JoomlaLock.com All4Share.net

La Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) invertirá 35 millones de dólares en proyectos edilicios y otras obras de infraestructura en el departamento de Salto, que incluye nuevos jardines, escuelas, liceos, un polo tecnológico, polideportivo y escuela agraria, además de un nuevo liceo para la ciudad, confirmó días atrás el presidente del organismo, Wilson Netto.

Durante una gira por el litoral del país, Netto visitó en Salto al intendente local, Andrés Lima, y ambos se reunieron con la Comisión Descentralizada de Educación de la ANEP a los efectos de evaluar la labor desarrollada por el grupo de trabajo que conforman los principales referentes de la educación pública en el territorio.

 

Construcciones nuevas

En ese contexto, según informó www.presidencia.gub.uy , el titular del organismo anunció la aprobación de 15 construcciones nuevas y cinco ampliaciones que comprenden jardines, escuelas, liceos del interior, un polo tecnológico, un polideportivo y la Escuela Agraria de Salto de la Universidad del Trabajo del Uruguay (UTU), así como la construcción de un liceo nuevo, con una inversión total cercana a los 35 millones de dólares.

“La infraestructura es lo más tangible y lo más demandado, pero solo tiene sentido si también logramos avanzar en cambios de carácter conceptual", dijo Netto, quien entiende que es relevante que el educador sea un constructor de políticas, un agente activo de cambio y de transformación, un agente profesional de alto valor.

El jerarca destacó la labor desplegada por la Comisión Descentralizada de la ANEP, una nueva figura que apunta a ir otorgando gradualmente mayor capacidad de resolución a nivel local. También ponderó la interacción entre el organismo que conduce y el gobierno departamental salteño, que tuvo “un impacto positivo ya que posibilitó un cambio de actitud en los sectores involucrados con la educación”, dijo Netto.

 

Préstamos cooperativos

En otro orden, el Ministerio de Vivienda, a través de la Agencia Nacional de Vivienda, otorgó préstamos a siete cooperativas para construir 259 unidades habitacionales en las que residirán familias de la capital e interior del país. Las cooperativas que firmaron préstamos fueron Coviciti y Covila, de Canelones; Con nuestro esfuerzo, de Montevideo; Coviazu, de Paysandú; Los Naranjales, de Salto; Covisama de Rocha; y Coviunión K, de Soriano.

El Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, a través de la Agencia Nacional de Vivienda, otorgó un préstamo a la cooperativa Coviciti para la construcción de 29 viviendas en Ciudad de la Costa, departamento de Canelones. También hizo lo propio la cooperativa Covila, de Santa Lucía, del mismo departamento, para construir 42 casas.

En tanto, la cooperativa Con Nuestro Esfuerzo obtuvo un préstamo para la concreción de 50 viviendas en la ciudad de Montevideo, la cooperativa Coviazu construirá 46 casas en el departamento de Paysandú.

Asimismo, la cooperativa de viviendas Los Naranjales firmó para la edificación de un total de 16 viviendas en el departamento de Salto. Lo mismo sucedió con la cooperativa Covisama, que construirá 46 viviendas en Rocha, y Coviunión K, que edificará 30 unidades habitacionales en Mercedes, departamento de Soriano.

Las siete cooperativas firmaron estos acuerdos en setiembre, en la sede de la Agencia Nacional de Vivienda, en Montevideo, que administra activos de la cartera de créditos para soluciones habitacionales con directivas del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial  y Medio Ambiente. Mediante estos acuerdos se refuerza el objetivo del Sistema Público de Vivienda de fortalecer el cooperativismo, las modalidades de autoconstrucción y los programas de vivienda nueva con soluciones habitacionales ubicadas en territorios con accesibilidad a servicios y ubicación adecuada a las necesidades de los beneficiarios.

En diálogo con Del Constructor, parte del equipo de Casa Concepto -Bernardo Martín, Alexis Arbelo y…

Más de 840 familias de todo el país, a julio de este año, accedieron a su vivienda propia mediante créditos con cobertura del Fondo de Garantía de Créditos Hipotecarios (FGCH). La utilización de esta herramienta, que amplió su cobertura a partir de setiembre, ahora requiere un ahorro inicial de entre el 10 % y el 25 % del valor de la vivienda y un máximo del 90 % de su valor se puede financiar en un plazo de hasta 25 años.

La Agencia Nacional de Vivienda (ANV) comunicó a través de la página web de Presidencia  de la República (www.presidencia.gub.uy) que el objetivo del Fondo de Garantía de Créditos Hipotecarios es facilitar el acceso a la vivienda de aquellas familias que, aun con la capacidad de pagar una cuota mensual, no tienen el ahorro previo suficiente para acceder a la compra de un inmueble a través de un crédito hipotecario.

