JoomlaLock.com All4Share.net

A nivel mundial, se estima que los proyectos de construcción a menudo se extienden hasta un 20% más de lo previsto y exceden sus presupuestos iniciales en más de un 80%, lo que ha llevado a que los actores del sector buscaran un método efectivo para cumplir en tiempo y forma, sin pasarse de los costos iniciales, con los proyectos de obra.

De esta manera surgió el BIM (Building Information Modeling, por sus siglas en inglés), un conjunto de metodologías, tecnologías y estándares que permiten diseñar, construir y operar una edificación o infraestructura de forma colaborativa en un espacio virtual.

 

Modelos tridimensionales

Por un lado, las tecnologías permiten generar y gestionar información mediante modelos tridimensionales en todo el ciclo de vida de un proyecto. Por otro lado, las metodologías, basadas en estándares, permiten compartir esta información de manera estructurada entre todos los actores involucrados (arquitectos, ingenieros, constructores y otros actores técnicos), fomentando el trabajo colaborativo e interdisciplinario, agregando así valor a los procesos de la industria.

En general, el Building Information Modeling (BIM) o Edificio de Inteligencia de modelado, como se pide por algunos expertos, es una metodología de trabajo colaborativo que centraliza toda la información relacionada con la construcción y gestión de infraestructuras.

Donde antes la información de los proyectos estaba dispersa en planos 2D, folletos, informes y repartida entre diferentes actores del proceso de construcción sin vinculación entre las etapas de diseño, construcción y operación, ahora está centralizada en una única base de datos digital accesible a todos y, actualizada en tiempo real.

La falta de coordinación entre los actores y entre las etapas de los proyectos, el escaso uso de tecnologías que optimizan el flujo de información, la informalidad y el déficit de empleados cualificados son algunos de los factores que hacen que la productividad del sector de la construcción ha sido la más baja de todas las industrias en las últimas décadas.

 

Baja productividad

Además falta comprensión acerca de la importancia de los costos de operación de una infraestructura en la fase de diseño. Es decir, no se dibuja teniendo en cuenta el mantenimiento de la obra, cuando los costos de operación y mantenimiento representan cerca del 80% de los costos totales de la vida útil de una infraestructura, y solo el 20% corresponde al diseño y construcción.

 

Apuesta fuerte

En esa perspectiva, la asociación de las palabras “construcción y disrupción digital” suena más como uno de los próximos desafíos que deberá enfrentar la industria, sobre todo en América del Sur, ya que en países como Reino Unido, Francia y Estados Unidos se ha comenzado a trabajar con esta metodología.

En los últimos años, los gobiernos del Reino Unido, Hong Kong y Corea del Sur apostaron fuertemente en iniciativas de adopción del BIM con excelentes resultados, así como países escandinavos como Noruega, Dinamarca y Finlandia, que ya vienen usando la metodología desde hace más de una década.

El caso del BIM es solo un ejemplo en el que incorporar tecnologías digitales tiene el poder de modernizar sectores enteros de nuestra economía, a través de la eficiencia, y ofrecer al mismo una mayor transparencia en todo el proceso constructivo.

Publicado en Noticias
Lunes, 10 Diciembre 2018 15:13

Arquitectura brutalista en Estocolmo

Se inauguró la Innovation Tower, la primera de las dos torres diseñadas por el estudio holandés OMA y el arquitecto Reinier de Graaf, que constituyen el complejo Norra Tornen en Hagastaden, un nuevo distrito en el norte de Estocolmo desarrollado por el Instituto Karolinska, que otorga el Premio Nobel de Medicina.

El diseño de Norra Tornen, que redibuja el skyline del centro de Estocolmo, es la expresión de un sistema modular de elementos prefabricados de hormigón sin tratar. Combinados, forman una composición de bloques proyectados y terrazas retranqueadas en una aparente acumulación desordenada que evoca la arquitectura brutalista. La referencia a este estilo está plenamente justificada. De acuerdo con el crítico de arquitectura Reyner Banham, el térmico “arquitectura brutalista” fue inventado por el sueco Hans Asplund, al referirse al trabajo de sus colegas de estudio en una carta a unos arquitectos británicos conocidos.

