JoomlaLock.com All4Share.net

El informe del Instituto Nacional de Estadística (INE) señala que en el 2016 se inscribieron 3,7% menos compraventas de inmuebles que en el año previo y en el último trimestre del año pasado, el precio del metro cuadrado (m2) tuvo una leve suba en dólares respecto a igual período de 2015. Asimismo, a fines de 2016 había 65.871 alquileres vigentes en Montevideo y su precio promedio se incrementó 10,7% respecto a fin de 2015.

Los datos revelados en el Índice de Actividad Inmobiliaria divulgados por el  INE da cuenta que en el 2016 se hicieron 121.059 inscripciones en la Dirección General de Registros frente a 125.727 de 2015. De las 121.059 operaciones en 2016, la mitad (60.479) correspondían a compraventas propiamente, 22.158 eran promesas de compraventa, 26.990 hipotecas y 11.432 a “otros actos”, según los datos divulgados por el INE.

En diciembre de 2016 se realizó la mayor cantidad de negocios con 14.792 inscripciones y enero el de menor con 7.161. De hecho, el informe del INE destacó que en la serie histórica, se aprecia “un crecimiento regular en el registro de compraventas en el mes de diciembre de cada año”. En dicho mes, las inscripciones registradas “se dieron principalmente en los departamentos de Montevideo (38,23% del total), Canelones (14,68%), Maldonado (12,60%), Colonia (4,87%) y Rocha (3,68%)”, añadió el reporte.

En cuanto al precio, el índice del precio medio del m2 en pesos cayó 2,36% en octubre-diciembre de 2016 frente a igual período de 2015. En tanto, al medirlo en dólares, se dio una suba de apenas 0,83% entre los dos períodos mencionados.

 

Alquileres

Para trazar un panorama del mercado de alquileres, el INE se basó en registros del Servicio de Garantía de Alquileres de la Contaduría General de la Nación y en la garantía de alquiler de ANDA.

En diciembre, último mes relevado en el informe, había 65.871 alquileres vigentes en Montevideo a un precio promedio de $ 12.522, esto es 10,7% más que a fin de 2015. El barrio con el alquiler promedio más caro a fin del año pasado era Punta Gorda y el más barato era Casavalle. En tanto, Canelones tenía un precio promedio de arrendamiento 10,4% inferior al de Montevideo, aunque con Ciudad de la Costa por encima.

En diciembre de 2016 había 12.924 contratos de alquiler de casas a un precio promedio de $ 12.682, a su vez 8.805 edificios de renta (según el INE “conjunto de viviendas en un mismo padrón generalmente del mismo dueño destinadas al alquiler, de propiedad horizontal o común”) a un precio promedio de $ 10.413 y el 67% de los contratos (44.142) eran de propiedad horizontal a un valor promedio de $ 12.895.

Como los contratos vigentes “pueden tener varios años desde que fueron formulados, por lo cual el precio que pagan podría estar desfasado respecto de los precios actuales del mercado de arrendamientos”, el INE también analizó “los contratos formulados en el último año móvil cerrado a diciembre de 2016, constatándose que los nuevos contratos que se realizan tienen un precio promedio aproximadamente 4,8% superior al de los contratos vigentes”, indicó.

Al comparar lo que ocurrió con el precio de los alquileres nuevos en los 12 meses a diciembre, el incremento de precios fue de 8,79%. En ese sentido, el precio promedio era de $ 13.124 en un total de 18.716 contratos. En este caso, Punta Carretas es el que tiene el alquiler promedio más caro con $ 17.485 (aunque no está relevado Punta Gorda al tener menos de 130 casos) y el más barato es Manga con $ 8.839 en promedio (tampoco está Casavalle al tener menos de 130 casos).

El INE también destacó que “se observa una tendencia creciente del precio de los arrendamientos, aunque con una leve caída registrada en la cantidad de contratos en los primeros meses del año” 2016. Además, señala el documento, “se aprecia un peso creciente del precio del alquiler en los ingresos del hogar, pasando del 18% en enero de 2006 a valores cercanos al 22% en el mes de diciembre de 2016”.

