizaciones de infraestructura.

Publicado en Noticias

En el caso de Argentina, uno de los motores del crecimiento del mercado inmobiliario durante el año pasado fue el crédito hipotecario. Mientras que en Chile, si bien la inversión en construcción cerró en el 2017 con una caída de 1,8%, se espera que este año registre un repunte de 2,4%.

El sector inmobiliario argentino confía en consolidar, durante el año 2018, el crecimiento sostenido registrado durante los dos años previos, con eje en la reactivación de los créditos hipotecarios y un mayor impulso para la adquisición de unidades nuevas.  Al menos esto se desprende de las afirmaciones de Gastón Mazzei, gerente de Mazzie Propiedades, en una entrevista concedida a Diario Popular, de la vecina orilla. “El 2017 fue un año complicado en general y de bastante expectativa, aunque el sector inmobiliario aún no se terminó de activar. En 2018 estamos muy esperanzados de un sector más afianzado. Venimos de años consecutivos en los que el mercado inmobiliario logró crecer sostenidamente, y esto se nota”, indicó Mazzei.

 

Argentina

Por su parte, el gerente general de Colliers, Alejandro Badino, señaló que “con un horizonte que se va aclarando cada vez más y una economía en proceso de normalización, en el sector esperamos un 2018 positivo. El mercado inmobiliario corporativo viene mejorando su dinámica, lo que se traduce en nuevos y más proyectos en nuestra empresa. Para el 2018 duplicaremos la inversión en tecnología para estar a la vanguardia en la industria del real estate”, remarcó Badino.

Otro actor del sector inmobiliario, el director de Diaz Mayer & Brie Propiedades, Félix Brie, dijo que “las expectativas son muy buenas para 2018. Es fundamental poder continuar mejorando la propuesta crediticia que permita el acceso a unidades nuevas y el impulso a la construcción de proyectos para continuar abasteciendo la demanda”.

Por su parte, el presidente de la Cámara Argentina de Inmobiliarias Rurales (CAIR), Mariano Maurette, afirmó que “el 2018 se perfila para afianzar el crecimiento del mercado inmobiliario rural”, y abogó a favor de que “se amplíen las ofertas de financiamiento para compra de tierras y que no queden limitadas al mercado inmobiliario urbano”.

En tanto, el director de Interwin Marketing Inmobiliario, Miguel Ludmer, señaló que “el 2018 está planificado como un año de crecimiento apoyado en las bases planteadas durante 2017. Apostamos a seguir creciendo en participación de operaciones de inmuebles usados y en ventas y captación de emprendimientos inmobiliarios”.

 

Construcción chilena crecería en 2018

Por su parte, en el país trasandino la inversión en construcción cerraría 2017 con una caída de 1,8% en doce meses, mientras que en 2018 registraría un repunte de 2,4% anual. Así lo dio a conocer la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) durante la presentación Balance 2017-Proyecciones 2018.

Sergio Torretti, presidente de la entidad, señaló que “más allá de datos específicos, creo que el factor más relevante que explica la menor inversión global de la economía y, por ende, en construcción, es la pérdida de consensos básicos respecto de la estrategia de desarrollo que ha seguido nuestro país en las últimas décadas”. Por lo mismo, el dirigente llamó “volver a poner en el centro de la gestión política el crecimiento económico, no solo en beneficio de los sectores productivos, sino como condición necesaria para el cumplimiento de las demandas y las expectativas de las personas”.

Por su parte, Javier Hurtado, gerente de Estudios del gremio, explicó que “con estos resultados, 2017 será el tercer año consecutivo en que la inversión en construcción terminará con cifras negativas, lo que, al igual que en años anteriores, se explica por la menor inversión en infraestructura productiva, especialmente en infraestructura productiva privada”.

En lo que respecta a la inversión en infraestructura pública, la CChC estima que 2017 cerrará con un incremento anual de 1,1%, reflejo del aumento marginal del presupuesto público de este año, medido en términos reales, respecto de 2016 y una base de comparación menos exigente.

 

Proyecciones e infraestructura

Para 2018, en tanto, se proyecta un crecimiento de la inversión anual en infraestructura pública de 2,2%, impulsado principalmente por inversiones en infraestructura sanitaria. En materia de concesiones, el flujo de inversión en 2017 alcanzaría los US$ 763 millones, mientras en 2018 llegaría a US$ 613 millones, disminución que se explica por la finalización de obras relevantes y una lenta incorporación de nuevos proyectos. En cuanto a la inversión en infraestructura productiva privada, se estima que 2017 cerró con una contracción de 6,9%. La inversión en proyectos de mayor tamaño llegó a US$ 10.898 millones el año pasado, de los cuales US$ 5.690 millones correspondieron a gasto en construcción, muy inferior a los US$ 13.503 de 2016.

Para este año se proyecta que la inversión en este subsector crecerá 2,8% anual. Si bien la inversión en proyectos de mayor tamaño alcanzaría los US$ 9.133 millones, de los cuales US$ 4.938 serían gasto en construcción, esto se compensaría con la ejecución de proyectos medianos y pequeños.

