JoomlaLock.com All4Share.net

La Ingeniería de Valor es un método sistemático de evaluación dirigido al análisis de materiales, sistemas y procesos, así como al equipamiento del edificio, con el propósito de alcanzar las funciones requeridas en el programa al menor costo total para los inversores.

De acuerdo con los expertos de este método “la Ingeniería de Valor es una aproximación de equipo que analiza una función por medio del desarrollo sistemático de respuesta a preguntas como: ¿Qué es ésto? ¿Qué es lo que hace? ¿Qué es lo que debería hacer? ¿Cuánto cuesta? ¿Qué otro material o método puede usarse para hacer lo mismo sin sacrificar el desempeño sin menoscabo de la seguridad, confiabilidad y mantenimiento?”

Por lo tanto, según un informe elaborado www.inmobiliare.com, “la ingeniería de Valor debe ocuparse de la eliminación o modificación de cualquier cosa que añada costo sin contribuir a los requerimientos del programa funcional. Las reducciones en los alcances del proyecto o en la calidad para estar dentro del presupuesto no deben ser consideradas como Ingeniería de Valor, estas decisiones son solamente reducciones de costo”.

Es muy frecuente confundir la Ingeniería de Valor con la reducción de costo. De hecho, los expertos advierten que, muchas veces, en la práctica, que este método se aplica de manera errónea y fuera de tiempo. En ocasiones anteriores han observado la importancia que tiene un buen programa arquitectónico y de necesidades como inicio de un proyecto, lo mismo que la relevancia que tiene llevar un proceso de diseño ordenado y por fases que permiten aplicar una metodología de optimización de costo importante.

 

Costos de construcción

Al analizar los costos de obra para edificaciones grandes y mixtas, se puede encontrar que los rubros donde mayoritariamente se encuentra los montos de inversión son: Estructura, cimentación y superestructura 45%, instalaciones 35%, acabados 13%, exteriores 5% y otros 2%. Aunque esta división es a groso modo y puede haber diferencias, dependiendo de las características de cada edificio, el punto es que los ahorros sustanciales estén en las estructuras y las instalaciones y éstas, en buena medida, dependen del diseño arquitectónico. Por esta razón, seleccionar al equipo de diseño se vuelve crítico, sobre todo si se considera que las decisiones tomadas por el arquitecto en primer lugar. Inversiones tan grandes y de las que se espera obtener beneficios, deben ser manejadas por expertos con la experiencia suficiente para aportar valor al proceso de diseño, más allá de únicamente ser capaz de resolver el proyecto.

 

Método de análisis

La aplicación de estos métodos tiene varios retos, quizás el más importante es la identificación de aquellos beneficios difíciles de cuantificar, que incluyen elementos estéticos, seguridad, impacto ambiental y preservación histórica. La oportunidad en la aplicación de esta metodología es fundamental, por lo que es mejor comenzar desde el principio. Las primeras etapas del proceso de diseño es donde se determinan de manera general los sistemas fundamentales de los edificios, que en etapas posteriores requieren de gran esfuerzo para ser modificados y requieren de gastos adicionales en el proyecto.

Muchas veces durante la etapa de concurso de obra es donde se solicita a los participantes que emitan juicios sobre el proyecto y hagan Ingeniería de Valor; este es el  peor de los escenarios porque los contratistas sin mucho análisis proponen cambios fundamentales al proyecto que pueden arruinar otros objetivos y que no agregan valor; solo reducen costos.

La sensibilidad en estos beneficios al momento de correr los números y analizar las alternativas, es tan importante como tener claro desde el inicio los objetivos a alcanzar; estos pueden ser estéticos, funcionales, económicos o de desempeño, a partir de esta claridad es un poco más fácil ponderar el valor de dichos beneficios. Es importante contar con un equipo de diseño experto que tenga una metodología de trabajo que facilite estos procesos y que aporte experiencia y valor al diseño y, al mismo tiempo pueda sacar de los otros miembros del equipo su mejor experiencia y valor al proceso.

Publicado en Noticias
Martes, 31 Octubre 2017 16:15

Rehabilitación de ruta 7

Luego de recorrer las obras de ampliación del puente ubicado en el kilómetro 38,100 de la ruta 7 y las del empalme y el puente sobre el tendido ferroviario de Nico Pérez, el ministro de Transporte y Obra Pública, Víctor Rossi, informó que en febrero de 2018 comenzarán las obras de rehabilitación del pavimento de la ruta 7 desde Casupá.