Por otro lado, entre los contratos nuevos, el precio de alquiler de las casas era $ 13.591, el de los edificios de renta alcanzaba a $ 11.460 y el de los que se efectuaron en propiedad horizontal era $13.716. Se mantiene la relación de precios entre esos tres tipos de vivienda respecto a lo que es en contratos vigentes, aunque con valores superiores en cada caso.

Publicado en Noticias

El Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente y el Plan de Mejoramiento de Barrios entregaron 19 viviendas en la rambla del arroyo Pantanoso entre Lanús y calle 1, hecho que completó otra etapa de los 127 realojos previstos en El Apero, Nuevo Colón y 8 de Mayo. Entre la construcción de casas, saneamiento, agua potable, energía eléctrica y vialidad se invirtieron 270 millones de pesos.

Con respecto a la modalidad de financiamiento de los 270 millones de pesos, Cecilia Cairo, responsable del Plan de Mejoramiento de Barrios, dijo que esa dirección aportó una parte de los dineros que se utilizaron en infraestructura; hizo lo propio la Dirección Nacional de Vivienda y también la Intendencia de Montevideo.

El proyecto determinó el realojo de 127 familias por motivos de inundabilidad, instalación de torres de alta tensión y amanzanamiento. En tal sentido, ya fueron realojadas 101 familias, 86 a viviendas nuevas construidas en la zona, 12 a viviendas usadas adquiridas y tres que se mudaron a otros barrios; otras siete viviendas están en construcción y se entregarán este año; hasta el momento el 99 % de estas obras ya fue ejecutado.

Cairo destacó que a los 127 realojos hay que agregarle todas las obras de infraestructura en los asentamientos El Apero, 8 de Mayo y Nuevo Colón que se ubican en la periferia noreste de Montevideo, sobre las márgenes del arroyo Pantanoso y al sur de avenida Lezica, como pluviales, alumbrados, calles, saneamiento, infraestructura con la que los vecinos recuperaron una zona que se integra con plenitud al Municipio G de la capital del país.

El Plan de Mejoramiento de Barrios comenzó los trabajos de realojos en esta zona en 2014 y este año finalizarán las obras en El Apero y Nuevo Colón. Con su finalización, las familias del barrio pagarán contribución inmobiliaria y todos los impuestos, así como luz, agua o teléfono, con lo que pasan a ser parte de la ciudad donde durante un tiempo fueron invisibles, afirmó Cairo.

En corto y mediano plazo, el Plan de Mejoramiento de Barrios proyecta más acciones en Montevideo, sobre todo en la zona oeste, en los barrios Cerro, La Teja y Nuevo París. También se harán realojos en Canelones, Salto, Artigas y en otros departamentos, intervención que llegará a más de 9.000 familias. La funcionaria agregó que en este período de gobierno, el Plan de Mejoramiento de Barrios ya benefició a unas 4.500 familias del país.

 

 

Mevir invertirá U$S18 millones

En otro orden, la Comisión Honoraria Pro Erradicación de la Vivienda Rural Insalubre (MEVIR) prevé invertir en los departamentos de Flores, Durazno y Florida unos 18 millones de dólares hasta 2020, en el marco de los Planes Integrales de Proyectos Locales.

La modalidad de Planes Integrales de Proyectos Locales procura el objetivo de construir 3.000 viviendas nuevas, 3.000 ampliaciones y refacciones de casas y 2.000 conexiones de energía eléctrica, saneamiento y unidades productivas, como salas de ordeñes y galpones, según la planificación propuesta para el período 2015-2019 por la dirección de MEVIR, desempeñada por Cecilia Bianco.

Bianco dijo a la Secretaría de Comunicación Institucional que en la región VI (Flores, Durazno y Florida) se están construyendo obras en El Carmen, y que en Carlos Reyles hay obras de saneamiento y reparaciones, así como en la localidad de Juan José Castro.

También están aprobados proyectos para las microrregiones de Blanquillo y La Paloma, en Durazno; La Cruz-Pintado, en Florida; la microrregión Cerro Colorado, en Flores, y la regularización de planes existentes de MEVIR en Flores.

