Noticias

Arquitectos uruguayos y brasileños mostraron casas prefabricadas que llevan a paisajes agrestes

Durante la XVII Bienal Internacional de Arquitectura de Buenos Aires, se presentó  MAPA, un colectivo de arquitectos con una pata en nuestro país y la otra en el Brasil que investiga distintos tipos de prefabricación en madera, metal y hormigón.

La idea de esta asociación es la de construir las casas en una fábrica, llevarlas hasta el lugar en el que se va a usar y montarlas en medio día. Esta suerte de casa instantánea, según ellos, viene a contradecir el sentimiento general de que las casas no se mueven, por algo le dicen inmuebles.

Frente a un auditorio colmado, antes que MAPA había estado Daniel Becker (autor de Centro Cultural Kirchner y de los parques del Paseo del Bajo, ambos en Buenos Aires), Elena Astrid Rojas (de la oficina danesa Vandkunsten Architects) y el colombiano Mauricio Cárdenas LaVerde que construye en bambú, entre otros.

El ambiente estaba bien cargado de arquitectura, pero los uruguayos  y brasileños sorprendieron con algunos de sus proyectos móviles, lo que podría ser un anticipo del futuro en la arquitectura. Por ejemplo, el compatriota Mauricio López presentó el trabajo de MAPA que hace tiempo que le están dando vueltas a las distintas formas de prefabricar casas mínimas, y no tan mínimas. Para lograrlo, crearon la fábrica Minimod que hace realidad sus sueños. En síntesis, este equipo binacional piensa que sus casas pueden ir a parar a los lugares más remotos.

Es por eso que la hacen con paneles prefabricados de madera, cortados con sistemas computarizados. Con este método, ya lograron tener una colección de Minimod para todos los gustos. Por ejemplo, el modelo Retreat, el más grande de la familia, viene en tamaños que van de los 55 a los 110 m2. Es una suerte de contenedor que se amplía para los costados.  El tipo Shelter está compuesto de módulos combinables que brindan infinitas posibilidades espaciales. Vienen de 20 a 55m2. Por su parte, el modelo Cabin, de 21m2, es más compacto por lo que puede cargarse en un camión. Lo mismo que el más chico de la colección: el Minimod Spot.

Se trata de un refugio ideal para una pareja o como sala de meditación, sauna, taller de arte, biblioteca personal o un estudio de grabación, según explicaron sus creadores.

 

Colectivo MAPA

MAPA nació de la fusión de dos equipos distintos, MAAM de Montevideo y StudioParalelo de Porto Alegre. Por esa razón, el estudio está integrado por Matías Carballal, Andrés Gobba, Mauricio López, egresados y hoy profesores de la Universidad de la República de Uruguay; y Luciano Andrades, Rochelle Castro egresados de la ULBRA y Silvio Machado egresado de la UniRitter de Porto Alegre.

Siendo tantos, y viviendo tan lejos unos de otros, aprendieron a moverse para trabajar juntos y ahí fue cuando empezaron a pensar que las casas también se muevan.

Por ejemplo, el refugio en Finca Aguy se construyó en una fábrica de Montevideo, tiene 115m2 y es el resultado de unir dos módulos de 12,5 metros de largo. Recorrió 200 kilómetros dentro de un camión hasta llegar a Pueblo Edén donde se instaló en lo alto de una colina, gobernando un impresionante paisaje ondulado de campos de olivos.

Los módulos que mostraron los MAPA en la Bienal son lindos, pero todavía quedan mejor en contraste con el paisaje que los envuelve. Los arquitectos afirman que cada paisaje es único y que, a través de operaciones sencillas y rápidas se puede incluir esos paisajes dentro de la casa.

Visto 187 veces
Etiquetado como
Compartir
Top