Rossi reconoció, en un encuentro con vecinos en Nico Pérez, que, salvo los primeros 100 kilómetros rehabilitados recientemente, "la ruta 7 está mal y las obras de rehabilitación del pavimento están atrasadas". Explicó que en este momento se reciben ofertas de llamados a licitación para tres tramos de 92 kilómetros, a fin de comenzar las obras de recuperación, en febrero de 2018, entre Casupá y esta localidad.

Detalló que “la base de la ruta y el pavimento actual no están preparados para la cantidad de camiones que circulan y, por lo tanto, hay que reforzar el piso para luego hacer las obras”.

Por su parte, el director de Vialidad, Leonardo Cola, dijo que actualmente hay un “proceso de obras que comenzó con los proyectos hace dos años y alcanza a la totalidad de la ruta 7, desde el kilómetro 90 hasta la ruta 26. Esta rehabilitación de pavimento será adecuada para soportar las cargas que hoy en día se mueven en las rutas”. Además, destacó que se trabaja en el puente de Sarandí del Quebracho, en un 90 %. “Estas obras sustituyen puentes que tienen 100 años”, subrayó el jerarca de Vialidad del MTOP.

Publicado en Noticias

La Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) invertirá 35 millones de dólares en proyectos edilicios y otras obras de infraestructura en el departamento de Salto, que incluye nuevos jardines, escuelas, liceos, un polo tecnológico, polideportivo y escuela agraria, además de un nuevo liceo para la ciudad, confirmó días atrás el presidente del organismo, Wilson Netto.

Durante una gira por el litoral del país, Netto visitó en Salto al intendente local, Andrés Lima, y ambos se reunieron con la Comisión Descentralizada de Educación de la ANEP a los efectos de evaluar la labor desarrollada por el grupo de trabajo que conforman los principales referentes de la educación pública en el territorio.

 

Construcciones nuevas

En ese contexto, según informó www.presidencia.gub.uy , el titular del organismo anunció la aprobación de 15 construcciones nuevas y cinco ampliaciones que comprenden jardines, escuelas, liceos del interior, un polo tecnológico, un polideportivo y la Escuela Agraria de Salto de la Universidad del Trabajo del Uruguay (UTU), así como la construcción de un liceo nuevo, con una inversión total cercana a los 35 millones de dólares.

“La infraestructura es lo más tangible y lo más demandado, pero solo tiene sentido si también logramos avanzar en cambios de carácter conceptual", dijo Netto, quien entiende que es relevante que el educador sea un constructor de políticas, un agente activo de cambio y de transformación, un agente profesional de alto valor.

El jerarca destacó la labor desplegada por la Comisión Descentralizada de la ANEP, una nueva figura que apunta a ir otorgando gradualmente mayor capacidad de resolución a nivel local. También ponderó la interacción entre el organismo que conduce y el gobierno departamental salteño, que tuvo “un impacto positivo ya que posibilitó un cambio de actitud en los sectores involucrados con la educación”, dijo Netto.

 

Préstamos cooperativos

En otro orden, el Ministerio de Vivienda, a través de la Agencia Nacional de Vivienda, otorgó préstamos a siete cooperativas para construir 259 unidades habitacionales en las que residirán familias de la capital e interior del país. Las cooperativas que firmaron préstamos fueron Coviciti y Covila, de Canelones; Con nuestro esfuerzo, de Montevideo; Coviazu, de Paysandú; Los Naranjales, de Salto; Covisama de Rocha; y Coviunión K, de Soriano.

El Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, a través de la Agencia Nacional de Vivienda, otorgó un préstamo a la cooperativa Coviciti para la construcción de 29 viviendas en Ciudad de la Costa, departamento de Canelones. También hizo lo propio la cooperativa Covila, de Santa Lucía, del mismo departamento, para construir 42 casas.

En tanto, la cooperativa Con Nuestro Esfuerzo obtuvo un préstamo para la concreción de 50 viviendas en la ciudad de Montevideo, la cooperativa Coviazu construirá 46 casas en el departamento de Paysandú.

Asimismo, la cooperativa de viviendas Los Naranjales firmó para la edificación de un total de 16 viviendas en el departamento de Salto. Lo mismo sucedió con la cooperativa Covisama, que construirá 46 viviendas en Rocha, y Coviunión K, que edificará 30 unidades habitacionales en Mercedes, departamento de Soriano.