Desde su creación, a través de la ley Nº 18.795 de agosto de 2011, su objetivo fue ampliar y mejorar la disponibilidad de créditos hipotecarios, en particular hacia los sectores de menor capacidad de ahorro apuntando a mejorar la accesibilidad a amplios sectores de la población al crédito hipotecario.

 

Acceso y cobertura 

El Fondo de Garantía de Créditos Hipotecarios es un programa que reduce el ahorro previo exigido para comprar una vivienda hasta el 10% de su valor. Hasta agosto el FGCH permitía acceder a su cobertura a quienes tuvieran una necesidad de ahorro previo de entre el 10% y el 15%. A partir del 1º de setiembre de este año se amplió el acceso a familias con una capacidad de ahorro de entre el 10% y el 25% del precio de compra de la vivienda y se puede financiar un máximo del 90% de su valor en un plazo de 25 años.

“De esta forma”, informó la Agencia Nacional de Vivienda, “se apunta a extender su cobertura con la incorporación de sectores de la población no atendidos hasta el momento por la garantía parcial que otorga el programa a los destinatarios de créditos hipotecarios otorgados por las instituciones financieras adheridas”.

El fondo opera con cinco instituciones financieras adheridas: BBVA, BHU, HSBC, Santander y Scotiabank, las que a partir de la firma de un contrato de adhesión con la Agencia Nacional de Vivienda pueden otorgar créditos hipotecarios con la garantía adicional del Fondo de Garantía.

La ANV también informó que al cierre de julio de este año más de 840 familias en todo el país han accedido a su vivienda propia mediante créditos con cobertura del FGCH, lo que considera es el resultado de la aplicación de políticas públicas de vivienda y del trabajo interinstitucional entre actores públicos y privados para facilitar el acceso a la vivienda.

 

Solicitudes de garantía

Las solicitudes de garantía comenzaron a otorgarse, en Montevideo, en junio de 2013 y se extendieron hasta alcanzar todos los departamentos del país. Un 50% de las garantías otorgadas se localiza en el departamento de Montevideo y le siguen en importancia Canelones con un 14%, Maldonado con un 8%, Salto con un 5%, y el 23% restante se distribuye en el resto del país. Durante el último año móvil cerrado a julio, los plazos de cancelación promediaron los 24 años, con una tasa de interés media del 7% (TEA en unidades indexadas). El precio promedio de las viviendas comercializadas con el FGCH es de UI 616.106, unos 75.082 dólares, y el 70% de los beneficiarios de los créditos son menores de 39 años.

 En tanto, el ingreso promedio del núcleo familiar se ubica en el entorno de los 55.200 pesos y la relación cuota-ingreso es del 23,5%. El ingreso máximo del núcleo familiar no debe superar las 100 unidades reajustables, unos 99.252 pesos.

El FGCH opera para la compra de vivienda usada, y, en el caso de unidades nuevas, solamente si son promovidas por la ley  Nº 18795.

Asimismo, la Agencia Nacional de Vivienda informó que las viviendas promovidas adquiridas con el FGCH registraron un precio promedio de UI 766.269, unos 93.400 dólares, y representan el 25% del total de créditos otorgados desde el origen del programa, mientras que el porcentaje restante corresponde a vivienda usada. El FGCH, si bien fue creado en el 2011, comenzó a estar operativo para la población en abril de 2013.

Se trata de un ladrillo de polipropileno que se caracteriza por su peso reducido (950 gramos por unidad) y su capacidad para aislar térmicamente. El bloque se fabrica mediante la inyección de material plástico 100% reciclado y como resultado de este proceso, se logra que el producto adquiera estabilidad dimensional.

Las dimensiones de estos ladrillos de plástico son similares a los ladrillos tradicionales, pero tienen una mayor versatilidad para adaptarse a otros sistemas constructivos tradicionales e industrializados. Esto también facilita la adaptación del usuario en procesos de autoconstrucción, por lo que la capacitación para la utilización del producto es mínima y puntual, ya que los ladrillos se traban como piezas de Lego.

Un artículo publicado por la revista ARQ del diario argentino Clarín, señala que el sistema Easybrick, tal como se denomina, da como resultado que dos trabajadores puedan levantar los 22 bloques que requiere cada metro cuadrado de pared en solo tres minutos. Otra de las ventajas, y diferencias con el ladrillo tradicional, es que el sistema Easybrick se destaca por prescindir de mezclas o adhesivos para unir los ladrillos. La vinculación de las piezas entre sí se realiza a través de un encastre a presión por medio unas pestañas. Además de acelerar el montaje, este sistema de unión garantiza que la ejecución de las hiladas posea una escuadra y plomo perfectos.

 

Revoque plástico

En Argentina, el sistema ha comenzado a comercializarse a través de la firma Tuboloc y ha tenido buena acogida en el mercado de la construcción del vecino país. Marcelo Santiago, director de la empresa, dijo a ARQ que, como toda construcción racionalizada, “es necesaria la modulación del proyecto para optimizar el proceso y lograr una notable reducción de costos y tiempo”.

