Las llantas que van a parar en quebradas, ríos y rellenos sanitarios podrían convertirse en materiales para la construcción, alfombras, carreteras, e incluso textiles. Darle una segunda vida al caucho se ha convertido en uno de los principales esfuerzos locales y extranjeros, para evitar que este material continúe contaminando al planeta.

En países europeos como España, donde son ilegales los vertederos de neumáticos, se está logrando reutilizar el caucho en productos como zapatos, guantes, césped artificial y carreteras.

 

Estudios

Una investigación realizada por la Corporación Tecnológica de Andalucía muestra que este material puede ser útil incluso para la fabricación de futuras vías ferroviarias. A través de este estudio, se ha comprobado que el producto a base de caucho es más elástico y permite aislar los ruidos y vibraciones que se producen por el paso de los trenes.

En Ecuador también se están buscando nuevas opciones para el reciclaje del caucho. Cada año en el país se desechan más de dos millones de neumáticos, que tardan 500 años en degradarse.

Existe el Acuerdo Ministerial 098 que obliga a la recuperación del 30% de la cantidad importada. Juan Bermeo, gerente General de Ecocaucho, cuenta que se dedica a la producción de alfombras, moquetas y hasta recipientes con este material. La idea surgió cuando Bermeo se dedicaba a realizar acciones para la descontaminación del río Chiche. Durante esta labor, pudo constatar que las llantas eran un gran problema para los ecosistemas. Desde hace dos años se ha enfocado en darle una segunda vida a este material. En la planta realizan una renovación del neumático para que pueda ser utilizado nuevamente. La incorporación más reciente a la lista de productos son los recipientes en forma de baldes, que se caracterizan por su flexibilidad, también están trabajando en tejas que aún no salen a la venta.

Aportar al sector de la construcción a través de la utilización del caucho también es la meta de Pamela Hidalgo, estudiante de Ingeniería Ambiental de la Universidad de las Américas. Hidalgo ha desarrollado un proyecto para elaborar tejas. Tras las pruebas realizadas, constató que tienen resistencia a la flexión, impacto y permeabilidad. Su objetivo es lograr que el caucho sea tomado en cuenta para las nuevas construcciones.

 

Plantas recicladoras

Para poder obtener el polvo de caucho, que sirve como insumo para estos productos, existen plantas recicladoras de neumáticos. Fernando Prado, gerente General de Rubberaction, explica que en este lugar se trituran alrededor de 100 llantas por hora. Desde el año pasado duplicaron su capacidad y actualmente destruyen 22000 neumáticos cada mes.

El grano de caucho que se ha producido en esta planta se ha utilizado para la construcción de canchas particulares y públicas de césped sintético, como las que se encuentran en el parque La Carolina, en Quito. El polvo de caucho (menor a un milímetro) es usado a escala mundial para asfalto modificado. En países como España, un 10% de las carreteras ya cuentan con este material.

En Ecuador existe la normativa desde el 2013 para poder ocuparlo con estos fines. Prado explica que en el país, solo dos kilómetros de vías en Quito y Guayaquil están pavimentados con caucho modificado, que fue donado por esta y otra planta de reciclaje. El tramo más grande se encuentra en la vía Quito-Papallacta, donde hay 600 metros.

Rubberaction es una de las dos plantas recicladoras con las que trabaja el sistema Gestión y Reciclaje Integral de Neumáticos (GRIN). Este grupo coordina y administra toda la gestión que deben hacer los importadores de neumáticos para cumplir la normativa ambiental, que les exige cumplir con una meta de recolección cada año para poder continuar con la importación. Pablo Macías, director del sistema GRIN, explica que actualmente trabajan con 13 importadores de vehículos pesados, livianos, motos y bicicletas. Los importadores son los que pagan por la gestión y a través del sistema se informan sobre la ubicación de las plantas recicladoras más cercanas para poder ir a dejar sus llantas.

Según Macías, después del proceso, ellos entregan un informe al Ministerio del Ambiente con la gestión que realiza cada importador adherido al sistema. A través de esta gestión se han recuperado alrededor de 300000 llantas al año, que están distribuidas en las diferentes plantas.