Las siete cooperativas firmaron estos acuerdos en setiembre, en la sede de la Agencia Nacional de Vivienda, en Montevideo, que administra activos de la cartera de créditos para soluciones habitacionales con directivas del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial  y Medio Ambiente. Mediante estos acuerdos se refuerza el objetivo del Sistema Público de Vivienda de fortalecer el cooperativismo, las modalidades de autoconstrucción y los programas de vivienda nueva con soluciones habitacionales ubicadas en territorios con accesibilidad a servicios y ubicación adecuada a las necesidades de los beneficiarios.

Publicado en Noticias

Las horas de espera por lluvia, viáticos por  traslados, compensaciones e incentivos, son algunos de los temas más consultados por los trabajadores y empresarios del sector. El especialista Wilson Baliño, quien, además, es asesor de la Liga de la Construcción, en diálogo con Del Constructor explicó cómo es la normativa al respecto y en qué casos están exonerados de aportes al Banco de Previsión Social y son gravados por el IRPF.

 

Las horas de espera por lluvia es uno de los temas más consultados. ¿Cómo lo explicaría?

Sí, es uno de los temas que requiere más complejidad a veces, al momento de aplicarlo porque hay distintas variables. Se generan de una manera y se pueden perder de diferentes formas.  Por ejemplo, para generar las horas de espera por lluvia, el trabajador tiene que estar en tiempo y forma a la hora de ingreso como en cualquier día laboral. Quien no se presenta en tiempo y forma ya es una falta y no va a las horas de espera por lluvia. Aquel trabajador que sí se presenta en tiempo y forma, evidentemente se hace acreedor al salario, si puede desarrollar la actividad si es bajo techo o bajo resguardo, o aquel que está a la intemperie y no puede desarrollar la actividad porque está lloviendo. En este último caso, esos trabajadores pasan a estar en las horas de espera por lluvia. Esto es que el empleador le proporciona un lugar con resguardo a los efectos que pueda esperar. La potestad es íntegramente del empleador. Es decir, él es el que decide quién se queda,  quién se va o quién pasa a trabajar. El que pasa a trabajar cobra el salario, el que se retira, siempre bajo la decisión del empleador, cobra las seis horas de lluvia, y si el empleador decide que se quede, el trabajador se debe quedar en forma obligatoria, en el tiempo que fije el empleador. Puede hacerlo quedar las seis horas, o cuatro horas, por ejemplo, y decirle que, transcurrido ese tiempo, se vaya.  En este último caso siempre va a generar las seis horas porque el empleador dispuso que se fuera. En el caso que sea al revés, que el trabajador esté dentro de las seis horas y se vaya por decisión propia a las cuatros horas, por poner un ejemplo, el trabajador pierde esas cuatro horas que estuvo más las otras dos horas. Es decir, no percibe nada porque decidió retirarse sin la autorización del patrón. Tampoco puede negarse a trabajar los días de lluvia, siempre y cuando haya resguardo. Tampoco puede negarse a quedarse bajo resguardo las seis horas o irse si el empleador así lo indica. Cuando hablamos de seis horas, estamos hablando de que el horario habitual de trabajo quede comprendido dentro de esas seis horas, porque si son las tres de la tarde y empieza a llover y su horario termina a las cinco, se le va a pagar dos horas por esperar de lluvia no las seis horas. Cuando hablamos de seis horas es el máximo que hay por día. Por otro lado, la hora del mediodía no se cuenta. Supongamos que está lloviendo a las siete de la mañana hasta las doce van cinco horas, de doce a una se hace el corte y no se cuenta,  y de las 13 a las 14 sería la sexta hora.  Ahí se cumplirían las seis horas de espera por lluvia.

 

¿Estas horas de espera por lluvia llevan aportes?

Estas horas están gravadas por el IRPF, pero exoneradas de aportes al Banco de Previsión Social, están exoneradas del Fondo de Cesantía y Retiro (FOCER) y no generan aguinaldo, salario vacacional, ni despido, razón por la cual el trabajador va a tratar de conseguir la forma de poder trabajar para ganar el salario completo más los beneficios. Acá el salario no lo cobra porque son horas de espera por lluvia, que es el salario de la categoría neto y sin ningún beneficio, como es presentismo, incentivo, ropa, transporte o herramientas. Esto es básicamente las horas de espera por lluvia. Se puede dar también que el trabajador llegue tarde un día de lluvia. Ahí es potestad del empleador que lo deje entrar o lo puede sancionar por llegar tarde aunque esté lloviendo. El trabajador se debe presentar en tiempo y forma como cualquier día. 

