Eficiencia, confort y funcionalidad a partir de los sistemas de control de la iluminación led conectada. Cómo se integra a los electrodomésticos y a las instalaciones. La transformación de la gestión de la energía y la automatización en los edificios.

La digitalización de viviendas es mucho más que encender y apagar luces o levantar las cortinas apretando un botón. Hoy, la domótica (el conjunto de sistemas que permite automatizar una casa) se integra en la vida cotidiana y saca partido del hecho de que todos los objetos electrónicos están conectados. En esa red de interacción radica su potencial para gestionar el consumo de la energía y conseguir hogares y espacios de trabajo eficientes y multifuncionales.

 

Dispositivos múltiples

Hasta no hace mucho tiempo, las luces tan solo se podían encender y apagar subiendo un interruptor. A lo sumo se podían dimerizar. Con la masificación del led, las opciones se multiplicaron integrando el cambio de color, la programación y la eficiencia energética. La migración de tecnología, de electricidad a electrónica, implica una apertura a un universo de nuevas posibilidades a partir de la boca de iluminación tradicional. Además, la Internet de las Cosas relaciona luces, electrodomésticos y todo dispositivo conectado, aprovechando la capacidad de transferir datos a través de una red.

Es el caso de Philips Hue, un sistema de iluminación inteligente que se vale de la domótica para el control y automatización de las lámparas, gestionable mediante una aplicación que se descarga en el teléfono.

Como siempre, las luces se instalan sobre los portalámparas comunes pero se suma una interfase con el router wi-fi a través de un cable de red. Así, la familia Hue White, compuesta por lámparas Hue E27 y GU10, permite crear distintas ambientaciones para tareas cotidianas. Es posible programar horarios de encendido y apagado mediante rutinas predefinidas, y la regulación de la intensidad de las luces.

 

Sistema inteligente

Para controlar hasta diez luces de forma inalámbrica, sin un teléfono o tablet, se puede usar el interruptor inteligente Hue Dimmer Switch. El sistema habilita el encendido y apagado y la alternancia de cuatro escenas de luz presionando una tecla. El dispositivo se adhiere a la pared o se usa como control remoto.

Otro de los accesorios de este sistema de iluminación inteligente es el sensor de movimiento. El dispositivo detecta la luz diurna y se puede personalizar para regular su intensidad según la hora del día.

En la noche, al detectar movimiento, el sistema puede activar luces de baja intensidad, por ejemplo, en el dormitorio y el baño. El sensor funciona a batería y es inalámbrico, lo que permite instalarlo en cualquier sitio.

A las lámparas led de reemplazo directo se suman las tiras flexibles, a las cuales se les puede dar cualquier forma y se las puede fijar en cualquier superficie.  Las lámparas y tiras led se manejan desde una aplicación (que funciona desde dentro o fuera de la casa) diseñada para gestionar las luces por habitación, crear ambientaciones y programar hábitos personales. También sincronizar las luces con vídeos, música y juegos.

 Las cintas Hue, disponibles en luz blanca y de color, tienen un formato base de 2 metros. Para abarcar longitudes más grandes, se pueden extender hasta 10 metros mediante extensiones de un metro y conexiones de esquina.

La domótica también llegó a los electrodomésticos y a todo artefacto con conexión eléctrica. En IFA Berlín 2019, la feria de tecnología más importante de Europa, la firma LG mostró una casa inteligente donde el usuario podía interactuar con los electrodomésticos conectados al Wi-Fi, a través del celular mediante aplicaciones con reconocimiento de voz. “El usuario le habla directamente a la tecnología. Por ejemplo, consulta el clima a la TV, le pide a la aspiradora que se encienda o apague, o le indica a la puerta de la cava que se abra cuando tiene las manos ocupadas”, explican desde LG.

En tanto, en Alemania, LG también presentó una heladera con una pantalla táctil para mostrar mensajes, establecer fechas de vencimiento de alimentos y exhibir fotos. También se puede revisar el contenido de la heladera desde el supermercado gracias a la cámara panorámica.

 

Plataforma

Por su parte, la firma Schneider Electric presentó la solución Connected Room. Se trata de una plataforma abierta que consta de un control de habitación que permite gestionar fácilmente los sistemas HVAC (aire acondicionado), iluminación, persianas y cerraduras de puertas, desde un panel de control o un celular.

Este producto apunta a mejorar la eficiencia en el manejo de la energía en hotelería y edificios corporativos. Y ofrece la posibilidad de personalizar el confort.

