Noticias

Comenzó la construcción del nuevo puerto de Montevideo

Luego de muchos años de anuncios y proyectos que quedaron por el camino para la Punta Brava de Punta Carretas -entre otras cosas se había manejado la posibilidad de que Buquebus mudara hacia allí su terminal-, se encuentra en marcha la construcción del nuevo puerto de yates que tendrá Montevideo, según informó el diario El País, en un artículo de Andrés López Reilly.

Se trata de una obra que la empresa Saceem está haciendo para la Dirección Nacional de Hidrografía y que se prevé sea inaugurada en el segundo semestre de 2021 (tras el lanzamiento se informó erróneamente que estaría terminada hacia 2022). El Ministerio de Transporte y Obras Públicas invertirá 17 millones de dólares en este puerto destinado al uso deportivo y recreativo.

El proyecto incluye la reparación y prolongación de 60 metros de la escollera existente. También se reacondicionará la explanada, para lo cual se adecuará su protección perimetral de piedra, reconstruyéndose el muelle que existe en ese sitio.

Del mismo modo, se prevé la construcción de una marina de 82 metros de extensión con capacidad para 36 embarcaciones. Y adicionalmente, se realizarán las previsiones para otras dos marinas, que sumarían una extensión de 180 metros y una capacidad de hasta 76 embarcaciones deportivas con sus respectivas amarras.

“Todas las obras en el agua tienen su complejidad porque están expuestas permanentemente a los temporales, a las sudestadas que vienen con olas de dos o tres metros. Otra complejidad es construir la escollera, que es la protección, el escudo. Es una de las tareas más críticas”, explicó a El País el vicepresidente Comercial y de Operaciones de Saceem, Alejandro Ruibal.

“Cuando hay temporales, las obras directamente se paran. O si hay una temporada con muchas olas y viento, el rendimiento baja muchísimo. Y ahí es casi como trabajar en mar abierto. No estamos adentro del puerto de Montevideo, que tiene otras protecciones. Ahí se está muy expuesto”, indicó. De todos modos, Ruibal aseguró que la empresa, que posee vasta experiencia en construcciones portuarias, tiene “todo para este tipo de obra: la gente y los equipamientos”.

 

Escollera y calado 

Saceem también construirá edificios para oficinas, realizará las instalaciones eléctricas, de agua potable y de combate contra incendios, así como el cercado perimetral y la reparación de las vías de acceso. Probablemente la parte más complicada de la obra sea la ampliación de la escollera, el principal resguardo para los vientos y las mareas.

“Esta escollera se construyó cuando se hizo el emisario subacuático (en la década de 1980), como protección provisoria para las embarcaciones que estaban ahí para la obra. Y está en pie todavía, sin que se le hiciera ningún mantenimiento. Nosotros lo que vamos a hacer es reforzarla en todo sentido, y ampliarla en tamaño. Hay un diseño hidráulico atrás de todo esto”, indicó Ruibal.

A su vez, el proyecto incluye dragar para aumentar el calado (profundidad del agua) de 1,5 metros que tiene actualmente a 3,5 metros. “Se van a dragar unos 50.000 metros cúbicos”, explicó el vicepresidente Comercial y de Operaciones de Saceem. Por ahora se trabaja con poca gente, unas 15 personas, porque lo que se está haciendo es básicamente trasladar la piedra para la nueva escollera.

 “Y se está trabajando mucho en la ingeniería. Es una obra típica de ingeniería marítima, que tampoco es muy intensiva en mano de obra”, anotó Ruibal. Y agregó: “Son marinas apoyadas por pilotes. Se van a hacer piezas prefabricadas que se van montando en el sitio, como se hizo en el puerto de Piriápolis o en el de Punta del Este”.

 “Además de las marinas, la escollera y la explanada, se van a construir una cantidad de servicios para los barcos. Va a quedar muy lindo, se transformará en un paseo iluminado, tipo el puerto de Punta del Este o el de Piriápolis, con servicio de agua potable, red contra incendios y un cerco perimetral, además de que se van a acomodar las vías de acceso”, detalló Ruibal.

“Creo que esto va a cambiar mucho esa punta que estaba desperdiciada, es una de esas cosas lindas que tiene la costa de Montevideo. Dependerá de alguien que se le ocurra plantear algo para que haya otros desarrollos en el lugar. Hay más áreas, así que capaz que termina habiendo otro tipo de locales, más restaurantes. Va a quedar un paseo muy lindo”, destacó el empresario.

Visto 239 veces
Etiquetado como
Compartir
Top