JoomlaLock.com All4Share.net
Miércoles, 29 Marzo 2017 18:07

Uruguay y Alemania buscan lograr acuerdo

El ministro de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi  resaltó el aporte que el gobierno de Alemania pueda realizar en materia de desarrollo de infraestructura ferroviaria y manifestó que aguarda que inversores de ese país se interesen en financiar parte de las obras proyectadas. El jerarca consideró que el llamado para habilitar vías férreas que faciliten la inversión de la segunda planta de UPM no debería postergarse más allá de mediados de año.

El jerarca se refirió a la visita que el viceministro de Transporte e Infraestructura Digital de Alemania, Rainer Bomba, realiza a Uruguay, instancia que posibilita la firma de un acuerdo vinculado con el desarrollo ferroviario. Explicó que su par alemán viene en respuesta a la visita que el presidente Tabaré Vázquez y una delegación oficial realizaron hace menos de dos meses y que se procura afinar un compromiso de entendimiento.

También sostuvo que el involucramiento que se aguarda de las autoridades alemanas incluye que transmitan a Uruguay su experiencia sobre el tema, que brinden el apoyo para construir “lo que solos no sabríamos hacer” y que interesen a los inversores alemanes para que financien buena parte de las obras.

Consultado sobre los avances respecto al proyecto de instalación de una segunda planta de UPM, el ministro dijo que se está trabajando mucho y que no solo dependen de aspectos de infraestructura, sino también de temas económicos que deberán definirse en cada una de las áreas. “Soy optimista por cómo están planteadas las cosas y creo que llegaremos a tiempo”, indicó.

Señaló que hay definiciones en el puerto, que están bastante delineadas las necesidades en materia de caminería y que se trabaja bien en la definición del tramo ferroviario, que es uno de los aspectos que más preocupa. Manifestó que aguarda que, no más allá de mediados de año, se realice el llamado en materia ferroviaria.  Asimismo, indicó que existe “mucho interés de inversores”, no solo de Alemania.

El ministro también recorrió el predio donde funcionaba un centro de reclusión de la dictadura en Canelones, donde él mismo estuvo detenido. Lo hizo acompañado de otros compañeros que estuvieron en similar condición. Rossi reconoció cada uno de los espacios, narró algunas anécdotas y dijo que cree que es una vivencia que vale la pena transmitir. “El mundo sigue andando y nosotros tuvimos la felicidad de haber pasado por una experiencia de este tipo y haber salido. Recompusimos nuestra vida y pudimos contarlo”, sostuvo.

“Fueron años muy difíciles para muchos, pero no tanto para los que estábamos presos, sino para nuestras familias que debían seguir viviendo, alimentando a nuestros hijos y cumpliendo las obligaciones. Cada uno saca su resumen. Pienso que a pesar de esta experiencia pudimos seguir haciendo lo que creíamos”, concluyó Rossi.

Publicado en Noticias

Un predio de 50.000 metros cuadrados sobre la ruta N° 101,fue adquirido por la empresa Bromyros, para localizar su nueva planta industrial. La inversión del proyecto ronda los US$ 12 millones e implica maquinaria innovadora.

Según informó el diario El País, en una nota de Elisa Tuyaré, dicha planta, cuya inauguración se prevé para fines de este año, consta de dos estructuras: la primera alberga una nueva línea de producción y tiene una superficie de 6.000 m²; la segunda operará como centro logístico de materias primas y ocupará unos 700 m².

En la actualidad, la empresa uruguaya, especializada en desarrollar aislaciones térmicas, se enfoca en construir “paneles sándwich” (isopaneles) con núcleo de espumaplast (EPS) como aislante térmico para la construcción. No obstante, en mercados maduros como el europeo los paneles más utilizados en el rubro de la construcción son con núcleos de Poliuretano (PUR) y Poliisocianurato (PIR), productos más eficientes, que, en Uruguay, por el momento se importan por no contar con fabricación propia, según apuntó el gerente general de la empresa, Uwe Thomsen.

Bromyros pretende cambiar esta situación. “Vamos a fabricar paneles con núcleo PUR y PIR para atender otros segmentos, cubrir necesidades y requisitos a los que en la actualidad no podemos llegar con el EPS”, afirmó Uwe Thomsen a El País.

Con el fin de lograr este objetivo,  la empresa adquirió maquinaria de última generación que permitirá realizar todo el proceso en forma totalmente automatizada, controlada por un software y videocámaras que otorgan un “grado de precisión y calidad al nivel de las principales líneas de producción de Europa”, explicó el jerarca. La innovadora producción será pionera en la región y ofrecerá una ventaja para comercializar los productos en el exterior a precios competitivos.