Esta nueva solución se puede integrar fácilmente a la automatización general del edificio y sumar otros servicios basados en la conectividad de los objetos, como la detección y el diagnóstico automatizado de fallas de todo tipo de instalaciones.

Publicado en Noticias

La casa gira 360 grados sobre sí misma para buscar el sol o darle la espalda y elegir las mejores vistas según la hora del día. Tras tres años de trabajos e investigaciones, la empresa andaluza Sun House, cuyas oficinas están en Marbella, empieza a comercializar la primera vivienda giratoria inteligente de Europa, según informó El País de Madrid.

 

Sunhouse360º

Gracias a su sistema de giro, la casa Sunhouse360º consigue un ahorro energético de hasta el 70% en el consumo energético frente a una vivienda convencional y es capaz de disminuir las emisiones de dióxido de carbono hasta un 68%. Incluye dos captadores solares planos de alto rendimiento con los que se llega a reducir la factura eléctrica para agua caliente sanitaria hasta en un 80%. También ayudan los sistemas constructivos empleados, así como la concepción sostenible y bioclimática de su diseño.

En el mercado existen ya algunos proyectos similares, pero en este caso se combina diseño contemporáneo con los últimos avances disponibles. La tecnología responsable del sistema de rotación proviene del sector industrial y se ha adaptado para su uso en el hogar. La vivienda está dotada de un novedoso sistema de giro que le permite la rotación sobre su propio eje en cualquier sentido y sin límite de vueltas.

El mecanismo es propulsado por dos motores de bajo consumo que la hacen girar con un periodo máximo de 15 minutos por vuelta. El control domótico del sistema de giro es muy sencillo y permite orientar la vivienda de la manera más eficiente para aprovechar al máximo la energía solar.

Además del modo manual se han desarrollado tres modos de funcionamiento preestablecidos: la vivienda gira automáticamente adaptando su posición en cada momento permitiendo conseguir una mayor o menor captación solar; posibilidad de orientar una habitación concreta al paisaje elegido previamente; y una estancia concreta puede seguir la trayectoria solar permitiendo que reciba luz solar directa todo el día.

La vivienda, con estructura de madera y metálica, posee un área construida interior de 251 metros cuadrados y 237 metros de espacios exteriores cubiertos. Presenta cuatro configuraciones diferentes, el cliente puede elegir desde uno hasta tres dormitorios y su interior también se puede personalizar.

Publicado en Noticias

La percepción del espacio y la forma en que se percibe un edificio dentro de su entorno siempre son preocupaciones primordiales al diseñar un proyecto arquitectónico.

Para satisfacer estos intereses, un proyecto de intervención gráfica puede convertirse en un gran aliado para los arquitectos, convirtiendo el edificio en un punto de referencia que permite a los transeúntes interpretarlo con mayor claridad.

En esta ocasión, se seleccionaron tres ejemplos de proyectos que recibieron intervenciones gráficas realizadas por el estudio brasileño Nitsche Arquitectos, con el fin de explorar cómo el uso de colores y diferentes gráficas pueden potenciar aún más el lenguaje arquitectónico.

 

Edificio João Moura. La propiedad está ubicada en la calle João Moura, en lo profundo del valle que pasa a través de la avenida Sumaré. La calle João Moura es un enlace importante entre los barrios Vila Madalena y Pinheiros.

El edificio cuenta con una presencia destacada. Por esta razón, tratamos de prestar especial atención a la fachada norte y percibirla como un panel grande, compuesto por aberturas y pantallas coloridas'.

 

Empena Viva. Particularmente en Minhocão -la famosa carretera elevada de São Paulo-, las fachadas en blanco forman un conjunto impresionante de "lienzos vacíos", como si la carretera fuera una gran galería suspendida a escala metropolitana.

El proyecto, encomendado especialmente para el evento Virada Cultural 2015, impulsó esta posibilidad a través de la pintura de la fachada en blanco de 10 pisos y 10 metros de ancho del Edificio Paulo Theodoro.

 

Deconstrucción civil. Se trata de un edificio de viviendas para estudiantes, en el que las fachadas se distinguen por un ritmo organizado y repetitivo de balcones, una característica cada vez más común en los nuevos desarrollos del mercado inmobiliario. La intervención aprovecha este ritmo, dando al edificio una simple pintura en blanco y negro. Al principio, el diseño refuerza esta disposición construida, resaltando las líneas horizontales.

Sin embargo, a medida que la pintura se extiende sobre las fachadas, la estabilidad de esta disposición se transforma radicalmente.

