Noticias

¿Los avances tecnológicos están cambiando a la arquitectura?

La arquitectura es uno de los sectores que más ha evolucionado gracias a la tecnología. Vivimos en una sociedad en constante evolución y no podíamos quedarnos al margen, el impacto de la tecnología en la arquitectura es una realidad.

Por naturaleza los arquitectos, ingenieros y todos los agentes que intervienen en el proceso de ejecución de un proyecto están en continua formación. Es algo inevitable, hay que aprender a utilizar nuevos softwares, existen nuevas soluciones constructivas y materiales en el mercado, y no podemos mirar hacia otro lado, hay que avanzar.

Actualmente se apuesta por una arquitectura sostenible y tecnológica. La construcción de edificios inteligentes puede cambiar nuestra percepción de las ciudades.

Controlar las condiciones de bienestar y confort interior mediante la monitorización de la temperatura o humedad ya es una realidad. Sabemos que la construcción sostenible es el futuro, y contamos con las herramientas para conseguirlo. El Internet de las cosas ha venido a revolucionar los parámetros de movilidad de los edificios tecnológicamente inteligentes.

 

Relación con el cliente 

La arquitectura se basa en materializar ideas, “construir lugares” como decía Alejandro de la Sota.  La tecnología nos está ayudando a mostrar mejor estas ideas, a crearlas a una velocidad que hace años era inimaginable y tenemos que ser capaces de aprovecharlo. La relación con el cliente también está cambiando y quiere diseños de calidad, ya no sirve solamente con bocetos en un papel de croquis.

Los proyectos se explican de manera sencilla, y a los clientes no les queda espacio para la imaginación, para interpretar un plano a su manera.

Por eso es que la arquitectura y la construcción no son ajenos a estos cambios. De hecho, la metodología BIM es capaz de modelar proyectos arquitectónicos en cualquier fase de proyecto, desde un anteproyecto hasta un proyecto As Built del edificio. Es necesario además de saber utilizar estas herramientas ser capaces de presentar los resultados de manera innovadora y eficaz.

El móvil o una Tablet son herramientas habituales en los proyectos, tanto a la hora de mostrar un diseño a un cliente como de apoyo en una visita de obra. Se puede consultar la información de forma inmediata, o realizar modificaciones del proyecto in situ, se han convertido en herramientas de trabajo colaborativo en tiempo real.

 

A continuación, detallamos las más comunes:

Autodesk Buzzsaw: Es una herramienta de administración de datos en la nube, que permite ver documentos y realizar anotaciones desde cualquier lugar. Permite intercambiar y compartir archivos entre compañías de forma segura. En definitiva, es una herramienta de colaboración que complementa a la metodología BIM.

 

Wearables: Es una tecnología que hace referencia al conjunto de aparatos o dispositivos que se pueden incorporar a alguna parte de nuestro cuerpo, como pueden ser gafas, cascos o chalecos y que interactúan de forma continua con el usuario. Una herramienta muy útil sobre todo desde el punto de vista de la seguridad en la ejecución de los edificios.

 

Near Field Communication (NFC): Es un sistema de comunicación inalámbrico de corto alcance (funciona por proximidad). Se puede transferir información desde una pulsera o smartphone con solo tocar el aparato. Es una manera de registrar la información de manera inmediata, sobre todo fichas técnicas de productos, certificados, funcionamiento de la maquinaria.

 

Cloud Computing: Hay que ser conscientes de que los proyectos ya no se imprimen en papel, ya no tenemos las estanterías llenas de carpetas. Vivimos en una era digital y todo se almacena en la nube.  Cada vez más estudios de arquitectura y empresas del sector trabajan con herramientas como Dropbox, Google Drive o Apple iCloud por nombrar algunos ejemplos.  Es una manera de poder acceder a cualquier documento en cualquier momento.

Cabe recordar que a partir de la década de los años 70 los arquitectos comenzaron a incorporar en sus proyectos elementos de última tecnología, el High-Tech. La arquitectura del siglo XXI es colaborativa, y tiene que ayudar a preservar el medio ambiente, evolucionamos hacia edificios más inteligentes y sostenibles.

Visto 251 veces
Compartir
Top