JoomlaLock.com All4Share.net

Un informe elaborado por  el Centro de Estudios Económicos de la Industria de la Construcción (CEEIC) sobre las expectativas de los empresarios sobre el sector de la construcción señala que las mismas en mayo se deterioraron con respecto a febrero. El documento sostiene que la percepción actual del sector es negativa, al igual que en informes anteriores, mientras que la percepción futura del sector, que era neutra para febrero, es hoy negativa, y que “ambos balances, determinan un clima de caída en el sector”.  

Desde el CEEIC se explicó que el principal objetivo de esta herramienta de encuesta es monitorear las expectativas de las empresas del sector de  la  construcción  respecto  a  las  principales  variables  económicas,  su  capacidad  instalada  y expectativas  de  crecimiento,  de  manera  tal  de  poder  obtener  información  sobre  la  coyuntura actual y evolución futura del sector y la economía en su conjunto.  

 El trabajo relevó la opinión de 71 empresas asociadas a la Cámara de la Construcción del Uruguay (CCU),  así como de 10 empresas asociadas a Asociación de Promotores Privados de la Construcción del Uruguay (APPCU).   Del total de empresas contactadas se obtuvo una tasa de respuesta de 42%. Los resultados del documento se presentaron en tres secciones: expectativas, capacidad instalad  y evolución de los costos.

En cuanto al primer ítem, las  empresas fueron consultadas respecto a la percepción actual y sus  expectativas  futuras  respecto  a  la  economía  en  general  y  el  sector  de  la  construcción  en particular.  Las  percepción  actual  fue  relevada  mediante  la  percepción  del  estado  actual  de  la  variable  de interés  como  “buena”,  “ni  buena  ni  mala”,  “mala” mientras  que  las  expectativas  son  recogidas mediante la percepción de la evolución futura respecto al estado actual (“al alza”, “igual”, “a la baja”).

En cuanto a la percepción actual de la economía, predominan las respuestas neutras (67,6%), seguida de las respuestas asociadas a una percepción negativa (20,6%). Para el caso de la  percepción actual del sector, existe un 94,1% de respuestas negativas o neutras.    En  cuanto  a  las  expectativas  futuras,  predominan  las  visiones  neutras  tanto  para  la  economía (61,8%)  como  para  el  sector  (50,0%). 

Tanto  para  la  economía  como  para  el  sector  en  segundo lugar se encuentran las expectativas desfavorables (20,6% y 32,4% respectivamente).   

 

Balance negativo

El documento recuerda que, al igual que en el informe anterior elaborado en febrero, se observó un balance actual  negativo tanto para la economía (-8,8%) como para el sector (-32,3%). También al igual que en los resultados del último documento, el  balance de expectativas  toma  un valor   negativo  para la economía aunque menor en magnitud  que  el  anterior  (-2,9%).  Pero  a  diferencia  de  dicho  informe,  donde  el  balance  de expectativas del sector resultó neutro, en la presente edición presenta un valor negativo (-14,7%), lo que supone un retroceso respecto a la última publicación de la Encuesta de Expectativa.

No obstante, expresa el documento, “es importante  destacar  que  se  dieron  cambios  reales  en  los agentes cuyas expectativas del sector al alza en febrero del presente año se tornaron a neutras, mientras  que  aquellos  que  tenían  expectativas  neutras  pasaron  a  ser  negativas,  al  mismo tiempo existe un componente muestral que afecta negativamente el balance de expectativas del sector”.   

 En cuanto a la segunda sección del documento, que refiere a la capacidad instalada, se les pidió a las empresas consultadas que categoricen su situación actual y sus expectativas. Los resultados muestran que el 68,8% se encuentra operando debajo del 70% de su  capacidad  instalada.  Al  analizar  las  expectativas  este  valor  se  ubica  en  73,4%.  Esto  supone  un  deterioro   respecto   al   informe   anterior   que   situaba   estos   valores   entorno   al   64%   y   58%,   respectivamente. Cabe destacar que se vienen registrando aumentos en la cantidad de empresas que declaran estar operando por debajo del 70% de la capacidad instalada desde  la edición de la Encuesta de Expectativas Nº7 – Octubre 2016. 