La funcionaria explicó que se realizan intervenciones integrales para la construcción o refacción de viviendas, pero que también se toma en cuenta el abordaje de vida comunitario con miras al desarrollo local, junto con la planificación de los centros poblados, la inclusión social y el acceso a la vivienda como un derecho, la participación de las personas, la innovación constructiva y la sostenibilidad ambiental.

Agregó que la planificación por regiones potencia capacidades y oportunidades en el territorio y que mejora la articulación con instituciones y redes locales, así como la eficiencia en el trabajo de equipos técnicos, la gestión del personal, los materiales y la logística de obra.

Hasta el momento, MEVIR inauguró 29.002 unidades constructivas, de las cuales 3.816 son unidades productivas y 24.486 son viviendas nucleadas, además de otras 700 construcciones, entre las que se destacan equipamientos comunitarios para escuelas, comisaría, policlínicas y espacios públicos en el medio rural o en localidades de hasta 5.000 habitantes.

Publicado en Noticias
Sábado, 29 Julio 2017 17:00

El convenio entre MEVIR y FADU avanza

El viernes 21 de julio se realizó la entrega formal de los proyectos realizados por el equipo Casas Concepto de FADU en el marco del convenio entre la facultad y MEVIR. Se trata de trabajos de intervención en las localidades de Vichadero, departamento de Rivera; la ciudad de Lascano, departamento de Rocha, y la localidad de 25 de Agosto, departamento de Florida.

En estos proyectos locales concretados por MEVIR, el equipo de FADU se incorporó realizando el anteproyecto de fraccionamiento y la propuesta de nuevas tipologías. En esta línea se han diseñado viviendas dúplex, que permitirán el ajuste de la experiencia positiva que MEVIR está desarrollando en la localidad de Risso, departamento de Soriano; la localidad de Gregorio Aznárez, departamento de Maldonado, y la ciudad de Tranqueras, departamento de Rivera.

Este acuerdo de intercambio y trabajo conjunto comenzó en noviembre de 2016 y se estructuró en varios ejes de trabajo.

El primero de ellos se centró en el intercambio entre MEVIR y FADU para la atención de la situación en la ciudad de Dolores, encomendada por el Poder Ejecutivo al MVOTMA y este a MEVIR, luego de los eventos climáticos sucedidos el 15 de abril de 2016.

Esta línea de trabajo permitió el aporte voluntario de estudiantes, docentes y egresados de la Facultad de Arquitectura en varias de las obras que MEVIR realizó en Dolores. También habilitó que la facultad aportara apoyo académico para la sistematización de la actividad y la regularización de la obra ejecutada.

La segunda línea de trabajo, es la elaboración por parte de FADU de un Catálogo de posibilidades para la respuesta de MEVIR según las particularidades de las distintas intervenciones. La consigna para la realización de este Catálogo es el crecimiento de las viviendas, el aprovechamiento del uso del padrón y la respuesta para padrones urbanos aislados que MEVIR viene promoviendo con su intervención en terreno propio. El objetivo relevante de esta línea de trabajo es el de generar conocimiento y transferir metodología en la formación de técnicos que gestionan y desarrollan el proyecto urbano - arquitectónico de la vivienda MEVIR para las pequeñas localidades del ámbito rural. En este sentido se ha conformado un equipo de trabajo .

La otra línea de trabajo atiende al perfeccionamiento del sistema constructivo empleado por MEVIR con el objetivo de obtener mejores niveles de eficiencia energética, plasmada en muros y techos, innovación en la forma de calefaccionamiento, escaleras y aberturas, entre otras sugerencias de relevancia, además de las previciones para el crecimiento.

El convenio prevee que este trabajo será entregado en el mes de setiembre, conformando un aporte de gran importancia para MEVIR.

Publicado en Noticias

La Intendencia de Montevideo envió a la Junta Departamental los primeros tres expedientes para expropiar viviendas “visiblemente abandonadas”, de un conjunto de 100 padrones que tiene a estudio desde hace algún tiempo. El trabajo de expropiación viene realizándose en la dirección de Acondicionamiento Urbano de la comuna capitalina, a partir de una resolución del intendente Daniel Martínez firmada el 23 de enero de este año, por el cual se implementó un proyecto piloto llamado “Fincas Abandonadas”.