Los trazos en varias orientaciones dan la impresión de una superficie arrugada, rota y deconstruida. Irónicamente, la pintura niega sus propios antecedentes y subvierte la arquitectura del edificio.

Publicado en Noticias

Traslúcida, maleable, suave y colorida, la resina está cada vez más presente en los muebles elegidos para la ambientación de espacios interiores.

De hecho se la ve en innumerables objetos, desde lámparas y mesas de comedor hasta accesorios como floreros o bandejas. Además, su proceso de elaboración artesanal hace que cada pieza sea única.

Habitualmente, se la combina con hierro, madera natural y mármol, ya que se trata de un material muy versátil, que nos permite jugar con una amplia paleta de colores y funciona muy bien tanto en espacios contemporáneos como clásicos.

En la tendencia de crear ambientes con diseños simples, la resina suma texturas que redundan en calidez y agregan personalidad a la casa. La resina epoxi es una resina sintética de alta calidad, que se desarrolló originalmente para la industria aeroespacial. Además es un material atemporal, en un ambiente de la casa aporta un valor agregado y sus colores aseguran frescura.

Otra se sus virtudes es que con sus características mecánicas únicas y fantásticas propiedades ópticas, se convierte en un elemento elegante y cautivador cuando se utiliza en muebles de lujo modernos. Por cierto, gracias a su espectacular transparencia se puede combinar con otros materiales, realzando las cualidades visuales como el color, las vetas y las texturas.

La técnica más utilizada con este material es "por coladas", que consiste en volcar en repetidas oportunidades cantidades de resina en un molde, hasta lograr lo que se conoce como encapsulado.

Otra técnica que se suma a la colada es la de "topping" o capa, que genera una película protectora de la madera, posibilitando que se pigmente sin teñirla.

La resina también se puede combinar con piedra pulverizada y pigmentos en el caso que se desee realizar bordes de resina ultra resistentes.

Otro tipo de uso es el mixturado de resina transparente con glitter, para generar planos muebles, figuras paneles y carteles.

Una de las ventajas de la resina es su mantenimiento, ya que no requiere cuidados especiales, sólo se limpia con un trapo semihúmedo. Si el mueble combina madera y resina se le puede pasar un protector con partículas siliconadas.

Publicado en Noticias

El diseño actual de las viviendas se caracteriza por ser funcional, contemporáneo e innovador. Esas son las claves que destacan en las nuevas viviendas, aunque el diseño es algo más que la estética de la casa. Hay otros atributos como la sostenibilidad, la luminosidad o el confort acústico que conforman el diseño. A pesar de que a primera vista puede parecer que las promociones son semejantes, las promotoras insisten en que sus edificios residenciales tienen rasgos que los diferencian de la competencia, porque la imagen del edificio es también la identidad de la compañía, es un valor estratégico. Es por eso que el diseño está enfocado a nivel estratégico a crear una identidad para que se reconozca los productos creado por cada empresa..

 

Viviendas flexibles y personalizadas. El cliente se ha convertido en el único protagonista a la hora de diseñar las viviendas modernas. La máxima de que el cliente es el eje sobre el que se articula el diseño significa que ahora las casas se adaptan a los clientes y no a la inversa, es decir, se construye con el objetivo de satisfacer sus demandas y necesidades. De hecho, la tendencia actual es ofrecer una máxima flexibilidad en la distribución de los espacios y la posibilidad de personalización de los ambientes. Gracias a la innovación es posible crear un producto personalizado para cada tipo de familia.

La distribución interior es el primer elemento de diseño que define el estilo de vida del cliente. En la actualidad, la tendencia es crear espacios amplios que faciliten la relación entre los miembros de la familia. Hoy, las cocinas integradas en el salón son un claro reflejo de los cambios del estilo de vida y el cliente percibe y valora esa diferenciación, ya que otorga mucha importancia al diseño tanto interior como exterior de su vivienda.

 

Grandes ventanales: luminosidad y ventilación natural. La luminosidad es un atributo diferenciador de las viviendas modernas. La apertura de grandes ventanales es una tendencia que permite satisfacer las exigencias del cliente que demanda viviendas luminosas, que faciliten además una ventilación natural cruzada gracias a las dobles orientaciones.

