El jueves 5 de marzo se realizó la ceremonia oficial de asunción del nuevo Director Técnico del INE Diego Aboal por el período marzo 2020-marzo 2025

 

El acto contó con la presencia del Ec. Isaac Alfie, Director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, quien realizó un raconto de la actividad académica y profesional del nuevo director, destacando la experiencia en investigación y la habilidad en la dirección de equipos técnicos. Comentó también algunos lineamientos generales de la actividad esperada para el INE en los próximos años, como el fortalecimiento normativo del Sistema Estadístico Nacional, la realización del próximo Censo de Población y Vivienda y la utilización racional de registros con fines estadísticos entre otros.

 

Por su parte Aboal, destacó su intención de posicionar al INE como referente regional por sus estándares y capacidades generando las bases para brindar cooperaciones a otros países en una escala relevante.

 

Dentro de los objetivos inmediatos, propone el fortalecimiento de los recursos humanos de las distintas áreas y el llenado de vacantes existentes, la realización de cambios de base en algunos indicadores que brinda el instituto y la formulación de un plan estratégico de acción.

 

El director destacó además, una serie de puntos que comenzarán este año, pero con una visión mediano plazista en los que pretende implementar estándares de calidad en procesos y productos del INE, fortalecer las estadísticas económicas, asumir con mucha fuerza la rectoría del Sistema Estadístico Nacional, priorizar el uso de Datos Administrativos en el marco del SEN, uso de la tecnología e Innovación, fortalecer la investigación, comenzar con la planificación del próximo Censo de Personas, Hogares y Viviendas, realizar una standarización de los trabajos especiales efectuados por el instituto, fortalecer los canales de comunicación y mejorar las condiciones de trabajo, especialmente las referidas a la salud laboral.

 

Finalmente, tuvo palabras de reconocimiento y respeto para la directora anterior Laura Nalbarte, destacando el informe de transición realizado en donde quedaron plasmados los avances y los elementos pendientes de resolución lo que demostró y reafirmó la madurez institucional del Uruguay.

 

El evento realizado en el hall del Anfiteatro de Torre Ejecutiva Anexo, contó con la presencia de los ex-directores del INE Rosa Grosskoff y Ariel Davrieux, además de numerosos medios de prensa, invitados y personal de la institución.

 

Fuente: INE

El estudio de arquitectura neoyorquino Studio Vural está detrás de la llamada Dune House de Cape Cod, en Massachusetts. La estructura, según ilustran las imágenes del prototipo, está enterrada en la propia playa y se vale de la arena y los arbustos de la zona para aislar este volumen de concreto y, a su vez, regular en todo momento su temperatura, según un artículo de la revista argentina ARQ.

La casa, que permanece sumergida, sólo es reconocible desde el mar. El hecho de que desde fuera sea como un círculo con un corte hace que se camufle a la perfección entre la naturaleza.

En total cuenta con dos plantas. El nivel superior toma la forma de un octágono y se compone de dos alas unidas por un corredor central. En su interior destacan unas paredes de concreto pintadas de blanco, un suelo de concreto pulido y azulejos de arcilla azul. Asimismo, el bambú es el material escogido para los armarios y los paneles, y también cuenta con un conjunto de paneles solares y pequeños aerogeneradores destinados a generar electricidad de forma autónoma.

Además, unas escaleras conducen al nivel inferior, de planta rectangular, donde el arquitecto ha colocado una serie de habitaciones y un estudio. Las ventanas en forma de cuña están diseñadas para atraer la luz del día y ofrecer vistas al agua.

El proyecto  Dune House tuvo su origen cuando un desarrollador inmobiliario de Nueva York imaginó con una casa única en la costa de Cape Cod, en Massachusetts, para pasar las vacaciones en familia. Pero lejos de decantarse por una vivienda típica, no dudó en encargar al arquitecto Selim Vural de Studio Vural un proyecto de hogar de dos plantas que literalmente se camufla entre las dunas de una de las estupendas playas de la zona. Así es cómo nació la llamada Dune House, que en los próximos meses dejará de ser un mero prototipo para materializarse de verdad.

 Influenciado por el destello de arcoíris que el calamar produce cuando de noche explora los mares en busca de comida, Vural llegó a la conclusión de que “si los calamares pueden alimentarse, también deberían hacerlo las casas”.