Según explicó a la Junta Departamental Andrés Passadore, integrante de ese departamento municipal, las primeras expropiaciones refieren a padrones que tienen una deuda muy importante con la administración. Eso le permite a la Intendencia pagar muy poco por los bienes, ya que al momento de pagar para expropiar se descuenta el monto de la deuda. Y en ocasiones, con las multas y recargos, esa deuda supera el propio valor del inmueble, señala la nota del periodista Andrés López Reilly, del diario El País.

“Nosotros lo denominamos programa de gestión, más que de inversión, porque la idea es que la Intendencia pueda hacerse de suelo urbanizado en el centro de la ciudad, sin invertir, ya que se trata de gestionar,  y lo ponga a disposición de la Cartera de Tierras. Lo que queremos hacer es recuperar suelo que está urbanizado, pasarlo a la Cartera de Tierras, como ya ha sucedido en otras experiencias, y trabajar con el Ministerio de Vivienda para que el sistema público pueda utilizar esos padrones, los cuales, desde el punto de vista de la construcción de vivienda de interés social, tienen un potencial importante”, afirmó Passadore.

 

Relevamiento

Como insumo para el trabajo dentro del Programa de Fincas Abandonadas, la Intendencia tomó los dos censos realizados al respecto entre 2014 y 2016 por la Facultad de Arquitectura y con apoyo de la Defensoría del Vecino: uno sobre los municipios B y C, que abarcan áreas centrales de la ciudad (Ciudad Vieja, Barrio Sur, Palermo, Centro y Cordón), y el segundo sobre el CH, el más poblado de Montevideo, que comprende barrios como Punta Carretas, Pocitos, Buceo, Tres Cruces y Parque Batlle.

El relevamiento sobre “inmuebles visiblemente abandonados” en el Municipio CH, publicado el año pasado, permitió detectar al menos 90 propiedades en esa demarcación territorial, que incluye barrios como Punta Carretas, Pocitos, Buceo, Tres Cruces y Parque Batlle. En tanto, el estudio realizado anteriormente por la Facultad de Arquitectura en los municipios B y C, identificó 339 padrones en esa condición. “Con los compañeros de la Unidad de Expropiaciones tratamos de no poner que la expropiación es para vivienda, porque así se permite una utilización posterior más amplia de ese inmueble. Entonces, en la renovación urbana podemos considerar que entra la vivienda, la posibilidad de un equipamiento cultural, etcétera”, agregó Passadore.

 

Plantaciones

Otro de los integrantes del Departamento de Acondicionamiento Urbano de la Intendencia, Alberto Quintela, explicó a El País que una de las ideas que se maneja es la de hacer “huertas urbanas” o “jardines comunitarios” en terrenos que se encuentran baldíos.

“Lo que se está dando en las capitales del mundo con las huertas urbanas o jardines comunitarios es un proceso de integración social importantísimo. Se juntan los veteranos con los jóvenes, los estudiantes con los que saben cosas, y se generan dinámicas vecinales sumamente ricas. Y si tenemos un agujero en la mitad de la ciudad, de repente podemos plantear algo en etapas. Mientras no tengamos el proyecto definitivo, se pone una huerta urbana o un jardín comunitario”, explicó Quintela.

Lo que el grupo de trabajo municipal viene haciendo es analizar los padrones, chequear la viabilidad económica, a veces lo que se está debiendo son cifras multimillonarias, y la viabilidad social. “Tenemos, además, la mirada de la protección del patrimonio y del trabajo social. Es decir que vamos a procurar no expulsar población, lo cual es toda una tarea, sino incorporarla al proceso. Por otro lado, vemos las circunstancias jurídicas. No todas las circunstancias jurídicas nos van a permitir actuar. Debemos saber muy bien qué información registral tenemos; debemos acudir a los juzgados, chequear los expedientes y, si hay embargos, ver si hay prioritarios o no y ver si hay hipotecas privilegiadas. Es decir, hay un mundo jurídico que tenemos que abordar paso a paso y padrón por padrón”, agregó Quintela.

Algunos cálculos indican que en Montevideo hay unas 17.000 propiedades vacantes y ruinosas, y un stock aproximado de 13.000 en alquiler. Todo esto ocurre ante un reclamo permanente de viviendas y de rebaja de alquileres, en el que la oferta y la demanda juegan un rol fundamental.

