JoomlaLock.com All4Share.net
Sábado, 29 Julio 2017 17:00

El convenio entre MEVIR y FADU avanza

El viernes 21 de julio se realizó la entrega formal de los proyectos realizados por el equipo Casas Concepto de FADU en el marco del convenio entre la facultad y MEVIR. Se trata de trabajos de intervención en las localidades de Vichadero, departamento de Rivera; la ciudad de Lascano, departamento de Rocha, y la localidad de 25 de Agosto, departamento de Florida.

En estos proyectos locales concretados por MEVIR, el equipo de FADU se incorporó realizando el anteproyecto de fraccionamiento y la propuesta de nuevas tipologías. En esta línea se han diseñado viviendas dúplex, que permitirán el ajuste de la experiencia positiva que MEVIR está desarrollando en la localidad de Risso, departamento de Soriano; la localidad de Gregorio Aznárez, departamento de Maldonado, y la ciudad de Tranqueras, departamento de Rivera.

Este acuerdo de intercambio y trabajo conjunto comenzó en noviembre de 2016 y se estructuró en varios ejes de trabajo.

El primero de ellos se centró en el intercambio entre MEVIR y FADU para la atención de la situación en la ciudad de Dolores, encomendada por el Poder Ejecutivo al MVOTMA y este a MEVIR, luego de los eventos climáticos sucedidos el 15 de abril de 2016.

Esta línea de trabajo permitió el aporte voluntario de estudiantes, docentes y egresados de la Facultad de Arquitectura en varias de las obras que MEVIR realizó en Dolores. También habilitó que la facultad aportara apoyo académico para la sistematización de la actividad y la regularización de la obra ejecutada.

La segunda línea de trabajo, es la elaboración por parte de FADU de un Catálogo de posibilidades para la respuesta de MEVIR según las particularidades de las distintas intervenciones. La consigna para la realización de este Catálogo es el crecimiento de las viviendas, el aprovechamiento del uso del padrón y la respuesta para padrones urbanos aislados que MEVIR viene promoviendo con su intervención en terreno propio. El objetivo relevante de esta línea de trabajo es el de generar conocimiento y transferir metodología en la formación de técnicos que gestionan y desarrollan el proyecto urbano - arquitectónico de la vivienda MEVIR para las pequeñas localidades del ámbito rural. En este sentido se ha conformado un equipo de trabajo .

La otra línea de trabajo atiende al perfeccionamiento del sistema constructivo empleado por MEVIR con el objetivo de obtener mejores niveles de eficiencia energética, plasmada en muros y techos, innovación en la forma de calefaccionamiento, escaleras y aberturas, entre otras sugerencias de relevancia, además de las previciones para el crecimiento.

El convenio prevee que este trabajo será entregado en el mes de setiembre, conformando un aporte de gran importancia para MEVIR.

Publicado en Noticias

En el marco del proyecto de inversión aprobado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que asciende a 600 millones de dólares, la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) acordó destinar las dos primeras operaciones, por 75 millones cada una, a rehabilitar y mantener caminos rurales productivos, mejorar y fortalecer la gestión fiscal y los servicios de los gobiernos departamentales.

 

Rehabilitación

Las dos primeras operaciones se enfocarán en la rehabilitación y mantenimiento de caminos rurales productivos y en mejorar y fortalecer la gestión fiscal y los servicios de los gobiernos departamentales. Estos proyectos están enmarcados en las dos líneas de crédito aprobadas por el BID para Uruguay por un total de 600 millones de dólares.

El director de Descentralización e Inversión Pública de la OPP, Pedro Apezteguía, informó a la Secretaría de Comunicación Institucional que el martes 28 de marzo mantuvo una reunión con autoridades del BID para evaluar el desarrollo de los proyectos que ese organismo internacional apoya en el país.

