JoomlaLock.com All4Share.net

Antiguamente se creía que el confort y la ecología eran términos antagónicos. Es decir, para disfrutar del confort el ser humano debía agredir al medioambiente o, al menos, no cuidarlo. La nueva arquitectura, liderada por una generación  de profesionales jóvenes, ha demostrado que ambos términos ya no están enfrentados y que, de hecho, puede ir de la mano. Y es que la nueva arquitectura propone confort, sustentabilidad y ecología. Estos son algunos de los edificios más reconocidos, y admirados, en este aspecto. 

En este sentido, Miguel Díaz, responsable del laboratorio de ideas de Ruiz Larrea & Asociados, estudio con base en Madrid y pionero en el desarrollo de la arquitectura bioclimática en Europa, explicó a la publicación Arquitectura & Diseño que “en una casa sostenible vives mejor. Si además la vivienda exhibe el certificado BREEAM el propietario se asegura que la sostenibilidad y el aspecto ecológico de la construcción está asegurado. Será más luminosa, habrá menos ruido y disfrutarás de mayor confort térmico y de mejor calidad del aire”.

El BREEAM al que hace referencia Diaz es el”Método de Evaluación Medioambiental del Organismo de Investigación de la Construcción”, mundialmente conocido por sus siglas en inglés. Fue creado en 1990 en el Reino Unido y hoy ya registra más de 270 mil edificios certificados en 63 países. Su éxito y calidad demostrada lo han convertido en un referente del rendimiento medioambiental, entregando reconocimiento y garantías a quienes lo aplican. En el continente europeo, el certificado BREEAM se está imponiendo en la arquitectura residencial y otro tipo de edificios “por ser el más riguroso y el más global”, agregó Díaz

A continuación algunos de los edificios modelos en este aspecto, que cuentan con el certificado BREEAM.

 

Lagasca99. Además de ostentar el precio del metro cuadrado de media más caro de España para una obra nueva, el proyecto residencial Lagasca99 –44 apartamentos de entre 330 y 700 metros cuadrados–, del arquitecto Rafael de la Hoz, exhibirá también el certificado BREEAM, lo que ha llevado hasta controlar al detalle la demolición previa para maximizar el reciclaje de residuos.

 

Fairyland Guorui. Ejemplo de la mejor arquitectura bioclimática, el complejo residencial Fairyland Guorui a las afueras de Pekín, diseñado por UNStudio, disfruta de un bulevar junto al río y de otro arbolado, así como de un gran jardín central para fomentar el tránsito peatonal, ya que los automóviles están confinados a una esquina.

 

Sede de Bloomberg. Siempre a la vanguardia de la arquitectura, Norman Foster diseñó en Londres para su amigo Michael Bloomberg la sede europea de su corporación homónima con los últimos avances en arquitectura sostenible.

 

Madrid 0,0. El complejo residencial de 98 viviendas Madrid 0,0, proyectado por Ruiz Larrea & Asociados a las afueras de Madrid, tendrá la mínima necesidad de sistemas activos de calefacción y refrigeración, además de estar adaptado a distintos tipos de usuarios y usos en el tiempo, compatibles con espacios de trabajo individuales y colectivos.

 

119 Ebury Street. El proyecto de reconversión de un antiguo hotel en tres apartamentos dúplex 119 Ebury Street, obra de David Morley Architects, fue el primero del Reino Unido en alcanzar la calificación de excelente en la fase de diseño, ganando los premios BREEAM 2015 en la categoría residencial. Entre las soluciones sostenibles destaca la ventilación mecánica con recuperación  de calor y el reaprovechamiento de las aguas grises.

 

Timmerhuis. La modularidad del edificio Timmerhuis proyectado por el estudio OMA para el ayuntamiento de Róterdam (Holanda), con apartamentos en sus plantas superiores, genera la máxima eficiencia, actuando sus dos atrios como grandes pulmones.

 

Pathé Films. La exquisita transformación de los antiguos estudios de cine Pathé Films, en el Soho londinense, en apartamentos de lujo, llevada a cabo por Sheppard Robson, obtuvo la máxima calificación BREEAM para las partes remodeladas.

Publicado en Noticias

Las empresas desarrolladoras del sector inmobiliario atraviesan un año que arrancó con las mejores expectativas positivas por el boom de los créditos hipotecarios y va a cerrar con una caída de la actividad que, según estiman, será mayor que la esperada para el resto de la economía. En este contexto, buscan alternativas para poder salir de la crisis.

Argentina tiene un déficit de 1,2 millones de viviendas nuevas pero se construyen unas 200.000 por año, según precisaron los empresarios. “El mercado podría ser cinco veces más grande”, proyectaron agentes inmobiliarios durante el  8º Coloquio de la Asociación Empresarios de la Vivienda .

“El año pasado presentamos el inicio de lo que llamamos la década de la vivienda, donde teníamos las mejores expectativas. Con la búsqueda de políticas de Estado que tengan coherencia y consistencia para que la ciudadanía tuviera un acceso a la vivienda”, señaló Gustavo Llambías, vicepresidente de la Asociación Empresaria de la Vivienda, a Infobae.