Asimismo,  se  consultó  a  las  empresas  respecto  a  la   probabilidad  de  expansión   de la capacidad  instalada  en  cuanto  a maquinaria  y  personal.

En este punto, el 64,7% de las empresas ven como muy poco probable o poco probable la expansión de maquinaria, mientras que este resultado es menor para el caso de personal lo que permitiría anticipar que los empresarios  son  más  optimistas  respecto  a  nuevas  contrataciones.                                                                          

 

Evolución de los costos

En la tercera sección (“Evolución de los costos”), el  61,8%  estima  que estos  evolucionan  a  la  par  del  IPC, mientras que el 35,3% espera que evolucionen  por encima. Adicionalmente se consultó a las empresas respecto a los principales factores que influyen sobre sus costos, entre ellos subcontratos, mano de obra, insumos     importados,  insumos locales y costos financieros, a lo que el  79%  contestó como  principal  factor  la  mano  de  obra,  seguido  por  los  insumos locales (9%), costos financieros (6%), insumos importados (3%)  y subcontratos (3%).

Publicado en Noticias

Tras el boom de la industria de la construcción en todo el país hasta el 2012, Maldonado, al igual que otros departamentos del país, sufrió un descenso y estancamiento de las actividades.

Ahora, según un artículo del periodista Miguel Noguez para diario El Observador,  hay, en el departamento fernandino, 17 proyectos inmobiliarios ubicados a lo largo de la costa que totalizan inversiones por US$ 400 millones y prometen volver a dinamizar el mercado laboral con la generación de nuevos puestos de trabajo en 2018.

Según consigna el artículo, la Junta Departamental de Maldonado aprobó los primeros tres proyectos de viabilidad presentados ante la intendencia. El primero de ellos se ubicará en Piriápolis, mientras que los dos restantes serán en la zona de Manantiales.

Los desarrollos proyectados totalizan 240 mil metros cuadrados de construcción. Se ubican en las paradas 2, 17 y 33 de playa Mansa, la calle Gorlero, el complejo Solanas, avenida Roosevelt (parada 16), intersección de las rutas 10 y 104, exhotel Las Dunas, Aidy Grill, Manantiales, rambla de playa Mansa y calle Miguel Ángel, Eje Aparicio Saravia (Rincón del Indio) y Piriápolis.

Cada una de las iniciativas promovidas cuenta con un cronograma de ejecución de obras exigido por la intendencia. Se estableció un plazo para iniciar los trabajos que no podrá superar los dos meses contados a partir de la aprobación del permiso de construcción, que deberá ser presentado también dentro de los 60 días a partir de la aprobación de la consulta de viabilidad. Asimismo, se fija de antemano una fecha de finalización. Esos requisitos llevaron a que un par de desarrolladores privados retiraran proyectos que habían presentado en consulta ante la comuna.  El 70% de la mano de obra que se utilice en los nuevos desarrollos inmobiliarios deberá tener residencia comprobada en la zona, según se establecerá por decreto municipal.

Por otra parte, cada una de esas obras no podrá paralizarse y se considera detenida cuando cuente con una dotación de personal inferior al 50% del necesario para el tipo de construcción, según la etapa en la que se encuentre. De no cumplirse con esos requisitos, los proyectos perderán los beneficios fiscales para los permisos de obra nueva o ampliación de edificaciones existentes otorgados por la intendencia. También se establece que el 70% de las personas que empleen los emprendimientos en la etapa de obras deberán tener con anterioridad jornales registrados por el Banco de Previsión Social (BPS) en el departamento de Maldonado. Eso como forma de priorizar mano de obra que ya está radicada en la zona.

 

Los proyectos

Entre ellos se destaca el edificio de World Trade Center que se proyecta sobre Gorlero y calle 23 frente a la plaza Artigas y a dos cuadras del puerto. Se trata de un edificio de 25 pisos que se destinará a oficinas de servicios, algo similar a lo que hoy ya funciona próximo al puerto del Buceo en Montevideo.

