Noticias

Placas con alma de poliestireno expandido aptas para muros exteriores, de gran resistencia térmica

Esos revolucionarios paneles logran que la construcción se realice en un tiempo menor, abaratando los gastos de mano de obra, impuestos y, un detalle no menor, son prácticamente limpios, por lo que no queda basura acumulada, o restos de la obra. Además, se pueden revestir con cualquier material. Los paneles son aislantes, tanto en verano como en invierno, logrando el confort deseado y una disminución en la factura eléctrica.

Realizar una obra completa en un tercio del tiempo de demanda usualmente es una ventaja imbatible, más en épocas inflacionarias. Esa es una de las tantas razones de peso para optar por un sistema de construcción en seco. Ahora, a la oferta de productos para obras rápidas y energéticamente eficientes se suman los paneles Murorapid, fabricados por Termoplak para toda América del Sur.. Se trata de una placa autoportante conformada por un núcleo aislante de EPS de 75 mm (20Kg/m3) con sus ambas caras cubiertas por OSB de 9,5 mm.Con el sistema de muro se puede resolver las paredes exteriores o interiores de todo tipo de obra.

 

Tiempo ganado

“La construcción de una vivienda en seco se completa en 3 o 4 meses, mientras que con obra tradicional se extiende a 10 o 12”, explicó a revista ARQ Gastón Mazzei, de la constructora homónima dedicada a la ejecución de viviendas en la localidad de Canning (Buenos Aires).

Desde su experiencia de un año construyendo con placas aislantes destaca: “A igualdad de terminaciones, la obra en seco llave en mano cuesta 800 dólares por m2 y 1.000 la tradicional. Terminadas, a simple vista no se advierte la diferencia”.

Panel Termoplak. La aislación exterior tipo EIFS, con terminación revocada, es la solución recomendada.

Murorapid cumple con los requerimientos de la Ley 13.059 de acondicionamiento térmico de la Provincia de Buenos Aires. “En caso de requerir una aislación mayor, está el Muro Premium, conformado por el panel estándar, al que se suma una terminación exterior EIFS y un medio panel interior con terminación en yeso. En total son 18 cm de muro aislante”, detalla Ariel Barbaro, gerente de Termoplak.

 

Fácil montaje

Las placas se proveen en medida estándar de 0,40 x 2,40 m (espesor de 10 cm), con un peso de 13 kg. Las dimensiones del panel están pensadas para que lo pueda manipular una sola persona.

El montaje se realiza sobre una platea de hormigón, con perfiles PGU como anclaje. Los paneles autoportantes se colocan en posición vertical y se unen entre sí mediante un panel de acople con núcleo de poliestireno, de manera de asegurar la continuidad del material aislante y evitar puentes térmicos.

 

Terminado de obra

Del lado exterior, el OSB se puede revestir con cualquier material. El más recomendado es el sistema EIFS ya que resulta una fachada homogénea, similar a la obra tradicional, a la vez que mejora la capacidad aislante del sistema.

En la cara interna se puede utilizar una media placa de terminación yeso que permite tapar las instalaciones dispuestas sobre el panel de OSB. Para ello es necesario calar el tendido de la cañería en el EPS de la placa de terminación, mediante una pistola de calor.

Se pueden cotizar obras sobre plano u optar por alguno de los kits, a un costo promedio de 4000 pesos uruguayos  por m2 (Murolisto) y 6000 pesos uruguayos (Muro Premium).

Visto 1664 veces
Compartir
Top