Por su parte, Andrés Passadore explicó que “en el caso de que algunos estén ocupados”, la idea es “resolver la situación habitacional de esas familias como parte del proceso de este programa”. En el caso de los primeros tres inmmuebles a expropiar, dos estaban ocupados en el momento en el que se hizo la evaluación. “Por la información que nos dieron los vecinos, uno de ellos funciona como una seudo pensión, o como una pensión que no respeta ninguna normativa; simplemente hay un encargado que cada 15 días les cobra a las familias por estar allí. Por otro lado, hay una situación compleja desde el punto de vista edilicio, hay un deterioro habitacional importante”, indicó Passadore.

 

Algunos datos

Según el censo de 2011, el municipio que presenta mayores dificultades con las viviendas abandonadas es el B, que abarca a Ciudad Vieja, Barrio Sur, Palermo, Centro y Cordón. En tanto, la mayor concentración de casas vacías se da en el casco histórico; el CCZ N° 1 es donde el porcentaje se separa ampliamente del resto de los comunales.

Según otro estudio realizado a partir de 2014 por la Facultad de Arquitectura, en las áreas centrales de Montevideo, contenidas fundamentalmente dentro de los municipios B y C, hay 339 padrones visiblemente abandonados. Podría parecer poco en un plano de 2.500 manzanas, pero si se las pusiera todas juntas, abarcarían 15 manzanas enteras, o 2.350 viviendas “tipo” de 75 m2.

Mientras que en Reducto o Brazo Oriental la cantidad de viviendas abandonadas resultó ser casi “nula”, en la Ciudad Vieja fue más de las que imaginaron los arquitectos. En una zona tan histórica como neurálgica para la actividad económica y comercial del país, los “agujeros negros” son el doble que en el Centro.

A su vez, hacia el sur de 18 de Julio hay más abandono que en la zona norte. Desde el Ministerio de Desarrollo Social y la Intendencia de Montevideo se ha advertido que el crecimiento habitacional hacia la periferia es un gasto muy oneroso para el Estado.

Cabe recordar que el relevamiento sobre “inmuebles visiblemente abandonados” en Montevideo, publicado por la Facultad de Arquitectura en 2016, permitió detectar al menos 90 propiedades en esa condición dentro de los límites del Municipio CH, que abarca barrios como Punta Carretas, Pocitos, Buceo, Tres Cruces y Parque Batlle. Esta cifra equivale a 259 viviendas para una familia tipo, de 75 m2 cada una.

El estudio realizado por los arquitectos Gonzalo Bustillo y Mariana Ures, estableció que la sumatoria de los valores reales de estos inmuebles, en base a datos del Servicio de Catastro y Avalúo de la Intendencia, es de US$ 10,5 millones, monto que equivale al costo de construcción de cinco edificios de vivienda de diez pisos de altura. Por último, la superficie total de los padrones identificados es de 30.392 m2, un área que equivale aproximadamente a cinco manzanas de ciudad.

Publicado en Noticias

En el marco del Plan Nacional de Eficiencia Energética, se presentó un programa de financiación de mejoras en viviendas y edificios cuyo objetivo es la mejora en el consumo. El monto total disponible es de cinco millones de pesos.

Entre las mejoras que se pueden financiar se encuentran: impermeabilización de azoteas, incorporación de aislantes térmicos, recambio de vidrios de ventanas o claraboyas, colocación de doble ventanas, sellado de filtraciones, incorporación de tecnologías de control de iluminación, colectores solares para el calentamiento de agua y bancos de condensadores para compensación de energía reactiva.

La directora de Energía, Olga Otegui, explicó que el programa se desarrolla en conjunto entre el Ministerio de Industria, Energía y Minería, el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, UTE y la Intendencia de Montevideo.

Para solicitar el préstamo, la persona interesada deberá solicitar un diagnóstico energético, que será subsidiado por el Ministerio de Industria y que desarrollará un equipo de arquitectos y técnicos de UTE, quienes identificarán las medidas de eficiencia energética por implementar y el potencial de ahorro de cada una de ellas.

