JoomlaLock.com All4Share.net

La titular de la cartera de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (MVOTMA), Eneida de León, afirmó que  “el gobierno espera superar la meta de 10.000 viviendas cooperativas en el quinquenio”, al tiempo que detalló que hay 6.500 unidades en obras en 170 cooperativas, 60 % de las cuales están en el interior del país.

Además, informó que se adjudicaron 80 viviendas para pasivos en Montevideo y otras 30 en Fray Bentos para trabajadores, y que se entregaron viviendas a familias que fueron afectadas por inundaciones en Artigas, Salto y Paysandú.

“Hay 900 realojos en todo el país con más de 80 intervenciones por año del Plan de Mejoramiento de Barrios, que realiza infraestructura en los barrios más carenciados”, apuntó la ministra.

Destacó que para el 2018 habrá 40 proyectos para más de 1.000 viviendas nuevas, de las cuales 30 son para población en general y 10 para pasivos. En otro tramo de la conferencia, sostuvo que en el sector privado hay 6.500 viviendas promovidas terminadas, 4.500 en obra y 5.000 cuya construcción va a comenzar. Añadió que en la actualidad son 600 las obras por el sistema de autoconstrucción. También detalló que hay más de 10.000 contratos de alquiler garantizados por el ministerio.

En otro orden, de León indicó que la cartera bajo su responsabilidad trabaja para finalizar el proyecto de ley para inmuebles abandonados, que está basado en los anteriormente presentados y “busca instalar familias en la ciudad consolidada con servicios e infraestructura adecuada”. Al respecto explicó que “debe definirse la doble situación de abandono y que el bien afecte la calle y el barrio para que sea posible intervenir con una actuación judicial rápida”.

Por su parte, la Comisión Pro Erradicación de la Vivienda Rural (MEVIR) y el Instituto de Colonización (INC) acordaron construir viviendas e infraestructura por 160 millones de pesos, según se anunció desde Presidencia de la República (www.presidencia.gub.uy). En este sentido, la presidenta de Mevir, Cecilia Bianco, y su par del Instituto Nacional de Colonización (INC), Jacqueline Gómez, firmaron un convenio marco de cooperación por el que se invertirán 160.000 unidades reajustables (UR) para construir viviendas, salas de ordeñe y galpones, así como mejorar la caminería, electrificación y alambrados perimetrales.

Bianco y Gómez suscribieron ese acuerdo interinstitucional con la finalidad de un mejor aprovechamiento de los recursos y una complementariedad técnica, a los efectos de realizar más de 60 intervenciones focalizadas en la construcción de viviendas en colonias del Instituo Nacional de Colonización.

A través de este acuerdo, Mevir asume la obligación de proporcionar asistencia técnica al INC para los servicios profesionales de arquitectura, agrimensura, trabajo social y geología en la realización de programas y proyectos, ejecución, administración, contralor y dirección de las obras, además de aportar todos los equipos de infraestructura necesarios.

 

Convenio por dos años 

Bianco explicó que el convenio que desarrollará acciones durante dos años implicará un costo total de 160.000 UR (160 millones de pesos) y unas 80.000 UR por año, cifras que permitirán la concreción de un proyecto en el que trabajan ambas instituciones desde hace un año y medio.

También posibilitará la planificación de acciones para continuar el trabajo que ya se concreta en más de 20 colonias del INC, además de impulsar el óptimo manejo de recursos humanos y económicos.

Hasta el momento, Mevir totalizó más de 600 intervenciones junto al INC a lo largo de su historia en todo el país. “En lo que va del quinquenio, hemos hecho trabajos de modo coordinado por unas 130.000 unidades reajustables, lo cual nos permite decir que en el quinquenio esta entidad hará un esfuerzo en coordinación con Mevir, lo cual redundará en la realización de infraestructura productiva y de vivienda por casi 10 millones de dólares”, señaló la jerarca.

Gómez destacó que el INC ha definido como prioritario trabajar en el acceso a la tierra y en las condiciones de vida de los productores familiares y de los asalariados rurales para que puedan desarrollar sus proyectos, acción que calificó como aporte a la construcción del desarrollo rural de las personas que viven en esas zonas.