 

¿Y qué pasa a nivel de aportes si comienza a llover promediando la jornada laboral?

En ese caso, y siguiendo con el ejemplo que le daba hoy, pongamos que entra a la siete de la mañana y comienza a llover a las 10 de la mañana. En esas tres horas cobra el salario más todos los beneficios y el presentismo. Cuando comienza a llover, suponiendo que no puede seguir trabajando, pasa a horas de espera por lluvia de diez a doce. Ahí cobra dos horas de espera por lluvia. De doce a una es el descanso y por lo tanto no cobra. A partir de la una, suponiendo que sigue lloviendo, sigue en horas de espera por lluvia hasta las dos de la tarde. Si esa hora para de llover, vuelve a trabajar y a cobrar el salario. En este caso, la jornada laboral tuvo tres horas de espera por lluvia y el resto normal. Las horas trabajadas cobra el salario más los beneficios y las que no, cobra por espera por lluvia.

 

Viáticos por traslados

¿En qué consisten los viáticos por traslados?

Los viáticos por traslados fueron creados por el decreto 414/85. Esto es para los trabajadores que van a desarrollar una actividad fuera del departamento donde habitualmente desarrollan sus actividades. O sea, su lugar habitual de trabajo. Si son trabajadores permanentes, una vez que salen del límite urbano del departamento donde trabajan habitualmente, después de los cinco quilómetros, comienzan a percibir el viático por traslado, que puede ser por un día, dos o tres días, donde van y regresan en el día. Hasta los cinco quilómetros después del límite urbano no perciben viático, pero a partir de ahí sí perciben el viático completo al ser trabajadores permanentes. El viático corresponde al 50% del jornal del medio oficial albañil categoría 5 del personal incluido en la ley 14.411, que está en uno 560 pesos al día de hoy. Cobraría esa cifra por concepto de viático que está compuesto de un 40% por concepto de alimentación, 40% por locomoción o vivienda y 20% no reintegrable. Hay que destacar que en este caso, como hay una partida del 40% por concepto de alimentación, durante el período que cobra ese viático, deja de percibir la compensación alimenticia del ticket alimentación. O sea que cuando es un traslado largo, se cobra el viático pero no se percibe el ticket alimentación, lo cual es más beneficioso para el trabajador.

 

¿Y en el caso de los trabajadores que no son permanentes?

El personal no permanente es aquel que se contrata `al pie de obra´ como se le llama comúnmente. Si la obra está dentro del área urbana no cobra viático.  Ahora si son contratados para una obra que sale del límite urbano y es hasta los cinco quilómetros no perciben nada. A partir de esa distancia y hasta los veinticinco quilómetros cobran el 60% del viático que corresponde a un  trabajador permanente. Aquí los componentes son 40% por concepto de locomoción  y 20% no reintegrable. A partir de los veinticinco quilómetros, ya cobra el llamado viático largo. O sea que se agrega el viático por alimentación que es el otro 40%. Es de destacar que ese trabajador no permanente, entre los cinco y veinticinco quilómetros sí cobra el ticket alimentación, pero cuando pasa los veinticinco quilómetros, como percibe el viático entero, deja de cobrar el ticket alimentación y pasa a cobrar ese 40% por alimentación. El viático se genera por día trabajado y se pierde cuando la jornada no es completa laboralmente hablando por causas imputables al trabajador. En ese caso no se paga el viático del día. Recientemente, y por convenio colectivo de trabajo, no pierde el viático en días de paro y obviamente sí pierde el jornal. Estamos hablando de los paros de 9 a 13 horas que normalmente son los más comunes. Es similar a como se legisló con la ley 19.051 por el tema de los presentismos que antes se perdían por el día de paro y ahora no. Quiere decir que actualmente los viáticos, cuando hay paro  decretado por el Sunca o el PIT-CNT, no se pierden. Los viáticos por traslado están exonerados de aportes al Banco de Previsión Social. A los efectos del IRPF, si es sin pernocte, está gravado al 100% y si es con pernocte está gravado al 50%.           