Hoy, la actividad está lejos del panorama prometedor con el que arrancó el año. “Los créditos UVA estaban produciendo una revolución en el mercado. Y en este momento, con una inflación del 40% el crédito hipotecario, es inviable. En la Argentina no logramos que el sector tenga el desarrollo que debería tener”, agregó Llambías y reclamó que el gobierno vuelva a poner foco en el sector.

El empresario advirtió que las perspectivas del negocio son malas y que, por la falta de crédito, las firmas del sector volverán a apostar al mismo público de hace 20 años: personas que pueden pagar una propiedad en el tiempo que tarda en construirse. También señaló que la actividad de la construcción amplifica los ciclos. “Cuando el país crece 3 puntos,  la construcción crece 10. Pero cuando el ciclo es negativo, la caída es mayor. Es matemático y pasa en todo el mundo”, explicó Llambías.

La mirada del sector es que esta nueva crisis los obliga nuevamente a reciclarse de forma forzosa. “Toda crisis aporta oportunidades. Si la demanda genuina queda rezagada, siempre existe el mercado de poder adquisitivo más alto, que busca un refugio para sus ahorros”, indicó Miguel Camps, presidente de la asociación y titular de la empresa Argencons.

Por su parte, Lucas Salim, CEO del Grupo Proaco de Córdoba y directivo de la Cámara Empresarial De Desarrollistas Urbanos de Córdoba (CEDUC), detalló que en esa provincia se mide un índice de la actividad basado en 45 desarrolladoras con base 100 en 2010. El máximo de actividad se dio un 2011, previo al cepo cambiario, y hoy está un 45% por debajo.  En tanto, Damián Tabakman, presidente de CEDU (Cámara Empresaria de Desarrolladores Urbanos), señaló que las diferentes cámaras y asociaciones están armando proyectos sectoriales, con una agenda urgente,  para presentar a los candidatos a las próximas elecciones.

Publicado en Noticias

Se trata del Centro Nacional Kaohsiung de Artes de Taiwán, una gran estructura ondulada diseñada por el estudio holandés Mecanoo. El complejo está integrado por  una sala de ópera (con capacidad para 2.236 personas), una sala de conciertos (1.981), un espacio para juegos (1.210 personas), una sala de recitales (434 espectadores) y un teatro al aire libre, además de pequeños y laberínticos espacios informales que se “cuelan” de manera sorpresiva en el marco de este gran complejo socio cultural.

El proyecto combina cualidades formales y programáticas, con espacios destinados a actividades artísticas abiertas que se caracterizan por su accesibilidad a través de una amplia plaza. La volumetría del edificio está inspirada en las icónicas coronas de los árboles de Banyan locales, especies que caracterizan el paisaje. Los diferentes espacios están ubicados en los cinco núcleos o “patas” del edificio, donde la estructura se encuentra con el suelo. Los núcleos se conectan entre sí a través de foyers en el techo y un piso de servicio subterráneo que alberga el área de backstage de cada teatro.

El espacio más imponente es la sala de conciertos, con 1.981 butacas. Los proyectistas diseñaron la sala como si fuera un viñedo escalonado con un escenario en su centro, con terrazas en diferentes alturas que rodean el podio. El proyecto se construyó en un predio anteriormente utilizado como una base de entrenamiento militar, en un parque de 470.000 m2, incorporando espacios de vanguardia que cubren una superficie de más de 141.000 m2.

“La vasta estructura ondulada se compone de una cubierta y un techo, conectando una amplia gama de funciones. En cuanto a su materialización, convocamos a un constructor taiwanés y uno holandés”, explicaron los autores del proyecto. Dentro del predio, y alrededor de la construcción, se desarrolla la Banyan Plaza, un espacio de descanso, recreación con acceso durante las 24 horas, donde los asistentes pueden practicar tai chi o disfrutar de representaciones teatrales en pasillos y espacios informales que se segmentan desde ese espacio central. El flujo continuo entre el interior y el exterior crea oportunidades para los cruces entre actuaciones formales e informales.

El teatro al aire libre está ubicado en el techo, donde la estructura del edificio se curva hacia el suelo, con el parque que lo rodea formando el escenario. “Diseñamos este centro como parte integrada al parque subtropical adyacente con el fin de generar impacto social sobre casi tres millones de personas que componen la población de Kaohsiung”, señalaron los autores. El teatro fue diseñado teniendo en cuenta el clima subtropical, por lo que su estructura posee una forma abierta, para que el viento sople libremente a través de la plaza cubierta.

Publicado en Noticias

En su segunda edición la Red de Bienales de Arquitectura de América Latina (Redbaal) ha concedido el Premio Oscar Niemeyer al Centro Cultural Teopanzolco en Cuernavaca, frente a una zona arqueológica, en México. El premio, que se otorga cada dos años en homenaje al gran arquitecto brasileño, fue seleccionado entre 104 proyectos latinoamericanos presentados en esta edición.