Publicado en Noticias

El Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente a través de su titular Eneida de León, anunció la nueva escala de valores máximos para acceder a programas habitacionales existentes, considerando ingresos de 40 unidades reajustables (UR) para una persona, 60 para el caso de dos, 72 para núcleo familiar de tres miembros, 84 para cuatro y 96 para cinco o más.

 De León anunció que la cartera a su cargo aprobó una resolución que aumenta los ingresos máximos de personas y núcleos familiares para acceder a programas habitacionales, con el objetivo de que más ciudadanos puedan hacerlo.

En el marco del anuncio, explicó que hasta ahora existía un tope de ingresos único de 60 UR, equivalentes hoy a casi 61.000 pesos, que no contemplaba la composición del núcleo familiar. “Ahora hacemos hincapié en el ingreso per cápita y no en un ingreso único”, explicó la jerarca.

En tal sentido, la nueva escala va desde 40 UR, unos 41.000 pesos, para un integrante, 60 para dos, 72 para tres, 84 para cuatro hasta 96 para cinco o más miembros del núcleo familiar.

Destacó que esta nueva resolución “contempla la realidad de muchas familias”. “La modificación avanza en la dirección de profundizar las políticas y alcanzar metas comprometidas por el gobierno en el Plan Quinquenal de Vivienda 2015-2019, en cuanto a la implementación de planes de vivienda y hábitat que contemplen la heterogeneidad de los hogares a los que están dirigidos”, afirmó. La ministra agregó que la integración de las familias destinatarias de los programas habitacionales del ministerio constituye una variable relevante para determinar quiénes pueden acceder a estos planes.

 

Programas de viviendas

De León indicó, también, que una evaluación de la normativa vigente hasta ahora identificó la necesidad de realizar cambios que permitirán ampliar el acceso a los programas de vivienda, sobre todo a aquellas familias más numerosas, lo cual, a su vez, lo hace más consistente con la política de subsidio. De esta forma, se resolvió ampliar el tope de ingreso que se acepta para postular a los programas habitacionales, “en particular para aquellos hogares que tienen mayor número de integrantes”, señaló.

De León agregó que “se extiende el acceso a hogares pertenecientes a los quintiles sociales de menores ingresos, que bajo la normativa anterior quedaban excluidos del acceso a los programas habitacionales, y se contribuye al conjunto de las políticas sociales del país que procuran una distribución más justa de los ingresos y de la riqueza”.

Publicado en Noticias

El Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente y el Plan de Mejoramiento de Barrios entregaron 19 viviendas en la rambla del arroyo Pantanoso entre Lanús y calle 1, hecho que completó otra etapa de los 127 realojos previstos en El Apero, Nuevo Colón y 8 de Mayo. Entre la construcción de casas, saneamiento, agua potable, energía eléctrica y vialidad se invirtieron 270 millones de pesos.

Con respecto a la modalidad de financiamiento de los 270 millones de pesos, Cecilia Cairo, responsable del Plan de Mejoramiento de Barrios, dijo que esa dirección aportó una parte de los dineros que se utilizaron en infraestructura; hizo lo propio la Dirección Nacional de Vivienda y también la Intendencia de Montevideo.

El proyecto determinó el realojo de 127 familias por motivos de inundabilidad, instalación de torres de alta tensión y amanzanamiento. En tal sentido, ya fueron realojadas 101 familias, 86 a viviendas nuevas construidas en la zona, 12 a viviendas usadas adquiridas y tres que se mudaron a otros barrios; otras siete viviendas están en construcción y se entregarán este año; hasta el momento el 99 % de estas obras ya fue ejecutado.

Cairo destacó que a los 127 realojos hay que agregarle todas las obras de infraestructura en los asentamientos El Apero, 8 de Mayo y Nuevo Colón que se ubican en la periferia noreste de Montevideo, sobre las márgenes del arroyo Pantanoso y al sur de avenida Lezica, como pluviales, alumbrados, calles, saneamiento, infraestructura con la que los vecinos recuperaron una zona que se integra con plenitud al Municipio G de la capital del país.

