El Sindicato Único Nacional de la Construcción y Anexos (SUNCA) logra un acuerdo (que fue refrendado por la Cámara de la Construcción y el Gobierno), que implica una licencia especial desde el pasado 24 de marzo hasta el domingo 5 de abril, que al unirse con la licencia reglamentaria de Semana de Turismo del 6 al 12 de abril, permitirá minimizar los riesgos de la propagación del coronavirus COVID-19, en al menos 45.000 obreros del sector.

El pasado sábado 21 de marzo el Comité Ejecutivo Nacional del SUNCA, aprobó el acuerdo de licencia especial que abarca a 45 mil obreros de la construcción y que fue refrendado tanto por la Cámara de la Construcción como por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.

El SUNCA expresó en una declaración, que el mundo enfrenta la pandemia del COVID-19 y sus impactos en la salud, la economía y la sociedad toda. Tales impactos “se están haciendo sentir en nuestro país y en nuestro pueblo”.

“Lo primero, lo central, es defender la vida y la salud, afrontar los desafíos en el plano sanitario, pero también las consecuencias económicas y sociales buscando salidas que contemplen a todos y que atienden, en particular, a los más vulnerables, a más humildes”, indica el gremio de la construcción.

El pasado 13 de marzo el gobierno decretó la emergencia sanitaria y dispuso un conjunto de medidas para intentar frenar el avance del coronavirus. En tal sentido, el sindicato remarca que “en el mundo y también en nuestro país ha quedado claro que la medida más efectiva para parar el avance del virus y proteger a la población es el aislamiento social, evitar las aglomeraciones de cualquier tipo, reducir al mínimo el contacto social”.

Tomando en consideración esta situación y las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud y el plan de contingencia de ASSE y el Sistema Nacional de Emergencia, en una reunión de urgencia, el Comité Ejecutivo Nacional del SUNCA tomó una serie de medidas, tales como: “la suspensión de actividades sindicales, la postergación de las elecciones del gremio, y la suspensión de actividades de los Fondos Sociales” todas ellas dirigidas a contribuir a enfrentar la pandemia y cuidar los trabajadores y sus familias.

Asimismo, el sindicato promovió la reunión urgente del Consejo de Salarios para analizar la situación de la industria y los posibles conflictos derivados de ella y sus soluciones.

 

Licencia especial 

A la vez, el gremio promovió, en el ámbito tripartito, “un acuerdo que permitiera que, por el mayor número de días posibles, 45 mil trabajadores y sus familias no estuvieran expuestos al contagio o se transformaran ellos en un foco de contagio”.

En dicho marco, el SUNCA resolvió aprobar, por unanimidad, “el acuerdo, logrado luego de una trabajosa negociación que culminó en la mañana de este sábado y que implica una licencia especial, del 24 de marzo hasta el domingo 5 de abril, que al unirse con la licencia reglamentaria de Turismo, del 6 al 12 de abril, permitirá por 20 días minimizar los riesgos de propagación de la enfermedad.

El criterio fue que el acuerdo tenía que cubrir a todos los trabajadores de la construcción y ramas anexas, tales como “extractiva, cerámica, hormigón y peajes, y en todo el país, más allá de algunas especificidades, en cuanto a la licencia reglamentaria, que fueron contempladas”.

 

Financiamiento

El SUNCA asegura que el acuerdo contempla que el financiamiento de la licencia especial de diez días, se dé a través de una partida fija de 16.505 pesos para cada trabajador y que se cobrará por única vez.

Dicha partida se financiará de la siguiente manera: “un 50% por cuenta de las cámaras empresariales, 30% a cargo del Estado, y el resto corre por cuenta de los trabajadores que aportarán un día de licencia anual y un día de salario vacacional.

El acuerdo también establece la realización de una campaña pública tripartita de sensibilización e información sobre la pandemia y las mejores formas de enfrentar su impacto.

Por otro lado se establece, en referencia a los préstamos para materiales de construcción, “encomendar a la directiva del Fondo Social de Vivienda para Obreros de la Construcción (FOSVOC) analizar los tiempos y plazos del beneficio y su reintegro”. Lo mismo para el Fondo de Cesantía y Retiro de la Construcción (FOCER) con respecto al análisis de retiros excepcionales”.

Publicado en Noticias

El Polo Logístico Ruta 5, inaugurado de modo formal  el pasado miércoles 12 de febrero, fortalece a Uruguay como centro logístico en el sur de América, destacó el ministro de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi. Las empresas instaladas en ese lugar acceden a los beneficios fiscales previstos en las leyes de inversiones y de parques industriales y podrán conectarse con el proyectado Ferrocarril Central de Montevideo a Paso de los Toros.