En la parada 17 sobre la rambla Claudio Williman se proyectan otras tres torres de apartamentos impulsadas por el empresario argentino Sergio Grosskopf, mientras que en la parada 18 el estudio Weiss Mora Weiss promueve la construcción de otra torre de lujosos apartamentos.

Además, en el complejo Solanas se impulsan seis torres de cuatro pisos cada una y otras dos en predios ubicados en las paradas 2 y 3 de la avenida Roosevelt. También, hay presentado un proyecto para reconstruir un esqueleto en parada 16 de la misma avenida.

Por su parte, el hotel Las Dunas de Manantiales, en la actualidad abandonado, será demolido. En ese predio, se levantarán cuatro bloques de apartamentos en propiedad horizontal. La inversión será de unos US$ 40 millones y totalizará 15.610 metros cuadrados. Las obras se extenderán alrededor de dos años y medio. El hotel Las Dunas fue construido en la década de 1990 y fue rematado el año pasado.

En la zona de ruta 10 y 104 hay proyectadas tres torres de cinco pisos y habitaciones individuales por 18.456 metros cuadrados de construcción. Otra de las inversiones se ubica en Piriápolis, un edificio de cuatro pisos, que totaliza 2.432 metros cuadrados y es promovido por la firma Gasalla.

Publicado en Noticias

La rehabilitación de 890 kilómetros de carreteras y la incorporación de mejoras para reducir siniestros de tránsito en 260 kilómetros de rutas fueron acordadas por Uruguay y el Banco Mundial mediante la firma de un préstamo de 70 millones de dólares, adicional a otro ya otorgado. En esta ocasión, el programa financiero condiciona los desembolsos según las metas alcanzadas.

Tal como informa el Banco Mundial, y da cuenta la página www.presidencia-gub.uy, el acuerdo se trata de un financiamiento adicional del programa de rehabilitación y mantenimiento de rutas, caminos y puentes, que incorpora componentes de seguridad vial y mitigación del impacto de los efectos climáticos en la infraestructura del país.

Desde el año 2012 se rehabilitaron más de 500 kilómetros de carreteras mediante el programa, incluidos puentes y sistemas de drenaje. Esta iniciativa fue implementada por el Ministerio de Transporte y Obras Públicas y la Corporación Vial del Uruguay (CVU), con el apoyo de diversos organismos internacionales de desarrollo.

Con el financiamiento adicional, el Banco Mundial continuará apoyando a Uruguay para rehabilitar 890 kilómetros de carreteras nacionales, incorporar mejores normas de seguridad vial que permitan modernizar 260 kilómetros de carreteras, así como proveer mantenimiento anual a 3.000 kilómetros de la red vial nacional.

 

Planificación

Además, se fortalecerán los sistemas de planificación, de control de calidad de las obras, los sistemas fiduciarios, los procedimientos de salvaguardas y la resiliencia climática de la infraestructura vial.

“Carreteras en buen estado, más seguras y más resistentes a los impactos climáticos, son críticas para la competitividad de la economía uruguaya, sus exportaciones, la integración del país dentro de las cadenas de valor internacionales y, por consiguiente, para la creación de empleos sostenibles para los uruguayos”, expresó Jesko Hentschel, director del Banco Mundial para Argentina, Paraguay y Uruguay.

Uruguay se convirtió en 2012 en el primer país de América Latina en hacer uso de la modalidad de financiamiento PFOR(Programa de Financiación por Resultados, por su sigla en inglés), cuya característica principal es vincular los desembolsos de fondos directamente con la obtención de resultados definidos; de esta forma, el dinero se entregará cuando se hayan logrado y verificado los resultados. Otra característica de esta herramienta es que apoya el fortalecimiento institucional de las agencias ejecutoras, en favor de la eficiencia de sus procesos y sistemas de producción.