 El proyecto ganador, de los estudios Isaac Broid + Productora,  se planteó adaptar la pendiente del solar  con la intención de establecer un diálogo con las dos pirámides existentes de la civilización tlahuica. Para ello se diseñaron unas cubiertas inclinadas siguiendo la secuencia plataforma-talud-tablero, donde se sitúa uno de los dos auditorios del conjunto, al aire libre. Bajo ella está el segundo auditorio, al que se accede por un amplio frente que genera un lugar de encuentro o espacio para la realización de eventos.

La implantación del proyecto para el nuevo centro cultural requirió dos estrategias fundamentales: por un lado potenciar la relación con el sitio arqueológico y por el otro generar espacio público significativo.

La construcción está organizada a través de dos elementos: una planta triangular que contiene los programas públicos del edificio (vestíbulos, servicios, taquillas, guardarropas y auditorio); y una plataforma que lo rodea donde están las zonas de servicio y operación (camerinos, bodegas, zonas de armado, etc.), incluyendo una caja negra para usos múltiples. El gran basamento contiene una serie de patios, uno de ellos se hunde frente al acceso secundario del auditorio y crea un pequeño teatro al aire libre.

La plataforma que rodea la planta triangular sirve como mirador hacia la zona arqueológica y hacia la ciudad. El gran basamento contiene una serie de patios, uno de ellos se hunde frente al acceso secundario del auditorio y crea un pequeño teatro al aire libre. Esta plataforma es capaz de generar espacios exteriores diversos y resolver los accesos secundarios al interior del auditorio, o a la misma plataforma, además de incorporar los grandes árboles existentes del lugar.

Por otro lado, la cubierta principal de forma triangular consiste de una gran rampa escalonada que nace de la intersección con la plataforma horizontal que la rodea y logra bajar sustancialmente la presencia física y el impacto visual del nuevo edificio, además de convertir el techo en un auditorio adicional al aire libre que tiene como fondo el sitio arqueológico.

Esta gran explanada es la cubierta de la sala principal del auditorio, y contiene otra explanada triangular más pequeña que es la cubierta del vestíbulo principal. Ambas plataformas descienden en direcciones opuestas y crean un juego visual de planos inclinados que puede apreciarse durante todo el recorrido.

El vestíbulo principal tiene aberturas permanentes estratégicamente dispuestas que permiten su ventilación con circulación cruzada, evitando el uso de sistemas eléctricos de acondicionamiento térmico. El eje de composición de la planta triangular del acceso se dispuso intencionalmente en el mismo eje de la pirámide principal.

De esta manera, el vestíbulo dispuesto exactamente frente a la pirámide se convierte en un mirador y en un lugar de encuentro antes o después de los eventos: un espacio que establece un diálogo continuo entre la vida cultural contemporánea y la presencia del pasado.

Publicado en Noticias

En la ciudad china de Shenzhen, un estudio británico proyecta construir un jardín elevado de 1.200 metros con un centro cultural en una punta y una torre como hito urbano en la otra.

Una gigantesca “sala de estar urbana” fue proyectada por el estudio británico Stirk Harbor + Partners, liderado por el arquitecto Richard Rogers, en el barrio comercial Qianhai, ubicado en la ciudad china de Shenzhen.

Según el proyecto -ganador de un concurso internacional organizado por las autoridades de Shenzhen-, este enorme jardín elevado se desarrollará a cielo abierto sobre un terreno vacante que fue recuperado. Con una longitud de 1.200 metros, estará “montado” sobre una autopista, uniendo varios centros de transporte público y generando flujos más cómodos y ágiles.

Así se conforman dos ductos: uno inferior, de tránsito rápido para automóviles y ciclomotores, y otro superior conformado por un gran jardín compuesto de plantaciones autóctonas que tendrá un doble uso: como área de esparcimiento y como circulación peatonal a partir de múltiples bulevares y ciclovías.

El otro extremo de esta “sala de estar”, frente al mar y la bahía de Qianhai, se desarrollará un gran espacio público conocido como “Performance Park”, un sector que incluirá distintos usos culturales, como la Casa de la Ópera y un Centro de Convenciones. En el otro extremo, el espacio estará coronado por una torre de cristal redondeada que se constituirá como hito del paisaje de Qianhai.

 “Además de su impacto urbano como pieza paisajística, este jardín intenta mejorar el transporte público, conectando distintos centros y generando flujos con diferentes 'velocidades': el ritmo rápido del autobús, el ritmo medio de la calle y el ritmo lento del jardín”, sostuvieron desde el estudio Stirk Harbor + Partners.

Según sus creadores, la creación de una serie de rutas dinámicas y amigables a través de las manzanas urbanas ofrecerá una experiencia memorable, única y relevante, que claramente marca las ambiciones de esta ciudad próspera.

“El esquema es de fuerte integridad. Sencillo y a la vez magnífico en su fuerte simbolismo, se adapta perfectamente a la visión del área de Qianhai, al mismo tiempo que refuerza su eje central ", concluyeron   los autores del proyecto.

Publicado en Noticias
Página 1 de 13
Top