Desde hace dos meses, GRIN también implementó un nuevo sistema para trabajar con seis vulcanizadores en todo el país, como parte de un programa piloto. Ellos hacen parte de la gestión que debe hacer el sistema, pero se les permite almacenar los neumáticos en sus puntos para después retirarlos y llevarlos a las plantas de reciclaje. Macías explica que por esta labor se les da un reconocimiento económico. En estos tres meses han contribuido con alrededor de 15000 llantas.

Publicado en Noticias

En el 3er Encuentro Programático del Sindicato Único Nacional de la Construcción y Afines, denominado  “Guillermo Machado”, participación 1200 delegados de todo el país. En el mismo se abordaron  y analizaron  los principales temas de la industria de la construcción, al tiempo que se analizaron propuestas desde la óptica de los trabajadores para ponerlos en debate con los distintos actores de la realidad social.

En este contexto, el SUNCA presentó, en un año electoral y con lo que ello implica, los principales planteos de los trabajadores, con la idea de intercambiar  opiniones con los diferentes actores políticos.

“La industria de la construcción es un sector prioritario para poder pensar el desarrollo económico y social del país, y los trabajadores tenemos propuestas sobre cómo impulsarla”, sostiene el documento al que tuvo acceso Del Constructor. El referido trabajo del Encuentro Programático se realizó en tres grandes áreas temáticas: Inversión, Empleo y Formación Profesional; Salud Laboral y Seguridad Social y Vivienda.

 

Inversión y empleo

En lo que respecta al primer ítem -Inversión, Empleo y Formación Profesional- se señaló la necesidad de un  incremento de la inversión pública, en infraestructura, centros de estudio, de atención de salud, teniendo en cuenta la necesidad de un mayor impulso en el tema Vivienda.

Así también, se subrayó articular los encadenamientos productivos, con proveedores de materiales de construcción de fabricación nacional, a la vez de generar las condiciones para la inversión en fabricación de materias primas que actualmente no se producen en Uruguay (como placas de yeso, fibrocemento, etc).

También la prioridad en los proveedores nacionales, un instrumento fundamental para la generación de empleo”, sostiene el documento y agrega la “necesidad de políticas integrales de reconversión laboral, capacitación y formación profesional permanente, potenciando los instrumentos ya existentes para la misma e incrementar la coordinación y aplicación de los diferentes planes de culminación de ciclos educativos, logrando una mayor profesionalización de los trabajadores, dignificando y humanizando la organización del trabajo.

Por otra parte, se hace hincapié en “profundizar lo conquistado a través de la negociación colectiva, la certificación de competencias (reconocimiento formal del saber hacer del trabajador) es y debe ser el instrumento para que la Industria tenga un nivel superior de organización y mayor democracia en cuanto al acceso al empleo”.

 

Ley de Salud y Seguridad 

En este sentido, se estipula la Creación de un Centro de Investigación en Salud Laboral, para poder implementar las medidas de prevención en aquellas empresas de 5 a 50 trabajadores, con recursos y gestión bipartita (SUNCA – Cámaras Empresariales).

“Es en esas empresas chicas donde muchas veces tenemos mayores inconvenientes, y donde hay que poner foco para la prevención de accidentes”, sostiene el documento.

También se deja constancia de humanizar los “baremos”, que miden la discapacidad para el desempeño de la tarea.

“Son miles de casos en que al trabajador se le niega la jubilación por enfermedad, sin tomar en cuenta que es una industria con gran esfuerzo físico y emocional (por lo zafral). Su ciclo laboral termina más temprano, o deja la industria emigrando a otra actividad laboral.

Además incluir a la Construcción como trabajo insalubre, ya que el trabajador está expuesto a riesgos climáticos y a diferentes productos químicos, a sobreesfuerzo, movimientos repetitivos, exposición al sol, a la humedad, condiciones que determinan el envejecimiento prematuro. En Argentina, se jubilan con 55 años de edad y 25 de aportes, cuando el 80% de los aportes de los últimos 15 años sea en la Construcción”, cita a modo de ejemplo.

También se refiere a una segunda reducción de la jornada laboral.

“Los avances de la tecnología incorporada al sector, determina que los tiempos de ejecución de obra sean cada vez más cortos. Por lo cual, para preservar los puestos de trabajo y tomando en cuenta las consecuencias de salud que este trabajo implica. Reducir la carga horaria semanal nos parece un aporte sustancial a la calidad de vida de sus trabajadores”, afirma el informe.

Se pide además el reconocimiento de la jornada del sector. Entre 2008 y 2009, el Consejo de Salarios del Sector determinó la reducción de la jornada semanal de 48 a 44 horas semanales.