“Esta inauguración constituye un paso más en la estrategia (del Gobierno nacional) que establece a Uruguay como centro logístico”, enfatizó Rossi en la actividad realizada en el Polo Logístico Ruta 5, una iniciativa ya en funcionamiento, perteneciente al Grupo RAS, conformado por capitales uruguayos y especializado en servicios logísticos.

“Esto exige el desarrollo de cadenas logísticas y empresas que permiten vincular al país con el mundo y la región (sur de América), recibir productos del exterior y promover los nacionales en todos los destinos”, detalló el ministro Rossi en el acto del que también participaron el presidente electo, Luis Lacalle Pou, autoridades entrantes de los ministerios de Transporte y Obras Públicas y de Economía y Finanzas y de la Administración Nacional de Puertos.

También formaron parte de la actividad la presidenta del Instituto Nacional de Logística, Ana Rey, el director ejecutivo de Uruguay XXI, Antonio Carámbula, el presidente del Grupo RAS, Ruben Azar, y de representantes de cámaras empresariales y del cuerpo diplomático, entre otros actores públicos y privados.

El polo logístico industrial abarca 80 hectáreas y está ubicado a dos kilómetros de la localidad de Progreso, en el kilómetro 33 de la ruta n.º 5, en el departamento de Canelones.

“Se va a fortalecer el rol de las rutas nacionales, en particular la 5, en función de la utilización del Ferrocarril Central (entre Montevideo y Paso de los Toros, en Tacuarembó) con el que el polo tendrá conexión”, indicó Rossi, tras destacar la actitud emprendedora de la firma uruguaya con presencia en varios países de América y “a los empresarios que acompañan las iniciativas que se promueven desde el Gobierno”. 

El Polo Logístico Ruta 5, cuando alcance el 100 % de ocupación, habrá requerido una inversión de 250 millones de dólares, informó Rossi a la Secretaría de Comunicación Institucional. El parque está orientado a las actividades industriales y logísticas del país y del exterior.

Las firmas pueden acceder a terrenos con servicios básicos incluidos, como agua potable, energía, seguridad y telecomunicaciones, entre otros, hasta soluciones llave en mano, que comprenden el uso de galpones modulares. También a los beneficios fiscales previstos en la ley de inversiones para las actividades industriales, que se suman a los de la ley de parques industriales y sus decretos reglamentarios.

Publicado en Noticias

Grúas MAR finalizó su primer parque eólico en Argentina, para el que trasladó y utilizó la grúa más grande de la historia de Uruguay, la XCMG 650 con una capacidad máxima de izaje de 700 toneladas.

La uruguaya Grúas MAR terminó, el 12 de enero, el montaje del último aerogenerador Senvion de origen alemán para el parque Kosten ubicado en Comodoro Rivadavia, provincia de Chubut, Argentina, a más de 2.500 kilómetros de la capital uruguaya, Montevideo; uno de los parques más al Sur del continente.

 

La grúa, que adquirió Grúas MAR en 2013, es la más grande de Uruguay y una de las más grandes de la región. Tiene una altura máxima de 180 metros, equivalente a un edificio de 60 pisos, y una capacidad de izaje de hasta 700 toneladas que permite ejecutar grandes proyectos, como es el montaje de aerogeneradores en parques eólicos. En el parque Kosten, la altura requerida fue de 130 metros.

 

Además del desafío de la altura, se sumó el de ejecutar el montaje en estas zonas donde hay vientos de entre 80 y 100 KM/H de forma permanente. “En el sur argentino es muy complejo trabajar con esa velocidad de vientos, pero cumplimos con el objetivo porque contamos con esta grúa de gran porte y con un grupo humano capacitado y comprometido”, indicó Enrique Almanza, director de Grúas MAR.

 

El equipo técnico que manipuló la grúa (además de realizar el transporte, carga, descarga, armado y desarmado) es 100% uruguayo, lo que demuestra la vasta experiencia y trayectoria de Grúas MAR en el montaje de aerogeneradores en parques eólicos.

 

El traslado de la grúa hacia Comodoro Rivadavia se realizó en agosto 2019 para su primer trabajo fuera de fronteras. Fueron necesarios 33 viajes de semi remolques, la mayoría sobredimensionados -viajes con exceso de medidas y pesos realizados con equipos especiales de la propia empresa-, para recorrer los 2.500 kilómetros hasta su destino final; de igual forma vuelve a Uruguay.

 

 

La empresa ofrece servicios para el país y para la región en manipuleo, izaje y transporte de cargas pesadas y especiales (torres, generadores, molinos eólicos, vigas de cemento, contenedores) pero también para proyectos de menor envergadura ya que posee un parque muy variado de equipos de entre 5 y 700 toneladas.