Actualmente, el BID interviene en cuatro operaciones: en el Programa de Desarrollo y Gestión Subnacional (PDGS I), que abarca 10 obras, con 70 millones de dólares, en el Programa de Desarrollo y Fortalecimiento de la Gestión Fiscal y de Servicios Subnacionales (PDGS II), con 75 millones de dólares, en la cooperación técnica no reembolsable para mejora de caminos rurales productivos, con 400.000 dólares, y en el programa de mejoramiento de caminos rurales productivos, con 75 millones de dólares.

Desde hace casi tres décadas la OPP trabaja con el apoyo del BID en aspectos específicos de la gestión de los gobiernos departamentales, mejorando la transparencia y la calidad de la información y financiando obras que mejoran la calidad de vida, según se informó desde la pagina web de Presidencia de la República.

Publicado en Noticias

La titular del organismo dijo que las mil doscientas  viviendas nuevas y galpones de producción planificados para el 2017 “ya están en construcción”, al tiempo que adelantó que hay planes para refaccionar viviendas y realizar conexiones a saneamiento en pequeñas localidades del país, además de servicios básicos de agua y luz.

Bianco dijo que, para este año, la Comisión Honoraria Pro Erradicación de la Vivienda Rural Insalubre (MEVIR) planificó construir unas 1.200 soluciones habitacionales que serán parte de veinticinco proyectos de viviendas nucleadas y productivas en distintas zonas del territorio nacional.

En tal sentido, explicó que las refacciones y las ampliaciones se realizan de acuerdo con las necesidades puntuales de cada familia y de cada región en el marco de un proyecto. Estimó que la cifra puede llegar a cuatrocientas obras. “Es una producción muy importante. Estamos haciendo rendir los recursos, tratamos de ser lo más exigentes posible con los recursos y de cumplir con una de las prioridades del Gobierno nacional, que definió a la vivienda como un área prioritaria para el quinquenio”, afirmó Bianco.

Al referirse a la construcción de casas como soluciones habitacionales, dijo que MEVIR profundizó, en este último tiempo, hacer viables viviendas dignas para las familias mediante la edificación de casas si la situación lo requiere o el acondicionamiento estructural, así como ampliaciones y facilitación de servicios básicos: luz, saneamiento o agua.

 

Áreas rurales

La funcionaria precisó que las 1.200 viviendas nuevas y refacciones que están planificadas para este año ya están en construcción. También destacó planes de conexiones a saneamiento en algunas pequeñas localidades del país donde ya existe una red de OSE y en zonas donde no hay conexión, en las que MEVIR está haciendo la construcción del sistema de saneamiento convencional.

Bianco expresó que las 1.200 viviendas incluyen a las unidades productivas o galpones en referencia a la vivienda en el medio rural disperso para productores. Las unidades productivas o galpones que se construyen para pequeños productores pueden ser utilizados para actividades de ordeñe, producción avícola u hortícola o para guardar productos.

En tal sentido, aclaró que muchas veces se construye también vivienda dispersa para asalariados rurales o prestadores de servicios vinculados con la actividad rural, como mecánicos, alambradores, tractoristas u operarios forestales que son dueños de pequeños predios.

“Cada vez atendemos a más familias con estas características, sobre todo en el área metropolitana y en el sur del país”, sostuvo. Puntualizó que también en el norte del país se desarrollan algunos programas de vivienda, como, por ejemplo, en los alrededores de Rivera, los que incluyen a muchas familias de ese tipo en zonas rurales dispersas.

Destacó que el sistema de ayuda mutua es utilizado por MEVIR cuando se construyen viviendas nucleadas que se constituyen en urbanizaciones nuevas o barrios donde todos los participantes trabajan, y un tiempo antes de la culminación de la obras se realiza un sorteo público para saber en qué casa residirá cada familia.

Publicado en Noticias

 

En el marco de una nueva edición de la Expo Prado, se realizó, en la Sala de Conferencias de la Rural del Prado, la presentación de “MEVIR y los desafíos del Medio Rural”, que contó con la presencia de la ministro de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (MVOTMA), Eneida de León; la ministro de Desarrollo Social, Marina Arismendi; el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuestos (OPP), Álvaro García; la presidenta de MEVIR, Cecilia Blanco, y otras autoridades de este organismo.