De este modo es cómo el arquitecto ha ideado una red de energía autónoma, energizada por un gran campo solar y turbinas eólicas en miniatura, expresamente diseñada para producir más energía limpia que la consumida.

De hecho, esta alta eficiencia energética es posible al enterrar la casa debajo de las dunas, anclar la base a las temperaturas geotérmicas de la arena y, en consecuencia, cubrir el 80% de su superficie de concreto.

Los expertos coincidían en que iba a haber una ralentización económica en España, Europa y en el mundo. Que no sería una crisis, sino que se empezaría a crecer menos de lo que hasta ahora estábamos acostumbrados. Pero nadie se esperaba que una pandemia como la del COVID 19, o más conocido como coronavirus, hiciera saltar la economía mundial. Por ahora, estamos en una crisis sanitaria, pero las consecuencias ya se están empezando a notar. El sector inmobiliario es uno de los que pueden salir más perjudicado, según señala el portal de noticias español Byzness.

En 2019, el sector inmobiliario de España estuvo marcado por la Ley Hipotecaria, aunque es verdad que no fue todo eso, las transacciones de compraventa de la vivienda se moderaron. A finales de ese 2019, los expertos aseguraban que en 2020 se vería una moderación tanto en hipotecas como en compraventas de viviendas, mientras que 2019 se cerró con cifras positivas aunque más bajas que en 2017 y 2018, que fueron los mejores años desde la crisis. La palabra más utilizada entre los expertos del sector era estabilidad y moderación.

 

Descenso en compraventa

El Instituto Nacional de Estadística (INE) informó que en enero de 2020 se habían registrado la compraventa de 47.927 viviendas, un 2,6% menos que en el mismo mes del año anterior. Ismael Kardoudi, director de Estudios y Formación de Fotocasa, explicó que “los datos nos muestran que la actividad en el sector se va recuperando poco a poco, aunque sin ver grandes evoluciones”.

Sin embargo, matiza que ellos para 2020 pronosticaban que iba a ir muy en línea con 2019 aunque claramente estos pronósticos se van a ver truncados con la crisis económica que estamos viviendo debido a la paralización de la económica a raíz del Coronavirus, que hará que durante meses el número de compraventas baje con fuerza. De hecho, hay proyecciones que señalan una caída en la compraventa de viviendas de hasta el 60%”, explicó Kardoudi.

Beatriz Toribio, experta en el sector inmobiliario, apunta que los datos del INE muestran, “tal y como se esperaba” una ralentización de las subidas “con respecto al ritmo al que nos tenía acostumbrados en años anteriores”. Pero seguía avanzando, aunque a menor ritmo. 

De hecho, el número de compraventas de enero 2020 (46.927) es muy superior al de la mayoría de los meses de 2019, salvo mayo y julio cuando se superaron las 47.000 operaciones de compraventas.

 

Crisis

Fernando Encinar, jefe de estudios de Idealista, aseguró que “los datos que arroja el INE ya mostraban cierta atonía en el mercado, pero parecen haberse quedado obsoletos nada más conocerse”.

En tanto, Kardoudi señaló que este año  se verán datos similares a los de 2019, pero  “a partir de mayo y durante los meses siguientes el número de compraventas va a bajar con fuerza y es posible que veamos caídas del 60% o más, en el número de compraventas respecto a 2019.

Encinar se mostró de acuerdo y asegura que la sociedad se enfrenta a algo completamente nuevo y desconocido. “El comportamiento del mercado en 2020 será totalmente impredecible, aunque todo apunta a que el primer semestre acabará arrojando unos datos en el sector inmobiliario no vistos desde 2009 o 2010”, explica el jefe de estudios de Idealista.

El jefe de estudios de Fotocasa consideró que “nos enfrentamos a una crisis económica que paralizará durante meses el sector pero que esperamos que después la actividad vuelva a los datos similares a los que habíamos tenido durante 2019”. Toribio asegura que la crisis que está llegando “traerá destrucción de empleo, menos demanda y hará daño a sectores clave como el turismo o los servicios”. Para la experta, todo esto tendrá un impacto “ipso facto en la vivienda”, aunque reconoce que no se sabe el alcance exacto “será importante, sobre todo en la primer mitad del año”.