El préstamo de 70 millones de dólares es de margen variable, y el plazo de pago es de 17,5 años, con un período de gracia de cinco años, según informaron fuentes del Banco Mundial.

Publicado en Noticias

El presidente de la Administración Nacional de Puertos, Alberto Díaz, estimó que entre este mes y junio se iniciará la pavimentación de un área de 8.000 metros cuadrados del puerto de Nueva Palmira.

La obra “permitirá a los operadores logísticos ofrecer un almacenaje transitorio en el lugar”, y así “resolver dificultades que tuvimos con anterioridad en cuanto a requerimientos que no pudimos atender por falta de espacio”, dijo.

Toda la superficie terrestre del puerto de Nueva Palmira quedará pavimentada tras las obras que atenderán 8.000 metros cuadrados, según el plan que las autoridades de la Administración Nacional de Puertos (ANP) estudiaron en el período anterior y ejecutarán en el presente, tal como explicó el titular del organismo, Alberto Díaz.

El jerarca recorrió el área durante la mañana del jueves 30 de marzo, junto con los integrantes del directorio de la ANP, el ministro de Transporte y Obras Públicas (MTOP), Víctor Rossi, y el jefe de Departamento del puerto de Nueva Palmira, Daniel Etchenique. También participó de la jornada un representante de la empresa adjudicataria, Perforaciones del Litoral Limitada.

“La explanada se destinará al depósito de mercaderías y resolverá dificultades que tuvimos con anterioridad en cuanto a requerimientos que no pudimos atender por falta de espacio respecto a la carga de carbón, clínker (elemento clave para la fabricación de cemento portland) y automóviles”, adelantó el entrevistado.

El espacio pavimentado “permitirá a los operadores logísticos ofrecer un almacenaje transitorio en el lugar”, agregó, en diálogo con la Secretaría de Comunicación Institucional. Díaz señaló que la obra comenzaría entre los meses de mayo y junio una vez que el organismo y la empresa suscriban el contrato respectivo.

 

Incremento de la actividad

El propio ministro de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi, se refirió, durante el Consejo de Ministros el pasado lunes 3 de abril, a las nuevas obras en el puerto de Nueva Palmira, con una inversión de 150 millones de dólares.

“Las obras inauguradas el jueves 30  de marzo en el puerto de Nueva Palmira hacen que se dupliquen las áreas de depósitos y establece depósitos especiales, que posibilitan compartimentar, trabajar y diversificar la actividad con granos, minerales y otros productos”, subrayó Rossi, ministro de Transporte y Obras Públicas. Dicha inversión de la Corporación Navíos amplió sus instalaciones con la incorporación de una nueva terminal en la zona franca de esa terminal fluvial.

Las obras, que demandaron el trabajo de unos 600 operarios de la construcción por 15 meses y multiplica la cantidad de trabajadores efectivos en la planta y de camiones, también incluye una nueva cinta transportadora, establece otro muelle para buques oceánicos y otro para barcazas, todo lo cual hace más que duplicar la capacidad portuaria y trabajar con cargas de mayor volumen.

“Consideramos que esto es muy importante, sobre todo en estos tiempos cuando escuchamos comentarios que dudan respecto de si se puede dinamizar e incrementar la actividad del puerto de Nueva Palmira, que disputa en volumen de carga con el de Montevideo”, subrayó el jerarca.

Publicado en Noticias

El sector chileno de la construcción anunció que podría hablarse de un cambio definitivo en el positivo escenario que el sector experimentó durante 2015. Esto, porque según el Índice Mensual de Actividad de la Construcción (Imacon), durante febrero se produjo una caída anual de 4,7%, según publicó el Diario Financiero en su sitio web.

El artículo recoge estimaciones de varios protagonistas de la industria de la construcción de Chile, como el presidente de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), Sergio Torretti, quien  señaló que “la actividad sectorial suma así seis meses seguidos con variaciones negativas, lo que reafirma que la construcción replica amplificadamente el comportamiento de los ciclos económicos. Es decir, si la economía en general va a la baja, nuestra industria se contrae aún más, tal como está ocurriendo en la actualidad”.