Mevir, que lleva el nombre de Dr. Alberto Gallinal Heber, fue creado en 1967 y, desde entonces, ha entregado 28.457 unidades constructivas, 3.730 unidades productivas y 24.114 viviendas nucleadas en el interior rural. Los cambios tecnológicos, de composición familiar e incluso de trabajo y de producción en ese medio, han llevado a que desde el organismo se plantean nuevas políticas y estratégicas para redefinir el accionar de Mevir, que el próximo año cumplirá medio siglo de vida.  Esto fue el punto medular de la exposición de los disertantes en la Sala de Conferencia de la Rural del Prado. En este contexto fue que la presidente de MEVIR, Cecilia Bianco, dijo que “hay que pensar el futuro a largo plazo, lo que supone aceptar los desafíos que se plantean en materia de vivienda y de población en el medio rural. Pensar en el futuro significa, necesariamente, pensarlo juntos”, sostuvo la titular de MEVIR.

La vicepresidente de MEVIR, Clara Hounie, explicó que la idea del encuentro es ayudar a visualizar cuáles son los posibles escenarios futuros y las alternativas de acción para el organismo que, recordó, fue creado por ley en 1967, dentro de un contexto muy particular del Uruguay. “Podemos resumirlo en tres aspectos importantes”, señaló Hounie. “Una situación económica muy difícil, un estancamiento del sector agropecuario con consecuencias sociales en el hábitat, y con un sistema político que no daba respuesta a esa realidad. Fue así que a impulso de particulares y con la iniciativa del doctor Alberto Gallinal Heber, y con un propósito bien claro se fundó MEVIR para erradicar la vivienda insalubre rural y terminar con lo que se llamaba los rancheríos de lata. En estos casi cincuenta años hemos desplegado esa acción bien concreta. Hoy estamos en más de 28.600 unidades construidas, que llegan a más de cien mil participantes. Pero hoy, a casi medio siglo de su fundación, nos damos cuenta que es necesario realizar una pausa que nos permita explorar con atención cuál es el nuevo horizonte que se le plantea a MEVIR”, señaló.

Hounie recordó que en el 2015 ya habían comenzado un ciclo denominado  “MEVIR 48 años. De la soledad absoluta a la necesario interrelación”, que se realizaron en tres encuentros. “Procurando adaptar la realización a esas nuevas demandas de la realidad, MEVIR viene ya desplegando acciones muy importantes. Una de ellas es un cambio grande en nuestra metodología de acción. Me refiero al desarrollo de planes integrales de proyectos locales, intervenciones en un contexto regional en forma integral e integrada, haciendo operar todos los programas simultáneamente de manera coordinada, colaborativa y cooperativa, con los demás actores territoriales”.

En tanto, la socióloga Yamila Meseguez, técnica de la Unidad de Evaluación, Monitoreo, Acompañamiento e Investigación de MEVIR, señaló que el medio está “mostrando señales” que llevan al organismo a replantearse cómo será su accionar en los próximos años. “Si bien, MEVIR, con el objetivo de erradicar la vivienda rural insalubre, pero con los años este  objetivo se ve ampliado y pasa ya a trabajar por el mejoramiento integral del hábitat rural. Es decir ya no se encarga solo de la construcción y refacción de viviendas, sino que incorpora  nuevos productos, como son los servicios comunitarios, las edificaciones productivas y lo que tiene que ver con la infraestructura, como agua, electrificación y saneamiento. Esto da cuenta que el objeto de estudio se amplía cada vez más. Por otro lado, el medio rural también nos está diciendo que emergen cambios que también tenemos que incorporar en el análisis a la hora de ver cómo repensamos la institución”, sostuvo Meseguez. 