Publicado en Noticias

Una sensación de optimismo vive la Unión Europea en materia de negocios inmobiliarios, debido a las favorables perspectivas macroeconómicas, aunque con cierta cautela ante la dificultad a la hora de conseguir los objetivos de rentabilidad, debido fundamentalmente a la escasez de activos de calidad y a la alta competencia existente entre inversores.

Esta es una de las principales conclusiones del informe Tendencias del Mercado Inmobiliario en Europa 2018, elaborado por PwC y el Urban Land Institute a partir de 818 entrevistas con los principales agentes del sector, como compañías inmobiliarias, fondos, inversores institucionales y entidades financieras-.

El 42% de los directivos que ha participado en el estudio espera una mejora de la economía europea en 2018; el 51% un aumento de los beneficios empresariales y el 49% un crecimiento del empleo en el sector. Una opinión positiva que, para cerca de la mitad de los entrevistados, se traslada también a las previsiones para los próximos tres años.

Desde el punto de vista de la financiación, los inversores se muestran todavía más optimistas que en años anteriores. El 50% cree que habrá más disponibilidad de capital; el 49% de deuda para refinanciaciones y, el 46%, asegura que habrá más disponibilidad de deuda para la promoción.

El informe, no obstante, señala que existen algunas señales de cautela para que esta confianza en la evolución del sector no se transforme en autocomplacencia. Unos síntomas que tienen que ver con retornos de las inversiones inferiores a los de años anteriores, según el 36% de los encuestados, y con una fuerte presión por invertir. Pero también con la escasez de activos prime o de calidad y con el reconocimiento de la mayoría de inversores, el 86%, de que están asumiendo mayores riesgos para cumplir con sus expectativas de rentabilidad.

A estos factores se unen, además, potenciales riesgos macroeconómicos y sociales como un escenario de subida de tipos de interés en Europa en el corto plazo o el incremento de la inestabilidad política internacional, que sigue preocupando al 81% de los inversores y agentes del sector. El Brexit se mantiene, precisamente, como un punto importante de intranquilidad para los inversores.

De hecho, una mayoría de los encuestados espera una caída tanto de la inversión y como del valor del sector inmobiliario británico en 2018. Un descenso que se compensará, al menos en parte, por aumento de estas mismas variables en los mercados inmobiliarios de otros países de la Unión Europea, como Alemania, Francia, España y Luxemburgo, según el documento.

Adicionalmente, más de la mitad de los encuestados dice estar considerando invertir en mercados de nicho como residencias de estudiantes, hoteles y residencias de tercera edad, por la oportunidad que se deriva de las tendencias demográficas asociadas y su atractivo en términos de rentabilidad.

 

Ranking de capitales europeas

El mercado inmobiliario europeo es más un sector de ciudades que de países. Por eso, como cada año, el informe incluye un ranking con las perspectivas de inversión en treinta y una grandes capitales europeas, incluyendo Madrid y Barcelona.

Alemania, con cuatro ciudades entre las seis primeras, consolida su posición como referencia en el mercado inmobiliario europeo. Berlín, repite por tercer año consecutivo, como la ciudad más atractiva para la inversión, seguida de Copenhague, Frankfurt y Múnich. Madrid avanza cuatro puestos hasta la quinta posición, gracias a las buenas expectativas económicas y al potencial de crecimiento esperado para las rentas. Barcelona, por su parte se sitúa en la posición número once.

En este último caso, cabe puntualizar que el trabajo de campo del informe finalizó antes del pasado uno de octubre y, por tanto, la opinión de los inversores no refleja un posible impacto de la situación política en Cataluña.

El informe Tendencias del Mercado Inmobiliario en Europa 2018 confirma cómo se van imponiendo en Europa una nueva concepción de lo inmobiliario, donde la creación de valor transciende del activo para centrarse en la gestión del espacio como un servicio. Así lo asegura el 68% de los encuestados.

También constata como el desarrollo tecnológico, la digitalización, las formas de trabajo más flexibles, las nuevas tendencias en movilidad y la urbanización se están convirtiendo ya en una realidad que está propiciando la transformación de la industria en toda Europa.

Un ejemplo de ello es que el 85% de los inversores asegura que, en los próximos años, el análisis de datos va a impactar en la toma de decisiones de inversión y que los propios agentes del sector reconocen no contar con las capacidades adecuadas para moverse en este nuevo entorno.

Por eso, ahora los inversores valoran y buscan equipos gestores que les permita incrementar ocupaciones y rentas de sus activos inmobiliarios que, ante la falta de producto, sean capaces de realizar estrategias de inversión alternativas complejas como la promoción o el reposicionamiento. Además, en el horizonte empieza a dibujarse un nuevo mercado al que tendrán que adaptarse, en el que la tecnología lo envolverá todo y que estará caracterizado por la llegada de nuevos entrantes, por la búsqueda de nuevas formas de colaboración y por la aparición de nuevos modelos de negocio.

Publicado en Noticias
Página 4 de 11
Top