 

En los 25 años de trayectoria, la uruguaya Grúas Mar incorporó la última tecnología, su actividad está certificada por la normativa ISO 9001:2015, ISO 14001:2015 e ISO 45001:2018. La empresa ostenta una importante cultura de seguridad y cuenta con un equipo humano calificado para atender los proyectos de cada cliente como si fueran propios.

Publicado en Noticias

El Instituto de Competitividad de la Universidad Católica llevó a cabo su Encuesta de Percepción Empresarial sobre los aspectos económicos y otros que preocupan al empresariado.

El pesimismo empresarial se mantiene para este año, pero es menos acentuado que el que había en 2018 respecto al del año pasado, según se desprende de la Encuesta de Percepción Empresarial elaborada por el Instituto de Competitividad de la Universidad Católica.

 

Percepción

“En general, la percepción de los empresarios acerca del futuro de sus negocios para el 2020 es negativa. El 49% de los encuestados opina que la actividad económica va a empeorar, lo cual podría impactar directamente en la actividad empresarial. Más de un 60% de los encuestados espera un retroceso del nivel de empleo en el año próximo. El 46% de los encuestados espera que sus niveles de inversión disminuyan respecto al 2019”, indicó el informe académico publicado por el diario El País.

Pero, ese pesimismo empresarial es menor que hace un año. “Si se compara con la encuesta realizada en 2018 se aprecia que en todos los casos hay un incremento porcentual en la visión positiva del futuro”, explicó el reporte.

“El 17% de los empresarios opinan que su actividad económica va a mejorar, respecto al 12% en 2018. El 13% opina que el empleo va a mejorar en 2020, frente al 6% que lo creía en la encuesta anterior. Por último, el cambio más notorio se observa en los niveles de inversión, allí, solo el 9% de los encuestados veía oportunidades de mejora en 2018 respecto al 22% de los encuestados en 2019”, añadió.

 

Expectativas

 ¿Qué esperan los empresarios sobre el déficit fiscal, la inflación y el consumo en 2020? Más de la mitad (54%) cree que el déficit fiscal empeorará el año próximo, frente a un 30% que cree que se mantendrá y un 16% que estima que mejorará. Hay menos pesimismo que en 2018, cuando un 77% esperaba que el déficit fiscal empeoraría al año siguiente.

En cuanto a la inflación, 46% piensa que estará peor en 2020, 45% igual y solo 9% ve una mejora, el año previo esos guarismos eran de 53%, 43% y 4% respectivamente.

Sobre el consumo, el 53% de los empresarios piensa que estará peor, 31% igual y 16% mejor. En este caso, no se había preguntado en 2018 por lo que no hay comparativo.

 

Los factores relevados

La encuesta encontró que “existe buena disponibilidad general de los factores relevados, destacándose los insumos energéticos y los servicios de Internet y telecomunicaciones. Por otro lado, los costos se perciben como elevados o muy elevados. Los insumos energéticos de forma contrapuesta con su disponibilidad presentan los mayores costos”.

A su vez, “la disponibilidad de capital para la innovación y para el financiamiento a largo plazo se evalúa en ambos casos como baja, presentándose una oportunidad de impulso y apoyo de las mismas”, agregó.

Con relación a la tecnificación y automatización de la industria, más de la mitad de los encuestados “ya está llevando a cabo proyectos para la incorporación de herramientas tecnológicas relacionadas a la industria 4.0 (22% está realizando estudios iniciales, 13% ha definido proyectos y un 43% ya ha implementado acciones al respecto)”, explicó el informe.

La automatización de algunos trabajos es un desafío para actuales y futuros empleados.

La automatización de algunos trabajos es un desafío para actuales y futuros empleados.

“Sin embargo, un 20% de las empresas encuestadas manifiesta que aún no está realizando ninguna acción concreta, esto representa un desafío para el desarrollo competitivo del país y para aquellas instituciones que le brindan apoyo sobre la temática al sector”, advirtió.

Por otro lado, “el tamaño del mercado es percibido como un obstáculo pudiendo estar relacionado con el bajo nivel de exportación de las empresas encuestadas (más del 60% no exportan) y la limitación del mercado.

Esta limitante es vista como una oportunidad para empresarios en otros países incentivando la apertura a nuevos mercados y a demandas más sofisticadas impulsando la innovación”, explicó el informe.

La encuesta relevó la opinión de 149 firmas. El 16% del sector Comercio al por mayor y menor, el 15% de Industrias manufactureras varias, otro 15% de Consultoría y/o Servicios profesionales, un 10% de Informática y software, el 7% de Actividades primarias, otro 7% de Logística, un 5% de Construcción y 24% de otros rubros.