 

Políticas transversales

La ministro de Vivienda, Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial, Eneida de León, se refirió a los cambios demográficos y de relaciones en la producción,  al señalar que “hay una tensión que tenemos que resolver entre las exigencias de producción,  de trabajo, de exportación, las mejoras de índices macroeconómicos, y la protección de nuestra población y de nuestro ambiente,  y resolver los problemas de pobreza y del hambre que nos siguen aquejando, a pesar de todos los esfuerzos que se han hecho y que son muchos y muy buenos. Todo eso que tenemos por delante a veinte, treinta años, tenemos que pensarlo. Somos parte de un equipo que trata de trabajar en equipo. Esto quiere decir que todas estas políticas son transversales. La política de vivienda es transversal y nosotros, en nuestro ministerio, tenemos la suerte de tener todos estos temas que nos caen, tener el tema vivienda, al cual también está incorporado MEVIR y que nos ha dado una gran mano con lo ocurrido en la ciudad de Dolores. Tenemos que pensar cuáles son los objetivos que queremos: igualdad de género, erradicar la pobreza y mejorar nuestra calidad de vida. Todo esto no lo vamos a poder hacer sin los avances tecnológicos, sin los cambios profundos que nos están exigiendo el mundo moderno y la globalización.  Por eso creo que es muy importante el diálogo social y hacerlo transversalmente. Tenemos que trabajar con la región, trabajar con América Latina, para poder enfrentar estos desafíos”, dijo la ministro de Vivienda.        

 

Intersectorialidad

Por su parte, la ministro de Desarrollo Social, Marina Arismendi, señaló que los estudios prospectivos del territorio realizados por técnicos de MEVIR “Dr. Alberto Gallinal Heber” apunta a una palabra clave para la jerarca y que es “intersectorialidad”.

“Todo lo que aquí se ha planteado me ha despertado interrogantes, ganas de seguir investigando  y profundizando juntos, porque creemos que tenemos un camino recorrido. Siempre señalamos el excelente acuerdo que tenemos con MEVIR, un acuerdo que no empezó en esta etapa, pero que se repensó en esta tercera etapa a la luz de las transformaciones, de los cambios, esos cambios que nosotros mismos vamos produciendo y que luego nos interpelan para que repensemos qué respuestas tenemos para estas nuevas condiciones que se están dando”, señaló la ministro.   

Arismendi agregó que el MEVIR y el MIDES tienen algo en común, como son las personas,  las familias y las comunidades. “Cuando nos planteamos todo este tipo de cosas, lo que estamos poniendo en el centro son nuestros ciudadanos y ciudadanas, nuestras familias, son nuestras ciudades, nuestros centros poblados y nuestra campaña.  Los desafíos que tenemos hoy están íntimamente vinculados con el futuro. Creo que todos estos temas tienen que estar planteados en el diálogo social, porque el diálogo social está discutiendo, debatiendo con la sociedad civil el Uruguay del futuro, para qué Uruguay estamos trabajando y para qué Uruguay estamos pensando en la salud, la vivienda, el trabajo, la educación, la producción y los servicios. Creo además también que lo planteado está íntimamente relacionado con las miradas descentralizadoras y el eje estratégico descentralizador de esta etapa de gobierno que arranca desde el 2005 en adelante, en realidad en 1990 con la Intendencia de Montevideo, y es concebir los territorios con todas sus riquezas y diferencias en un país tan pequeño y con tan poca gente”, sostuvo la ministro Arismedi.

También se refirió al trabajo de MEVIR, al sostener que todos los desafíos que tiene este organismo que incluyen las transformaciones demográficas. “¿La pregunta es qué tipo de vivienda, para qué familias, en qué condiciones de vida, produciendo qué y en qué trabajando?  A nivel internacional, algunos trabajos señalan que en el futuro va a haber excedente de personas porque esas personas que solo van a trabajar con sus manos y sin demasiado nivel técnico, son las que menos posibilidades de trabajo van a tener para hacer”, enfatizó la titular del MIDES.

Publicado en Noticias
Top