JoomlaLock.com All4Share.net

La Facultad de Arquitectura realizó un relevamiento “inmuebles visiblemente abandonados” que señala que existen al menos 90 viviendas en ese estado dentro de los límites del Municipio CH, que abarca Punta Carretas, Pocitos, Buceo, Tres Cruces y Parque Batlle.

El referido estudio, a cargo de los arquitectos Mariana Ures y Gonzalo Bustillo, da cuenta que los valores de estos inmuebles, teniendo en cuenta los datos del Servicio de Catastro y Avalúo de la Intendencia de Montevideo,  es de 10.500.000 de dólares, lo que equivale al costo de construcción de cinco edificios de vivienda de diez pisos de altura. La superficie del total de estas viviendas abandonadas es de 30.392 m2, lo que equivale aproximadamente a cinco manzanas de la ciudad.

Si bien todas las deudas originales de estos inmuebles ascienden a apenas US$ 62.689, el total de la deuda acumulada, sumando multas y recargos, ronda los US$ 2 millones. No obstante, el 67% de los inmuebles visiblemente abandonados no tiene deudas: son solamente 12 los padrones morosos, destaca el informe.

El relevamiento realizado del Municipio CH, que tiene una población de 160.000 habitantes, conllevó un año de trabajo, en el que también participó la Defensoría del Vecino, se identificaron 15 inmuebles "en condición de potencial intrusión de terceros". Del conjunto de 90 viviendas, hay 29 con obstrucción total de sus aberturas en planta baja.

De considerarse los inmuebles tapiados total y parcialmente, la cifra asciende a 40 casos. A su vez, se determinó la existencia de 19 inmuebles que, por su estado ruinoso, presentan "riesgo ostensible".

En cuanto a la titularidad de los bienes inmuebles, 73 registros obtenidos en el proceso de análisis permitieron establecer que en el 62% de los casos pertenecen a personas físicas, 36% a personas jurídicas y 1% al Estado. Sobre el restante 1% no hay datos.

 

Problemática

Asimismo, el documento señala que en los últimos 25 años en Montevideo se ha escrito y analizado mucho sobre el problema del vaciamiento de áreas centrales. "Pero en el mismo período, no se han aplicado instrumentos de política pública directos para el manejo de los edificios vacíos en dichas áreas", expresa el documento.

En cuanto a cuáles son las razones por la que hay tantos edificios abandonados en Montevideo, los arquitectos Ures y Bustillo, sostienen que “como sociedad no hemos generado normas que sean un signo claro de desestimulo y transformación activa de dicha práctica social. El nuevo marco jurídico para el manejo del tema no instituye la noción de que dejar propiedades vacías durante extensos períodos es una práctica contraria a la construcción de un proyecto sostenible de ciudad".

Los responsables del estudio señalan además que si bien existen un conjunto de normas, tales como impuestos a la edificación inapropiada, dirigidas a regular situaciones de riesgo edilicio, ruinosidad, y construcciones tapiadas, “al día de hoy no se cuenta con sistemas de inspección que permitan la aplicación de la norma.

"La inexistencia de mecanismos de inspección de rutina sobre el amplio espectro de casos de edificación inapropiada, además impedir la aplicación de la norma y el intento de regulación del fenómeno, redunda en una pérdida de posibilidades de recaudación por parte de la Intendencia", sostiene el documento.

 

Soluciones legislativas

Por su parte, el alcalde Carlos Varela (Frente Amplio) del Municipio B y el alcalde Andrés Abt (Partido Nacional) del Municipio CH, pidieron que el Parlamento acelere la aprobación de un proyecto de ley que apunta específicamente a resolver esta problemática. Dicho proyecto al que hicieron referencia los alcaldes responde a la iniciativa de los diputados Alfredo Asti y Mauricio Guarinoni (Asamblea Uruguay). Fue presentada en 2012 pero, al no haber sido considerada en la pasada legislatura, fue nuevamente elevada al Parlamento en 2015.

En términos generales apunta que si el propietario de la finca no cumple con sus deberes en un lapso superior a cinco años, la misma será declarada “vacante” y, a pedido de las intendencias o el Instituto Nacional de Colonización, ser ingresada al dominio fiscal y utilizada con fines sociales.

Según el censo de 2011, el municipio que presenta mayores dificultades con las viviendas abandonadas es el B, que abarca a Ciudad Vieja, Barrio Sur, Palermo, Centro y Cordón. En tanto, la mayor concentración de casas vacías se da en el casco histórico; el CCZ N° 1 es donde el porcentaje se separa ampliamente del resto de los comunales.

Según otro estudio realizado el año pasado por la Facultad de Arquitectura, en las áreas centrales de Montevideo —contenidas fundamentalmente dentro de los municipios B y C— hay 339 padrones visiblemente abandonados. Podría parecer poco en un plano de 2.500 manzanas, pero si se las pusiera todas juntas, abarcarían 15 manzanas enteras, o 2.350 viviendas "tipo" de 75 m2.

Algunos cálculos indican que en Montevideo hay unas 17.000 propiedades vacantes y ruinosas, y un stock aproximado de 13.000 en alquiler. Todo esto ocurre ante un reclamo permanente de viviendas y de rebaja de alquileres, en el que la oferta y la demanda juegan un rol fundamental.

Publicado en Interés
Top