JoomlaLock.com All4Share.net

Ocho de cada 10 uruguayos cree que el mercado inmobiliario es caro, y más de la mitad de los encuestados piensa que los precios de las viviendas serán cada vez más altos, según un sondeo que realizó Mercado Libre Uruguay sobre la percepción general del sector inmobiliario.

El estudio reveló también que casi 40% de los encuestados piensa que las condiciones de financiamiento son malas o muy malas, mientras que solo 18% considera que son buenas o muy buenas. En ese sentido, a medida que aumenta la edad también se incrementa el nivel de satisfacción con las condiciones de financiamiento que existen en plaza. Por otro lado, el interés de los uruguayos por comprar una propiedad es mucho mayor que el interés por alquilar, 62% y 27% respectivamente.

La adquisición de la vivienda como una inversión a largo plazo y el alquiler como un supuesto acto de “tirar” el dinero son razones de peso en todas las generaciones para preferir comprar en vez de alquilar.

A mayor edad también mayor es la preferencia por comprar. La generación denominada millennials (nacidos entre 1980 y 1999) son los que tienen mayor preferencia por arrendar con un 49%, mientras que el porcentaje en la generación X (nacidos entre 1965-1979) cae a 34% y en los Baby Boomers (nacidos antes de 1965) a 30%. Ocho de cada 10 millennials alquila dado que su situación económica le impide comprar una vivienda, según el reporte. A su vez, los más jóvenes son los que más piensan que los precios en el mercado de la vivienda son caros (90,1%) y que estos tenderán al alza en los próximos dos años (59,3%).

También son los más pesimistas en cuanto a que las condiciones de financiamiento son malas (46%), mientras que el porcentaje en la generación X desciende a 38%, y a 34% dentro de los Baby Boomers.

En relación a la oferta inmobiliaria, cuatro de cada diez uruguayos no está satisfecho con ella. A medida que aumenta la edad también incrementa el nivel de satisfacción con la oferta inmobiliaria. Los más jóvenes son los más insatisfechos con la oferta inmobiliaria (57%) contra 43% de la generación X y 32% de la Baby Boomers.

El sondeo fue realizado entre 884 usuarios de Mercado Libre que en el último tiempo iniciaron un proceso de búsqueda para alquilar o comprar.

El 57% de los entrevistados continuaba buscando vivienda al momento de la encuesta. El objetivo del estudio fue “entender, desde la opción de la demanda, cómo se estaba comportando el mercado”, según expresó a El Observador el gerente de clasificados de la empresa Jonathan Szwarcman.

Desde principios de año, el sector inmobiliario español ha seguido la línea ascendente, tanto en la compra como en la venta y en el alquiler de viviendas en España, que ya se había trazado en 2016 y que se cerró -según datos del Ministerio de Fomento de ese país- con un total de 445.000 transacciones. Century 21 España, la mayor red de intermediación inmobiliaria del mundo, con 6.900 oficinas y presencia en 78 países, sabe de la importancia de aprovechar esta coyuntura favorable y utilizar las nuevas tecnologías para facilitar a las personas la búsqueda de su hogar ideal.

Otro dato significativo que se ha producido durante este 2017 es el repunte de los precios de la vivienda, concretamente en un 11% con respecto al año anterior, situando el valor medio de la vivienda en 139.000€. Los precios ascienden a una mayor velocidad que los sueldos medios en España, algo que no ocurría desde el estallido de la burbuja inmobiliaria.

Century21 España terminó el primer semestre de 2017 con una facturación de 7,31 millones de euros, lo que supuso un incremento del 44% con respecto al mismo periodo del año anterior (5,06M). La compañía prevé finalizar el ejercicio anual con una facturación total de 16M euros realizando un total de 1.465 transacciones de venta por un importe de 158M, lo que supone un incremento de un 39% y un 58% respectivamente.

 

El aliado perfecto

En la recuperación del sector de la intermediación inmobiliaria, tiene mucho que ver la evolución tecnológica que se ha producido en las agencias inmobiliarias, entre ellas Century21 España. Estos avances se basan principalmente en disponer de webs intuitivas, con potentes buscadores y micro-sites dedicados a su red de franquiciados, así como también del uso activo de las redes sociales y la creación de apps basadas en la geolocalización que, además de permitir una búsqueda más personalizada de la nueva vivienda, contribuyen a la expansión de la red de franquicias de la marca.

“Si queremos cambiarnos de casa ya no esperamos a hacerlo sentados frente a la pantalla del ordenador. Gracias al avance de las tecnologías móviles, especialmente a través de las apps, cada vez más completas, se puede buscar una vivienda a cualquier hora y en cualquier lugar. Las nuevas aplicaciones están basadas en la geolocalización y muestran la oferta de inmuebles que hay en la zona que nos interesa. Además, a través de ella se pueden realizar visitas virtuales, encontrar gráficos en 3D y planos de la propiedad, así como también apreciar la calidad de la luz, informarse de servicios cercanos, y otros datos de interés”, explica Ricardo Sousa, CEO de Century21 para España y Portugal.