En la actualidad, Bromyros produce por año 400.000 m² de paneles de EPS y con la nueva planta prevé incrementar la producción entre 40% y 50% a mediano plazo. Sin embargo, la maquinaria tiene capacidad para aumentar un 300% la fabricación actual aunque la firma quiere ganar mercados antes de explotar al máximo la producción.

La empresa aspira exportar a países de América Latina más allá de los limítrofes Brasil, Paraguay o Argentina que suelen estar en el radar de toda industria uruguaya. “El costo del transporte marítimo muchas veces es inferior al terrestre, lo que permite llegar a destinos más lejanos con costos iguales o inferiores que los regionales”, sostuvo. “Obviamente no descartamos África y Europa”, concluyó el ejecutivo.

La planta estará finalizada para el 70° aniversario de la compañía que comenzó en 1948 como un taller metalúrgico e incursionó en la producción del material aislante térmico: poliestireno expandido, descubierto por la multinacional alemana BASF. El producto se registró en Uruguay con el nombre de espumaplast. Veinte años después, produjo «paneles sándwich» con núcleo de este material, producto estrella de Bromyros. “Al coincidir con el aniversario 70 de la compañía (2018), queremos dejar otra huella de crecimiento y desarrollo inaugurando una nueva planta industrial que permita la fabricación de ‘paneles sándwich’ de última tecnología y diversas aplicaciones, alineados a las tendencias mundiales”, subrayó Uwe Thomsen.

Publicado en Empresariales

Los bajos costos de construcción y el estímulo tributario han hecho de Paraguay uno de los mercados más deseados por inversores de la construcción y desarrolladores inmobiliarios. De hecho, según consigna el portal chileno Economía & Negocios, varios empresarios del país trasandino lo eligieron como un destino atractivo para hacer negocios.

Según cifras de la Cámara de Comercio Paraguayo-Chilena (Capachi), las empresas chilenas invirtieron cerca de US$ 20 millones en 2016 en Paraguay. De ellos, 40% fue al sector inmobiliario, 35% a fondos de inversión y 25% al sector industrial y agro. La explicación, según señaló el inversionista chileno Jorge Vigil ,es que dicho país está viviendo un fenómeno económico por el que ya transitaron otros países de la región, como el que vivió Chile hace 20 años, y Perú hace 10 años, lo que permite augurar que Paraguay contará en los próximos años con una vigorosa clase media.

Para empresarios paraguayos, a su turno, Chile representa un modelo a seguir, debido al crecimiento y libre comercio que ha experimentado, por lo que asociarse con empresarios chilenos les resulta cada vez más atractivo, añade Sara Laterza, socia y gerente general de Disal Paraguay, firma que presta servicios de baños químicos y tratamientos de aguas, entre otros, y tiene sede también en Chile y Perú.

 

Mega emprendimientos

Urban Domus (UB) es el nombre del emprendimiento de la firma inversionista chilena Megeve que está llevando a cabo proyectos inmobiliarios residenciales en Asunción. Sin más socios que el gestor y director general Mario Cuevas Valdés, UB está construyendo dos edificios de departamentos para segmentos medios en los barrios Jara y Recoleta de la capital paraguaya. Uno de los edificios, que lleva 15% de avance en la construcción, ya tiene el 30% vendido. El otro edificio está en proceso de licitación con miras a iniciar la construcción en abril, y tiene 20% de los departamentos reservados.

Además de estos dos proyectos -cuya inversión ascendería a unos US$ 10 millones-, están en la búsqueda de dos terrenos más para empezar con dos nuevos proyectos este año, dado el buen desempeño que están teniendo con los anteriores, “siempre pensando en departamentos que van desde los US$ 90 mil a los US$ 150 mil”, explicó Mario Cuevas, sobre el segmento y precio de venta en el que se están posicionando, el equivalente a entre $60 millones y $100 millones chilenos la unidad.

Cuevas destacó que son la primera empresa que partió de cero con capitales chilenos exclusivamente, sin socios paraguayos, y deja entrever que la idea es seguir creciendo. “Estos dos proyectos tienen una venta de US$ 12 millones y pretendemos manejar, de aquí a un par de años más, un stock de más o menos US$ 30 millones”, agregó.

 

Trabajo de campo

Según testimonios de otros especialistas inmobiliarios, Megeve llevaba ya algunos años investigando el mercado paraguayo; lo visitaron y se han reunido con distintos empresarios, autoridades y otros personeros, indagación de mercado que resultó favorable. Esto porque lo vieron como un país donde hay una buena recepción para el inversionista, debido a su sistema tributario, aunque no fue el único factor de atractivo. También vieron como una buena oportunidad las tasas de crecimiento del país, la estabilidad en las reglas y un mercado donde hay mucho por hacer. Por ejemplo, el sector inmobiliario está poco desarrollado en el segmento medio, por lo que vieron potencial de crecimiento. A esto se suma la disponibilidad de terrenos y la alta probabilidad de hacer factibles los proyectos.