La Innovation Tower comprende 182 unidades que van de los 44 metros cuadrados de los apartamentos con un dormitorio a los 271 metros cuadrados del ático de la última planta. Una sala de cine, un comedor para celebraciones, un gimnasio con sauna y una zona de relajación completan los equipamientos sociales del complejo. Con una altura de 125 metros, la torre es la más alta del centro de Estocolmo. La Helix Tower, que completará el proyecto Norra Tornen, comprenderá 138 unidades y se terminará previsiblemente a finales de 2019.

De esta manera, las dos torres introducen un nuevo modo habitacional que incrementa la densidad a la vez que permite a sus habitantes disfrutar del espacio exterior. No en balde Estocolmo se sitúa como la cuarta ciudad de la Unión Europea con mejor calidad del aire.

Según Reinier de Graaf, el proyecto Norra Tornen representa un hito en la obra de OMA. Se trata de la culminación de un esfuerzo continuo por crear una nueva generación de viviendas, basada en la mayor variedad de tipologías posible a partir de un número limitado de elementos prefabricados. “De este modo, el formalismo habitual de una torre de apartamentos da paso a la personalización, a la domesticidad... y quizá incluso al humanismo”, concluyó de Graaf.

Publicado en Noticias

El reciclaje de contenedores de mercancías en viviendas asequibles es una solución que lleva practicándose ya desde hace algún tiempo. Las casas hechas con contenedores marinos pueden llegar a ser un 40% más económicas que las casas tradicionales. Es, además, una forma de dar salida a los aproximadamente 300 millones de contenedores sin uso que se calcula que hay actualmente en todo el mundo. De este modo, además de abordar la necesidad de vivienda social se hace frente también a un problema medioambiental.

La novedad que aporta el estudio LOT-EK, fundado en 1993 por Ada Tolla y Giuseppe Lignano y con base en Nueva York, es la dimensión del proyecto Drivelines Studios: todo un conjunto residencial de seis plantas realizado con 140 contenedores en Maboneng, una zona de la ciudad surafricana de Johannesburgo de reciente transformación y revitalización urbana.

Para los autores, el proyecto responde al deseo de la generación post-apartheid de recuperar el centro urbano como lugar habitable a través de nuevos modelos habitacionales.

Abarcando la geometría triangular de la parcela, el edificio está integrado por dos volúmenes independientes que forman una V, enmarcando de este modo el espacio social del patio interior abierto. Al igual que una valla publicitaria, las fachadas exteriores son lisas y alineadas con la calle, mientras que las caras interiores están articuladas por las escaleras, pasillos y puentes que conectan todas las plantas y dan acceso a las viviendas.

Los contenedores no se pintaron, de modo que el color del conjunto fue dictado por la disponibilidad de elementos. Los contenedores fueron apilados y cortados en el sitio para combinarse y formar las unidades. Un corte en diagonal recorre la cara larga de cada contenedor para generar las ventanas a cada lado. La repetición de este gesto dibuja el patrón gráfico de la fachada. La superficie de las viviendas varía entre los 28 y los 56 metros cuadrados dependiendo de si ocupan uno o dos contenedores. Todas ellas disponen de zona exterior a lo largo de los pasillos que se asoman al patio interior.

Publicado en Noticias

La implementación de la metodología Building Information Modeling (BIM) implica entre otras cosas la utilización de un innovador software para el modelado eficiente en distintas aristas dentro de la actividad de la construcción. Su aplicación en Uruguay fue el eje del Segundo Encuentro Nacional BIM, organizado por la Cámara de la Construcción del Uruguay (CCU) y la Corporación Nacional para el Desarrollo (CND).

“En 2017 la tercera industria en materia de impacto sobre el Producto Bruto Interno fue la construcción. Somos potentes y conscientes de que en los procesos de obra hay muchos sectores involucrados y hay que evitar errores, porque son sinónimo de pérdidas”, Ignacio Otegui, presidente de la CCU, ante una nutrida concurrencia de académicos, estudiantes, profesionales y empresarios.

En el encuentro, que se desarrolló en el Auditorio Mario Benedetti de la Torre de las Telecomunicaciones, Otegui destacó que el uso e implementación del sistema BIM se ha intensificado en los últimos años contribuyendo al incremento de la competitividad de los proyectos.