 

¿Y si el trabajador debe trasladarse durante un determinado período a otro departamento?

En el caso que un trabajador permanente cumpla funciones en determinado departamento y se lo envíe a otro por un lapso de uno o varios meses, ahí se va a tener que radicar, es decir adoptar residencia. Ahí no solamente que cobra el viático largo, sino que lo cobra todos los días, incluyendo sábados, domingos, descansos  y feriados. O sea que lo cobra los treinta días del mes, incluyendo los feriados. A esta situación hay una salvedad. Se puede hacer un arreglo con el patrón para que los viernes, luego de terminada la jornada laboral, el trabajador decida el fin de semana ir a visitar a su familia en el departamento de origen. En ese caso, ese fin de semana que no está en el lugar de trabajo, no percibe viáticos porque justamente no está en el departamento que hace generar ese viático. Después hay otra normativa, para aquellos que adoptan residencia, que es que cada treinta días corridos, el empleador le debe proporcionar la locomoción  o abonarle el pasaje de ida y vuelta a través de un ómnibus de línea, para que el trabajador pueda ir a ver a su familia. Además se le pagan los jornales que demande. Si viaja el viernes a la noche o el sábado de mañana percibe un jornal  y cuando regresa, por ejemplo lunes en la madrugada, perciben otro jornal por el concepto de estar en viaje y no con libre disponibilidad de su tiempo.

 

¿El trabajador puede negarse al traslado?

Sí, no es obligación que el trabajador se traslade cuando es permanente.

 

Compensaciones e incentivos

¿Qué comprenden las compensaciones e incentivos?

Las compensaciones son, a modo de ejemplo, el desgaste por ropa pagado en efectivo que hoy por hoy lo tiene que pagar el subgrupo 01, porque cuando estamos hablando de esto nos referimos al grupo 9 subgrupo 01. En ese caso, la compensación a partir del 1º de abril del 2014 es obligación entregar a toda la rama de actividad, comprendida en este grupo y subgrupo, un equipo de ropa de invierno el 1ºde abril y un equipo de ropa de verano el 1º de octubre. No obstante a esto, siguen percibiendo la compensación diaria en efectivo por concepto de desgaste de ropa. A su vez, perciben una compensación por desgate de herramientas, a partir de la categoría medio oficial, aquellos que utilicen herramientas. También perciben la compensación por transporte y la media hora de descanso por día. También se le suma, porque es una compensación, las horas de espera por lluvia.  Todo esto está exonerado de aportes al BPS, no así del IRPF y no generan aguinaldo, ni licencia, ni salario vacacional, ni despido. Después está el incentivo que fue creado en porcentaje, un 10.42%,  a partir del decreto 30/91, que equivale a cinco horas. Esto quiere decir que todos los trabajadores  que tengan asistencia perfecta en la semana generan un 10.42%  sobre su salario básico, neto, por lo que no se incluye ninguna compensación, ni horas extras, nocturnidad, o sobre laudo en caso de lo que lo hubiera. También hay otro presentismo, que se creó por convenio colectivo, que es el presentismo mensual. Se genera de la misma manera que el incentivo semanal, es decir por asistencia perfecta, y es de un 5% adicional. Cuando hablamos de asistencia perfecta, nos referimos a llegar en hora, salir a comer en hora, reintegrarse al trabajo después del almuerzo en hora e irse del trabajo en hora. A su vez, no se puede faltar, salvo que sea una falta amparada por DISSE, ASSE o Banco de Seguros del Estado, en cuyo caso no perdería por los días efectivamente trabajados. Ambos presentismos se generan y se pierden de igual manera, lo único que uno se genera de forma semanal y el otro de forma mensual.  Si un trabajador tuvo asistencia perfecta durante todo el mes cobra el 10.42% más el 5%, lo que da un 15.42%. Ahora, si tiene una falta es una semana, pierde el presentismo de esa semana y, por ende, el presentismo mensual. El presentismo sí lleva aportes al BPS e IRPF, licencia, aguinaldo y salario vacacional, genera todo. Tampoco se pierde si el trabajador tiene que hacer trámites personales relacionados al trabajo,  siempre y cuando sea ante organismos públicos, como puede ser renovar la libreta de conducir si trabaja como chofer o el carné de salud. Se debe coordinar con la empresa y el día del trámite no cobra el salario de las horas que le insume el trámite, pero no pierde ninguno de los dos incentivos por las horas efectivamente trabajadas. Lo mismo rige para los paros.    