Otro de los grandes proyectos inmobiliarios, en manos de chilenos, corresponde a Laguna de Limpio. Se trata de una iniciativa emplazada en un terreno de 140 hectáreas, ubicado cerca de la ciudad de Limpio, a 22 kilómetros del centro de Asunción y a un costado de la Ruta Nacional 3, carretera que se espera que reduzca los tiempos de viaje desde la ciudad de Limpio al centro de Asunción, a unos 25 minutos promedio.

Tras el proyecto están los gestores chilenos Jorge Vigil y Juan Carlos Latorre -director de la empresa Prohabit-, junto a otros inversionistas. “Lo que nosotros estamos haciendo es replicar el modelo que hizo Juan Carlos Latorre con Prohabit en Chamisero y Chicureo. Cuando se abrió la Radial Nororiente se produjo el boom de Chicureo y todo el desarrollo inmobiliario que existe en este momento en Chicureo y Chamisero”, afirmaVigil, presidente de la sociedad dueña de los terrenos, Laguna de Limpio S.A. El empresario explica que la ciudad de Limpio se asimila a la ciudad de San Bernardo, tiene 200 mil habitantes y estas 140 hectáreas están a 3 kilómetros de la ciudad.

Este gestor explicó que para llegar al terreno de su proyecto, hicieron estudios de mercado, “nos caminamos la ciudad completa y los alrededores, y al final llegamos a esta joyita que tenemos ahí, que estamos seguros va a ser un excelente negocio”, afirmó.

Los gestores están buscando empresas constructoras que quieran sumarse y desarrollar sus propios proyectos en el terreno que, hasta ahora, cuenta con un único anteproyecto aprobado, de 1.050 departamentos.

Los mismos inversionistas, junto a la empresa constructora Besalco y otros inversionistas paraguayos, están por comenzar la construcción de un edificio de 150 departamentos en el barrio Bernardino, en el centro de Asunción, que según afirman conocedores del proyecto, se asemeja al barrio El Golf de Santiago. Se estima que la venta de los departamentos comience en dos meses más.

Otro proyecto liderado por el chileno José Luis Saavedra y un grupo de paraguayos es Autoestación, un edificio de ocho pisos de estacionamientos y locales comerciales en la primera planta y un espacio de cowork y terraza para salón after hour en el último piso.

La inversión suma US$ 3,5 millones y debido al buen resultado, los socios adquirieron un segundo terreno y se encuentran diseñando el proyecto. José Luis Saavedra explicó que la idea es que, en la medida que la necesidad vaya surgiendo, pretenden seguir creciendo en este nicho.

Publicado en Noticias

Saeta Yield, filial de renovables de ACS, ha salido al exterior al comprar dos parques eólicos de Uruguay, que suman una potencia total de 95 megavatios (MW), por un importe de 65 millones de dólares (unos 60 millones de euros), según informó la empresa.

La compañía también participada por el fondo GIP inicia en Latinoamérica su internacionalización con esta operación, que costeará con liquidez disponible y espera cerrar en el primer semestre del año.

Saeta ha comprado sus dos primeros activos internacionales a Corporación América y Grupo San José. Se trata de los parques “Carapé I” y “Carapé II”, ubicados en el Departamento de Maldonado.

Ambas instalaciones están en servicio desde hace más de un año y venden la energía que producen a la principal eléctrica de Uruguay con quien tiene un contrato de largo plazo.

Saeta asegura que se trata de una adquisición que aporta valor a la compañía y que genera flujos de caja "desde el primer año".

La compra de los parques con los que inicia su internacionalización es la segunda que la compañía acomete desde su constitución y salida a Bolsa a comienzos de 2015, tras la adquisición de dos plantas termosolares en España el pasado año.

Hasta ahora, los parques pertenecían a Corporación América, el holding del empresario argentino Eduardo Eurnekian. Ambos parques, situados en  Maldonado, constan de 31 generadores eólicos con una capacidad total de 95 megavatios (MW).

Cabe recordar que las dos instalaciones están operativas desde hace más de un año y venden su energía en el marco de un contrato a largo plazo con UTE. El promedio de vida restante de estos acuerdos de precio es de 21 años.

Se trata de la primera inversión internacional de Saeta Yield, que le permitirá convertirse en uno de los primeros operadores de energía eólica de Uruguay. La operación será financiada con liquidez disponible y está previsto que se cierre en el primer semestre de este año.