“Este avance no se vio reflejado en los cómputos de jornales a BPS, que sigue calculando por 8 horas cuando debería hacerlo por 7 horas 20 minutos. Por lo tanto, exigimos el reconocimiento de BPS en cuanto a los avances obtenidos en el sector, a todos los efectos de sus prestaciones establecidas por ley 14.411(seguro de desempleo, salario vacacional, licencia, aguinaldo).

 

Vivienda

El último punto tratado refiere a la perspectiva de poder llevar a la realidad el derecho a la vivienda como derecho humano central dignificante, generador de empleo y constructor de una sociedad integrada. Así, se expresa, la necesidad de la construcción de nuevas viviendas y mejoramiento del stock existente.

Se estima hoy un déficit de 70.000 viviendas, y de las que están habitadas, cerca del 30% tiene fallas constructivas riesgosas para la salud de sus habitantes (humedades, riesgo eléctrico y derrumbe potencial, y se agrega en la “necesidad de discutir precio y acceso a la tierra urbana, así como una mayor regulación del mercado, combatiendo la especulación inmobiliaria”.

Mejorar los mecanismos de acceso al alquiler, modificar la tasa de IRAE (Impuesto a la Actividad Empresarial), generando un porcentaje que vaya destinado al Fondo Nacional de Vivienda (ley 13.728) y la exoneración del IVA a los materiales destinados a la construcción de viviendas sociales y todo el arco cooperativo, son algunos de los reclamos contemplados en el documento.

También se solicita una serie de medidas para las viviendas vinculada a los servicios, educación, transporte, salud y recreación.

“Aprovechar mejor el suelo urbano que ya posee servicios y frenar la expulsión de los sectores vulnerables hacia periferias carentes de servicios, y comenzar la discusión política sobre la creación de un MEVIR urbano”. “Ésta política, agrega el documento, “ha sido exitosa en el medio rural, y también puede serlo en las ciudades, al tiempo que se aboga por fortalecer el FOSVOC, con un mayor aporte económico a ese fondo, proponiéndose que el FOSVOC pueda crear un “Fondo de Garantía” que permita a los trabajadores acceder al alquiler sin tener que depender del sistema de crédito privado”.

Publicado en Noticias
Martes, 19 Noviembre 2019 18:09

La negociación colectiva y sus bemoles…

El pasado 29 de octubre, el Poder Ejecutivo remitió al Parlamento un proyecto de ley que modifica parcialmente la ley número 18566 de negociación colectiva, a efectos de cumplir con los plazos que estableció la OIT. Todo viene a cuento por la queja que presentaron en su momento las Cámaras de Industrias y Comercio, con el apoyo de las restantes gremiales.

Los cambios propuestos, brevemente enumerados fueron:

 a) Las organizaciones sindicales deberán contar con personería jurídica (alguien que se haga responsable…), viene a cuento porque las partes estarán obligadas a intercambiar información, buena fe mediante, pero solo si las organizaciones sindicales tienen personería jurídica.

 b) Al proponer la derogación del literal D del artículo 10 de la ley, se le resta al Consejo Superior Tripartito la potestad de “considerar y pronunciarse sobre cuestiones relacionadas con los niveles de negociación tripartita y bipartita”, por lo que estos temas quedarán librados a la voluntad de las partes.

 c) Se propone una nueva redacción al artículo 14 de la ley, que elimina la posibilidad que cuando no existe organización de los trabajadores a nivel de la empresa, la legitimación para negociar la tenga la organización representativa de nivel superior.

 

La negociación colectiva que pueda desarrollarse en la empresa podría realizarse con representantes electos por los trabajadores, sin participación del sindicato de rama.

 d) Se propone derogar el inciso segundo del artículo 17 de la ley, que establece: “El convenio colectivo cuyo plazo estuviese vencido, mantendrá la plena vigencia de todas sus cláusulas hasta que un nuevo acuerdo lo sustituya, salvo que las partes hubiesen acordado lo contrario”. El término de vigencia de los convenios queda librado a lo que las partes establezcan en el propio documento, sin que tácitamente se prorrogue el convenio como hasta ahora, lo que se llama ultraactividad.

 e) Finalmente, se dice que el registro y publicación de las resoluciones de los consejos de salarios y de los convenios colectivos dispuestos por los artículos 12 y 16 de la ley 18566, no constituirán requisito de homologación, autorización o aprobación por parte del Poder Ejecutivo, de aprobarse dicha modificación, las resoluciones de los consejos de salarios y los convenios colectivos regirán desde el momento en que las partes lo suscriben o desde el momento de la vigencia que las propias partes establezcan sin necesidad de un posterior acto del Poder Ejecutivo.