El Plan de Mejoramiento de Barrios comenzó los trabajos de realojos en esta zona en 2014 y este año finalizarán las obras en El Apero y Nuevo Colón. Con su finalización, las familias del barrio pagarán contribución inmobiliaria y todos los impuestos, así como luz, agua o teléfono, con lo que pasan a ser parte de la ciudad donde durante un tiempo fueron invisibles, afirmó Cairo.

En corto y mediano plazo, el Plan de Mejoramiento de Barrios proyecta más acciones en Montevideo, sobre todo en la zona oeste, en los barrios Cerro, La Teja y Nuevo París. También se harán realojos en Canelones, Salto, Artigas y en otros departamentos, intervención que llegará a más de 9.000 familias. La funcionaria agregó que en este período de gobierno, el Plan de Mejoramiento de Barrios ya benefició a unas 4.500 familias del país.

 

 

Mevir invertirá U$S18 millones

En otro orden, la Comisión Honoraria Pro Erradicación de la Vivienda Rural Insalubre (MEVIR) prevé invertir en los departamentos de Flores, Durazno y Florida unos 18 millones de dólares hasta 2020, en el marco de los Planes Integrales de Proyectos Locales.

La modalidad de Planes Integrales de Proyectos Locales procura el objetivo de construir 3.000 viviendas nuevas, 3.000 ampliaciones y refacciones de casas y 2.000 conexiones de energía eléctrica, saneamiento y unidades productivas, como salas de ordeñes y galpones, según la planificación propuesta para el período 2015-2019 por la dirección de MEVIR, desempeñada por Cecilia Bianco.

Bianco dijo a la Secretaría de Comunicación Institucional que en la región VI (Flores, Durazno y Florida) se están construyendo obras en El Carmen, y que en Carlos Reyles hay obras de saneamiento y reparaciones, así como en la localidad de Juan José Castro.

También están aprobados proyectos para las microrregiones de Blanquillo y La Paloma, en Durazno; La Cruz-Pintado, en Florida; la microrregión Cerro Colorado, en Flores, y la regularización de planes existentes de MEVIR en Flores.

La funcionaria explicó que se realizan intervenciones integrales para la construcción o refacción de viviendas, pero que también se toma en cuenta el abordaje de vida comunitario con miras al desarrollo local, junto con la planificación de los centros poblados, la inclusión social y el acceso a la vivienda como un derecho, la participación de las personas, la innovación constructiva y la sostenibilidad ambiental.

Agregó que la planificación por regiones potencia capacidades y oportunidades en el territorio y que mejora la articulación con instituciones y redes locales, así como la eficiencia en el trabajo de equipos técnicos, la gestión del personal, los materiales y la logística de obra.

Hasta el momento, MEVIR inauguró 29.002 unidades constructivas, de las cuales 3.816 son unidades productivas y 24.486 son viviendas nucleadas, además de otras 700 construcciones, entre las que se destacan equipamientos comunitarios para escuelas, comisaría, policlínicas y espacios públicos en el medio rural o en localidades de hasta 5.000 habitantes.

Publicado en Noticias

El Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, a través del programa Compra de Vivienda Nueva, convocó a la ciudadanía a inscribirse al llamado para comprar unidades habitacionales de dos y tres dormitorios en la ciudad de Maldonado y de dos dormitorios en la ciudad de Tacuarembó. Los interesados pueden inscribirse en las oficinas de la dependencia en esos dos departamentos.

El llamado que se realiza para Maldonado está dirigido a familias con ingresos de entre 15 y 60 unidades reajustables (entre 14.805 y 59.220 pesos actualmente), que incluyan entre sus integrantes un menor de 18 años o una persona con discapacidad, lo que deberá documentarse con constancia del Banco de Previsión Social.

Para acceder a la vivienda se debe contar con 8% del valor de la vivienda de ahorro previo. Al momento de la inscripción, las personas interesadas deberán demostrar que poseen al menos 4%, mientras que el resto deberá ser entregado al momento de la escritura.