Saeta Yield opera 789 megavatios de energía renovable eólica y termosolar en España, a los que se sumarán ahora los 95 megavatios de Uruguay. El plan estratégico prevé la compra en los próximos años de una potencia instalada de, al menos, 450 megavatios, tanto en Europa como en América Latina. En los últimos años en los que Uruguay pasó de la generación a través de combustibles fósiles a fuentes renovables, los molinos eólicos se han convertido en parte casi icónica del paisaje. El país ya tiene 24 parques eólicos operativos y cuatro más en etapa de ensayo.

Publicado en Noticias

El Ministro de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi, destacó que carreteras que antes se pavimentaban cada 30 años hoy necesitan construirse desde la base por el aumento del tránsito y las cargas. Actualmente no alcanza “con tirar un poco de asfalto por arriba, sino que es necesario rehacer las rutas desde su base”, sentenció el secretario de Estado.

“Desde 1990 las cargas se multiplicaron casi por cinco debido al aumento de la producción, con una inversión promedio en rutas de 122 millones de dólares, absolutamente insuficiente para este proceso”, afirmó el secretario de Estado durante su exposición en el ciclo “Desayunos útiles”, organizado por la revista Somos Uruguay, el pasado martes 29 de noviembre.

Rossi aseguró que actualmente no alcanza “con tirar un poco de asfalto por arriba” sino que es necesario rehacerlas desde su base “porque donde había un camino secundario o terciario, ahora debe construirse una carretera capaz de resistir las nuevas cargas en número y peso”. En otro tramo de su intervención manifestó que “desde 1990 a la fecha las cargas se multiplicaron casi por cinco debido al aumento de la producción y en los últimos 11 años se multiplicaron casi tres veces más”. Desde ese año -repasó el ministro-, se invirtió un promedio de 122 millones de dólares en valores constantes, con picos altos y bajos de 289 millones de dólares en un año y de 55 millones de dólares en otro”. Esto es “absolutamente insuficiente para este proceso de aumento de la demanda”, afirmó.

 

Proyectos en marcha

El secretario de Estado enumeró las diferentes modalidades que el gobierno desarrolla enmarcadas en el Plan Nacional de Infraestructura anunciado por el presidente Tabaré Vázquez y que alcanzará los 12.000 millones de dólares en el período.

En primer lugar destacó la inversión en caminería rural, donde la responsabilidad es de las intendencias pero con respaldo del Gobierno nacional. Recordó que ahora es coordinado por la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP). Subrayó que aumentó la inversión en 46 millones de dólares, de 18 millones de dólares anuales pasó a 46 millones de dólares, o sea que “son 230 millones de dólares en los cinco años”.

En lo que corresponde a su cartera, explicó que para mantenimiento por administración del Presupuesto Nacional son 1.963 kilómetros con 30 millones de dólares para 2016 y una cifra similar para el próximo año. A esto se suman otros proyectos que atienden 1.108 kilómetros más con una inversión de 65 millones de dólares en 2016 y 49 millones de dólares en 2017.

Rossi se refirió a los mecanismos de concesión, fundamentalmente con la Corporación Vial del Uruguay, que tiene previstos 132 proyectos que incluyen 5.857 kilómetros de rutas y 2.282 metros de puentes, con una inversión de 210 millones de dólares en 2016 y 306 millones de dólares en 2017. En este momento hay obras de doble vía en rutas 8 y 101, proyectos en la ruta 30 y en la 27 y adelantó que habrá un “trabajo grande” en la intersección de Avenida Giannattasio y Ruta Interbalnearia.

También repasó los ocho proyectos de Participación Público-Privada (PPP). Al respecto dijo que están a punto de comenzar las obras del primero de ellos, en las rutas 21 y 24 con el acceso a Nueva Palmira. Además en las rutas 12, 54, 55, 57 con puente en Carmelo se está en la etapa final y la adjudicación provisional se estima para finales de año o principios del que viene.

Con respecto a las rutas 9, 15 y 13 se están evaluando cuatro ofertas y sobre el proyecto para la primera etapa de la ruta 14 de Mercedes a Sarandí del Yí informó que  ya se recibieron ofertas el 15 de noviembre. Este proyecto se complementa con otro entre Sarandí del Yí y Rocha. “Son iniciativas fundamentales porque se trata del cruce trasversal del país desde Mercedes a Rocha”.

También hay proyectos sobre la ruta 3, 6 y 26 en proceso de estudio. Sobre esta última dijo que mientras se analiza el proyecto, “recibirá una reparación total desde Paysandú hasta Tacuarembó” y reconoció que los proyectos PPP no tienen la celeridad deseada y adelantó que a fin de año habrá una evaluación de todo el proceso.

Agregó que  “existen carreteras que no están en condiciones deseables a lo que se suma el mal clima, que durante 2016 no permitió avanzar más rápidamente e hizo suspender obras por 90 días en el correr del año, lo que provocó atrasos en trabajos”.

Publicado en Noticias
Página 7 de 9
Top