Por otra parte, la Intendencia de Montevideo podrá conceder un subsidio para obras de fachadas que quedará a criterio del equipo técnico responsable de la Oficina de Rehabilitación. Luego del diagnóstico energético, los proyectos de mejora deberán presentar dos presupuestos detallados de las obras según lo acordado con los técnicos.

Pueden solicitar el préstamo propietarios, promitentes compradores con promesas inscriptas y poseedores de derechos sucesorios de viviendas de propiedad común o edificios de propiedad horizontal. Los ingresos familiares líquidos estipulados por el programa rondan entre 30 unidades reajustables (29.640 pesos) y 100 unidades reajustables (98.800 pesos). Usufructuarios o arrendatarios también podrán gestionar el préstamo.

El monto máximo para viviendas de propiedad común es de 145.000 pesos reembolsables, a pagar en un máximo de 60 cuotas, sin intereses, reajustables por inflación. En el caso de edificios de propiedad horizontal podrán solicitar un monto máximo de 848.000 pesos, con un máximo de 113.000 pesos por unidad de vivienda.

 

Llamado de la ANV

En otro orden, la Agencia Nacional de Vivienda realizó un nuevo llamado para ciudadanos sin propiedad de inmuebles que comprende la comercialización de 16 unidades usadas, de uno y dos dormitorios. Esas propiedades están reacondicionadas y ubicadas en los conjuntos habitacionales CH 38, de las calles Juan Acosta y Cotopaxi, y 84, en Aparicio Saravia y San Martín, del barrio Casavalle de Montevideo. Los lugares de inscripciones para este llamado fueron el Centro Cívico Luisa Cuesta, ubicado en la avenida Gustavo Volpe 4060, y la Casa Central de la Agencia Nacional de Vivienda (ANV) ubicada en Cerrito 400. Entre los requisitos para inscribirse, los ciudadanos deben ser mayores de edad, no ser propietarios de ninguna vivienda y tener menos de 75 años de edad al momento del vencimiento del préstamo. Los ingresos exigidos para los postulantes a viviendas de un dormitorio ubicados en el complejo habitacional CH 84 de 15 a 75 unidades reajustables (entre 14.821 y 74.102 pesos), mientras que para los postulantes a las de dos dormitorios, ubicados en CH 38, los ingresos deberán totalizar entre 24 a 75 UR, mientras que para los postulantes de dos dormitorios del CH 84 las condiciones de ingresos están entre 22 y 75 UR.

En un comunicado emitido por la ANV se explica que la inscripción estará sujeta a una precalificación que validará la documentación presentada y posterior al sorteo la calificación como sujeto de crédito. Las viviendas se entregarán refaccionadas, para lo cual se dispone de un plazo de 180 días con una prórroga de 90 días.

Las unidades a comercializar en los complejos habitacionales 38 y 84 de un dormitorio tendrán una cuota aproximada de 3.400 pesos y las de dos dormitorios en el complejo 84 serán de una cuota mensual de 5.200 pesos, mientras que las de dos dormitorios en el CH 38 será aproximada de 5.800 pesos.

En el caso de salir sorteado y elegir vivienda, el adjudicatario deberá abonar el 1% del valor del inmueble por concepto de reserva de su futuro crédito, el resto se abonará con un crédito en dos tramos en unidades indexadas (UI) y con una tasa anual de 6%, un primer tramo sobre el 60% del valor de la vivienda a 15 años y el segundo del resto a 10 años. Si hay buen comportamiento de pago en los primeros 15 años, se exonerará el segundo tramo y se cancela así el crédito.

Luego de terminado el período de inscripciones, se realizará un sorteo público en función de la cantidad de dormitorios de las viviendas en oferta. El sorteo determinará el orden para elegir entre las viviendas disponibles que se correspondan con los ingresos declarados.

La participación en el sorteo no asegura la adjudicación de una vivienda específica ya que la misma puede haber sido elegida antes. Entre los ciudadanos que cumplan con los requerimientos de inscripción se generará una lista de prelación que quedará abierta por dos años o hasta que la Agencia Nacional de Vivienda realice otro llamado que incluya las unidades definidas en el marco de este proyecto.

Publicado en Noticias
Página 3 de 7
Top