 

Hasta aquí lo recogido en el proyecto de ley. No obstante, existen observaciones efectuadas por los órganos de control de la OIT que el proyecto no aborda. Destaco que tanto las condiciones de trabajo como los ajustes a las remuneraciones deben de ser determinadas en instancias bipartitas y no tripartitas (como viene sucediendo, nuestro sector da cuenta de ello).

 

El apartamiento al convenio 98 de la OIT, específicamente del principio de negociación libre y voluntaria consagrado en el artículo 4to, sucede cuando el gobierno de oficio o a instancia de cualquiera de las partes convoca a negociar en los Consejos de Salarios, no solo salarios mínimos, sino también ajustes de las remuneraciones y otras condiciones de trabajo. En la mesa de la construcción, están las tres partes desde un inicio y se negocia sobre pautas que vienen del Poder Ejecutivo.

 

Y si bien el gobierno manifiesta que las organizaciones profesionales son libres de concurrir a las convocatorias y que acudir a los Consejos de Salarios no conlleva la obligación de acordar, desde que los mismos pueden decidir por mayoría de sus integrantes, donde el número de delegados entre el gobierno y el sindicato es mayor al número empleador, en los hechos la no concurrencia de la parte patronal, les impide incidir de acuerdo a sus intereses en una decisión que deberán acatar.

 

 En buen romance, lo medular no fue expuesto en el proyecto y seguramente de ganar el oficialismo (ignoro si al momento de salir del Constructor, ya se dilucidó el acto electoral), seguiremos regidos por lineamientos que nos imponen. No es lo que dice la OIT y el convenio 98, ya citado.

 

Aníbal Durán

Gerente Ejecutivo de APPCU

Publicado en Noticias

En entrevista con Del Constructor, el presidente de la Asociación de Promotores Privados de la Construcción del Uruguay (APPCU), y fundador y titular de Desarrollos Inmobiliarios Zulamian, analizó la situación del sector, al tiempo que dio su visión de lo que se podría esperar para el 2020. Definó como un  “año visagra”  al 2019 debido  a los comicios y a la coyuntura económica y política en la región. También se refirió al documento elaborado por APPCU y entregados a todos los presidenciables.

 

¿Cómo presidente de la Asociación de Promotores Privados de la Construcción del Uruguay (APPCU) cuál es su balance del 2019 para el sector?

 Consideramos que 2019 es un año bisagra. Con esto quiero significar que es un año de transición. Año electoral en  Uruguay, en Argentina,  Brasil con nuevo presidente desde enero. Por lo cual lo importante ha sido mantenerse, seguir luchando por beneficios para el sector que permitan el desarrollo de nuevas inversiones que serán en beneficio de todos. 

 

¿Qué proyecciones hacen desde APPCU a corto y mediano plazo, teniendo en cuenta que es un año electoral? ¿Y que se espera del 2020?

 Bueno, a corto plazo se entiende que las ventas no están fáciles, pero los costos no bajan, por lo cual mantenerse firme es algo fundamental en nuestro sector para no cometer errores. A mediano plazo se espera a partir del 2020 una comprensión por los sectores que integran la industria, esto es, proveedores, trabajadores y Estado, de que estamos jugando en el mismo campo de juego. Tenemos que entender que estamos todos en un mismo país, empresarios que trabajan e invierten y trabajadores que ponen su mano de obra, para lograr productos nuevos genuinos, viviendas, que puedan ser adquiridos por el resto de la sociedad. Y que estamos juntos en esto y de esto se vive.

Pero si no hay un compromiso de productividad serio los costos se disparan y el encarecimiento perjudica a todos. Así que los privados tenemos que poner el pensamiento en trabajar sin pausa para la mejora de la productividad, y el Estado generar políticas que incentiven el aumento de nuevos emprendimientos, con capital privado, lo que producirá un aumento del empleo de forma inmediata para la mejora de toda la sociedad.