Por su parte, el gerente de Estudios del gremio, Javier Hurtado, agregó que  “es probable que en esta oportunidad estemos, además, ante la presencia de un cambio más bien estructural en cuanto al nivel de dinamismo del sector, que tendería a tasas de crecimiento más moderadas producto de la normalización del ciclo de inversiones mineras y el menor precio del cobre”.

La contratación de mano de obra también registró, en febrero, una caída anual de 2,6%, cifra que según la CChC refleja la menor actividad sectorial y un empeoramiento de la calidad del trabajo. Es así que durante ese mes el empleo dependiente retrocedió 9,5% en doce meses, mientras que los ocupados por cuenta propia se incrementaron 15,5% anual.

El índice de ventas de proveedores retrocedió en febrero 10,5% anual , acentuando la tendencia a la baja del comportamiento interanual que ha exhibido en los últimos siete meses. Por su parte, el índice de despachos de materiales que aproxima la demanda de materiales de obra gruesa,  experimentó una caída de 9,1% anual, consistente con una menor provisión de hormigón y cemento y fierro respecto de 2016.

La actividad de contratistas generales retrocedió 2,5% anual en febrero, lo que se condice con un estancamiento de la actividad de obras civiles y montaje, ítem preponderante en la composición de este indicador. A lo anterior se suma la contracción en la actividad de movimiento de tierras, que se mantiene en niveles bajos, lo que anticipa un moderado desempeño del indicador general en el futuro próximo.

La aprobación de permisos para la edificación continuó retrocediendo tanto en términos anuales como mes a mes. Según cifras preliminares, la superficie aprobada para edificación cayó 13,4% anual, luego de que el mes anterior anotara una contracción anual de 24,5%.

 

Brasil a la baja

Por su parte, el sector de la construcción en Brasil operó en el último trimestre de este año en su menor nivel desde que comenzara a pesquisarse esa actividad en 2012, reveló la Confederación Nacional de la Industria (CNI).

La débil actividad y la alta capacidad ociosa mantienen baja la intención de los empresarios de invertir en este ramo, señaló el informe de la CNI, según el cual las perspectivas para los próximos meses todavía son negativas.

El reporte de la confederación, citado por la Agencia Brasil, precisa que aún cuando en febrero el nivel de actividad en la construcción creció uno por ciento respecto al mes precedente para llegar a 40,3 y el indicador del número de empleados subió 0,5 por ciento, son cifras que permanecen muy por debajo de lo usual para este periodo.

En ese sentido precisa que la utilización de la capacidad de operación alcanzó su punto más bajo de la serie histórica al colocarse en el 53 por ciento. Ese índice se encuentra dos puntos porcentuales por debajo de enero y 10 respecto a la media histórica para el mes de febrero.

La encuesta de la CNI mostró asimismo que los indicadores de expectativa cayeron 1,2 puntos en marzo después de registrar dos altas consecutivas en los meses anteriores. Mientras, la posibilidad de acometer nuevos empredimientos decreció 0,5 y el índice de empleo bajó de 47,1 en febrero a 46,1 en el tercer es del año.

El sector de la construcción es señalado  por medios de prensa como el más afectado por la operación anticorrupción Lava Jato, que en tres años de existencia causó impactos desastrosos sobre una economía ya debilitada. De acuerdo con el diario Valor Económico, la compañía Andrade Gutierrez, una de las más investigadas por los fiscales de Lava Jato, redujo su número de empleados de 252.900 en 2013 a 144. 900 en la actualidad, mientras Engevix fue proporcionalmente la más afectada y de tres mil 400 trabajadores quedó en 469.

En el conglomerado brasileño Odebrecht, dedicado a negocios en los campos de la ingeniería y la construcción, fueron alrededor de 100 mil los funcionarios despedidos, en tanto Camargo Correa, Queiroz Galvao e UTC eliminaron, en conjunto, más de 300 mil puestos.

Publicado en Noticias
Página 6 de 9
Top