Santiago afirmó que es una solución económica y en beneficio del medio ambiente. “El negocio consiste en transformar residuos de plástico y caucho en un sistema constructivo alternativo para viviendas temporales y permanentes. Los residuos de plástico que reciclamos se funden e inyectan en un molde para producir bloques de plástico.Este sistema es un 30 por ciento más barato que los sistemas tradicionales. Además de más económicas las viviendas son sismoresistentes, termoacústicos y no sufren cambios por el agua, el sol u otras condiciones ambientales”.

El sistema Easybrick cuenta con piezas especiales para resolver encuentros (medio bloque), el bloque en U para la ejecución de refuerzos estructurales horizontales, dinteles y el pasaje de instalaciones varias. Además de una tapa de bloque superior e inferior como dispositivo de cerramiento de aberturas que se encuentran en muros o techos de una construcción concreta.

 

Piezas impermeables

Como cimiento se puede utilizar una platea o encadenado, que deben estar muy bien nivelados. Los refuerzos estructurales verticales se materializan con barras de acero colocadas en los agujeros, según se requiera, que quedan alineados al apilar los bloques intertrabados, que se rellenan con hormigón.

El material utilizado en estos ladrillos, es decir el plástico reciclado, hace que las piezas sean impermeables y por lo tanto garantiza la ausencia de humedad. Además, el diseño interno del bloque conforma una cámara de aire que contribuye a optimizar la aislación térmica. Como terminación exterior, la pared de bloques plásticos se puede revestir con un revoque plástico. Para esto se requiere incorporar  una malla de fibra de vidrio para prevenir la fisuración, pero prescinde de la aislación hidrófuga. En el interior, se puede utilizar el mismo revestimiento. Sin embargo, lo ideal es emplear placas de yeso para sacar ventaja del sistema en seco, aunque también se puede revestir con cerámica.

Un clima propicio, impulsado por la estabilidad institucional, el orden macroeconómico y los beneficios impositivos específicos, posiciona a Uruguay como un destino de inversiones destacado en América Latina, afirmó el ministro de Economía, Danilo Astori. En los últimos 10 años, el sector turístico concretó inversiones en hotelería por más de 1.500 millones de dólares, según informó Presidencia de la República.

Entre las características que destacan a Uruguay como destino para la recepción de inversiones, Astori mencionó el primer lugar ocupado por el país en el índice de democracia en América Latina, así como la prosperidad y la vigencia del estado de derecho.

Durante su participaron en el 9° Congreso de Desarrollo e Inversiones Inmobiliarias, realizado en Buenos Aires el pasado 28 de agosto, el titular de Economía agregó que otro de los atractivos del país es el constante crecimiento económico, la estabilidad y la baja inflación que lo distinguen tanto en América Latina como en el resto del mundo.

“Esa situación ha dado como resultado que, en los últimos 10 años, Uruguay recibiera inversiones en hotelería por más de 1.500 millones de dólares, cifra que acompaña en el desarrollo del turismo con la presencia en el país de 3,5 millones de visitantes por año”, enfatizó Astori, al tiempo que señaló el alcance del Plan Nacional de Infraestructura diseñado por el gobierno para inversiones en varias áreas, por más de 12.000 millones de dólares.

El ámbito en el cual realizó su presentación sirve de incentivo para los negocios e inversiones inmobiliarias y reúne a empresarios, desarrollistas, constructores y compradores, así como a las principales empresas del mercado y a los sectores relacionados con el negocio inmobiliario, especialmente de Argentina, Uruguay y Estados Unidos, aunque, también, hay presencia de otros países americanos.

En cuanto a las políticas públicas diseñadas para favorecer el clima de inversión, Astori resaltó el orden macroeconómico alcanzado por Uruguay en los últimos años y la aplicación de regímenes promocionales dirigidos al sector de la construcción.

Entre ellos, se refirió a los estímulos específicos para la edificación de viviendas de interés social y otros para proyectos de gran dimensión económica, así como los beneficios para la cimentación de estacionamientos subterráneos a nivel urbano e iniciativas del sector turístico, como hoteles, apart-hoteles, hosterías, moteles y estancias.

 

Negocios e inversiones

En consonancia con lo expuesto por el ministro de Economía, la especialista Alejandra Covello expuso sobre “Mercado inmobiliario uruguayo”, mostrando algunas de las ventajas que tiene invertir en el mercado inmobiliario uruguayo. Covello dijo que las Viviendas Promovidas (antes denominadas Viviendas de Interés Social) “son un excelente producto, con muy buena rentabilidad, que tienen una depreciación muy baja, ya que cuentan con un envejecimiento muy bueno, y que además se alquilan muy bien dado que la promoción requiere que se ubiquen en zonas con buen acceso al transporte”.

Página 8 de 35
Top