Si en los años previos al estallido de la burbuja inmobiliaria, el contacto directo con el cliente era el pilar fundamental de las operaciones inmobiliarias, con la incorporación de las nuevas tecnologías, este aspecto no se ha dejado de lado, es más, se ha priorizado y se ha unido a las nuevas herramientas. En el caso de Century21 España, se ha puesto en práctica la iniciativa MySite C21 con la que se promueve el contacto directo de cada asesor con la comunidad local y sus clientes a través de un microsite que gestionan ellos mismos y que al mismo tiempo permite reforzar su labor como intermediador y de experto local. Es por eso que los nuevos canales de comunicación acercan el mercado inmobiliario al consumidor

 

Evolución tecnológica

En la recuperación del sector de la intermediación inmobiliaria, tiene mucho que ver la evolución tecnológica que se ha producido en las agencias inmobiliarias, entre ellas Century21 España. Estos avances se basan principalmente en disponer de webs intuitivas, con potentes buscadores y micro-sites dedicados a su red de franquiciados, así como también del uso activo de las redes sociales y la creación de apps basadas en la geolocalización, que además de permitir una búsqueda más personalizada de la nueva vivienda, contribuyen a la expansión de la red de franquicias de la marca.

El auge de las redes sociales y los blogs de los últimos tiempos han ayudado al sector inmobiliario a que puedan dirigirse a los consumidores de una manera más cercana, con una comunicación mucho más directa, hablando de temas cotidianos -desde cómo ahorrar energía en el hogar, a dar ideas de decoración y de aprovechar los espacios de nuestra casa- a asuntos puramente inmobiliarios, como, por ejemplo, el proceso a seguir a la hora de vender una vivienda.

“En nuestro blog hablamos con el público de una manera más informal, un registro que no se nos permite desde la web, ya que por su carácter corporativo debe reunir una serie de características más técnicas. Además, la información que obtenemos a través de las redes sociales es muy valiosa para que nuestros asesores puedan adquirir conocimientos complementarios que les ayuden en su papel de asesores inmobiliarios”, señala Ricardo Sousa.

El World Economic Forum publicó su informe anual “The Global Competitiveness Report 2017-2018”. De los 137 países estudiados, Uruguay se ubica en el puesto 76, deteriorando su posición frente a la medición del año anterior donde ocupaba el puesto 73 de 138 países rankeados.

En una visión de largo plazo, comparado con diez años atrás donde se medía una similar cantidad de países, Uruguay mantiene su posición relativa, a “mitad” de tabla. Sin embargo, entre 2008 y 2012 el país mejoró su lugar y se registró un deterioro posterior, por mayores caídas relativas en el indicador “macroeconomía” y en el de “eficiencia del mercado laboral”.

En sentido contrario, en los pilares de “Tecnología” y de “Infraestructura” es donde se percibe un mayor avance respecto a diez años atrás. 

 

Carga impositiva, el mayor problema

Dentro de los mayores problemas identificados para hacer negocios en nuestro país se mantiene la carga impositiva, la burocracia, las regulaciones laborales, una inadecuada educación de la fuerza laboral y una inadecuada infraestructura.

Los cambios impositivos del último año se reflejan en una modificación del orden de los factores que se consideran más problemáticos: en la medición del año anterior las regulaciones laborales restrictivas ocupaban el primer lugar, y fueron relegadas este año por la carga impositiva, ubicándose en segundo lugar la burocracia gubernamental.

En la región, el ranking de competitividad sigue liderado por Chile, aunque su indicador de macroeconómica dejó de ser una fortaleza del país por el deterioro de las cuentas fiscales.

Países como Perú y Colombia  bajaron en el ranking en el último año, mientras que Brasil quebró la tendencia a la baja y presentó un aumento, en tanto que Argentina mostró una mejora más relevante avanzando 12 puestos. En comparación con el promedio América Latina y el Caribe, Uruguay se encuentra mejor en la mayoría de los indicadores, a excepción del pilar tecnología, tamaño de mercado e innovación.

Desde hace muchos años, la tendencia mundial en el sector constructivo es la de utilizar materiales naturales y saludables con el fin de edificar de forma sustentable, lo que da como resultado emprendimientos que requieren menor uso de energía primaria y que generan menos emisiones de gases contaminantes a la atmósfera.

Tanto los profesionales como los consumidores toman cada vez más conciencia acerca de la necesidad de utilizar la energía de forma más responsable, de tal manera que se avanza rápidamente en aspectos de eficiencia energética y sustentabilidad en la vivienda.

En los últimos años, el término “muros eficientes” se oye con más frecuencia en el sector, ya que optimiza la relación entre costo-beneficio. Los resultados están a la vista: mayor vida útil, nulo mantenimiento, eficiencia energética y sustentabilidad. Los arquitectos que defienden el concepto de “edificios sustentables” afirman que en todo tipo de construcción es esencial que la envolvente sea efectiva para lograr ahorros en la ejecución y posteriores beneficios en relación a menor consumo de energía y dimensionamiento de equipos para climatización.

