JoomlaLock.com All4Share.net

¿Para qué sirve y cómo se aplica el Big Data en el rubro inmobiliario? Bajo esta interrogante, el sitio InfoCasas (http://blog.infocasas.com.uy) publicó un artículo donde explica qué incidencia tiene el Big Data, o “datos inteligentes”, denominación dada por teóricos a nuestra época, conocida como la Era de la Información, donde la revolución digital ha multiplicado el flujo de datos, haciéndoles accesibles de forma instantánea.

De hecho, las grandes compañías apuestan al análisis de Big Data para mejorar sus ventas, con ejemplos más que evidentes en Netflix, Amazon o Facebook, pero los datos inteligentes han penetrado en rubros más tradicionales como el Real Estate, perfilándose como una herramienta sumamente valiosa para grandes y pequeños inversores.

 

Tecnología

El informe señala que la tecnología no solo ha transformado el mercado inmobiliario brindando herramientas para buscar y publicar propiedades de forma rápida y económica. Todas las búsquedas, interacciones y transacciones inmobiliarias que se dan en Internet dejan datos que se almacenan y que son un recurso cada vez más definitorio en la toma de decisiones. El Big Data hace que la industria del Real Estate sea más transparente.

“Esto es algo muy bienvenido en un área que tradicionalmente ha sido opaca en su información y donde muchas veces ha prevalecido la especulación financiera. Hoy, todos los actores involucrados –compradores, inquilinos, propietarios, inmobiliarias, agentes, inversores, arquitectos- pueden acceder a una gran cantidad de información rigurosa y en tiempo real, para tomar mejores decisiones, de forma más rápida, menos riesgosa y más efectiva”, señala el informe.

 

Beneficios

A continuación se enumeran algunos de los beneficios que tiene aplicar la Data al Real Estate. Uno de ellos es definir el precio justo, ya que la tasación es uno de los procesos que más ha sido transformado por el Big Data. Gracias a la analítica de datos, los propietarios pueden establecer un precio justo para su inmueble según los precios promedio en la zona, las características del inmueble, el año de construcción.

El Índice de Precios, por ejemplo, es una herramienta muy efectiva tanto para propietarios que desean evaluar el precio de su casa como para compradores que desean ver si una casa está a un precio razonable. El Índice compara su valor con el de propiedades similares en la misma zona, indicando si está acorde, por encima o por debajo de los promedios de ese barrio. Sin la Data, hacer esta comparación llevaría horas indagando los precios de todas las propiedades. El acceso a esta información puede evitar la compra sobrevaluada de un inmueble, un problema que hace algunas semanas generó polémica cuando la Intendencia compró un inmueble a un valor mucho mayor que el de mercado.

Otro de los beneficios es la proyección de emprendimientos inmobiliarios desde la mirada del usuario. En este sentido, los desarrolladores ya no impulsan proyectos basados en lo que les parece que puede ser rentable. “Hoy cuentan con datos precisos para detectar tendencias de mercado y necesidades de la demanda. Un desarrollador puede conocer exactamente cuáles son las mejores zonas para invertir, qué tipo de inmueble se demanda en esa área, si se buscan más alquileres o ventas, viviendas u oficinas, en qué grupo etario hay más demanda de ese tipo de inmueble”, afirma InfoCasas.

Y, como ejemplo, se esgrime que una constructora que está planeando una inversión en determinado barrio de Montevideo puede usar Big Data para saber exactamente qué tipo de inmuebles se demandan en esa zona, de cuántos dormitorios, con qué amenidades, cuántos garajes necesita, qué ventas se hicieron en los últimos dos años. “A partir de esta información se pueden optimizar costos de construcción, reducir tiempos de venta hasta un 30%, y  por lo tanto mejorar la rentabilidad total del negocio”, sostiene el informe.

De alguna manera el punto anterior está relacionado directamente con la rentabilidad, ya que el análisis de datos otorga un poder de previsión mucho más fuerte que hace una década. La capacidad de anticiparse a los cambios hace que los inversores puedan planificar sus inversiones en base a datos objetivos y no percepciones, minimizando los riesgos financieros y obteniendo mayor rentabilidad. No se precisa ser un gran inversor para aprovechar el poder de proyección del Big Data.

 

Calidad en el servicio

Otro de los hándicaps del Big Data para las inmobiliarias y agentes del sector es que se ha transformado en  un gran aliado para brindar un servicio de alta calidad a los clientes, tanto a inquilinos o compradores como propietarios, además de una atención personalizada. “Contar con información transparente incrementa la confianza entre agentes y clientes, asegurando que la decisión final sea la correcta. Hoy en el mundo algunas inmobiliarias están usando sistemas de CRM como HubSpot y Salesforce, que cada vez que llega una consulta de un lead rastrean la información de todas sus actividades y comportamientos en otros sitios para generar un perfil de ese usuario. Así la inmobiliaria puede saber la calidad y seriedad de la consulta (ya que el sistema incluso lo califica) y asignarle el vendedor más apropiado para su perfil”, indica el artículo.