 

Retracción

¿Considera que la retracción en materia de inversiones en Viviendas Promovidas (antes denominadas de Interés Social) ha contribuido al enlentecimiento de inversión privada? 

Sí, porque uno de los canales de inversión en viviendas eran las Viviendas Promovidas.

 

Teniendo en cuenta su experiencia, a su juicio, ¿qué debería hacer el nuevo  gobierno (sea del partido que sea) desde el 1ro de marzo  para atraer inversores al sector?

Como decimos siempre, el Estado debe atraer desarrolladores y que los desarrolladores atraigan inversores. Nosotros vamos a estar siempre, en las buenas y en las malas, porque los desarrolladores somos profesionales permanentes del sector y los inversores son puntuales. El Estado debe ser un facilitador de nuevas obras, fundamentalmente a través de dos cosas esenciales: algunas exenciones tributarias para bajar costos y, simultáneamente, facilidades en cuanto a trámites y gestiones y tolerancias en cuanto a edificaciones como por ejemplo: más volumen constructivo, o más facilidades arquitectónicas, en un terreno. Lo primero es a nivel nacional y lo segundo a nivel departamental.    

No hay cartas mágicas. El desarrollo de nuevas inversiones con capitales privados, no del Estado, se logra con incentivos. Hoy está todo tan apretado, los precios de los costos están iguales a los precios de las ventas y la escala de remuneraciones no se basa mayormente, como en general ocurre en las fábricas de productos, en productividad. Así que lo que puede aportar el Estado son incentivos para atraer nuevas obras.

 

¿Cuál es el mayor obstáculo para atraer inversores?  Se habla de factores como la alta carga tributaria, la falta de competitividad y el costo de la mano de obra. ¿Qué opinión tiene al respecto?

Para lograr una mayor cantidad de obras que, necesariamente, deberán producirse para evitar que siga bajando la cantidad de empleo, es necesario, justamente, alivianar la carga tributaria, y mejorar la productividad, estas dos cosas son esenciales.

 

El gobierno ha apostado fuerte a una nueva planta de UPM, ¿cree usted que sólo con esto alcanza para dinamizar la industria?

La planta de UPM es muy importante y deseable, pero no suficiente para solucionar la industria.

 

¿Qué piensa de las PPP? ¿Se ha logrado algún resultado o el sistema de estos proyectos es lento y engorroso?

 No tenemos experiencia en las PPP, pero sabemos que las gestiones se tornan lentas como dice.

 

El futuro y la región

El futuro de  Argentina es incierto y Brasil busca “blindarse”, ¿cómo y en cuánto podría afectar a la inversión en la construcción en nuestro país? 

Si le facilitamos las cosas a los argentinos, brasileños, uruguayos que no están en el país, o sea a los no residentes,  con políticas de créditos para compra de inmuebles, exoneraciones y facilidades en alquileres, consumos, combustible, etc, seguro que van a venir e invertir en nuestro país.

En Punta del Este más del 50% de los propietarios son argentinos, pero tenemos que entender que no alcanza solo con seguridad jurídica, sino que, también, son necesarias políticas de incentivos para los residentes temporarios.

Y que se tenga presente que los argentinos y brasileños que vienen, no son precisamente los que más problemas tienen en su país. Son de clase media y media alta, pero que si no le facilitamos las cosas, se van para otros lados; el mundo es competitivo y hoy de 10 a 12 horas en avión podes estar en varias partes del planeta.

Claro que lugares como Punta del Este, tienen una ventaja comparativa importante, a 35 minutos de avión de Buenos Aires, y a 2.30 de San Pablo y Porto Alegre, con todo el espacio espectacular de tierra que tenemos, paisajes, hermosas playas, buenos restaurantes, servicios, excelentes Torres que son como hoteles 4 o 5 estrellas, y una similitud total en idiosincrasia, comidas, música y costumbres. Pero hay que cuidar los costos, la seguridad,  y generar políticas que contrarresten las situaciones de estos países de 50 y 200 millones de habitantes, para que vengan e inviertan en nuestro país de tan solo 3.5 millones.   

 

¿APPCU ha elaborado algún documento para ser entregado a todos los candidatos presidenciables?