Publicado en Noticias

Las llantas que van a parar en quebradas, ríos y rellenos sanitarios podrían convertirse en materiales para la construcción, alfombras, carreteras, e incluso textiles. Darle una segunda vida al caucho se ha convertido en uno de los principales esfuerzos locales y extranjeros, para evitar que este material continúe contaminando al planeta.

En países europeos como España, donde son ilegales los vertederos de neumáticos, se está logrando reutilizar el caucho en productos como zapatos, guantes, césped artificial y carreteras.

 

Estudios

Una investigación realizada por la Corporación Tecnológica de Andalucía muestra que este material puede ser útil incluso para la fabricación de futuras vías ferroviarias. A través de este estudio, se ha comprobado que el producto a base de caucho es más elástico y permite aislar los ruidos y vibraciones que se producen por el paso de los trenes.

En Ecuador también se están buscando nuevas opciones para el reciclaje del caucho. Cada año en el país se desechan más de dos millones de neumáticos, que tardan 500 años en degradarse.

Existe el Acuerdo Ministerial 098 que obliga a la recuperación del 30% de la cantidad importada. Juan Bermeo, gerente General de Ecocaucho, cuenta que se dedica a la producción de alfombras, moquetas y hasta recipientes con este material. La idea surgió cuando Bermeo se dedicaba a realizar acciones para la descontaminación del río Chiche. Durante esta labor, pudo constatar que las llantas eran un gran problema para los ecosistemas. Desde hace dos años se ha enfocado en darle una segunda vida a este material. En la planta realizan una renovación del neumático para que pueda ser utilizado nuevamente. La incorporación más reciente a la lista de productos son los recipientes en forma de baldes, que se caracterizan por su flexibilidad, también están trabajando en tejas que aún no salen a la venta.

Aportar al sector de la construcción a través de la utilización del caucho también es la meta de Pamela Hidalgo, estudiante de Ingeniería Ambiental de la Universidad de las Américas. Hidalgo ha desarrollado un proyecto para elaborar tejas. Tras las pruebas realizadas, constató que tienen resistencia a la flexión, impacto y permeabilidad. Su objetivo es lograr que el caucho sea tomado en cuenta para las nuevas construcciones.

 

Plantas recicladoras

Para poder obtener el polvo de caucho, que sirve como insumo para estos productos, existen plantas recicladoras de neumáticos. Fernando Prado, gerente General de Rubberaction, explica que en este lugar se trituran alrededor de 100 llantas por hora. Desde el año pasado duplicaron su capacidad y actualmente destruyen 22000 neumáticos cada mes.

El grano de caucho que se ha producido en esta planta se ha utilizado para la construcción de canchas particulares y públicas de césped sintético, como las que se encuentran en el parque La Carolina, en Quito. El polvo de caucho (menor a un milímetro) es usado a escala mundial para asfalto modificado. En países como España, un 10% de las carreteras ya cuentan con este material.

En Ecuador existe la normativa desde el 2013 para poder ocuparlo con estos fines. Prado explica que en el país, solo dos kilómetros de vías en Quito y Guayaquil están pavimentados con caucho modificado, que fue donado por esta y otra planta de reciclaje. El tramo más grande se encuentra en la vía Quito-Papallacta, donde hay 600 metros.

Rubberaction es una de las dos plantas recicladoras con las que trabaja el sistema Gestión y Reciclaje Integral de Neumáticos (GRIN). Este grupo coordina y administra toda la gestión que deben hacer los importadores de neumáticos para cumplir la normativa ambiental, que les exige cumplir con una meta de recolección cada año para poder continuar con la importación. Pablo Macías, director del sistema GRIN, explica que actualmente trabajan con 13 importadores de vehículos pesados, livianos, motos y bicicletas. Los importadores son los que pagan por la gestión y a través del sistema se informan sobre la ubicación de las plantas recicladoras más cercanas para poder ir a dejar sus llantas.

Según Macías, después del proceso, ellos entregan un informe al Ministerio del Ambiente con la gestión que realiza cada importador adherido al sistema. A través de esta gestión se han recuperado alrededor de 300000 llantas al año, que están distribuidas en las diferentes plantas.

Desde hace dos meses, GRIN también implementó un nuevo sistema para trabajar con seis vulcanizadores en todo el país, como parte de un programa piloto. Ellos hacen parte de la gestión que debe hacer el sistema, pero se les permite almacenar los neumáticos en sus puntos para después retirarlos y llevarlos a las plantas de reciclaje. Macías explica que por esta labor se les da un reconocimiento económico. En estos tres meses han contribuido con alrededor de 15000 llantas.

Publicado en Noticias
Página 1 de 8
Top