 

¿Y en el caso de las horas de asamblea sindical?

Están dentro del convenio colectivo de trabajo. Los fueros sindicales, las libertades sindicales, fueron creados  por la ley 17.940 y reglamentados por el decreto 336/06 para la construcción. A su vez, por convenio colectivo, se pactó a nivel de lo que es la asamblea sindical que lo trabajadores tenga una hora al mes para realizar la asamblea, preferentemente al inicio o finalización de la jornada laboral, o en el descanso intermedio. Esta hora no es paga, pero no pierden el presentismo, el incentivo, ni tampoco el viático por traslado.

Publicado en Recomendadas

En términos arquitectónicos y patrimoniales, el 2017 es el año del ingeniero Eladio Dieste. Fallecido en julio del 2000 y conocido internacionalmente por sus diseños curvos y realizados a base de ladrillo, Dieste vuelve a ser noticia en Uruguay por la designación  de tres de sus obras como Monumento Histórico Nacional, lo que habilita a que sean parte de la lista de candidaturas para formar parte del Patrimonio Mundial de la Unesco, según informó el diario El Observador.

Las tres obras, que además forman parte de la muestra representativa del Sistema Constructivo de Cerámica Armada diseñado por Dieste, son el Centro Deportivo Municipal Carolino (Cedemcar), la Torre de las Telecomunicaciones y la Casa Berlingieri, todas ubicadas en el departamento de Maldonado.

El primero de los edificios se construyó en la ciudad fernandina de San Carlos y funciona como un gimnasio municipal que ha sido utilizado para múltiples propósitos además de los estrictamente deportivos. La estructura del Cedemcar presenta bóvedas de doble curvatura y fue construida mediante la utilización de un sistema que se denomina encofrado móvil, una técnica que permite economizar materiales, tiempo y recursos humanos.

La Torre de Telecomunicaciones, por su parte, se localiza en la ciudad de Maldonado y es una de las construcciones más emblemáticas del ingeniero uruguayo. La torre tiene 66 metros de altura y el diámetro de la base es de 3 metros. Según explica un comunicado de prensa emitido por el Ministerio de Cultura, esta obra cumple con varios de los requisitos recurrentes que Dieste incorporaba a sus creaciones: economía de recursos, funcionalidad, relación entre forma y resistencia y expresividad arquitectónica.

Mientras tanto, la Casa Berlingieri fue construida originalmente por el arquitecto catalán Antonio Bonet en 1947, pero Dieste se encargó de los cálculos y participó como asesor del diseño de la estructura. Esta casa presenta el mismo sistema de bóvedas que marcó la obra de Dieste y se utiliza como vivienda particular de “temporada”.

El trabajo por poder incluir la obra de Dieste en la lista del Patrimonio Mundial de la Unesco comenzó en 2010, cuando se presentó un compendio de su obra ante la organización supranacional. Allí fue inscripta en Lista Indicativa del Patrimonio Mundial. Luego, en 2014, se encargó un relevamiento e inventario a la Facultad de Arquitectura de la Udelar, que identificó cada obra del ingeniero.

Este año, el mismo en el que se cumplen 100 años del nacimiento de Dieste, se presentó la candidatura del Sistema Constructivo de Cerámica Armada ante la Unesco, coordinada y apoyada entre otros por la recientemente fundada Fundación Dieste, y el apoyo de la Sociedad de Arquitectos del Uruguay.

El arquitecto Mariano Arana, presidente de la Fundación Dieste, destacó el valor histórico y auténtico de la obra de Dieste, y se refirió al trabajo que la organización ha estado haciendo para que se concrete la inclusión del patrimonio en la lista de la Unesco.

“Dieste hacía de cada propuesta una obra de singular calidad, con estilos arquitectónicos únicos y de una estética destacada y relevante”, dijo el exintendente de Montevideo, que se refirió además a la importancia que deben darle los gobernantes a la obra del ingeniero que da nombre a su fundación.

“Los gobernantes, entre los que me incluyo por haber estado en la Intendencia de Montevideo, debemos tener la responsabilidad de respetar el paisaje arquitectónico de la misma forma que lo hacía este hombre maravilloso”, concluyó Arana.

Publicado en Noticias
Página 1 de 3
Top