 Se les ha presentado una serie de puntos con soluciones posibles. Respecto a la Vivienda Promovida, APPCU entiende que debe retomarse el impulso inicial de la aplicación de la ley, derogando las resoluciones ministeriales 636/2014 y 434/2017 y sus correspondientes decretos reglamentarios (156/014 y 34/017), como así también impulsando beneficios por partes de los gobiernos departamentales, quienes han sido los más beneficiados por su aplicación. Para poder llegar a viviendas deciles 6 y 7 proponemos un canal alternativo de Vivienda Promovida, la cual debería contemplar los siguientes aspectos:

Favorecer la consolidación de la trama urbana existente, con todos los servicios correspondientes. Rever mínimos habitacionales y exigencias constructivas sin desatender condiciones de habitabilidad, seguridad e higiene. Mantener el régimen de exoneraciones fiscales de la ley 18.795, aumentando el plazo de estas a 20 años. Y eliminar las restricciones tipológicas para que los proyectos sean coherentes con la demanda. 

Y en vivienda tradicional residencial, extender el plazo previsto en el decreto 329/016 y modificativos, abriendo un nuevo período de presentación de proyectos ante la COMAP. Pero flexibilizando el período establecido para la concreción de dichas inversiones, atendiendo a las características de la inversión presentada y su peso económico. Considerar la posibilidad que un mismo promotor acceda a los mínimos de inversión elegible establecidos, pero como resultado de la suma de más de un proyecto, pero manteniendo las exigencias restantes.

En cuanto a residentes temporarios, se estima que, potencialmente, alrededor del 50% de las compras de inmuebles que se realizan en zonas turísticas residenciales pueden ser compradores no residentes (argentinos, brasileños, chilenos, uruguayos que no residen habitualmente en el país, y otras nacionalidades). Se propone se facilite una política de tratamiento para no residentes con créditos bancarios para la compra de inmuebles, con primera hipoteca.

Esto es válido tanto para la banca privada como para la estatal y no tiene costo para el Estado, sino que es un negocio bancario. Los países y ciudades donde el turismo es una de las principales fuentes de ingresos, como el nuestro, citemos Miami, toda España, Italia, etc. tienen estas políticas de créditos, con apertura de cuenta corriente, etc. que permiten un mayor conocimiento del cliente y sus activos.

Publicado en Recomendadas

El Centro de Estudios Económicos de la Industria de la Construcción (CEEIC) publicó un informe, denominado “Actualización del índice de importación de maquinarias y equipos de la industria de la construcción”, da cuenta que mientras  que  el  Producto  Bruto  de  la  Construcción  continúa  en  caída,  las  importaciones  de  Maquinaria y Equipo del sector vuelven a crecer en 2019.

En efecto,  la actividad  del sector se contrajo 4,7% y las inversiones en maquinaria aumentaron un 18,4% en el segundo trimestre de 2019.  En  este  contexto,  tanto  el  ratio  de  esfuerzo  inversor  (inversión  sobre  PIB),  como  la participación de las inversiones en maquinaria de  la construcción  en  el total de la economía, aumentaron en los primeros trimestres de 2019. 

El índice de Importación de Maquinarias de la Industria de la Construcción (IME) elaborado por el Centro de Estudios Económicos de la Industria de la Construcción (CEEIC) tiene como objetivo aproximarse al fenómeno de incorporación de capital físico en empresas de  la industria de la construcción.

Dada la carencia de estadísticas sobre incorporación de Maquinaria y  Equipos a nivel sectorial, en 2016 el CEEIC elaboró un indicador con el objetivo de cuantificar su evolución reciente para la Industria de la Construcción. A través  de los datos de importación de Maquinaria y  Equipos (MyE)  se  cuantifica  la inversión en  bienes de capital de la industria. Dado que Uruguay es  un importador neto de estos           bienes, las importaciones de   estos   tendrían una   adecuada  representatividad de la inversión total del sector en Maquinaria y  Equipos. 

El IME Construcción  se construye en base a las partidas  importadas clasificadas a partir del  código “Nomenclatura Común  del  Mercosur  (NCM)”  seleccionando  aquellos  rubros  o  productos  de  Maquinaria  y Equipos importados con destino final la Industria de la Construcción. 

 

Resultados 

Los principales resultados del IME Construcción en su primera edición mostraban que durante   la última década la Industria de la Construcción había acompañado el crecimiento de la inversión en el resto de la economía, incrementando  de forma significativa su  incorporación de capital físico en Maquinaria y Equipos. 

