JoomlaLock.com All4Share.net

Noticias

La construcción logra frenar caída, pero no logra recuperar personal

Una encuesta realizada por el Centro de Estudios Económicos de la Industria de la Construcción (CEEIC) señala que se registró en el 2017 una cierta mejora con respecto al año anterior y los empresarios tienen renovadas expectativas para 2018. De hecho, la producción de cemento portland creció en unas 101.000 toneladas en el segundo semestre respecto al anterior, y alcanzó el máximo volumen desde 2012, aunque parte del aumento se debió a mayores exportaciones hacia Argentina.

Asimismo, si bien la situación actual del sector continúa en terreno negativo según la percepción de los empresarios que respondieron al relevamiento bimensual del Centro de Estudios Económicos de la Industria de la Construcción), mejoraron las expectativas, y un tercio de los consultados prevén un alza de la actividad.

El estudio indica que solo un 4% evaluó como “buena” la realidad del sector (el 29% la consideró “mala” y el 68% “ni buena ni mala”), pero 32% se mostró expectante de que exista un aumento de la actividad a futuro, contra un 18% que piensa que empeorará y un 50% que seguirá igual.

 

Proyectos PPP

Es este contexto, el presidente de la Cámara de la Construcción, Ignacio Otegui, dijo al diario El País que tras alcanzar “un piso” en la caída de la actividad, el esperado repunte del sector llegaría a finales de este año de la mano de varios proyectos de Participación Público-Privada (PPP) que comenzarán obras públicas que crecen por ser época preelectoral y algunos emprendimientos privados en Montevideo y Punta del Este.

“En el resto de las obras privadas no vinculadas a vivienda hay menos inversión. Nuestra impresión es que se frenó la caída y la industria va a quedar estabilizada en el mismo nivel que el año pasado en los primeros meses de 2018”, sostuvo Otegui. Pese a este freno en la caída de la actividad del sector, aún no se ha logrado aumentar el número de trabajadores, teniendo en cuenta durante el boom de la construcción se llegó a un pico histórico de 73.000 trabajadores frente a las 45 mil obreros que hoy registra el sector.

Cabe recordar que en el último año el sector perdió 3.360 obreros  y no mejoran las perspectivas, ya que los empresarios ven más posible incorporar maquinaria que personal según la encuesta del CEEIC. De hecho, el 32,2% contestó que está a favor de la adquisición de maquinarias, mientras que el 28,6% cree que contratará mano de obra y un 71% cree “muy poco probable o poco probable” contratar empleados. Otro de los datos del informe del CEEIC es que el 68% de las empresas del sector operan con menos del 70% de su capacidad instalada (era 62,5% en la edición anterior), con un 60,7% que esperan a futuro mantener ese funcionamiento por debajo de sus posibilidades.

A su vez, solo el 3,5% trabaja con más del 90% de su capacidad instalada, y el 7,2% tiene expectativas de hacerlo. Además, el relevamiento mostró que el 42,8% de los empresarios entienden que los costos del sector evolucionan por encima de la inflación. Consultados sobre los factores que más influyen dentro de esos costos, un 92,9% mencionó la mano de obra, seguido muy de lejos por los insumos locales (3,6%).

 

Cemento

Por su parte, un informe de la Cámara de la Construcción del Uruguay señala que en el segundo semestre del año pasado la producción de cemento portland, sin incluir cemento blanco, cemento de albañilería ni ningún otro tipo de cemento, llegó a 411.833 toneladas, superando ampliamente (32,7% más) el registro del primer semestre de 310.265 toneladas.

Con esos datos, se llega a un volumen de producción anual de 722.098 toneladas, que significa un incremento de 20% respecto al año anterior (unas 122.000 toneladas más) y el mayor número para un año desde 2012.

“La producción y comercialización de cemento puede ser un indicador indirecto, en términos tendenciales, del dinamismo de la actividad de la construcción”, indicó el trabajo de la gremial.

Es que la mayor producción alcanzada en 2017 interrumpió “la trayectoria decreciente que se venía observando en forma continua desde 2012” en el sector.

Buena parte del aumento de la producción respondió a las exportaciones  hacia Argentina, que se duplicaron en 2017 respecto al año previo, alcanzando el nivel más alto desde 2011. Como ejemplo, se cita que  en 2013 se exportaron 8.672 toneladas y el año pasado 137.323. Lo producido en el segundo semestre del año se valoró en 1.863 millones de pesos, casi medio millón por encima del registro de la primera mitad de 2017.

Otro dato que incluye el trabajo es que en noviembre último se llegó al máximo nivel de producción mensual (87.457 toneladas) desde septiembre de 2011. En base a estas cifras, el informe de la gremial indica que la industria del cemento brinda “señales positivas para la construcción en el año corriente”.

Visto 97 veces
Etiquetado como
Compartir
Top