 

Viviendas sostenibles y energéticamente eficientes. Una tendencia clara de las nuevas viviendas es la sostenibilidad, que destaca como uno de los atributos principales del diseño actual. Para ello se tiene en cuenta el respeto por el medio ambiente no solo en que la construcción de la vivienda impacte lo menos posible, sino que también permita al usuario ahorrar energía. La construcción de viviendas sostenibles no es solo una exigencia del cliente, viene impuesta además por la normativa. En poco tiempo, la eficiencia energética dejará de ser un elemento diferenciador de las viviendas porque las altas exigencias serán de obligado cumplimiento en todas las promociones.

Una gran parte de las nuevas viviendas cuentan con sellos de sostenibilidad que garantizan, entre otras cuestiones, que en su construcción se han utilizado materiales con un bajo impacto medioambiental que, además, facilitan un ahorro energético lo que supone un ahorro económico a los clientes en las facturas de los suministros.

 

Viviendas con la máxima calificación energéticas.  Las exigencias fijadas por los diferentes  Códigos Técnicos de Edificación de cada país, han fomentado la construcción de viviendas con la máxima calificación energética A, que utilizan fuentes de energía renovable para su funcionamiento. Entre las energías utilizadas en estas viviendas se  destacan el uso de la energía geotérmica porque es renovable y limpia, con rendimientos muy elevados al trabajar contra el subsuelo que permite además liberar espacio de la vivienda, al eliminarse los equipos de producción individuales. La eficiencia energética se completa con la instalación de sistemas de ventilación de doble flujo, con recuperación de calor que permite ventilar la vivienda de forma controlada sin necesidad de abrir las ventanas.

 

Materiales innovadores y construcción industrializada. El diseño actual tiende al uso de materiales más innovadores, elementos industrializados y piezas de gran formato como consecuencia de la modernización que se está produciendo en el sector. La construcción tradicional sobre el terreno comienza a ser sustituida por la industrializada más sostenible, donde se optimiza más la calidad y los plazos de ejecución de la obra.

 

Las fachadas blancas sustituyen a los ladrillos rojos. Desde el punto de vista puramente estético, una de las características más determinantes del diseño contemporáneo es la presencia abrumadora de fachadas blancas. Frente a la imagen del ‘boom’ inmobiliario asociada con los edificios de ladrillo rojo, las nuevas construcciones quieren diferenciarse apostando por las fachadas blancas. Como ruptura y para dar una imagen más renovada, fresca y atractiva ahora la tendencia es hacer edificios más claros por eso el color que predomina en las fachadas es el blanco. La tendencia ahora es sustituir el ladrillo como principal material de construcción por otros sistemas de fachada, más eficientes y más sostenibles. Los promotores han visto necesario un cambio en la forma en la que se concebían los proyectos; pero también ha sido impulsado por los clientes, que son más exigentes y muestran cada vez más interés por el diseño y la arquitectura.

 

La tecnología es una prioridad. Además de sostenible, la vivienda nueva tiene que ser tecnológica, con la incorporación de sistemas domóticos que empiezan a ser habituales para la apertura y cierre de ventanas, control de la luz interior o de los sistemas de calefacción y aire acondicionado. Cada vez se incorpora más tecnología en la vivienda y se van configurando lo que es la smart house, donde la vivienda se entiende como una plataforma donde se van a ir incorporando diferentes tecnologías que se podrán controlar desde el celular.

 

El diseño es el valor diferenciador de las viviendas. El valor principal que marca la decisión de compra de una casa es siempre la localización. Una vez decidida la zona, entra en juego el segundo valor, el precio. Por eso, los especialistas señalan que “localización y precio son dos decisiones racionales, dónde quiero vivir y qué puedo pagar para comprar allí mi vivienda, mientras que el diseño es el valor diferencial de las promociones”.

El diseño es un intangible difícil de medir pero forma parte esencial del valor de la vivienda. Y un buen diseño siempre es un valor diferenciador añadido a la promoción y, por tanto, siempre será una importante herramienta de ventas.

 

El diseño no es solo para las viviendas de lujo. En contra de la idea generalizada que tiende a asociar el diseño con las viviendas de lujo, desde las promotoras reconocen que no existe esta diferenciación en los distintos segmentos de vivienda. Cuando se trata de viviendas más premium destacan por zonas comunes más amplias, por viviendas más grandes o por una zona más valorada, pero el diseño no tiene por qué verse afectado.

No obstante, en las viviendas de lujo, contar con un alto presupuesto permite una mayor libertad creativa y plantear espacios, volúmenes y materiales que, de otra forma, no se podría asumir. De todas formas, los promotores concluyen que el buen diseño no tiene por qué ser caro.

Publicado en Noticias
Página 1 de 4
Top