A continuación los principales resultados del referido estudio:

Continúa la caída en la actividad de la construcción. La fase baja del ciclo económico por la que atraviesa  el país desde 2014 ha impactado en  la actividad del  sector.  De  acuerdo a datos del BCU, en el segundo trimestre de 2019 la actividad de la industria de la construcción se contrajo 4,7% en términos interanuales, acumulando de esta forma casi 18 trimestres consecutivos de caída. En efecto, la Construcción es uno de los sectores más afectados en esta etapa.

Repunte de la inversión en el sector. Si bien hasta 2017 la inversión en Maquinaria y Equipo del sector había acompañado la evolución de la actividad, contrayéndose desde el máximo anual registrado  en  2013  (USD  205  MM),  en  2018  se  observó  una  reversión  de  esta  tendencia. Mientras que el Producto Bruto de la Constricción se contrajo  casi  3% en 2018, las importaciones en Maquinaria y Equipo del sector medidas en volumen físico crecieron un 33%. Un comportamiento similar se observa  en el primer semestre de 2019: mientras que el producto del sector se contrajo 4,1% con respecto a igual periodo de 2018, las inversiones en maquinaria se  incrementaron  un  20,2%  en  volumen  físico.  El  sector  importó  maquinaria  en  el  primer trimestre de 2019 por USD 46 MM, siendo este el registro  trimestral más alto desde finales de 2014

Tanto el incremento en las importaciones como la contracción del  Producto Bruto  del sector explican  la  mayor  incidencia  de  la  inversión  en  la  actividad  de  la  Construcción.  En  el primer trimestre de 2019  el ratio de esfuerzo inversor (IME/PB construcción) alcanzó un valor de 15,3%, siendo el máximo del período de estudio. La inversión en Maquinaria y Equipo se expandió 18,4% en términos interanuales en el segundo trimestre de 2019,  acumulando  seis  trimestres de crecimiento interanual consecutivos.  Cabe destacar que este repunte de la inversión para la Construcción ocurre en un contexto donde las importaciones de  Maquinaria y  Equipo  del resto de la economía todavía no se  recuperan.  De esta forma,  la  participación de la Construcción en el total de importaciones de  Maquinaria  y Equipos  muestra un acelerado crecimiento  en  el último año,  alcanzando  15%  en el año móvil julio 2018 – junio 2019, el registro más alto del período estudiado. A precios constantes, es decir, excluyendo el efecto de la variación de los precios, es el mayor registro trimestral desde mediados de 2013.

Maquinaria y Equipo por partida. En el año móvil a junio de 2019, el 23% de las importaciones de  Maquinaria  y  Equipos  corresponde  a  la  partida  8474  del  código  NCM  (hormigoneras, mezcladoras y maquinaria de cantera), siendo  la  de mayor participación en las importaciones. Esta evidencia un incremento de 191% en relación a igual período del año anterior, lo que podría estar asociado al dinamismo que muestran las obras viales. Otra partida que se destaca por su crecimiento es la 7308 (Puentes, torres, puertas, material de andamiaje y encofrado),  que registró un crecimiento  de  716% y una participación de  17% del total (14 p.p. superior a la del año móvil a junio de 2018). Este crecimiento estaría explicado por las importaciones de  “Torres y castilletes”  requeridas para la construcción de una línea de alta tensión de 200 km entre Melo y Tacuarembó.  Como contracara, la partida 8429 (topadoras, niveladoras, palas, etc.), que representaba el 38% de las importaciones de maquinaria del sector en el año móvil a junio de 2018, se contrajo un 22%.

Incidencia por partida.  Ahora bien, resulta interesante analizar  las  partidas  con  mayor incidencia en la variación de las  importaciones de Maquinaria y Equipos,  dado el  gran dinamismo que estas muestran  en un  contexto en el  cual  la actividad del sector  todavía no repunta. Dos partidas explican  el 28,2% de crecimiento interanual a junio de 2019: la partida  7308 (Puentes, torres, puertas, material de andamiaje y encofrado) y  la  8474 (hormigoneras, mezcladoras y maquinaria de cantera), con una incidencia de  19,0 y 19,7  p.p., respectivamente.  En particular, y como se mencionó anteriormente,  las importaciones de “torres y castilletes” tuvieron un desempeño destacado en el periodo. Por su parte, la partida 8429 (topadoras, niveladoras, palas, etc.) tuvo una incidencia negativa de 8,4 p.p.

Publicado en Noticias
Página 2 de 8
Top