Publicado en Noticias

El pasado jueves 24 de noviembre se realizó el Encuentro Nacional de Ordenamiento Territorial, denominado “¿Qué gestión territorial para qué ciudades?” con la participación de autoridades del MVOTMA y sus equipos, las delegaciones de las diecinueve intendencias y técnicos especializados.

El propósito del encuentro fue pensar cómo gestionar los territorios para desarrollar las ciudades de las próximas décadas, de forma que se capten las oportunidades que acompañen el desarrollo del país, se reviertan problemáticas ambientales y se generen mejores condiciones para la vida de sus comunidades.

 

Uruguay 2030

En la apertura, la titular del MVOTMA Eneida de León, hizo referencia a que “nosotros tenemos un ministerio complicado por las diversas y sensibles áreas que debemos atender, pero me estoy dando cuenta de que todos los temas son transversales. Debemos lograr un gobierno de cercanía entre el gobierno nacional, las intendencias y los municipios. Son políticas de muy largo plazo, debemos pensar el Uruguay del 2030, del 2050: pensar en vivienda, pero también pensar en la ciudad, en el cambio climático. Lo venimos haciendo, venimos mejorando, pero no es suficiente”, señaló la secretaria de Estado.

En este contexto, dijo que “el gran desafío es cómo trabajar en conjunto y cómo hacer para llegar más lejos en nuestros objetivos. Esto de `gobierno de cercanía´ parece un eslogan, pero es una política de Estado prioritaria para el país y el gobierno. Para ello queremos que haya más participación. Debemos hacer que la gente conozca y se involucre más en los temas del Ordenamiento Territorial (OT) porque influyen directamente en su calidad de vida”, concluyó De León.

Por su parte, el director nacional de Ordenamiento Territorial José Freitas, reconoció el ámbito de este encuentro como “un espacio idóneo para encontrarnos, intercambiar experiencias y avanzar innovando, en procura de hacer mejor las cosas. Si bien en general en Uruguay los acontecimientos no se sucede con el vértigo de otros países, en lo que va del siglo XXI se han producido cambios muy importantes: como el cambio en la matriz productiva y el cambio en la matriz energética que nos desafía a pensar y gestionar el territorio de otra manera. Doscientos años de ocupación del territorio comienzan a mostrar sus efectos en el ambiente y muy particularmente en la calidad el agua y estas circunstancias nos reclaman celeridad y efectividad en la respuestas”.

Freitas también hizo referencia a las problemáticas dadas a raíz de las formas de ocupación del territorio y destacó que “la expansión de la mancha metropolitana” muestra un crecimiento de las ciudades sobre sus bordes no consolidados.

 

Planificación

Al mismo tiempo, señaló la importancia de observar el cambio en la estructura de los hogares, que no necesariamente implican más población, y afirmó que cuando se habla y se piensa sobre la planificación y la gestión de las ciudades y el territorio es fundamental tener en cuenta estos “cruciales aspectos”.

“Claramente la gestión tiene nuevos desafíos, algunos de larga data como los antes mencionados y otros que derivan de estos, como las dinámicas reflejadas en las ciudades intermedias. En estos enclaves estamos reproduciendo algunos modelos patológicos de expansión con precarización o segmentación socioespacial y debemos poner el foco, especificó el jerarca que interpeló a pensar cómo amortiguar y redireccionar estas dinámicas”, afirmó el director nacional de Ordenamiento Territorial.

Al respecto, explicó que Uruguay cuenta hoy con más de sesenta instrumentos de ordenamiento territorial (IOT) que establecen un modelo territorial, pero que no se puede esperar a que surjan efecto, sino que es necesario preguntarse cómo gestionarlos. “Este encuentro nacional es justamente para eso, y para catalizar las inquietudes de los distintos equipos departamentales de Ordenamiento Territorial, en coordinación con actores claves como Dinavi, Dinagua, Dinama y la OSE, entre otros”, enfatizó Freitas.

Finalmente resumió su visión en tres enfoques claves: el acceso y permanencia al suelo y a los inmuebles urbanos, el abordaje definitivo de las demandas derivadas de la precariedad socioambiental y territorial; y el fortalecimiento de la iniciativa pública de forma de que aumente sus capacidades para construir ciudad en alianza con el sector privado, a partir de la coordinación y no supeditados a su lógica.

 

Intervención territorial

También se desarrolló un panel sobre Desarrollo Urbano en el que intervinieron la arquitecta Alicia Artigas, el ingeniero agrónomo Jorge Franco y el doctor Manuel Quíntela en el que hablaron desde su experticia sobre la temática.

El panel fue el disparador del trabajo en subgrupos desarrollado en modalidad taller. La propuesta consistió en la evaluación de casos hipotéticos de intervención en el territorio que implicaban su gestión. Para ello, se trabajó en base a la aplicación de diferentes herramientas de gestión propuestas en la Ley de Ordenamiento. Este taller también actuó como cierre de todo un proceso de capacitación sobre herramientas de gestión desarrollado durante 2016, promovido por la Dirección Nacional de Ordenamiento Territorial.

Publicado en Noticias
Página 2 de 2
Top