Por su parte, Germán Benítez, vicepresidente de la CND, agradeció a CAF -banco de Desarrollo de América Latina- y al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por respaldar la trasmisión de mejores prácticas y financiación de iniciativas.

En tanto, Álvaro Ons, representante de Transforma Uruguay, subrayó la esencia cooperativa del método BIM y la importancia de colaborar entre los diversos sectores involucrados para su aplicación.

Durante el evento también se realizó la presentación oficial de BIM Forum Uruguay por parte de su secretaria ejecutiva, Florencia Seré, economista responsable del Departamento de Estudios Económicos de la CCU. Creada en diciembre de 2017, la organización busca promover y acelerar el proceso de adopción de la herramienta en el país mediante iniciativas de investigación, difusión y capacitación para la industria de la construcción, el sector público y privado, y la educación.

En Latinoamérica también hay BIM Forums en Chile, México, Argentina, Panamá y Costa Rica. Según explicó Seré, hasta el momento en Uruguay la organización cuenta con 51 inscriptos, mayormente profesionales del rubro arquitectura, de los cuales un 62% manifiesta tener alto grado de conocimiento de BIM y un 47% señala que el uso de la metodología también es alto.

 

Resultados

Seguidamente, Josefina Borad, jefe de Planificación y Desarrollo de CSI Ingenieros, y Mauricio Loyola, arquitecto chileno especializado en Tecnologías Digitales Aplicadas a la Construcción, presentaron los resultados preliminares de la Encuesta Nacional BIM en Uruguay, realizada a estudios de arquitectura e ingeniería, constructoras y supervisores de obra principalmente de Montevideo.

Entre los resultados, destacaron que entre el 28% y el 34% de los encuestados son usuarios de BIM, siendo los arquitectos los que muestran el mayor nivel de utilización general (51%), seguidos por ingenieros (40%) y constructores (20%). En términos de satisfacción, en una escala del 1 al 10 los usuarios de BIM en Uruguay lo puntúan con un 7, mientras que entre las principales barreras percibidas para implementar el software destaca su alto valor en un 71%.

Considerando esto, Loyola concluyó que “es un muy buen momento para aplicar la metodología porque hay masa crítica, pero tener diferencias tan grandes entre disciplinas afecta la articulación e impide que los beneficios de BIM se transfieran a la obra”.

 

Foto: © g.adda - ccu/gota

Publicado en Noticias

Climate Tile es un proyecto piloto diseñado para capturar y redirigir el 30% del agua de lluvia, con el fin de responder al cambio climático. Creado por estudio urbanístico danés Third Nature, junto a IBF y ACO Nordic, el proyecto se inaugurará en breve en un tramo de pavimento de 50 metros en Nørrebro, el barrio multicultural y alternativo Copenhague. La primera superficie se creó como un proyecto climático innovador, que utiliza estas baldosas para crear un paisaje urbano adaptable y atractivo visualmente. Pensado para ciudades densamente pobladas, la baldosa maneja el agua a través de un sistema técnico que lo trata como un recurso valioso.

La “baldosa climática” busca funcionar como un sistema de adaptación para las ciudades del futuro. El tramo piloto en Copenhague es el comienzo de un proceso de desarrollo plurianual llevado a cabo junto a la Ciudad de Copenhague, Realdania, The Market Development Fund y otros colaboradores.

Climate Tile reintroduce el circuito de agua natural en las ciudades existentes a través de un proceso simple que administra el agua de lluvia desde el techo y las aceras, asegurando que el agua corra hacia el lugar correcto: hacia las plantas o los estanques de agua. El proyecto captura y redirige el 30% del agua de lluvia adicional proyectada por el cambio climático y, por lo tanto, evita sobrecargas en la infraestructura de drenaje existente. “Creemos que nuestras calles son el torrente de sangre de la sociedad donde se reúnen las personas y que la acera es una parte poco apreciada dentro de nuestra infraestructura, que tiene un gran potencial para las comunidades futuras”, afirmó Flemming Rafn Thomsen, socio de Third Nature.

Publicado en Noticias
Página 1 de 13
Top