En tanto, Beatriz Toribio confía en que en el segundo semestre “todo vuelva a su cauce”, pero se muestra cauta. Algunos organismos internacionales igualan esta crisis a la que se inició en 2008, por lo que se volverán a ver números rojos. “Según sea de profunda esta crisis, así será su impacto en el sector residencial. Aún es pronto para conocer su alcance”, señaló..

 

Nuevas tecnologías

Desde Housfy señalan que la crisis del coronavirus pasará factura al sector inmobiliario. No obstante, recuerdan que los notarios siguen activos.

Por ejemplo, ellos ofrecen tours virtuales 360, por lo que el usuario o posible comprador puede ver la vivienda sin necesidad de hacer la visita. “Tenemos compradores que han llegado a comprar sin visitar la vivienda”, aseguran desde Housfy.

Para ello, echan mano de la tecnología, ya que su sistema tasa digitalmente el inmueble mediante Big Data e Inteligencia Artificial cruzando datos del catastro español, de los portales inmobiliarios y de las propias transacciones de la compañía.

Posteriormente, un experto inmobiliario comprueba que la tasación es correcta, determinando así el precio justo de venta y lo sube a los principales portales inmobiliarios. Los posibles compradores se ponen en contacto a través de ellos y empieza ese tour 360.

En diálogo con Del Constructor, el presidente de la Cámara Inmobiliaria Punta del Este – Maldonado,…

El Polo Logístico Ruta 5, inaugurado de modo formal  el pasado miércoles 12 de febrero, fortalece a Uruguay como centro logístico en el sur de América, destacó el ministro de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi. Las empresas instaladas en ese lugar acceden a los beneficios fiscales previstos en las leyes de inversiones y de parques industriales y podrán conectarse con el proyectado Ferrocarril Central de Montevideo a Paso de los Toros.

“Esta inauguración constituye un paso más en la estrategia (del Gobierno nacional) que establece a Uruguay como centro logístico”, enfatizó Rossi en la actividad realizada en el Polo Logístico Ruta 5, una iniciativa ya en funcionamiento, perteneciente al Grupo RAS, conformado por capitales uruguayos y especializado en servicios logísticos.

“Esto exige el desarrollo de cadenas logísticas y empresas que permiten vincular al país con el mundo y la región (sur de América), recibir productos del exterior y promover los nacionales en todos los destinos”, detalló el ministro Rossi en el acto del que también participaron el presidente electo, Luis Lacalle Pou, autoridades entrantes de los ministerios de Transporte y Obras Públicas y de Economía y Finanzas y de la Administración Nacional de Puertos.

También formaron parte de la actividad la presidenta del Instituto Nacional de Logística, Ana Rey, el director ejecutivo de Uruguay XXI, Antonio Carámbula, el presidente del Grupo RAS, Ruben Azar, y de representantes de cámaras empresariales y del cuerpo diplomático, entre otros actores públicos y privados.

El polo logístico industrial abarca 80 hectáreas y está ubicado a dos kilómetros de la localidad de Progreso, en el kilómetro 33 de la ruta n.º 5, en el departamento de Canelones.

“Se va a fortalecer el rol de las rutas nacionales, en particular la 5, en función de la utilización del Ferrocarril Central (entre Montevideo y Paso de los Toros, en Tacuarembó) con el que el polo tendrá conexión”, indicó Rossi, tras destacar la actitud emprendedora de la firma uruguaya con presencia en varios países de América y “a los empresarios que acompañan las iniciativas que se promueven desde el Gobierno”. 

El Polo Logístico Ruta 5, cuando alcance el 100 % de ocupación, habrá requerido una inversión de 250 millones de dólares, informó Rossi a la Secretaría de Comunicación Institucional. El parque está orientado a las actividades industriales y logísticas del país y del exterior.

Las firmas pueden acceder a terrenos con servicios básicos incluidos, como agua potable, energía, seguridad y telecomunicaciones, entre otros, hasta soluciones llave en mano, que comprenden el uso de galpones modulares. También a los beneficios fiscales previstos en la ley de inversiones para las actividades industriales, que se suman a los de la ley de parques industriales y sus decretos reglamentarios.

Página 5 de 106
Top