El Ministerio de Vivienda comunica que el llamado para Tacuarembó no exige ahorro previo. Está dirigido a personas de edades entre los 18 y 60 años, cuyos hogares estén integrados por un máximo de cuatro personas y una de ellas sea menor de edad o tenga una discapacidad. Las familias deben acreditar al menos un año de residencia en la ciudad de Tacuarembó y manifestar disponibilidad para aportar 20 horas semanales de trabajo en la construcción de las viviendas.

Para inscribirse a este llamado, los interesados deben percibir ingresos líquidos de entre 15 y 45 unidades reajustables (entre 14.805 y 44.400 pesos), al  menos uno de los titulares debe ser ciudadano uruguayo y al menos uno de los titulares debe ser menor de 60 años. Todos los integrantes del núcleo familiar que trabajen deben presentar historia laboral.

Los interesados, en ambos llamados, no deben poseer vivienda propia o ser promitentes compradores del Banco Hipotecario del Uruguay o de la Agencia Nacional de Vivienda, no deben haber sido destinatarios efectivos de subsidio habitacional proporcionado por el Estado, no deben registrar operaciones incumplidas en el Clearing de Informes ni estar afectados por inscripciones en el Registro de Actos Personales.

Las condiciones agregan que se deberá presentar recibos de UTE, OSE o Antel que certifiquen un año de residencia en la ciudad para donde se hace la convocatoria. Como en el resto de los programas de la secretaría estatal, si la cantidad de inscriptos supera a la oferta de viviendas disponibles, se realizará un sorteo ante escribano público.

Publicado en Noticias

María Moraes, representante del Ministerio de Vivienda en Dolores explicó que en la primera quincena de diciembre “se entregaron 92 viviendas en Dolores, 62 de ellas construidas por Mevir y 30 por la empresa Schmidt, y, en los últimos días, otras 29 por parte de la empresa Ebital en el Parque Lavalleja, mientras que las 57 restantes de las programadas para los afectados por el tornado estarán prontas en abril”.

Tras la entrega del pasado jueves 9 de marzo en Dolores, por parte de la empresa Ebital, de 29 viviendas de las 86 que se construyen en Parque Lavalleja, Moraes aseguró a la Secretaría de Comunicación Institucional que esa firma tendrá prontas otras 25 a fines de marzo. Al concluir abril, las 86 casas estarán terminadas y entregadas a las familias.

Moraes explicó que, de esta forma, se instalan en sus nuevas casas las familias que estaban alojadas en contenedores en los barrios Parque Lavalleja, Cadol y en predios de la escuela N° 102.

Las familias deben gestionar los trámites para contar con los servicios de UTE y OSE a sus nombres. “Luego de esta instancia, ya tendrían todos los servicios necesarios”, aseguró la jerarca.

Respecto al trabajo de la empresa Schmidt, Moraes dijo que en los primeros días de diciembre pasado esta firma entregó las 30 viviendas que se habían pautado, las que se construyeron en predios de las familias.

La Comisión Honoraria Pro Erradicación de la Vivienda Rural Insalubre (Mevir) culminó en su totalidad, también en marzo, la construcción de 62 viviendas nuevas que fueron entregadas a las familias. De esta manera, en los últimos días del año pasado se entregaron 62 viviendas de Mevir y 30 edificadas por Schmidt.

La funcionaria también informó que el Ministerio de Transporte y Obras Públicas realiza reparaciones en 10 casas, la Intendencia de Soriano finalizará a fines de marzo las obras de refacción, y se desarrollan trabajos en los centros de estudio por parte de la Administración Nacional de Educación Pública.

 

Trabajo coordinado

En tal sentido, agregó que el Ministerio de Transporte terminará en los próximos meses la supervisión de obras en comercios, donde concretan reparaciones cuadrillas contratadas por el Instituto de Empleo y Formación Profesional (Inefop).

“Todos los trabajos, tanto en construcción de vivienda nueva como en reparaciones de casas articulares y comercios, culminarían en su totalidad antes de mitad de año”, dijo.

También señaló que se entregaron todos los materiales donados, subrayó que actualmente algunas familias finalizan los trabajos de reparación en sus viviendas y que, cuando necesitan materiales, estos son comprados con dinero donado, que es administrado por la Oficina de Planeamiento y Presupuesto.

Publicado en Noticias
Página 1 de 3
Top