 

Elección adecuada

Para que los muros sean eficientes y saludables lo más importante es elegir el ladrillo correcto para cada área de la construcción. Una vez en obra, colocar los ladrillos húmedos, nivelarlos y dejar un espesor mínimo de juntas, recomendablemente de un centímetro en dos tiras, interrumpiéndolo en el sentido transversal para evitar puentes térmicos. Y si se trata de paredes exteriores, muros portantes o cerramientos internos existen artículos específicos para cada tipo de uso, por lo que dentro de cada línea, existen ladrillos para ser usados en la envolvente que cuentan con una baja transmitancia térmica, y ladrillos para ser utilizados en interiores para tabiquería divisoria.

 

Ladrillos cerámicos

De esta forma, los ladrillos cerámicos demuestran que, con su bajo costo y gran disponibilidad, aseguran una larga vida útil, resistencia y, sobre todo, el uso de un material natural, sin agregados de productos tóxicos, que permite ejecutar muros permeables y más saludables. De hecho, está comprobado que el sistema constructivo realizado con ladrillos cerámicos huecos no requiere mantenimiento y que, si es bien ejecutado, no tiene límite de vida útil. En cambio, el resto de los sistemas constructivos industrializados, al ser más complejos de realizar, permiten mayores errores a la hora de la ejecución que genera futuras problemáticas. También, al ser menos resistentes, son susceptibles a golpes y movimientos que pueden producir fisuras y desprendimientos.

La concientización ambiental es uno de los temas centrales hoy en día en diferentes sectores.

 

Lo social y lo económico

Actualmente los clientes optan por comprar productos naturales y saludables que contemplan el cuidado del medio ambiente y el ahorro de recursos naturales y energéticos. La trazabilidad de los productos es uno de los puntos centrales que comienza a tener peso en el sector de la construcción en pos de la mejor elección de los insumos abocados al proceso constructivo eficiente para los consumidores finales y profesionales.

También hay que tener en cuenta que las formas constructivas cambian según la época y el contexto en el que se desarrollan, buscando solucionar las problemáticas intrínsecas y externas de los procesos sociales, culturales y económicos.  Por eso que los especialistas están abocados a trabajar sobre nuevos materiales y tecnologías constructivas que busquen minimizar la transmitancia térmica de muros exteriores mediante envolventes aisladas eficientemente y con muros interiores que posean inercia térmica que permita amortiguar los cambios de temperatura interior.

El Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente a través de su titular Eneida de León, anunció la nueva escala de valores máximos para acceder a programas habitacionales existentes, considerando ingresos de 40 unidades reajustables (UR) para una persona, 60 para el caso de dos, 72 para núcleo familiar de tres miembros, 84 para cuatro y 96 para cinco o más.

 De León anunció que la cartera a su cargo aprobó una resolución que aumenta los ingresos máximos de personas y núcleos familiares para acceder a programas habitacionales, con el objetivo de que más ciudadanos puedan hacerlo.

En el marco del anuncio, explicó que hasta ahora existía un tope de ingresos único de 60 UR, equivalentes hoy a casi 61.000 pesos, que no contemplaba la composición del núcleo familiar. “Ahora hacemos hincapié en el ingreso per cápita y no en un ingreso único”, explicó la jerarca.

En tal sentido, la nueva escala va desde 40 UR, unos 41.000 pesos, para un integrante, 60 para dos, 72 para tres, 84 para cuatro hasta 96 para cinco o más miembros del núcleo familiar.

Destacó que esta nueva resolución “contempla la realidad de muchas familias”. “La modificación avanza en la dirección de profundizar las políticas y alcanzar metas comprometidas por el gobierno en el Plan Quinquenal de Vivienda 2015-2019, en cuanto a la implementación de planes de vivienda y hábitat que contemplen la heterogeneidad de los hogares a los que están dirigidos”, afirmó. La ministra agregó que la integración de las familias destinatarias de los programas habitacionales del ministerio constituye una variable relevante para determinar quiénes pueden acceder a estos planes.

 

Programas de viviendas

De León indicó, también, que una evaluación de la normativa vigente hasta ahora identificó la necesidad de realizar cambios que permitirán ampliar el acceso a los programas de vivienda, sobre todo a aquellas familias más numerosas, lo cual, a su vez, lo hace más consistente con la política de subsidio. De esta forma, se resolvió ampliar el tope de ingreso que se acepta para postular a los programas habitacionales, “en particular para aquellos hogares que tienen mayor número de integrantes”, señaló.

De León agregó que “se extiende el acceso a hogares pertenecientes a los quintiles sociales de menores ingresos, que bajo la normativa anterior quedaban excluidos del acceso a los programas habitacionales, y se contribuye al conjunto de las políticas sociales del país que procuran una distribución más justa de los ingresos y de la riqueza”.

Página 5 de 35
Top